15 noviembre, 2017

Risotto con Torta de Cañarejal y Shiitake

¿Has probado alguna vez la torta de queso de Cañarejal? Si no lo has hecho, te diré que es un queso artesano de oveja cremoso, con un sabor potente y al mismo tiempo delicado. No amarga, como en el caso de otras tortas. Y se puede consumir untado, caliente y dentro de la misma torta a modo de fondue o como ingrediente de distintos platos.


En este post comparto contigo uno de esos platos que tiene como ingrediente estrella precisamente esta torta de Cañarejal: risotto con torta de Cañarejal y shiitake


A por el delantal...


Risotto con torta de cañarejal y shiitake


Ingredientes (para 4 personas)


Arroz carnaroli (320 gr.)
Torta de queso Cañarejal (1 torta pequeña de 250 gr.)
Cebolla (1 pieza grande)
Setas shiitake (100 gr.)
Guisantes (100 gr.)
Aceite de oliva virgen extra
Caldo (1 l.)
Vino blanco
Pimienta
Sal


Torta de Cañarejal


Notas sobre los ingredientes


  • La cantidad de arroz dependerá del apetito de los comensales y de si es un plato único o es un primero o segundo. Lo normal es que oscile entre los 70 y los 90 gr. por persona.

  • El arroz que he usado en esta receta es carnaroli, aunque para hacer un risotto puedes emplear también arborio o vialone nano. Te recomiendo que uses estos tipos de arroz para los risottos, puesto que absorben mucho líquido y sabores, conservan su forma después de la cocción y queda con una textura cremosa en el exterior y al dente en el interior del grano. Tanto el arroz carnaroli como el arborio los puedes encontrar en la mayoría de los supermercados.

  • La cantidad de caldo, para que te orientes, es de aproximadamente 3 veces las de arroz. Es decir, si haces 160 gr. de arroz, tendrás que prever 480-500 gr. de caldo.

  • El caldo puede ser de ave o de verduras, mejor si es casero. Incluso puedes preparar este risotto con agua, si quieres que sea más suave y que el sabor del caldo no opaque el de las setas y el queso.

  • Si no tienes vino blanco a mano, este plato también queda muy bien con brandy.

  • Si quieres darle más sabor, puedes ponerle al sofrito un poco de puerro picado. 

  • En lugar de shiitake puedes utilizar setas silvestres, por ejemplo.

  • Los guisantes, mejor que sean extrafinos. Le aportan un punto dulce, ideal para compensar el sabor del queso y las setas.


Materiales


Una sartén con un fondo de unos 5-7 cm. (para el arroz)
Un cazo (para el caldo)
Una cuchara de madera (para remover)
Un cucharón (para el caldo)


Preparación


Corta la cebolla finamente y dórala a fuego lento con un poco de aceite de oliva, evitando que se queme. 


Cebolla


Añade las setas shiitake hasta que se doren. No  hace falta que las hagas demasiado, puesto que se terminarán de hacer con la cocción del arroz.


Mientras se terminan de hacer las setas, pon a calentar un cazo con el caldo y mantenlo bien caliente hasta el final de la preparación, puesto que es importante que no haya cambios bruscos de temperatura durante la cocción. Yo suelo utilizar dos fuegos contiguos, uno para el arroz y otro para el caldo.


Incorpora el arroz y deja que se tueste (con cuidado de que no se queme) hasta que tome un tono transparente. Si es necesario, añade un chorrito de aceite. Este paso es fundamental para que la consistencia del arroz sea perfecta hasta el final.


Añade 1/2 vasito de vino blanco al arroz y deja que se evapore totalmente el alcohol.


Ve añadiendo caldo poco a poco al arroz mientras se va haciendo, lo ideal es que la cantidad de líquido durante la cocción sea suficiente para que lo humedezca, pero sin cubrirlo del todo.


El tiempo de cocción oscila entre los 16-18 minutos, aunque dependerá de variables como el tipo de cocina (gas, vitrocerámica, inducción...), potencia del fuego, tipo de recipiente, etc. Y, por supuesto, también dependerá de si el arroz te gusta más o menos hecho. Lo ideal es que lo vayas probando para ir comprobando el punto de cocción.


