30 marzo, 2016

Trucos de Planchado (Muy) Fácil

Planchar es probablemente una de las tareas domésticas más incómodas. Y es que hay veces que es más fácil luchar contra las arrugas de la piel que con las de la ropa.


Para ayudarte con esta labor, aquí te dejo unos cuantos trucos de planchado...



Trucos de planchado (muy) fácil


Por el principio


Lee las instrucciones de cada prenda, para poder utilizar el programa de lavado y de plancha adecuado para cada una.


Y léete también el manual de tu lavadora y de tu plancha para sacarles el máximo partido. 


Elige una buena plancha y una buena tabla. Lo ideal es que la plancha sea de vapor, con un peso medio, salidas de vapor suficiente y una buena suela que deslice bien sobre los tejidos. En cuanto a la tabla debería tener un buen tamaño, ser manejable y regulable.


Plancha de vaporOtro punto a tener en cuenta es la funda de la tabla de planchar. Mi consejo es que tenga un tejido que refleje el calor, para ahorrar energía y trabajo. Otro truco es poner una toalla vieja debajo de la funda, para acolchar un poco la tabla, eso facilita el planchado y evita los brillos en las prendas oscuras.


Lo más saludable para ti es que todos los tejidos que entren en contacto con tu piel sean naturales, pero si quieres también un planchado rápido, puedes elegir fibras naturales con mezcla de fibras sintéticas, como el poliéster o la lycra. 


El lavado


Pon distintas lavadoras, según el tipo de tejidos, más allá de la consabida separación de blanco y color. Te recomiendo que también separes las toallas, la ropa deportiva, las prendas que necesitan lavado delicado...


No llenes la lavadora a tope, porque si la ropa está muy apretada dentro del tambor, se llenará de arrugas difíciles de planchar.


Lavadora y secadoraSi la ropa no está muy sucia, opta por los lavados con el agua templada o fría. De esa forma notarás que la ropa se arruga mucho menos. Y ahorrarás energía, que también es interesante.


Pon suavizante en cada lavado. Eso sí, sólo la cantidad justa, porque un exceso puede acabar estropeándola. Si no te gusta utilizar productos químicos para suavizar y desodorizar la ropa, siempre puedes recurrir al socorrido bicarbonato sódico.


Lava la ropa del revés, cierra las cremalleras y abrocha los botones. Así no se enredarán unas prendas con otras y se marcarán.


El secado


Saca la ropa de la lavadora según termine el programa, así evitarás que las prendas se arruguen más y que adquieran olor a humedad.


Sacude bien la ropa antes de tenderla, así extenderás mejor las prendas y luego te costará menos plancharlas. Además, acelerarás el secado.


Tiende la ropa con cuidado para ahorrarte trabajo después. Cuelga en perchas las camisas, blusas y vestidos. Extiende bien las prendas en el tendedero, evitando que se deformen y queden marcas y arrugas. Coloca las pinzas en las zonas más reforzadas de cada prenda, extendiendo todo lo posible. Y utiliza alfileres o imperdibles para mantener cuellos y solapas en su sitio si es necesario.


Así no...


Ropa mal tendida


Así sí...

 
Ropa bien tendida


Pon a secar los pantalones con raya colgados de una percha de pinzas, con cuidado de mantenerlos los filos bien colocados. De esa forma te evitarás mucho esfuerzo después


Si te es posible, seca la ropa en el exterior. No sólo es más saludable, además se darán unas mejores condiciones para el secado y posterior planchado.


Si utilizas secadora, no te olvides de sacar la ropa según acabe.


Utiliza los programas de planchado fácil que tienen algunas secadoras, así podrás planchar las prendas con más facilidad. Procura que siempre quede un poco de humedad en la ropa.


Ropa dobladaCuando recojas la ropa del tendedero dóblala bien para que no se arrugue hasta el momento de planchar las prendas.


El planchado


Si la ropa está muy seca antes de plancharla, puedes humedecerla un poco con un pulverizador. Mejor si es con agua tibia.


Racionaliza el orden de la plancha. Aunque la recomendación general es comenzar por las prendas que necesiten más calor y terminar con las más delicadas, te aconsejo lo contrario. Así irás reduciendo el calor poco a poco y ahorrarás energía. De hecho, algunas prendas delicadas las podrás planchar con el calor residual de la plancha una vez apagada.


Regula correctamente la temperatura y el vapor para cada tipo de prenda.


