28 septiembre, 2016

Consejos para la Seguridad de tu Hogar

Aunque puede parecer que la mayoría de los robos en viviendas se producen durante las vacaciones, lo cierto es que los días laborables también son del agrado de los delincuentes para hacer de las suyas. 

 
Eso significa que no podemos bajar la guardia cuando se trata de mantener la seguridad de nuestro hogar. Especialmente porque es más fácil toparse con el ladrón un día laborable mientras que está robando en casa que durante las vacaciones.

 
Por eso, a continuación encontrarás consejos para conseguir un hogar más seguro.




Los accesos

 
Procura que tu puerta principal sea lo más segura posible. Aunque si el ladrón se empeña en entrar, entrará, hay que ponérselo lo más difícil posible. Consulta con un profesional para que te asesore de cuál es la puerta más adecuada en tu caso.

 
No descuides el resto de los accesos, tanto puertas secundarias como ventanas, especialmente si vives en una casa unifamiliar. Si tienes garaje, también deberías procurar que el portón esté bien cerrado.

 
Puerta blindada
Cierra siempre con llave, puesto que abrirla sólo con el resbalón es mucho más sencillo.

 
No dejes llaves de repuesto bajo en felpudo ni en lugares que consideres ingeniosos, porque los delincuentes son aún más listos a la hora de descubrirlos.

 
Si tu casa está en una zona residencial, mantén encendidas las luces en las zonas de acceso durante la noche.

 
Despeja el exterior de puertas y ventanas, para evitar que los delincuentes se puedan esconder y forzarlas sin ser vistos. O agazaparse y darte un susto cuando vayas a entrar en casa.

 
Si en tu edificio están haciendo obras, cierra bien las ventanas y puertas de terrazas a las que se pueda acceder desde los andamios.


A la hora de abrir la puerta

 
Abre la puerta mirando antes por la mirilla para ver quién llama.

 
Para mejorar la visibilidad de tu mirilla puedes instalar uno de los modelos digitales que puedes encontrar en grandes superficies y establecimientos especializados. Cuentan con una pantalla que mejora la imagen y que evita que vea si se está mirando desde el exterior.

 
No abras la puerta con el portero automático a nadie desconocido o que te inspire confianza.  Si tienes niños, edúcales desde pequeños para que no abran la puerta a extraños.


Procura responder al teléfono o abrir la puerta cuando llamen, porque pueden pensar que la casa está vacía.

 
Dinero en un calcetínNo dejes nunca a la vista dinero u objetos de valor, como joyas, tarjetas de crédito, pines, llaves de cajas fuertes, etc.

 
Tampoco dejes objetos de algún valor en las terrazas que no cuenten con cerramiento.


Extraños en casa

 
Cuando permitas que entre alguien en tu casa a realizar algún trabajo (reparaciones, limpieza del hogar, etc.), asegúrate en la medida de lo posible de que es de confianza. Evita llamar a anuncios que veas por la calle o recomendados por personas a las que apenas conoces.

 
Procura no dejar solas en casa a personas que van a realizar trabajos en casa ni les dejes las llaves, salvo que se trate de quien trabaje de forma habitual en ella, siempre que te merezca confianza.

 
Si despides a personal doméstico o que haya estado trabajando en tu domicilio y han tenido llaves, además de pedirles que te las devuelvan, cambia los bombines de las puertas. Es mucho más sencillo de lo que parece y te evitará disgustos. 

 
Desconfía de servicios técnicos que no hayas solicitado o que no estén programados. Ante la duda llama a la compañía y comprueba si la visita es legítima. Y cuando llames, hazlo al teléfono oficial (lo tendrás en recibos y contratos o en Internet), no en el que te pueda facilitar el técnico.

 
Pide la identificación correspondiente a las personas que vayan a realizar revisiones, instalaciones o cobros a domicilio.


Si te vas unos días

 
No dejes que se acumule el correo en tu buzón, estés o no de vacaciones, porque los amigos de lo ajeno lo interpretarán como que no hay nadie en casa.