El fuego no debe estar muy fuerte, puesto que es un plato para cocinar lentamente.


Durante este tiempo ve removiendo frecuentemente el arroz, así evitarás que se pegue, porque el queso hace que se agarre con facilidad.


Añade los guisantes casi al final de la cocción. 


Guisantes


Cuando el arroz esté casi listo, incorpora el queso de Cañarejal, para que le aporte cremosidad y sabor. Al ser un queso graso, no tendrás que mantecar el risotto, es decir, no tendrás que añadirle mantequilla o aceite para que quede meloso una vez que haya finalizado la cocción.


Prúebalo y añade sal y pimienta si es necesario. Evita ponerle sal antes de incorporar el queso, puesto que es sabroso y el plato puede quedarte demasiado salado. 


Tápalo y déjalo reposar unos 5 minutos. Una vez que haya descansado, ya puedes servirlo y disfrutarlo.


Risotto con torta de Cañarejal y shiitake





Post relacionado:

Torta del Casar Rellena de Risotto de Espárragos


La primera vez que apareció el post Risotto con Torta de Cañarejal y Shiitake fue en el blog de La Meiga y Su Caldero. 


Licencia de Creative Commons
Risotto con torta de Cañarejal y shiitake by La meiga y su caldero - Arancha Moreno is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional License.

08 noviembre, 2017

Protege y Cuida Tus Manos en los Meses de Frío

Las manos son una parte del cuerpo realmente importante, porque las utilizamos constantemente para realizar cualquier tarea: escribir, enviar mensajes, conducir, saludar, acariciar, tocar un instrumento musical, pintar, cocinar... Nos conectan con el mundo que nos rodea, tanto que incluso son una tarjeta de presentación ante los demás, porque se muestran constantemente y dicen mucho de nosotros.


Por eso es importante cuidarlas, para que estén siempre sanas y bonitas. Aunque no siempre es tarea fácil, porque las agresiones que sufren las manos a diario son muchas y muy variadas: el trabajo manual intenso y repetitivo, los lavados frecuentes, el contacto con químicos agresivos, el calor, el viento y especialmente el frío.


Por eso en este post quiero darte consejos para mantener tus manos protegidas y cuidadas frente al frío.


Así que manos a la obra... 


Protege y cuida tus manos en los meses de frío


La higiene


Utiliza jabones de manos suaves y respetuosos con tu piel. Procura que contengan ingredientes que hidraten y nutran.


Evita los jabones industriales, de los que se suelen utilizar en centros de trabajo y baños públicos. Si en tu empresa los emplean, puedes tener tu propio bote de jabón en el cajón de la mesa y llevártelo cada vez que te laves las manos. Estos jabones suelen contener detergentes muy agresivos que resecan e irritan las manos.


Emplea agua templada para lavarte las manos. Tanto el agua muy fría como el agua muy caliente resecan y agreden tu piel.


Lávate las manos a conciencia, sin olvidarte de los dedos, el espacio entre el pulgar y el índice, el dorso de la mano y las muñecas. Esto no sólo cuidará tus manos, también es importante para tu salud, puesto que en época de gripes y resfriados es una forma de protegerse de contagios.  


Jabón y cepillo


Sécate bien las manos cada vez que te las laves. Aunque son más ecológicos, los secadores de aire secan la piel de tus manos. En la época de frío te recomiendo que utilices toallas de papel.


Cuando te seques las manos, olvídate de frotar. Hazlo con suavidad, dando pequeños golpecitos para empapar la humedad de la piel. Durante el frío la piel se seca y se irrita con más facilidad, así que debes evitar cualquier acción que pueda contribuir a ello.


Reduce el uso de desinfectantes con alcohol a las ocasiones estrictamente necesarias. El alcohol secará en exceso tu piel, justo lo que menos te conviene en invierno.


La hidratación


Elige cremas con texturas ligeras y absorbibles para el día y ricas y cremosas para tratar tus manos por la noche.


Te recomiendo las cremas que incluyan en su formulación ingredientes como la manteca de karité, manteca de cacao, aceite de argán, aceite de coco, aceite de sésamo, vitaminas (A, E o B5), ácido hialurónico, ácido láctico, etc.  