Ojo, que no todas las prendas necesitan una gran cantidad de vapor, hay algunas que te costará plancharlas si te excedes con él. Sobre todo las que son muy finas o se deforman con facilidad.


Deja enfriar las prendas antes de guardarlas en armarios y cajones, porque si están calientes se arrugarán con los dobleces o el contacto con otras prendas.


PlanchaSi doblas bien las ropa de cama cuando la recojas del tendedero, puedes evitar la plancha. Esto no es válido si son de 100% de fibras naturales, porque necesitarán plancha sí o sí. Puedes planchar las sábanas bajeras dobladas y te evitarás algo de trabajo.


Si utilizas secadora, dobla la ropa de cama antes del secado y te evitarás la plancha.


Como norma plancha la ropa del revés, porque te evitarás disgustos (marcas, brillos, etc.). En el caso de ciertas prendas también tendrás que plancharlas por el derecho, como en el caso de los pantalones.


Para evitar brillos en las prendas oscuras y de lana, pon un paño ligeramente humedecido encima del tejido.


Procura planchar desde las zonas más amplias hacia a las esquinas.


No planches la ropa interior o los calcetines, no sólo por quitarte trabajo, sino porque puedes dañar sus tejidos.


No planches tampoco las toallas, porque pierden su suavidad y su capacidad de secado. Sucede lo mismo con los paños de cocina de rizo.


Algunas prendas que no necesitan mucha plancha, se estiran de forma rápida y fácil rociándolas con el vapor de la plancha mientras las tienes colocadas en la percha.


Si tienes alguna prenda que se plancha muy mal, quizás te compense llevarla al tinte. En casa hay un par de camisas que han podido conmigo, porque me requieren un esfuerzo titánico y que luego no se aprecia en el resultado final. Así que, o las llevo al tinte o me deshago de ellas.


Espero que con estos consejos la tarea de la plancha te sea un poco menos incómoda.





Post relacionados:

18 Consejos para Lavar Tu Ropa Preferida
18 Consejos para Cuidar Tus Toallas 
10 Trucos para Eliminar Definitivamente las Manchas de Grasa
Cómo Eliminar Arrugas y Marcas de las Prendas de Lana 
14 Consejos para Llevar Tu Ropa a la Tintorería 


La primera vez que apareció este post fue en el blog de La Meiga y Su Caldero.


Licencia de Creative Commons
Trucos de planchado muy fácil by La meiga y su calder - Arancha Moreno is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional License.

23 marzo, 2016

Mis 20 Frases Favoritas de Audrey Hepburn

Audrey Kathleen Ruston, puede que ese nombre no te suene demasiado, pero si te digo Audrey Hepburn seguro que te viene a la mente la imagen de una de las actrices más encantadoras de Hollywood. Películas como "Sabrina", "Desayuno con Diamantes" o "Vacaciones en Roma" la convirtieron en un icono de estilo atemporal; porque lo fue, lo es y lo seguirá siendo, aunque pasen los años.


Aunque siempre he pensado que su elegancia y su encanto no residía sólo en su físico o en su manera de llevar la ropa, sino en un interior sereno, inteligente y generoso.


Por eso quiero compartir contigo mis 20 frases favoritas de Audrey Hepburn, que siempre son un canto a lo que de verdad importa.


Mis 20 frases favoritas de Audrey Hepburn


Espero que las disfrutes tanto como yo...


1.- “Yo no tomo mi vida en serio, pero tomo lo que puedo hacer en mi vida en serio”.



2.- “Vivir es como visitar un museo. Solo al final de la visita puedes darte cuenta de la belleza que has contemplado, de lo mucho que has visto y que has sentido, pensar en ello y recordarlo, porque durante la visita no tienes tiempo para hacer todo eso”.



Audrey Hepburn3.- “Lo más esencial es disfrutar de la vida, ser feliz. Esto es lo único que importa”.



4.- “Una vez leí una definición: la felicidad es salud y poca memoria. Desearía haberla inventado, porque es muy cierta”.



5.- “Pienso en rosa. Creo que la risa es el mejor quemador de calorías. Creo en besar, besar mucho. Creo en ser fuerte cuando todo parece ir mal. Creo que las chicas felices son las más bellas. Creo que mañana es otro día y creo en los milagros”.



6.- “Amo a la gente que me hace reír. Honestamente creo que es lo que más me gusta, reír. Cura multitud de enfermedades. Probablemente es lo más importante en una persona”.