 
Mantén tus costumbres mientras no estás en casa, aunque tu ausencia sea corta. Coloca mecanismos para enciendan y apaguen las luces a las horas habituales. Y si puedes poner controladores en las persianas, mejor que mejor. Si no, siempre puedes pedirle a alguien de tu confianza que lo haga.

 
Si te vas a ausentar de casa durante pocos días, puedes dejar ropa tendida si tu tendedero da al exterior. 


Cuestión de prevención

 
Alarma
Instala un sistema de alarma con una compañía de seguridad de confianza. También puedes ocuparte tú de ello, colocando algunos de los equipos que puedes encontrar en el merca y que tienen incluso cámaras de vigilancia que podrás consultar desde tus dispositivos móviles. Eso sí, si la instalación no depende de una empresa autorizada, tendrás problemas para que acuda la Policía si detectas algún intruso y no estás en casa. 

 
Si tienes alarma, no introduzcas tu clave de acceso delante de extraños.

 
No facilites tus datos personales de forma indiscriminada, mucho menos a desconocidos.

 
No pongas tus datos personales en el llavero. No es cuestión de facilitarles las cosas a los ladrones si se te pierden las llaves.

 
Si se te pierden las llaves, cambia los bombines inmediatamente.

 
LlavesNo dejes tus llaves sin vigilancia en lugares en los que tengan acceso muchas personas: gimnasios, piscinas, oficinas abiertas al público...

 
No publiques tu dirección, teléfono y horarios en tus redes sociales, porque los delincuentes pueden aprovechar esta información para entrar en tu casa o atacarte.

 
Presta atención cuando camines por la calle o cuando llegues a tu casa, para poder darte cuenta de algún comportamiento sospechoso. No hace falta caer en la paranoia, pero sí es conveniente ir con los ojos abiertos por la calle. Y eso implica levantar la cabeza de la pantalla del móvil...

 
Lleva las llaves preparadas cuando te acerques a tu casa, pero de tal manera que nadie pueda darse cuenta con antelación de que vas a entrar, porque pueden aprovechar ese momento para atacarte justo en ese momento y obligarte a abrirles la puerta.

 
Si eres mujer y vives sola, no pongas tu nombre sin más en el buzón. Acompáñalo de otros nombres, aunque sean ficticios o pon sólo la inicial de tu nombre para que no se pueda saber a simple vista si eres mujer.

 
Si vas a quedar con alguien por primera vez, especialmente si el contacto ha sido por teléfono o por Internet, no lo hagas en casa; mejor opta por un lugar público. Esto es aplicable a cualquier tipo de interacción, desde amistad a compraventa de objetos entre particulares.

 
Si ves a desconocidos merodeando por la zona en actitud sospechosa o escuchas ruidos en casas que sabes que están desocupadas, llama a la Policía o la Guardia Civil. Puede tratarse de una falsa alarma o que con tu intervención evites un disgusto a uno de tus vecinos. 


En el peor de los casos

 
Elabora una lista con todos tus objetos de valor, incluyendo fotos, características y número de serie. Y si puedes guardar las facturas, mejor aún. De esa forma te será más fácil saber qué te han robado y recuperarlos si atrapan a los ladrones.

 
Puerta rotaSi llegas a casa y ves que hay alguien dentro, no entres, aléjate de la puerta y llama inmediatamente a la Policía. Y, por supuesto, no te enfrentes a los delincuentes.

 
Si te han robado, no toques nada hasta que llegue la Policía, porque podrías destruir pistas que puedan ayudarles a encontrar al delincuente. 

 
Si alguien te ataca en la entrada o en el ascensor de tu casa, no grites diciendo que te atacan, porque es más fácil que los vecinos se inhiban por miedo; grita diciendo "fuego", porque de ese modo todo el mundo abrirá la puerta a ver qué ocurre y el delincuente saldrá huyendo.

 
Llama a tu compañía de seguros para comunicarles el robo. Lo ideal es que les entregues una lista con lo sustraído, además de la denuncia de hayas puesto en comisaría. 