Tarro de crema


Aunque sé que es difícil hacerlo, aplícate crema de manos cada vez que te las laves, así repondrás los lípidos que haya podido perder tu piel con el agua y el jabón.


Aplícate crema nutritiva todas las noches. Hazlo de forma generosa, con un buen masaje y justo antes de dormir. Si quieres un plus de tratamiento, ponte unos guantes de algodón para dormir, así la crema funcionará a modo de mascarilla. Es incómodo, pero muy efectivo.


Apuesta por las mascarillas específicas para las manos, sobre todo si las notas muy deshidratadas e irritadas.


Evita los productos que tengan parafina, porque aunque parece en un primer momento que dejan la piel suave e hidratada, lo que consiguen es justo el efecto contrario. Y esto acaba provocando un círculo vicioso en el que se aplica la parafina, la piel se seca y se reaplica para aumentar la hidratación.


La protección solar


Si vas a estar expuesta al sol en el exterior durante mucho tiempo y sin guantes, no te olvides de la protección solar en tus manos. Aunque no lo notes, los rayos solares estarán haciendo de las suyas.


La exfoliación


Las manos, como el resto de la piel, se ve beneficiada por la exfoliación, puesto que se retiran las células muertas y se facilita la entrada de los productos de tratamiento. Eso sí, es importante no excederse con ella. Lo recomendable, exfoliar cada 7-14 días con un producto suave.


Exfoliante natural


La protección


Ponte guantes para salir a la calle, así protegerás tus manos del frío, del viento y de la humedad. Además de ser útiles, los guantes son un bonito complemento. Puedes tener unos más finos para los días menos fríos y otros más gruesos para cuando las temperaturas bajen mucho.


Guantes de lana


Utiliza guantes de goma para manipular productos agresivos, para lavar los platos o para hacer tareas domésticas que puedan dañar tus manos.


Si vas a hacer trabajos de jardinería, deberías ponerte guantes específicos para esa tarea, sobre todo si hace mucho frío o si vas a utilizar productos químicos.


En caso de que vayas al gimnasio, no te olvides de tus guantes de fitness, especialmente si trabajas con pesas, barras u otros elementos que puedan provocarte callosidades o irritaciones en las manos.


Y no te olvides de las uñas, que también forman parte de las manos, así que cuídalas también. 




Post relacionados:

15 Consejos para Conseguir unas Manos Perfectas (I)
15 Consejos para Conseguir unas Manos Perfectas (II) 
Manos y Pies Nutridos al Instante
Cómo Tener unas Uñas Fuertes y Sanas 


La primera vez que apareció el post Protege y Cuida Tus Manos en los Meses de Frío fue en el blog de La Meiga y Su Caldero. 


Licencia de Creative Commons
Protege y cuida tus manos en los meses de frío by La meiga y su caldero - Arancha Moreno is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional License.

01 noviembre, 2017

Flores de Naranja y Limón para Perfumar Tu Casa

Los ambientadores comerciales para tu hogar, a pesar de sus atractivos aromas, no son saludables. Algunos de ellos contienen sustancias potencialmente cancerígenas, tóxicas o que alteran el sistema hormonal. Y sus efectos empeoran si utilizan calor para dispersar el perfume.


¿Quiere decir eso que no se puede utilizar ningún sistema para que la casa huela bien? En absoluto. Puedes emplear diferentes medios para conseguirlo.


Flores de naranja y limón para perfumar tu casa


Cómo lograr que tu casa tenga un agradable aroma


Algunos trucos para que tu casa esté libre de malos olores puedes hacer lo siguiente:


  • Ventilar la casa todos los días, procurando hacer corriente. Deja las ventanas abiertas durante al menos 20-30 minutos (en invierno el tiempo que te sea posible, evitando que baje mucho la temperatura de tu hogar), permitiendo que se renueve todo el aire.


  • Limpia la casa con frecuencia, incluso el polvo. Y, por supuesto, procura utilizar productos lo más respetuosos posibles con tu salud y con el medio ambiente. Una limpieza deficiente implica malos olores.


  • Saca la basura con frecuencia para que no se acumulen aromas desagradables en casa. Si no puedes sacarla todos los días al contenedor, al menos déjala bien cerrada y en una zona ventilada. 