7.- “Si obedeces todas las reglas, falta toda la diversión”.



8.- “Recuerda, si alguna vez necesitas una mano que ayude, está al final de tu brazo. A medida que creces, recuerda que tienes otra mano: la primera es para ayudarte a ti mismo, la segunda es para ayudar a otros”.



9.- “Las oportunidades no llegan a menudo solas. Por lo que, cuando lo hacen, tienes que aprovecharlas”.



Audrey Hepburn10.-La mejor cosa a la que aferrarse en la vida es el uno al otro".



11.- “Haz en la medida de lo que esperas conseguir”.



12.- “Puedes conocer a una persona no tanto por lo que dice de sí misma, sino a partir de lo que dice sobre los demás”.



13.- “La gente, incluso más que las cosas, tiene que ser restaurada, renovada, revivida, reclamada y redimida; nunca tires a nadie”.



14.- “Solo la gente sencilla sabe qué es el amor. La gente complicada trata tanto de causar impresión que pronto agota su talento”.



15.- “El amor no tiene nada que ver con lo que esperas conseguir, solo con lo que esperas dar; es decir, todo”.



16.- “Siempre sé una primera versión de ti”.



17.- “La belleza de una mujer debe verse en sus ojos, porque es la puerta de entrada a su corazón, el lugar donde reside el amor”.



Audrey Hepburn18.- “La belleza de una mujer no está en un lunar facial, la verdadera belleza de una mujer se refleja en su alma. Es el cuidado que da amorosamente, la pasión que muestra. La belleza de una mujer crece con el paso de los años”.



19.- “Para tener hermosos ojos, mira lo bueno en las personas. Para tener labios atractivos, habla palabras cariñosas. Para tener un cuerpo delgado, comparte tu comida con el  necesitado. Para tener un cabello hermoso, deja que un pequeño pase sus manos a través de él diariamente. Para tener buen porte, camina con la sabiduría de que sabes que nunca caminarás sola”.



20.- “¿Por qué cambiar? Todo el mundo tiene su propio estilo. Una vez que has encontrado el tuyo, deberías apegarte a él”.


Licencia de Creative Commons
Mis 20 frases favoritas de Audrey Hepburn by Texto: La Meiga y su caldero - Arancha Moreno - Frases: Audrey Hepburn is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional License.

16 marzo, 2016

Deja Como Nuevos Tus Coloretes, Sombras y Polvos Compactos

Las sombras de ojos, coloretes y polvos compactos, pueden contaminarse y deteriorarse por el uso, incluso antes que expire su caducidad. Esto puede ser debido a varios factores: el uso de brochas y aplicadores contaminados, la aplicación del producto con los dedos, la utilización de las sombras con agua para obtener un efecto eyeliner, etc.


En estos cosméticos, la capa que se contamina es la más superficial, por lo que retirarla es la mejor manera de eliminar el riesgo de sufrir algún efecto indeseable en la piel.


En este post quiero compartir contigo algunos trucos para eliminar esa primera capa, de tal forma que no dañes el producto y puedas seguir utilizándolo.


Deja como nuevos tus coloretes, sombras y polvos compactos


Pero, ojo, si eres consciente de que la caducidad ha expirado hace tiempo, si no te acuerdas siquiera de cuándo lo compraste, si ha cambiado su textura (o su color u olor), estos trucos no te servirán. Desecha el producto, ni te lo pienses.


Truco 1 - Con cinta de embalar


Toma un trozo de cinta de embalar, que sea suficiente para cubrir la superficie que quieras recuperar. 


Deja como nuevos tus coloretes, sombras y polvos compactos - Truco 1 - 1


Colócala sobre los polvos y apriétala con firmeza sobre la zona ayudándote de los dedos. Eso sí, ten cuidado de no dañar el cosmético.


Deja como nuevos tus coloretes, sombras y polvos compactos - Truco 1 - 2


Una vez bien presionada sobre la zona que quieras limpiar, tira suavemente de ella. Verás que se queda adherida la capa más superficial de polvos.


Deja como nuevos tus coloretes, sombras y polvos compactos - Truco 1 - 3


Si lo consideras necesario, puedes repetir la operación tantas veces como consideres necesario. 


De esta forma habrás retirado la primera capa de cosmético que pueda estar contaminada o que haya perdido sus propiedades en cuanto a textura y color.


Este método es mi preferido, por limpio, por sencillo y porque la superficie del cosmético queda como nueva. 