Estas medidas pueden ser algo incómodas, pero no hay nada más importante que tu seguridad, la de los tuyos y la de aquello que tanto esfuerzo te ha costado tener.
 



Post relacionados:

30 consejos para que tu Casa Esté Segura en Vacaciones (I)
30 consejos para que tu Casa Esté Segura en Vacaciones (II)


La primera vez que apareció el post Consejos para la Seguridad de tu Hogar fue en el blog de La Meiga y Su Caldero


Licencia de Creative Commons
Consejos para la seguridad de tu hogar by La meiga y su caldero - Arancha Moreno is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional License.

21 septiembre, 2016

Cómo Atenuar las Bolsas y Ojeras


Las bolsas y ojeras pueden aparecer por diferentes causas: genética, retención de líquidos, obesidad, falta de sueño crónica, falta de hierro, alergias, medicamentos... Aunque el resultado siempre es el mismo, una mirada más envejecida y cansada.

 
Y quien las sufre sabe que es algo difícil de eliminar, aunque siempre se pueden tomar algunas medidas para, si no evitarlas, al menos atenuarlas.

 
A continuación encontrarás algunos consejos para conseguirlo:


Cómo atenuar bolsas y ojeras

 
Alimentación


Tu alimentación debe ser equilibrada, variada y adecuada para tus necesidades, además de estar fuerte y saludable, así notarás que las bolsas y ojeras disminuyen. Si alimentación es correcta aportarás, entre otras cosas, las vitaminas que te ayudarán a rejuvenecer tu mirada. Por ejemplo, la vitamina C fortalece los vasos sanguíneos, estimula la producción de colágeno y elastina, inhibe la enzima que produce la melanina y protege de los radicales libres. La A refuerza sus defensas y aporta suavidad. La E ayuda a tener la piel tersa, es antioxidante y retrasa el envejecimiento. La K ayuda a evitar los capilares rotos que acaban convirtiéndose en ojeras oscuras. La vitamina B aporta elasticidad a la piel, la oxigena y ayuda con el equilibrio de los líquidos. El aporte adecuado de hierro y ácidos grasos omega-3 también te ayudarán a mejorar a difuminar bolsas y ojeras.

 
Consume con frecuencia alimentos que te ayuden a eliminar líquidos como los espárragos, el apio, la cebolla, la piña, el pomelo, la sandía... Pero, ojo, esto no significa que debas centrarte sólo en estos alimentos, porque tu dieta debe ser variada y equilibrada.


Infusión
Reduce el consumo de sal. Si tomas demasiado sodio, tanto si lo haces por la sal que añades como por el sodio oculto que tienen muchos alimentos preparados, experimentarás retención de líquidos, que será peor cuando te levantes por la mañana.

 
Bebe té verde. Entre sus propiedades está la de ser antiinflamatorio y antioxidante, que son perfectas para atenuar las bolsas y las ojeras.


Bebe agua. Toma el líquido suficiente para tus necesidades, teniendo en cuenta tu edad, actividad y época del año. No todo el mundo requiere los consabidos dos litros. Si haces mucho ejercicio o hacer mucho calor, puedes necesitar mucha más cantidad. Si tienes una actividad física moderada o hace frío, puedes requerir menos. Y recuerda que dentro de los líquidos que tomes para hidratarte no sólo debes tener en cuenta el agua; las infusiones, zumos, frutas y verduras también son una fuente importante de hidratación.


Estilo de vida


Evita el tabaco, el alcohol y las bebidas con gas. Todas estas sustancias empeoran tu piel, dejándola deshidratada, apagada y con aspecto envejecido, también la del párpado inferior.


Procura dormir lo suficiente. Ya sé que la vida ajetreada que llevamos la mayoría, las preocupaciones, la edad o los vaivenes hormonales a veces impiden que concilies el sueño como sería deseable, pero siempre puedes utilizar algunos trucos para dormir más y mejor.