  • No fumes dentro de tu hogar. Si vas a hacerlo utiliza terrazas y ventanas, así evitarás que los malos humos entren en casa. O mejor aún, déjalo si puedes, de ese modo no tendrás que preocuparte de dónde fumas.


  • Ten plantas naturales que te ayuden a purificar el aire. Algunas que te pueden ayudar: cinta (Chlorophiytum comosum), espatifilo (Spathiphyllum wallasii), ficus robusta (Ficus elastica), helecho (Asplenium nidus o Neprholepis exaltata) hiedra común (Hedera helix), palmera bambú (Chamaedorea seifrizzi), palmera china (Raphis excelsa), photo o poto (Epipremnun pinnatum), sanseviera, tronco del Brasil (Dracena fragans massageana), etc. 


Sanseviera
La sanseviera es una de las plantas que te ayudan a purificar el aire de tu casa


  • Utiliza aceites esenciales biológicos para los quemadores o para impregnar algodones o textiles que puedan ir desprendiendo sus aromas. También puedes emplearlos para hacer pulverizadores aromáticos naturales con agua y alcohol. 


  • Emplea elementos naturales que absorban los malos olores y/o desprendan aromas agradables: flores secas (pétalos de rosa, flores de lavanda...), hojas (eucalipto, laurel...), varitas de canela, clavos (especia), membrillos, manzanas verdes...


  • El té especiado también es un estupendo aromatizante natural. Puedes utilizar las bolsitas, tal cual, o colocar la infusión en difusores o recipientes humidificadores de cerámica (de los que se ponen en los radiadores). 


  • Y, por supuesto, no te olvides de los cítricos. Limones, limas, naranjas, bergamotas y mandarinas son ideales para perfumar tu casa. 


En este post quiero darte una idea para aprovechar las cáscaras de tus cítricos para dejar tu hogar con un agradable aroma, de una forma saludable y de lo más económico.


Flores de cítricos


Cómo hacerlas


Para hacer las flores de cítricos lo único que necesitas es un pelador o un cuchillo que corte muy bien y mucha pericia y paciencia.


Flores hechas con peladuras de naranja con un pelador

Flores hechas con peladuras de limón con un pelador


Procura retirar la piel del cítrico de un único corte, evitando la zona blanca de la fruta. La parte que contiene los aceites aromáticos es la que tiene color, y es justamente esa la que necesitamos para perfumar. Cuando te vayas a comer la fruta retira la parte blanca, para que no te amargue.


Enrolla la piel sobre sí misma formando una flor. Puedes doblar ligeramente los bordes exteriores para que la flor se parezca más a una natural.


Dónde usarlas


Puedes colocar estas flores en cuencos, cestas y bandejas por cualquier lugar de la casa. No son sólo aromáticas, si las colocas de una forma estética también son decorativas.


También puedes colocarlas en bolsitas de organza o en pañuelos de tela para perfumar armarios y cajones.


Bolsita de organza con flores de naranja, clavo y canela para los armarios

Bolsita de organza con flores de limón, clavo y canela para los armarios


Más...


Si quieres alargar el aroma de los cítricos, cuando comiencen a secarse puedes añadirles unas gotas de aceites esenciales biológicos de las mismas frutas.


Flores de cítricos para perfumar la casa
 
Ten mucho cuidado de que les salga moho. Si tienen mucha humedad, las flores de cítricos pueden ponerse mohosas. Si es así, deséchalas inmediatamente. Vigílalas hasta que se sequen completamente, puesto que al secarse ya no se generará moho.


Si quieres darle un plus al aroma de las flores de cítricos, añade en los recipientes o las bolsas elementos como la canela o el clavo, ya que son fragancias que encajan perfectamente con las fragancias de estas frutas.


Me da en la nariz que este post te puede ser útil...





Post relacionado:

Perfumar la Casa de Forma Natural (I)
Perfumar la Casa de Forma Natural (II)


La primera vez que apareció el post Flores de Naranja y Limón para Perfumar Tu Casa fue en el blog de La Meiga y Su Caldero.


Licencia de Creative Commons
Flores de naranja y limon para perfumar tu casa by La meiga y su caldero - Arancha Moreno is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional License.