Deja como nuevos tus coloretes, sombras y polvos compactos - Truco 1 - Resultado


Truco 2 - Con una cuchilla


Esta forma de retirar la superficie de tus sombras, coloretes y polvos compactos es menos segura y menos higiénica, aunque también funciona.


Deja como nuevos tus coloretes, sombras y polvos compactos - Truco 2 - 1


Sólo tienes que ayudarte de una cuchilla. Yo utilizo las de pedicura, porque son cuadradas y con buen filo, ideales para esta tarea


Para que no sea peligroso, te puedes fabricar una herramienta DiY como la que yo utilizo y que es bastante útil. Para hacerlo sólo necesitas un pedazo de espuma de poliuretano (de las rígidas que se usan para embalar). 


Corta un rectángulo suficientemente grande para que pueda alojar la cuchilla, pero dejando un espacio a todo su alrededor. Córtalo a la mitad. En una de las mitades haz un corte para entre la mitad de la cuchilla y pégala bien con pegamento de contacto. En la otra mitad haz otro corte para que puedas esconder el filo de la cuchilla que no está pegado y no te cortes. 


Coloca en cada uno de los extremos de la funda de la cuchilla un pedazo de plástico rígido, por si al apretar el filo de la cuchilla acaba cortando su soporte y llega hasta el final, así evitarás accidentes.


Con esta herramienta (o con la cuchilla desnuda, si no te importa el peligro), raspa la superficie del cosmético, de tal forma que retires la capa más superficial. Hazlo suavemente, con pequeñas pasadas.


Deja como nuevos tus coloretes, sombras y polvos compactos - Truco 2 - 2


Deja como nuevos tus coloretes, sombras y polvos compactos - Truco 2 - 3


Utiliza una brocha para retirar los polvos que hayan resultado de la operación. Repite si es necesario.


Deja como nuevos tus coloretes, sombras y polvos compactos - Truco 2 - 4


Finaliza limpiando los bordes del contenedor con un papel o tisú humedecido en alcohol.


Deja como nuevos tus coloretes, sombras y polvos compactos - Truco 2 - 5




No te olvides de limpiar también la cuchilla, para poderla utilizar de nuevo sin peligro de contaminación.


Deja como nuevos tus coloretes, sombras y polvos compactos - Truco 2 - 6


Este truco tiene algunas desventajas: se ensucia mucho, puedes acabar arrastrando algunas partículas que contengan gérmenes sobre la superficie limpia y el acabado queda rayado y poco uniforme. Aunque es bastante útil para dejar en buen estado de revista tus productos de maquillaje compacto.


Truco 3 - Con un tisú


Como la finalidad es retirar la primera capa de cosmético que pueda estar contaminado, te puedes ayudar con un tisú suave para hacerlo.


Es el método que menos me gusta, porque puedes correr el riesgo de arrastrar restos de producto que tenga gérmenes sobre la segunda capa que supuestamente estaría limpia.


Si utilizas este truco, emplea siempre un tisú o una gasa. Nunca papel higiénico o algodón, porque pueden dejar restos. 




Post relacionados:

Créetelo, los Cosméticos También Caducan
Limpieza de Tus Brochas de Maquillaje
Cómo Limpiar Tus Brochas de Maquillaje: Demostración
Tu Maquillaje También Tiene "Fondo de Armario" 


La primera vez que apareció este artículo fue en el blog de La Meiga y Su Caldero.


Licencia de Creative Commons
Deja como nuevos tus sombras, coloretes y polvos compactos by La meiga y su caldero - Arancha Moreno is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional License.

09 marzo, 2016

Consejos para Aliviar el Dolor de Garganta

Los dolores de garganta son unos invitados no deseados durante todo el año, aunque se empeñan en visitarnos con más frecuencia durante la época de frío. Y son molestos, muy molestos.


Por eso te quiero dar algunos remedios naturales para aliviar tus dolores de garganta.


Consejos para aliviar el dolor de garganta


Estos consejos son para afecciones leves. En cualquier caso, te recomiendo siempre que ante cualquier problema de salud consultes con tu médico o, al menos, con tu farmacéutico. Especialmente:


  • Si tu dolor de garganta de dura más de tres días, porque puede ser un síntoma de una infección que necesite atención médica.

  • Si tienes fiebre alta, dolor de oídos, tos fuerte, inflamación en las amígdalas, bultos en la garganta u otros síntomas preocupantes.


