22 febrero, 2017

15 Errores Habituales al Aplicar la Sombra de Ojos

¿Te maquillas habitualmente los ojos? Si la respuesta es sí, sabrás que para maquillarse los ojos hay tres productos básicos: la máscara de pestaña, los delineadores y las sombras. Y no sólo es importante tenerlos en el neceser, también lo es aplicarlos correctamente.


En este post quiero compartir contigo algunos de los errores más frecuentes al aplicarse la sombra de ojos y que tienen fácil solución.


Si quieres conocer estos errores, sigue leyendo...


15 errores habituales al aplicar la sombra de ojos


1.- Comprar sombras de marcas desconocidas o que provengan de países que no cumplan con unas mínimas medidas de seguridad en cuanto a composición y fabricación. En el mercado tienes cada vez más marcas low cost de confianza, así que no te hace falta recurrir a productos sospechosos si tu presupuesto es ajustado.


2.- No elegir las sombras adecuadas. Es importante escoger estos cosméticos teniendo en cuenta el tipo de piel, la época del año y la hora y el lugar en que se van a lucir. Por ejemplo, si se tiene la piel grasa, las sombras de ojos en crema no son las más apropiadas. O unas sombras demasiado oscuras no serán las más adecuadas para llevarlas por la mañana y en el exterior.


3.- No hacerte con las herramientas apropiadas para aplicar las sombras. Y no, los aplicadores que vienen con las sombras no te van a servir para ello. Las esponjitas no son apropiadas para las sombras de ojos, lo mejor son los pinceles y brochas específicos para maquillar los ojos.


A la hora de aplicar sombras, evita el aplicador de los estuches


4.- No respetar la caducidad del producto. Una sombra en mal estado puede provocarte problemas en la delicada piel de los párpados... ¡y en los ojos! Cuidado con esto. Si tienes dudas acerca de su estado, comprueba su aspecto, su olor y su capacidad de fijación. Y si hace tanto tiempo que la tienes en tu neceser que ni te acuerdas de cuándo la compraste, deshazte de ella.


5.- Compartir las sombras de ojos. Es un gran error, porque no sabes si la otra persona tiene algún problema dermatológico u oftálmico que pueda contaminarlas, incluso ella puede desconocerlo también y actuar de buena fe. Es mejor prevenir que lamentar.


6.- No limpiar las sombras y sus envases de forma periódica. Si la sombra está manchada, puedes utilizar una cuchilla esterilizada para rascar ligeramente su superficie o incluso un pedazo de cinta adhesiva que retire la primera capa del producto. Lo mismo sucede con el estuche, tanto el interior como el exterior, imagina la cantidad de lugares en los que ha estado apoyado: el baño de tu trabajo, en el del gym, en el del último restaurante en que cenaste... no te digo más.


7.- No cuidar tus cejas. Por muy bien que te maquilles, unas cejas descontroladas y con pelitos apareciendo en los lugares más inoportunos arruinarán totalmente el acabado. Es importante depilarlas y mantenerlas con cierta frecuencia. Son el marco de tus ojos, no te olvides de ellas.


8.- No aplicarte una prebase o primer específico para ojos. Este producto prepara la piel para recibir la sombra, proporcionándole adherencia y duración, además de que los pigmentos quedan más intensos y bonitos. Por cierto, la base de maquillaje que utilices para el rostro no te servirá como primer, porque su formulación no es apropiada para ello; además, si la base es demasiado grasa, lo único que conseguirás es aportarle peso a tus párpados y reducir la duración de la sombra.


9.- Si te vas a aplicar sombra en crema o líquida, siempre puedes utilizar unos polvos translúcidos para fijarla y aumentar su duración.


10.- Hay quien te dirá que maquilles primero los ojos y luego te apliques los correctores y la base. Mi consejo es el contrario, porque la base y el corrector puede manchar y echar a perder las sombras y los delineadores. 


Además, si tienes los ojos ya maquillados, lo más probable es que te excedas con ambos, con los ojos y posteriormente con la base. La piel del rostro es el lienzo y lo que te dará la referencia de cuánto maquillar después, si lo haces al contrario, lo más probable es que termines pintada como una puerta. Lo ideal es que tengas cuidado para que no se te manche la parte inferior de los ojos con las sombras que puedan caer al maquillar el párpado superior. 