Duerme con la cabeza ligeramente más elevada que los pies, para que no se acumule líquido durante la noche. Y evita dormir boca abajo, porque empeorarás las bolsas.


Evita el estrés. Ya sabes que es nefasto para todo, también para esa zona problemática de debajo de los ojos. 


Hazte fan de la gimnasia o del yoga facial para mejorar la zona del contorno de tus ojos.


Cuidado con el sol


Gafas de solUtiliza gafas de sol siempre, incluso en invierno. La piel del contorno de los ojos es muy fina (5 veces más que la del resto del cuerpo) y tiene muy poca cantidad de glándulas sebáceas, colágeno y elastina; por lo que es necesario protegerla del sol y el viento.


No te expongas al sol sin protección. Como ya te comenté antes, la piel del contorno de los ojos es muy delicada, por lo que los daños del sol son aún mayores que en el resto de la piel, sobre todo si hablamos de envejecimiento prematuro. 


Cosmética que ayuda


Utiliza una crema para el contorno de ojos apropiada para tu problema, ya sean bolsas u ojeras. Y aplícalo correctamente, si puede ser con un suave masaje para drenar la zona.


Utiliza un tono de corrector adecuado para tu tono de ojera, evitando los que sean muy oscuros o muy claros. Huye especialmente del blanco para las bolsas, porque lo único que harás es darles protagonismo. Si tus ojeras son ligeras, puedes optar por un tono que tienda al amarillo, beige o del color de tu piel. Si son oscuras, el mejor un tono naranja o salmón.


Difumina el corrector con el dedo o un pincel para que se funda con el tono de la piel y con la base de maquillaje. De ese modo evitarás dos errores imperdonables: que se marquen las arrugas o parecer un mapache.


Productos y herramientas de maquillajeNo te apliques el corrector cerca de la línea de las pestañas. Este producto debe ir sobre la zona donde está la ojera, extendiéndolo en forma de triángulo invertido hasta un poco más abajo, casi hasta la zona donde te notes que comienza el hueso del pómulo. 


Utiliza una pequeña cantidad de corrector. Aunque parezca lo contrario, disumularás mejor tus bolsas y ojeras con poco producto y bien difuminado. Si pones mucho, lo que conseguirás es centrar la atención en esa zona, justo lo que quieres evitar. Por no hablar de que se resquebrajará y se marcarán la arrugas, las tengas o no.


No emplees el  iluminador en la zona de la ojera. Este cosmético se usa para poner el acento en las zonas que queramos resaltar... y las bolsas y ojeras no es algo que queramos hacer notar, ¿verdad?


Pero sí que puedes utilizar iluminador para darle protagonismo a otras zonas de tu rostro en los que sí se debe centrar la vista, como la parte alta de los pómulos, por ejemplo. Así quitarás la atención de las bolsas y las ojeras.


Cuando te maquilles los ojos, te cuidado de que no caigan residuos de rímel o sombre de ojos. Estas partículas tintarán la zona y empeorarán su aspecto. Puedes aplicar polvos sueltos antes de maquillarte y luego retirarlos con una brocha, de forma que esos restos no se queden pegados al maquillaje y sean fáciles de remover. También es importante aplicar el maquillaje de ojos con cuidado y en pequeñas cantidades para evitarlo.


Utiliza los colores sabiamente a la hora de maquillar tus ojos. Los tonos azules y verdes marcan las bolsas y ojeras, mientras que los tonos marrones, grises y negros las atenúan.


Depilación profesional de cejas
Cuida tus cejas para quitar la atención de tus bolsas y ojeras
Centra la atención en tus puntos fuertes para desviarla de las ojeras. Puedes utilizar un labial de un tono potente, por ejemplo.


Lleva tus cejas bien diseñadas y cuidadas. Eso quitará protagonismo a tus bolsas y ojeras

 
Remedios naturales


Apuesta por las compresas con agua helada o por los antifaces fríos. Te ayudarán a desinflamar las ojeras y a tener una mirada más descansada.