Pero antes de darte esos trucos para atenuar las molestias de la garganta, quiero poner en práctica eso de más vale prevenir.


Cómo evitarlo


  • Lávate las manos con frecuencia. Si no tienes a mano un lugar donde lavarte las manos con agua y jabón, utiliza un gel antibacteriano. De ese modo evitarás el contagio de muchas enfermedades.

  • Si no estás en tu casa o hay alguien con gripe o infección que afecte a la garganta, no te seques con toallas de uso común. Es más recomendable utilizar un secador de aire o toallas de papel.

  • Cambia tu cepillo de dientes de forma periódica. Es una manera de evitar los gérmenes y los autocontagios recurrentes. 

  • Hidrátate, incluso aunque haga mucho frío. Bebe agua a pequeños sorbos para mantener la humedad en tu garganta. 

  • Evita las bebidas y alimentos muy fríos y los muy calientes. En el caso del agua, es más saludable que la bebas a temperatura ambiente o ligeramente fresca.  

    Protege tu garganta del frío con bufandas y fulares
  • Protege tu garganta del frío con bufandas, fulares o jerséis de cuello alto.

  • Evita los cambios bruscos de temperatura, que son poco recomendables para tu garganta y para el resto de tu anatomía. 

  • Intenta no permanecer en lugares muy secos.

  • Huye de las corrientes de aire y los chorros directos de aire acondicionado. 

  • No te expongas a productos químicos fuertes: lejía, amoníaco, disolventes, etc. Si debes utilizarlos, ponte una mascarilla y ventila bien la zona en la que los estés usando.

  • No grites ni fuerces la voz.

  • Evita fumar y los lugares con mucho humo.
 
  • Haz gárgaras de forma preventiva. Esta costumbre (no demasiado común, dicho sea de paso) puede ayudarte a evitar dolores de garganta y otras afecciones en la zona.  


Consejos para mitigar las molestias


  • Bebe agua en cantidad suficiente. Siempre del tiempo y a pequeños sorbitos. Al hidratarte la zona, disminuirás la sensación de dolor y quemazón.
 
  • Usa y abusa de las infusiones. Por el mero hecho de estar calentitas te aliviarán mucho las molestias en la garganta y, además, te hidratarán. Las de tomillo, salvia, jengibre o regaliz son ideales en este caso. Y si las endulzas con miel, mucho más. 
 
  • Bebe zumos naturales y alimentos ricos en vitamina C, que nunca viene mal. Esta vitamina no protege de la gripe o los resfriados, pero sí que parece ayudar con los síntomas. 

  • Hazte fan de los caldos. Te hidratarán y te calmarán al tomarlos calentitos. Y si no puedes tragar apenas nada, será una forma de ingerir algo de alimento.  
 
  • Si también tienes mucosidad, procura evitar los lácteos unos días, porque suelen aumentarla. Después de curarte, puedes seguir con tu dieta habitual. 

  • Si tienes mucha dificultad al tragar, toma alimentos blandos para evitar las molestias. Si te cuesta deglutir, al final no te nutrirás como es debido y necesitas reponer fuerzas. 
 
  • Prepara un jarabe casero con el zumo de medio limón y una cucharadita de miel. Este jarabe puedes tomarlo a cucharaditas a lo largo del día o mezclarlo con agua para irlo bebiendo poco a poco. 

    Infusión de jengibre, menta, limón y miel
  • Haz una infusión de jengibre y limón y tómala a lo largo del día. Pon agua a hervir. Según hierva, añádele una rodaja de jengibre. Deja reposar la infusión tapada durante unos 5 minutos. Luego añádele el zumo de medio limón y, si quieres endulzar ponle una cucharadita de miel. También puedes enriquecer la infusión con menta.

  • Pon en un vaso el zumo de medio limón, una cucharada de miel y una cucharada de aceite de oliva. Caliéntalo ligeramente en el microondas (con cuidado de que no queme) y bébetelo mientras todavía está tibio. El limón y la miel tienen propiedades antisépticas y antiinflamatorias, mientras que el aceite de oliva te suavizará y nutrirá la garganta. 
 
  • Haz gárgaras varias veces al cabo del día, especialmente por la noche. Puedes hacerlas añadiéndole al agua:
 
      • El zumo de medio limón y una cucharadita de bicarbonato.
      • Una cucharada de vinagre de manzana y una cucharadita de bicarbonato.
      • Una cucharadita de sal (para 1 vaso de agua).
      • Agua oxigenada (50% agua, 50% agua oxigenada). 
 