Si te resulta difícil mantener intacta la base, puedes ponerte una cierta cantidad de polvos sueltos sobre el párpado inferior; una vez maquillados los ojos, sólo tendrás que retirar el polvo con una brocha de abanico. Así te llevarás la sombra que haya podido caer y que no se habrá adherido a tu piel gracias a los polvos. También puedes retirar directamente el polvillo de las sombras con la brocha, terminando con un toque extra de corrector y base para borrar cualquier resto que haya podido quedar.


11.- Otro gran error es utilizar demasiado producto. Es mejor que tengas que aplicarte una capa extra de sombra a que te excedas, porque tus ojos parecerán artificiales y cansados. Retira siempre el exceso de sombra de tus brochas antes de aplicarla, así te asegurarás de que la cantidad es la apropiada y evitarás que caigan restos sobre el párpado inferior. Pero, ojo, no lo hagas nunca soplando sobre la brocha. Pueden caer gotitas de saliva sobre los pelitos y contaminarla con gérmenes que luego irán a tus ojos. Mejor elimina el exceso sobre el dorso de la mano o sobre un pañuelo de papel (ambos limpios, por supuesto).


12.- No difuminar las sombras. Es un error imperdonable, que te dará un aspecto desaliñado y barato. Las brochas adecuadas te ayudarán a conseguirlo.


Maquillaje de ojos


13.- Utilizar sombras nacaradas o con mucho brillo es un tremendo error. No son nada favorecedoras, porque revelan todos los defectos de los párpados y dan un aspecto cansado y envejecido. Este tipo de sombras son nefastas si tienes más de 30 años o a cualquier edad si tienes muchas arruguitas de expresión alrededor de los ojos. Si quieres un toque brillante, puedes utilizar el truco de poner un poco de sombra con algo de glitter en la esquina exterior del ojo, difuminando bien; queda perfecto en ahumados en negros y grises para maquillajes de fiesta. O puedes poner un punto nacarado en el centro del párpado móvil para aportarle un punto de luz.


14.- El monocolor es un error cuando se utilizan sombras muy oscuras o coloridas y en mucha cantidad. Y si se hace en todo el párpado superior, el efecto es ya nefasto. Empequeñecen y entristecen la mirada, además de ser una opción poco elegante.


15.- Llevar las sombras, sobre todo las oscuras, hasta el límite de las cejas. Achica el ojo y es muy artificial.


¿Tienes algún otro error a la hora de aplicar la sombra de ojos que quieras compartir? Me encantaría saberlo y añadirlo a este post.




Post relacionados:

Créetelo, los Cosméticos También Caducan 
Deja Como Nuevos Tus Coloretes, Sombras y Polvos Compactos
Limpieza de Tus Brochas de Maquillaje


La primera vez que apareció el post 15 Errores Habituales al Aplicar la Sombra de Ojos fue en el blog de La Meiga y Su Caldero. 


Licencia de Creative Commons
15 Errores habituales al aplicar la sombra de ojos by La meiga y su caldero - Arancha Moreno is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional License.

15 febrero, 2017

Proteoglicanos: Efecto Buena Cara Asegurado

Reconozco que me gusta maquillarme, aunque también es cierto que me gusta más aún tener buena cara y no tener que hacerlo por obligación, sino por afición.


Y mira que es difícil conseguir esa buena cara de forma natural. Sus enemigos implacables: la falta de sueño, el estrés, la contaminación, la mala alimentación, la fecha del carnet de identidad...


Para luchar contra esos enemigos las herramientas son claras: dormir lo suficiente, relajarse, evitar los productos nocivos para la salud, beber agua, alimentarse bien y utilizar productos adecuados para cuidar la piel.


Pues bien, dentro de estos productos para el cuidado de la piel hay un arma secreta: los proteoglicanos. Sí, sí, el nombrecito se las trae, pero sus efectos son de lo más interesante.


Si quieres saber más acerca de esta arma secreta para conseguir una piel saludable y luminosa, sigue leyendo...


Proteoglicanos: efecto buena cara asegurado


Qué son los proteoglicanos


Son macromoléculas estructurales que se encuentran en el núcleo y las membranas de la célula, que aceleran su metabolismo, incrementando visiblemente su recuperación y regeneración.


Los proteoglicanos están presentes de forma natural en el organismo, por lo que son perfectamente aceptados por la piel al aplicarlos sobre ella. Y, aunque se utilicen de forma tópica, son capaces de actuar en las capas más profundas de la piel.


Su funcion biológica es la de hidratar, tensar y mantener en buenas condiciones la estructura de la piel.