Dile sí a las infusiones. Y no sólo para beber. Las bolsas de té negro o verde, de manzanilla bien frías te descongestionarán la zona. Puedes utilizar la misma bolsita o empapar discos de algodón o compresas y colocártelas sobre los ojos.


Ponte una mascarilla de clara de huevo. Bate una clara a punto de nieve, aplícatela con un pincel y déjala actuar durante 15-20 minutos. Luego sólo tendrás que aclararla con cuidado y secarla con un tisú. Verás cómo mejoran tus bolsas y ojeras.


No te olvides de los clásicos: las rodajas de pepino o de patata. Poniéndolas sobre los ojos los desinflamarán y mejorarán su aspecto. El pepino, además, es antihemorrágico, con lo que mejorará las ojeras oscuras.


El especialista


Si las bolsas y ojeras son extremas deberías acudir al dermatólogo o cirujano para utilizar tratamientos más expeditivos como el láser o las infiltraciones de colágeno o ácido hialurónico, entre otros tratamientos.


Lo que no hacer


No utilices crema antihemorroidal. No es un producto adecuado para una zona tan delicada y, aunque realmente funcionase, puedes dañarla.


No te apliques hielo directamente sobre la zona de las ojeras. Una cosa es aplicar frío y otra muy diferente poner hielo en la zona de la ojera, porque la primera deshincha y la segunda quema.





Post relacionados:

Pre-Bases de Maquillaje para el Rostro y Ojos: Un Acierto 
Cómo Conseguir que Tu Sombra de Ojos Dure Más
Trucos para Aplicar el Iluminador (I)  
Trucos para Aplicar el Iluminador (II)
Cómo Aplicar Adecuadamente el Corrector de Ojeras (I)
Cómo Aplicar Adecuadamente el Corrector de Ojeras (II)
Cómo Utilizar el Corrector de Ojeras sin Base
Trucos para Maquillar Tus Pestañas Como Una Experta
Tips para Tener unas Pestañas de Cine



La primera vez que apareció el post Cómo Atenuar las Bolsas y Ojeras fue en el blog de La Meiga y Su Caldero.


Licencia de Creative Commons
Cómo atenuar bolsas y ojeras by La meiga y su caldero - Arancha Moreno is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional License.

14 septiembre, 2016

Consejos para el Cuidado del Lavavajillas

Si tienes lavavajillas, el artículo que te traemos hoy te va a interesar, porque te vamos a dar consejos para el cuidado del lavavajillas.


Estos consejos vienen de la mano de un especialista, DFS Domestic Family Services, así que no te los puedes perder.


Consejos para el cuidado del lavavajillas


Consejos para el cuidado del lavavajillas


No es nada raro para aquellos que no tienen un lavavajillas en casa, oír de otras personas las “maravillas” que ofrece en cuanto a comodidad y prestaciones este electrodoméstico el cual se llama lavavajillas.


Pero solo aquellos que ya tienen uno, pueden entender la inmensa ayuda que puede dar a las persona a la hora de acelerar las tareas del hogar.


El lavavajillas es sinónimo de acabar con aquellas duras jornadas en la cocina quitando los restos de suciedad de nuestros platos y cubiertos, y deja que se convierta solo en un mal recuerdo.


En esta entrada vamos dar unos cuantos consejos para que nuestro lavavajillas tenga un buen funcionamiento y así alargar su vida útil.


Uso del lavavajillas


Antes de introducir los platos y vasos hay que retirar bien los restos de comida. De esta manera conseguiremos, según los fabricantes, aumentar su vida útil. Es obvio, puesto que los restos grandes de comida o grasa pueden quedarse estancados en el filtro o conductos del lavavajillas y pueden terminar dañándolo.


LavavajillasHay que cargar correctamente el lavavajillas para ahorrar energía y agua en los lavados. Además, hay que colocarlos correctamente en los compartimentos correspondientes para los mismos, de esta manera evitaremos que queden partes de ciertos utensilios sin lavar.