25 octubre, 2017

Onagra y Granada para Cuidar la Piel Madura

Si estás entre los 40 y los 50 años o si estás comenzado con la menopausia estarás experimentando cambios en la piel de tu rostro y cuerpo. Y estos cambios, a pesar de ser de lo más natural, no dejan de ser incómodos:


  • Tu piel se irá afinando y será menos resistente debajo de la capa córnea.

  • La capa superficial de la piel se vuelve más rugosa.  

  • La capacidad de hidratación de tu piel irá reduciéndose, por lo que la notarás más seca y menos luminosa.

  • Aparecerán arrugas algo más profundas.

  • La piel estará menos elástica y firme.

  • La capacidad de regeneración se reduce.

  • Notarás que la producción de colágeno y elastina disminuye.

  • La piel se vuelve más clara, puesto que pierde la capacidad de producir melanocitos. También aparecerán manchas, precisamente porque esos melanocitos no funcionan como deberían.


A la vista de estas consecuencias que afectan tanto al rostro como al cuerpo, está claro que es necesario tomar medidas. No hablo de detener el envejecimiento, porque es imposible, pero sí de pisarle el freno y llevar la edad y los cambios hormonales con soltura.


Estas medidas pasan por lo obvio: una alimentación saludable, beber agua en cantidad suficiente,  hacer ejercicio de forma regular (tanto físico como mental), tener una vida social activa... y cuidar la piel.


Y si comer bien o hacer ejercicio cuesta, cuidar la piel del rostro y el cuerpo también. La edad entre los 40-50 es complicada, porque la mayoría de nosotras estamos a pleno rendimiento tanto fuera como dentro de casa. Los trabajos son muy exigentes y los hijos están todavía en casa, porque se tienen cada vez más tarde... o se resisten (por obligación o por comodidad) a independizarse. Eso implica que el tiempo que nos dedicamos a nosotras mismas se recorta. Mal hecho, porque todas nos merecemos cuidarnos, dándonos unos minutos al día para hacer ejercicio, tomar un café con las amigas o poner en práctica nuestro ritual de belleza. ¿Cuándo lo vamos a hacer si no? ¿Cuando tengamos 90 años?


Para animarte a cuidarte un poco más, en este post quiero hablarte de cosméticos específicos para las necesidades de tu piel. Como prefiero que los productos de belleza tengan la composición más natural posible y con una política responsable a la hora de producirlos, no podía dejar de hablarte de dos líneas de la marca Weleda orientadas a pieles maduras: onagra y granada. Ya las conocía por haber leído sobre ellas, aunque hace un tiempo soy usuaria de algunos productos de estas líneas, así que comparto contigo mi opinión. Te aviso que no son apropiadas para pieles jóvenes, así que si es tu caso, puedes echarle un vistazo a otras líneas de la marca como la de iris o rosa mosqueta.


Si quieres saber más, sigue leyendo...



 Onagra y granada para cuidar la piel madura


Onagra


Propiedades


  • Contiene ácidos grasos esenciales (linoleico y alfa-linoleico), que son imprescindibles para formar la barrera protectora de la piel y reactivar la actividad celular, algo importante a partir de los 45-50 años y/o de llegada de la menopausia. 


  •  Hidrata en profundidad.


  • Notarás la piel más luminosa y radiante.


  • Reduce la profundidad de las arrugas, alisando la superficie de tu piel. 


  • Mejora la elasticidad y la firmeza de la piel, por lo que la notarás más firme y con un contorno mejor definido.


  • Reduce la inflamación, algo que se agradece en el caso de desarreglos hormonales.


  • Además de onagra, esos cosméticos contienen ingredientes como la manteca de cacao (crema de noche), centella asiática (crema de día), aceite de semillas de girasol (contorno de ojos) o las semillas de mijo (leche corporal) entre otras.



Crema de día de la línea de onagra
Crema de día de la línea de onagra


Aroma
 

Sensual y delicado, con notas de magnolia, sándalo o cardamomo.


Productos de la línea de onagra


  • Crema de día (1)
  • Crema de noche
  • Sérum concentrado redensificante
  • Contorno de ojos y labios
  • Aceite corporal  


(1) La crema de día es de lo más confortable. No engrasa la piel y se nota más redensificada, suave y luminosa en pocos días.
 