Y, por cierto, protegolicanos los hay de diferentes tipos, según sea su molécula y de los glicosaminoglicanos (vaya palabrita) que tenga asociados. Y algunos de esos glicosaminoglicanos ya los conoces: ácido hialurónico (el único de ellos que no tiene sulfatos), heparina, condroitin sulfato, keratan sulfato...


Efectos a corto plazo


Hidratación instantánea, luminosidad, unificación del tono de la piel, tonicidad, reducción de la inflamación, suavidad, activación de la producción de colágeno, proliferación celular y recuperación inmediata de los efectos de la exposición al sol.


Efectos a largo plazo


Prevención de la sequedad, mejora de las pequeñas arrugas y de las líneas de expresión, firmeza, reducción de los signos del envejecimiento prematuro y cicatrización de la piel. 


A quién no le gusta el efecto buena cara
¿A quién no le gusta el efecto buena cara?


Sólos o en compañía de otros


Los proteoglicanos se suelen presentar asociados a otros componentes para potenciar el efecto de ambos. Los encontrarás con vitaminas A, C, E o F, para añadir un efecto antioxidante o un plus de hidratación, luminosidad y antiarrugas a la piel según el caso. También los encontrarás con ácido glicólico, soja o calcio en su formulación.


Para quién


Son aptos para todo tipo de piel, aunque las que más se beneficiarán de sus efectos son las secas y envejecidas.


Los encontrarás más genéricos, aunque hay marcas que los presentan para distintos tipos de piel y necesidades.


Efectos secundarios


Si tienen incorporada vitamina C, puedes notar cierta irritación y enrojecimiento tras la aplicación, pero desaparece pasados unos minutos.


Si tienes sensibilidad o alergia a algunos de los componentes puedes experimentar picor, ardor o erupciones, aunque es algo muy raro.


En caso de que tengas algún problema dermatológico previo, deberías consultar con tu dermatólogo antes de usarlos. Y en caso de tener heridas o quemaduras en la piel, espera a que estén curadas para utilizarlos.


Cómo aplicarlos


Siempre sobre la piel limpia y seca, con movimientos circulares que permitan su absorción. Es importante no olvidarse del cuello y el escote.


Aplícate el producto con un suave masaje sobre el rostro


Muchos de ellos también se pueden utilizar en el contorno de ojos. Ante la duda lee el prospecto o consulta con el dermatólogo o el farmacéutico. 


Normalmente se aplican por la mañana, aunque según su formulación también se podrían aplicar por la noche. Si los vas a utilizar durante el día y están combinados con vitamina C, es conveniente que tengan factor de protección o que te lo apliques al final de todo tu ritual de belleza.


Puedes utilizarlos como efecto flash o como tratamiento continuado. Si quieres un tratamiento de choque, puedes alargarlo entre 15 y 20 días. En caso de que tengas la piel muy estropeada, puedes repetir el tratamiento de choque varias veces, dejando de usarlo un tiempo.


Tras aplicarlos, puedes utilizar tu crema de día habitual, eso sí, deja un espacio de unos 5 minutos para que actúen lo proteoglicanos y no los arrastres con el siguiente producto.


Más consejos


Los proteoglicanos con vitamina C deberías usarlos en un plazo máximo de 24 horas. Aunque suelen venir presentados en ampollas topacio, se oxidan fácilmente.


Las ampollas llevan una especie de capuchones de plástico para que dosifiques el producto una vez que las abras. Ten cuidado al romper la ampolleta, porque puedes cortarte, utiliza el propio capuchón o un trozo de papel para proteger tus dedos. Y procura no ajustar el capuchón de la ampolla demasiado, porque puede romperse. Si tienen tapón protector, utilízalo para proteger mejor el producto.


Si los vas a utilizar como tratamiento de choque, no te olvides de hacerte una exfoliación antes de comenzar el ciclo y repetirla al menos una vez más en esos 15-20 días. 


Proteoglicanos SPF de Martiderm
Proteoglicanos SPF de Martiderm


En la farmacia encontrarás una oferta bastante interesante de proteoglicanos, aunque mis preferidos son sin duda los de Martiderm, aunque también tengo buenas referencias de Endocare y  Be+.




Post relacionados:

Uno de Mis Trucos Favoritos: Ampollas de Colágeno
La Vitamina C y sus Beneficios para la Piel  


La primera vez que apareció el post Proteoglicanos: Efecto Buena Cara Asegurado fue en el blog de La Meiga y Su Caldero.