Elegir un programa correspondiente para el tipo de utensilios que hemos colocado y una temperatura óptima sobre los 50º-60º para que el lavado sea lo más eficiente posible.


Se aconseja utilizar el lavavajillas frecuentemente, de esta manera conseguiremos contribuir a su propia limpieza.


Detergentes de calidad


Este apartado es muy importante porque un detergente que no sea exclusivo de lavavajillas puede dañar el interior de nuestro electrodoméstico y de los componentes internos.


Además deberíamos utilizar sólo la dosis correcta, porque una dosis pequeña será insuficiente y una excesiva representará un desperdicio de detergente.


Mantenimiento del lavavajillas


Como último apunte, uno de los puntos más importantes pero a su vez de los más descuidados, es que nuestro lavavajillas cada cierto tiempo necesita un mantenimiento mínimo.


Recomendamos cada 30 lavados más o menos hacer una limpieza exhaustiva por todo el interior de la máquina. Podemos utilizar productos especiales para el lavado de máquinas, de esta manera conseguimos que el interior y todos los conductos estén en perfectas condiciones y podremos disfrutar de muchos años de nuestro electrodoméstico favorito.


En caso de que se pueda averiar, nosotros recomendamos siempre un servicio técnico de reparación de electrodomésticos de calidad.  El cual seguro que puede ayudarles en la asistencia técnica.


Si usted dispone de un lavavajillas de la marca Siemens y cree que necesita un servicio especializado siempre puede contactar con el servicio técnico Siemens en Barcelona para que le ayuden con su problema.


Esperamos que este artículo te haya sido útil y que ahora puedas cuidar aún mejor tu lavavajillas.





Post relacionados:

Trucos para Eliminar el Hielo de Tu Congelador
Cómo Ordenar Bien la Nevera
Cómo Limpiar el Horno Bien y Sin Tóxicos

07 septiembre, 2016

Consejos para Prevenir y Combatir el Insomnio

Los problemas para conciliar el sueño son de lo más frecuente. En cualquier conversación aparecen las quejas sobre las dificultades para dormir que tienen muchas de las personas que nos rodean, puede que incluso las vivas en primera persona.


La vida ajetreada que llevamos la mayoría, los problemas del día a día, la edad, los vaivenes hormonales... hay multitud de circunstancias que contribuyen a que dormir como un bebé sea un algo que parece inalcanzable.


Para ayudarte a prevenir y combatir el insomnio a continuación encontrarás algunos consejos que espero que te sean útiles.


Consejos para prevenir y combatir el insomnio


Sigue un horario


Tener una hora para acostarte y para despertarte te ayudará a marcarle una pauta al organismo para que, llegadas esas horas responda de forma natural al sueño o a la vigilia con menos esfuerzo. Ya sabes, somos animales de costumbres.


Sigue un horario incluso los fines de semana, porque si no lo haces, lo más probable es que la noche del domingo te cueste mucho quedarte dormido. 


No seas indulgente


Despertador
Si una noche te acuestas más tarde de lo habitual, pon el despertador para levantarte a la hora de siempre. Si duermes hasta más tarde, romperás tu ciclo normal de sueño y te quedarás con los ojos como platos la noche siguiente. Y si eso se arrastra a lo largo de mucho tiempo, te encontrarás con problemas para conciliar el sueño de forma habitual.


Di no a las siestas


Si tienes problemas a la hora de dormir por la noche, deberías renunciar a las siestas largas, esas de pijama y orinal, porque llegarás a la noche con menos sueño y te desvelarás con más facilidad.  


Eso sí, te puedes permitir cabezaditas de 15-20 minutos que te ayudarán a relajarte y a afrontar la tarde con más energía. 


Sigue una rutina


Márcate una rutina que indique a tu cerebro que es el momento de descansar. Un ejemplo: date un baño, lávate los dientes y lee un rato todos los días antes dormir. O cualquier otra secuencia que te sirva para comenzar a desconectar.