Crema de noche redensificante de onagra
Crema de noche redensificante de onagra. Imagen cortesía de Weleda



Crema de día redensificante de onagra
Crema de día redensificante de onagra. Imagen cortesía de Weleda

Contorno de ojos y labios de onagra
Contorno de ojos y labios de onagra - Imagen cortesía de Weleda

Aceite corporal de onagra
Aceite corporal de onagra - Imagen cortesís de Weleda
























Lo más destacable


La redensificación de la piel.


Granada


Propiedades


  • En las semillas de este fruto se encuentran ácidos grasos esenciales y vitaminas con un gran potencial antioxidante como el ácido punícico, flavonoides y vitamina E. El aceite de las semillas de granada se obtiene prensándolo en frío para conservar al máximo sus propiedades.


  • Nutre la piel.


  • Protege.


  • Mejora el aspecto de las arrugas, alisando tu rostro.


  • Reafirma la piel y la vuelve más luminosa, puesto que estimula la producción de colágeno y elastina.


  • Activa la regeneración natural de la piel.


  • Neutraliza los radicales libres, por lo que ralentiza en envejecimiento.


  • Los productos de belleza con granada además incluyen otras joyas de la cosmética como el argán (crema de noche), aceite de jojoba (aceite corporal), aceite de sésamo (crema de día, contorno de ojos o crema de ducha), áloe vera (sérum reafirmante), etc.



Productos de la línea de granada de Weleda
Productos de la línea de granada


Aroma


Muy particular, con notas de sándalo, neroli y davana. Si lo hueles una vez, lo reconocerás siempre.


Productos de la línea de granada


  • Crema de día (2)
  • Crema de noche (3)
  • Sérum reafirmante
  • Contorno de ojos
  • Leche corporal
  • Crema de ducha
  • Aceite corporal (4)
  • Desodorante roll-on 24 h.
  • Crema de manos
  • Agua perfumada "Jardin de Vie Grenade"


(2) La crema de día se absorbe enseguida y no deja la piel engrasada. Alisa y suaviza inmediatamente y reafirma con el uso regular.

(3) La crema de noche es algo más untuosa, aunque tampoco deja una sensación demasiado grasienta. Aunque reafirma, noto más el efecto en la crema de día que en la de noche.

(4) Es una verdadera delicia, tanto por la textura como por el aroma. Deja la piel hidratada sin engrasar. Te aconsejo que lo uses después de la ducha, con la piel ligeramente húmeda y aplicándotelo con un masaje reafirmante. No abuses, puesto que con unas pocas gotas es suficiente para extenderlo por la piel. Si te gusta el aroma, puedes poner el aceite en la palma de la mano y disfrutarlo antes de su aplicación. Si lo combinas con el aceite de abedul, además de reafirmar tratarás la celulitis y la retención. Aunque lo ideal sería poner uno por la mañana y otro por la noche, puedes aplicarte primero el aceite de abedul y luego el de granada, un todo en uno.



Productos de la línea de granada
Productos de la línea de granada - Imagen cortesía de Weleda


Lo más destacable


Regenerante y reafirmante.


Ventajas


Los productos de la marca Weleda, además de sus beneficios sobre la piel del cuerpo y del rostro, tienen otros valores añadidos que merece la pena tener en cuenta:


  • No tienen conservantes sintéticos.
  • No contienen colorantes sintéticos.
  • Están libres de perfumes sintéticos.
  • No contienen siliconas ni sustancias con origen petroquímico.
  • No están testados en animales.
  • Son aptos para veganos.
  • Son aptos para celíacos (con excepción de algunos productos concretos).


¿Has probado estos productos? ¿Qué te han parecido?







Nota: este post no está patrocinado por ninguna marca.


Post relacionados:

Aceite de Abedul par Combatir Eficazmente la Celulitis
Qué es el Fotorrejuvenecimientos Facial (IPL) 


La primera vez que apareció el post Onagra y Granada para Cuidar la Piel Madura fue en el blog de La Meiga y Su Caldero


Licencia de Creative Commons
Onagra y granada para cuidar la piel madura by La meiga y su caldero - Arancha Moreno is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional License.

Síguenos por correo electrónico