Licencia de Creative Commons
Proteglicanos: efecto buena cara asegurado by La meiga y su caldero - Arancha Moreno is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional License.

08 febrero, 2017

Mis 20 Frases Favoritas de Carolina Herrera



Carolina Herrera es una de mis diseñadoras favoritas, no sólo por la belleza y elegancia de sus creaciones, también por el mensaje que transmite.  Y es que tanto con sus diseños como con sus palabras, va más allá de la estética, defendiendo a una mujer segura, poderosa e independiente, pero sin dejar de lado su femineidad.


Es una diseñadora atípica, puesto que lanzó su primera colección con 42 años y, desde el primero momento, se ganó el respeto y la admiración tanto del público como del mundo de la moda.  Este éxito probablemente se base no sólo en su talento, sino también en su tremenda personalidad. Todo un icono de la moda.


Aunque la mayoría no nos podemos permitir tener un modelo suyo en el armario, sí que podemos disfrutar de algunas de sus frases más célebres, que son verdaderas lecciones sobre la vida, la elegancia y la femineidad.


Espero que te gusten tanto como a mi…



Mis 20 frases favoritas de Carolina Herrera



1.- "La vida no es corta, más bien es muy larga por eso tienes que aprender a vivirla con algo de humor".



2.- “La profundidad de una persona no se mide por la huella que deja al pasar sino por la distancia que abarca su mirada”.



3.- “Si algo no te agrada, quítale el único poder que tiene; tu atención”.



4.- "Mi mejor venganza siempre ha sido sonreír como si nunca me hubieran lastimado".



5.- "Lo imposible no existe para una mujer, sólo le toma tiempo conseguirlo".



6.- "La mujer sólo tiene un defecto: no reconoce lo valiosa que es".



7.- “Cuando me miro al espejo ya no busco a la que fui en el pasado… sonrío a la que soy hoy…. me alegro del camino andado, y asumo mis contradicciones”.



Carolina Herrera
Autor: Christopher Peterson



8.- “La edad es solamente un estereotipo; no significa nada cuando realmente tienes pasión por algo”.



9.- “A veces las mujeres no se dan cuenta que la edad cambia el estilo, y aun así ellas no cambian”.



10.- “Dama es aquella que no le interesa tener muchos hombres a sus pies, sino uno a su altura”.



11.- “Nunca se olvida a un hombre que te hace reír”.



12.- “Mantente en forma; si te ves bien, te vas a sentir bien y segura”.



13.- “No me gustan las tendencias, porque hacen que todos se vean uniformados”.



Colección Carolina Herrera otoño-invierno 2014 NYFW
Autor: Christopher Macsurak



14.- "Lamentablemente hoy en día hay mucha confusión sobre lo que es sexy o es vulgar".



15.- "La elegancia y el estilo no tienen nada que ver con el dinero".



16.- “La elegancia no está definida únicamente por la ropa que usas. Está en cómo te mueves, cómo hablas, lo que lees”.



17.- "Cuando usas algo con lo que te sientes cómoda, te mueves mejor. Es por eso que el mejor accesorio que puedes tener es un espejo de cuerpo completo".



18.- “Siempre sabemos mejor que cualquiera lo que nos queda bien. Aun si te elogian, si estás pensando “odio lo que tengo puesto”, no está bien”.



19.- "Yo amo la femineidad sin estridencias, con un estilo elegante que se fija en los detalles importantes".



20.- "La educación es el principal vestido para la fiesta de la vida".




La primera vez que apareció el post Mis 20 Frases Favoritas de Carolina Herrera fue en el blog de La Meiga y Su Caldero. 


Licencia de Creative Commons
Mis 20 frases favoritas de Carolina Herrera by La meiga y su caldero - Arancha Moreno is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional License.

01 febrero, 2017

Deshazte de la Ropa que No Necesitas Sin Sentirte Culpable

¿Alguna vez te has dicho angustiada eso de "pero si es que no tengo nada que ponerme", mientras estás delante de un armario abarrotado? Es probable que sí. Y lo más interesante es que, aunque parezca una pataleta de niña mimada, es que realmente no tienes nada adecuado que ponerte, a pesar de tener cientos de prendas y zapatos a tu disposición. Ropa que no es de tu talla, zapatos que te aprietan, prendas rotas o gastadas, cosas que jamás te han gustado (ni te gustarán) y que apenas has estrenado... todo esto ocupa espacio en tus armarios y cómodas, a pesar de que te es completamente inútil.