No te obsesiones


Si te metes en la cama y no consigues conciliar el sueño pronto, no te agobies y no te empeñes en dormir a toda costa, porque comenzarás a dar vueltas en la cama y lo que lograrás es no pegar ojo en toda la noche. 


Si tras un rato en la cama no te duermes, puedes hacer algo que evite que pienses en que no consigues dormir. Puedes leer, escuchar algo de música, levantarte de la cama y beber un vaso de agua o asomarte a la ventana para tomar el aire hasta que notes sueño. Eso sí, deberías evitar lo que te pueda activar: mirar el móvil, utilizar el ordenador, ponerte al día con el trabajo, limpiar la casa...


8 horas o nada...


No te marques la meta de dormir las 8 horas que se recomiendan como un mantra. No todos necesitamos la misma cantidad de horas de sueño. Lo importante es que las horas que se duerman sean ininterrumpidas, sin elementos molestos (calor, ruido, etc.) y que nos permitan levantarnos al día siguiente descansados y con energía. Lo de las 8 horas de sueño es igual que los archiconocidos 2 litros de agua, son una media que sirve de referencia, hay personas que necesitan más y otras que necesitan menos.


Cánsate


Es importante que hagas ejercicio físico de forma regular para llegar a la noche con un cierto cansancio, lo que fomentará el sueño y la relajación.


Pero, ojo, no hagas ejercicio en las horas inmediatamente anteriores a la de acostarte. El ejercicio activa, justo lo que no necesita en ese momento. Lo ideal es ir ralentizando la actividad según llega la hora de dormir.  


También puedes hacer yoga de forma regular. No sólo es un ejercicio suave, además aprenderás a respirar y a relajarte. 


Respira


Haz respiraciones lentas y profundas para relajarte y predisponerte al sueño. Puedes probar diferentes respiraciones. Inspirar y espirar por el orificio izquierdo, tapándote el derecho, te relajará mucho. También hay otras técnicas como la del 4-7-8, creada por el profesor Andrew Weil de la Universidad de Arizona, que consiste en inspirar por la nariz en 4 tiempos, mantener el aire durante 7 y espirar en 8 tiempos.


Cena pronto


Para conciliar el sueño es importante cenar pronto y hacerlo de forma ligera. Si te acuestas con una digestión pesada, te costará mucho dormir y, si lo haces, es posible que te despiertes durante la noche o que tengas un sueño inquito y poco reparador. 



Tortita de arroz, con salmón y aguacateLos alimentos ricos en triptófano te ayudarán a dormir mejor: plátano, piña, aguacate, ciruela, berros, alcachofas, legumbres, cereales integrales, leche, yogur, salmón, atún, pavo y otras carnes magras, frutos secos, chocolate...


No hagas una visita a la nevera si te despiertas, porque es fácil que te desveles o que acabe convirtiéndose en una costumbre. Es mejor que te tomes un vaso de leche caliente o una infusión relajante antes de dormir. 


Líquidos, los justos


Si bebes muchos líquidos antes de irte a dormir, acabarás levantándote varias veces a lo largo de la noche para ir al baño. Eso puede dificultarte el que vuelvas a dormirte tras alguna de esas visitas o empeorar la calidad de sueño aunque te duermas inmediatamente después de haber vuelto a la cama. 


Evita los estimulantes


El café, el té o las bebidas de cola, siempre que tengan cafeína o teína, pueden desvelarte. Evítalas unas horas antes de irte a la cama. 


Dentro de los estimulantes, tampoco deberías beber alcohol. Aunque al principio notarás sueño (deprime el sistema nervioso), es fácil que te despiertes varias veces a lo largo de la noche y que tengas un sueño poco reparador. Por no hablar de que empeorará tus ronquidos y la apnea del sueño.


También deberíais desterrar el tabaco de tu rutina previa al sueño, porque la nicotina puede ponerte difícil conciliar el sueño.


Di no a los somníferos


Salvo que sean estrictamente necesarios y recetados por un especilialista, dile no a las pastillas para dormir. Son un parche, no una solución a largo plazo.