  • Ojo, si haces gárgaras, no te olvides de enjuagarte la boca para evitar que se dañen tus dientes. Eso sí, no lleves el agua durante el enjuague hasta la zona de la garganta, para no arrastrar la mezcla anterior. Y, por supuesto, no tragues el líquido con el que has hecho las gárgaras, porque puede ser peligroso. Es fácil que esté lleno de gérmenes que no te interesa que lleguen a tu estómago o, en el caso del agua oxigenada, puede ser tóxico. 
 
  • Date una o dos duchas diarias con agua bien caliente, insistiendo en la zona. El calor te ayudará a mitigar el dolor y el vapor te hidratará la garganta. Y si tienes congestión nasal también te vendrá muy bien para combatirla de forma natural. Puedes añadirle a la ducha o el baño unas gotas de aceite esencial de menta, eucalipto o tomillo.

  • Aplícate calor en la garganta. Llévala protegida todo el día, pero si necesitas un extra, puedes ponerte una compresa o toalla caliente en la zona afectada. Moja una toalla en agua caliente, escúrrela bien colócatela sobre la garganta. Puedes irla recalentando en el microondas cuando se vaya enfriando, con cuidado de que no esté tan caliente que te pueda quemar.  

  • Mantén la humedad en las habitaciones en las que estés. Un humidificador eléctrico o unos recipientes con agua encima de los radiadores te ayudarán con esta tarea.  
 
    Caramelos para la garganta
  • No abuses de los caramelos y sprays con anestésicos. Si se trata de una infección o dolencia más grave, este tipo de medicamentos pueden enmascararla y retrasar la visita al médico.


Hay otros remedios naturales que tienen como base la cebolla, el ajo o la pimienta de cayena, pero los he considerado menos agradables por su olor o su sabor y por eso no aparecen entre estos consejos.



Post relacionados:

Trucos para Maquillarte Si Estás Resfriada
Usos del Agua Oxigenada: Desinfectar el Cepillo de Dientes 


La primera vez que apareció este artículo fue en el blog de La Meiga y Su Caldero. 


Licencia de Creative Commons
Consejos para aliviar el dolor de garganta by La meiga y su caldero - Arancha Moreno is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional License.

02 marzo, 2016

Recupera los Esmaltes de Uñas Secos

Seguro que alguna vez te has ido a pintar las uñas con tu esmalte favorito y, horror, te has dado cuenta que estaba tan espeso que casi era más apropiado para usarlo en la construccion que en tu manicura. Y eso da rabia, mucha rabia. 


Para solucionar este inconveniente y, más importante aún, para evitar en la medida de lo posible que no te suceda de nuevo, a continuación encontrarás algunos trucos útiles. No te los pierdas y sigue leyendo... 



Recupera los esmaltes de uñas secos


¿Qué hacer?


Lo que sí debes hacer


  • Añadirle un diluyente específico para esmalte de uñas. Hay muchas marcas que los tienen disponibles (ojo, es diluyente, no quitaesmaltes). Si se trata de esmalte en gel, tendrás que utilizar uno específico para este tipo de laca de uñas, porque tiene un componente específico que es el que reacciona con la luz UV.
 
  • Incorporarle unas gotitas de alcohol. Sólo hacen falta unas pocas gotas, que puedes introducir en el frasco de esmalte con una jeringuilla o un gotero. 

  • Dejar secar bien entre capa y capa. 

  • Al añadirle diluyente, puedes perder algo de brillo y durabilidad, según el caso, por eso conviene terminar con una fina capa de top coat. Mi consejo: deja secar bien las dos capas de esmalte antes de aplicar el top coat. Yo suelo dejar pasar incluso uno o dos días entre el esmalte y el brillo. De esa forma aumento la durabilidad y evito las posibles burbujitas que se forman cuando no se secan bien las distintas capas de laca de uñas. 


Lo que hacer en caso de emergencia


    Esmalte de uñas
  • Ponerlo al baño maría. Coloca la botellita de esmalte en un recipiente con agua y ponlo a calentar. Puedes utilizar la cocina o el microondas. Eso sí, debes tener cuidado de quitar la tapa antes, de que no entre agua en la laca de uñas (el agua debe llegar no más allá de la mitad de la botella) y de que no se caliente demasiado. Una vez que adquiera la textura adecuada, retíralo y utilízalo inmediatamente, antes de que vuelva a espesarse. Este truco no lo debes utilizar por norma, porque el calor daña la laca y provoca un efecto rebote, puesto que vuelve a espesarse más aún una vez que se enfría.