Esta acumulación sin sentido tiene consecuencias negativas a todos los niveles: angustia, desorden, gasto inútil... incluso repercute en tu estilo a la hora de vestir, puesto que acabarás vistiendo siempre lo mismo o llevando prendas que no te gustan y no te sientan bien. 


Para hacerte con el control de tus armarios y de tu ropa, es imprescindible deshacerte de las cosas que no te sirven. Y eso es algo fácil de decir, pero muy difícil de hacer, puesto que la mayoría de nosotros tiene mucho apego a las cosas materiales. Justificar la permanencia de prendas inútiles es el primer paso para acumular sin ton ni son: es que una camiseta blanca siempre es necesaria (una sí, pero... ¿15 también son necesarias?), seguro que me servirá cuando me ponga a dieta (¿seguro que eso sucederá algún día, o al menos antes de que se pase de moda?), es que este vestido me lo regaló mi primer novio (¿tu primer novio? pero si vas por el segundo matrimonio), tengo que cambiarle la cremallera y me lo pongo... ¿Te suenan estas excusas?


En este post quiero darte algunos consejos para que te deshagas de la ropa y zapatos que no te sirven, con método y sin sentirte culpable.


Deshazte de la ropa que no necesitas sin sentirte culpable


Por el principio


Piensa que las cosas son eso, cosas. El sitio en tu casa debe ser para ti, no para ellas. Deshacerte de las que ya no te sirven no debe hacerte sentir mal, si no aliviarte. Si no te hacen feliz, no te emocionan y no te son realmente útiles, deben desaparecer de tu vida para hacer sitio para cosas nuevas que sí te llenen


No te dejes llevar por el consumismo irracional, porque es la mayor fuente de acumulación que existe. La tendencia de la confección y zapatería low cost ha acabado llenando nuestros armarios de decenas de prendas compradas por impulso. Y muchas de ellas apenas las estrenaremos, unas veces porque cuando llegamos a casa nos damos cuenta de que realmente no nos gustan ni nos sientan bien y otras porque son de tan mala calidad que apenas soportan en buenas condiciones un par de puestas y de lavados. Es más práctico (y económico) comprar unas pocas prendas básicas y de cierta calidad, y luego completarlas con algunas piezas de temporada algo más económicas. Algunas, no cientos. 


Acostúmbrate a devolver la ropa que hayas comprado por impulso y que, al llegar a casa, compruebas que ni te queda bien ni te gusta. Si no lo haces, habrás gastado dinero y ocupado espacio en tu armario sin sentido.


Utiliza la técnica de "uno entra, uno sale". Cuando compres algo nuevo, comprométete a descartar algo viejo.


Algunos motivos para adelgazar tu armario


Un exceso de ropa en el armario esconderá las prendas que sí puedes usar, puesto que no las verás entre tantas cosas acumuladas.


Ten presente que tener demasiada ropa acumulada es la forma más rápida de que se arrugue y se estropee, de forma que cuando vayas a ponértela tengas que plancharla de nuevo. Además, se deteriora mucho más rápido. Esto es también válido para zapatos y otros complementos.


La ropa amontonada es una fuente de suciedad, porque te costará más mantener la higiene tanto de tus prendas y complementos como del mueble en que las guardes. 


Restarás puntos a tu imagen personal, porque no encontrarás prendas que te sienten bien y que combinen entre sí. Por no hablar de que es fácil que acabes llevando ropa arrugada, enganchada o manchada.


Y ten en cuenta que tirar lo que no te sirve es de lo más terapéutico

 
Prendas: pocas y bien escogidas
En tu armario: calidad antes de cantidad


No todo es tirar...


Deshacerte de lo que ya no te sirve, no significa que tengas que tirarlo a la basura. Otras formas de vaciar tu armario son donar, regalar o reciclar. De hecho, cuando te pongas a revisar tu ropa, te aconsejo que hagas al menos tres montones, para irla clasificando. Uno para tirar, en el que deberías poner la ropa y complementos que estén muy deteriorados y que no puedan ser utilizados con dignidad por otras personas, y que tampoco puedas reciclar. Otro con prendas que sabes que les gustan o les pueden servir a familia y amigos. Y otro con aquello que quieras donar a organizaciones que hagan llegar esa ropa a personas sin recursos, en este caso es importante que esté limpia y en buen estado.


También puedes reciclar la ropa, arreglándola, decorándola o convirtiéndola en otros objetos distintos. Incluso puedes venderla de segunda mano, tanto on-line como off-line.