También deberías consultar con tu médico o farmacéutico en caso de que quieras utilizar remedios naturales o sin receta. Aunque parezcan inocuos, es mejor que te indiquen si son adecuados para ti.


Date un baño


Un baño o ducha a una temperatura por encima de la corporal te relajará y te preparará para el sueño. Si se trata de un baño, procura que sea de entre 20 y 30 minutos.


El dormitorio adecuado


DormitorioProcura que la zona de descanso esté separada de la zona de trabajo o de ocio. El dormitorio debe ser una zona tranquila y que invite al sueño. Para ello es importante que esté ordenada, que haya espacio disponible y que sea confortable.


También es necesario que esté bien ventilada y que la temperatura sea fresca (entre 20 y 22ºC), para conciliar el sueño con más facilidad y descansar mejor.


Procura que la habitación esté a oscuras. Si hay luz el organismo piensa que aún no es momento de dormir. 


El dormitorio debe estar en silencio. Si no lo puedes conseguir por la razón que sea, busca algún elemento que produzca ruido blanco: una fuente, un ventilador, aparatos específicos que lo generan... También puedes utilizar tapones o ponerte música tranquila. De esa forma apartarás la atención de los ruidos que pueda haber a tu alrededor.


El colchón debe ser adecuado y confortable. Debe permitirte mantener una buena postura, ser transpirable y no darte mucho calor.  Esto también es aplicable a la almohada.


Utiliza una ropa de cama cómoda, agradable al tacto, que no pese y que te permita moverte con facilidad.


Deja la electrónica fuera


Trabajando con el ordenador en la cama
Evita utilizar la electrónica en el dormitorio
No utilices el ordenador, el móvil, la televisión en el dormitorio, porque te activarán. No sólo por la atención que les prestas, también porque las pantallas tienen una iluminación que le indican al cerebro que es hora de levantarse.


También di no a los despertadores electrónicos que tienen iluminación continuada, porque acabarás mirando la hora constantemente y eso te desvelará. O acabarás en la espiral de es tarde-no tengo sueño-no voy a dormir-no me duermo-es más tarde aún...


Elige bien tu lectura


Si el libro que leas antes de dormir es muy interesante, es fácil que acabes toda la noche en vela hasta que lo termines o hasta que te venza el sueño de madrugada.


No te enganches


No aproveches el momento de acostarte para repasar los problemas o disgustos que hayas tenido durante el día o en el pasado. Si pasan por tu mente déjalos pasar y no te enganches a ellos, porque te será imposible dormir. Tampoco los evites, sólo deja que pasen por tu cabeza y que tal cual se vayan.


En positivo


No hagas recuento de problemas, pero sí de lo positivo que te haya sucedido a lo largo del día. Siempre hay algo, un comentario positivo de alguien te te importa, un café con una amiga, una sonrisa inesperada, un logro grande o pequeño... Agradece esas pequeñas cosas y predisponte a que el día siguiente sea excelente


Aromaterapia


Aceite esencial de lavandaUnas gotas de aceite esencial de lavanda en la almohada, te pueden ayudar a descansar mejor. También puedes poner unas gotas de ese aceite en un quemador un rato antes de irte a dormir para que perfume el dormitorio. 


En cualquier caso, si el insomnio es persistente y sientes que está dañando tu salud, deberías consultar con un especialista para que te ayude con este problema. 




Post relacionados:

Entrenamientos Personales. ¿Por Qué No?
"Operación Vuelta al Cole": Kundalini Yoga 
26 Trucos para Ahorrar Tiempo por la Mañana
Truco para Aplicarte Tus Productos de Belleza Sin Pereza  


La primera vez que apareció el post Consejos para Prevenir y Combatir el Insomnio fue en el blog de La Meiga y Su Caldero. 


Licencia de Creative Commons
Consejos para prevenir y combatir el insomnio by La meiga y su caldero - Arancha Moreno is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional License.

Síguenos por correo electrónico