Lo que no hacer nunca


  • Añadirle acetona o quitaesmaltes. Aunque son los remedios más populares, no son nada recomendables por lo siguiente:


      • Ten en cuenta que estos productos sirven para retirar la laca de uñas, no para diluirla.

      • La laca de uñas se deteriora de forma permanente. Aunque la veas más líquida al añadirle acetona o quitaesmaltes, volverá a espesarse enseguida y perderá sus cualidades. Y, como la siguiente vez que vayas a usarla verás que está más espesa y grumosa aún, le echarás más quitaesmalte queriendo solucionar el desaguisado; con lo que iniciarás un círculo vicioso que sólo termina tirando tu laca de uñas. 

      • Dejan el esmalte con aspecto mate.

      • El lacado durará muy poco tiempo, dejándolo quebradizo.

 
  • Si has utilizado acetona como último recurso, no te olvides de aplicarte una capa de top coat para aportarle algo de brillo y de duración a tu manicura, aunque la resistencia nunca volverá a ser la original.


Te ayudará...


  • Si no puedes abrir la botella, no la introduzcas en agua caliente y haz lo siguiente, porque es más efectivo y no daña el esmalte: enrolla una goma elástica alrededor del aplicador y abre. Verás que puedes desenroscar el aplicador sin problemas. Eso sí, este truco sólo funciona si se trata de una goma sin forrar, de las típicas que se usan en una oficina.


    Goma elástica para abrir los frascos de esmalte de uñas que se resisten
    El truco definitivo para abrir los frascos rebeldes...


  • Cuando le pongas las gotitas de disolvente o alcohol, ten cuidado de no mezclar agitando el frasco arriba y abajo. De esa forma sólo conseguirás formar esas molestas y feas burbujas que arruinarán tu manicura. Coloca la botella sobre tu mano y hazla rodar, así conseguirás que el el disolvente o el alcohol aligeren el esmalte, pero sin formar pompitas.


Para mezclar el esmalte de uñas no agites arriba y abajo la botella, hazlo rodar sobre las palmas de tus manos


Evita que se seque


  • Guarda tus esmaltes en un lugar fresco, seco y protegido de la luz. No tengas miedo de recurrir incluso a la nevera.


  • Mantenlos siempre en posición vertical, para mantener mejor la integridad de la laca de uñas.


  • Mantén el cuello de la botella bien limpio, con acetona pura y un tisú. Nunca con algodón, porque suelta pelusillas que terminan en el aplicador... y luego en tus uñas.


  • Píntate las uñas rápidamente para evitar que se seque el esmalte. No dejes el pincel mucho rato fuera de la botellita.


  • No te esmaltes las uñas en zonas donde haya viento, corrientes de aire, ventiladores o aire acondicionado, porque la laca de uñas se resecará mucho más rápidamente.


Si está demasiado dañado


    Esmaltes de uñas
  • Si por mucho que intentes recuperar el esmalte sigue quedando muy espeso para lacarte las uñas de una forma digna, siempre puedes darle un nuevo uso sin necesidad de desecharlo: las manualidades.


  • El esmalte de uñas es perfecto para pintar sobre cristal, cerámica y porcelana. Permite conseguir distintos acabados según la forma de aplicarlo: una sola capa para lograr un efecto translúcido, capa sobre capa sin dejar secar, capa sobre capa dejando secar para obtener mayor relieve... Si vas a utilizar tus lacas de uñas para decorar, te aconsejo que termines siempre con una capa de barniz transparente para preservar tu creación.



Post relacionados:

Cómo Conseguir un Esmaltado de Larga Duración  
Cómo Tener unas Uñas Fuertes y Sanas
18 Consejos para Cuidar Tus Uñas (I)
18 Consejos para Cuidar Tus Uñas (II) 
15 Consejos para Unas Manos Perfectas (I)
15 Consejos para Unas Manos Perfectas (II)  


La primera vez que apareció este artículo fue en el blog de La Meiga y Su Caldero.


Licencia de Creative Commons
Recupera los esmaltes de uñas secos by La meiga y su caldero- Arancha Moreno is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional License.

Síguenos por correo electrónico