Una idea: si vas a regalar cosas a personas cercanas, puedes hacer una pequeña fiesta en la que intercambiéis prendas. Será una buena excusa para reuniros y pasar un buen rato. 


Separa la ropa que necesita arreglos y valora si te merece la pena hacerlos o es mejor tirarla. Te aconsejo que tengas siempre una buena modista a mano, que pueda arreglar o reciclar prendas.


Técnicas para adelgazar el armario


Si te es posible, haz la limpieza de tus armarios y cómodas en una sola sesión. Así tendrás la perspectiva completa de lo que tienes y de lo que debes tirar. Lo ideal es hacerlo cuando estés descansada y de buen humor, te resultará mucho más fácil. Y si puede ser con luz natural, mejor, porque verás mejor y tendrás más energía.


Procura sacar todas las prendas del armario en lugar de hacerlo por partes. Así sabrás realmente lo que tienes y te será más sencillo decidir qué guardar y qué desechar. Hazte a la idea de que, si lo haces bien, cuando termines te quedarás con un tercio de lo que tenías al principio.


Antes de desterrar una prenda de tu armario, prbatela y decide si merece seguir entre tus cosas o no.


Aprovecha el momento de organizar tu armario para comprobar lo que combina entre sí, así podrás sacarle más partido a tu ropa después.


Lo recomendable es que, si no has usado algo durante un año, te deshagas de ello. Eso de "lo guardo por si me hace falta" suele ser una excusa para acumular.


Otra forma de decidir de qué deshacerse es poner las cosas en bolsas y quitarlas de tu vista, si durante un período de tiempo no las echas de menos, es porque no las necesitas. 


Si te cuesta mucho tirar cosas, hazlo primero con prendas que no te importen demasiado, así irás comprobando que no ocurre nada por hacerlo y te animarás a seguir con el resto.


Armario


Puedes usar la técnica de muchas fashionistas: la de la percha. Consiste en cambiar de dirección el gancho de la percha cuando te pongas una prenda, así podrás comprobar de un solo vistazo qué prendas te has puesto en un determinado período de tiempo y las que no. Con esas, con las que no te has puesto, ya sabes... deshazte de ellas.


Tira lo que esté muy viejo o estropeado. Por mucho que te empeñes, no te servirá. Ni siquiera las camisetas viejas para dormir... porque acabarás acumulando decenas. Además... ¿tú no te mereces algo mejor?


Deshazte de todo lo que no te siente bien. Por mucho que pase el tiempo, su patrón y talla  no cambiarán por arte de magia. Sólo tienes tres alternativas: arreglar, regalar o donar. No hay más. 


Si tienes ropa prestada, aprovecha para devolvérsela a su dueña. Ella te lo agradecerá y tú tendrás más espacio.


No te deshagas nunca de lo que no es tuyo. Si compartes armario, la otra persona tendrá que decidir qué tirar y qué conservar, no es tarea tuya. Y si tienes prendas prestadas, devuélvelas, no te deshagas de ellas sin más.


Cómo reordenar tu espacio


Coloca las cosas con las que te quedes de forma ordenada, preferentemente poniendo todos los artículos del mismo tipo en un mismo espacio.


Crea un sistema propio para ordenar tu ropa y tus zapatos, según tu personalidad y tus necesidades. Hay quien ordena por colores, por clase de prendas, por outfits completos... elige el que mejor encaje contigo.

 
Armario ordenado


Deja bien a la vista los básicos y reserva las zonas menos accesibles del armario para la ropa menos habitual: fiesta, aficiones estacionales...


Si te es posible, procura tener todas las temporadas en el armario, así evitarás acumular de más. Si no puede ser, lo más recomendable es tener la ropa de otras estaciones guardadas en el mismo sitio... y que este lugar no sea muy grande.





Post relacionados:

Cómo Almacenar Tus Sujetadores Sin que Se Deformen
Cómo Colgar un Pantalón Sin que Se Arrugue 
Colgar Jerseys y Camisetas Sin Deformarlos
Reforzar la Barra del Armario de Forma Sencilla


La primera vez que apareció el post Deshazte de la Ropa que No Necesitas Sin Sentirte Culpable fue ne l blog de La Meiga y Su Caldero.


Licencia de Creative Commons
Deshazte de la Ropa que No Necesitas Sin Sentirte Culpable by La meiga y su caldero - Arancha Moreno is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional License.

Síguenos por correo electrónico