17 junio, 2013

18 Consejos para Cuidar Tus Uñas (II)

Esta es la segunda parte del post 18 Tips para Cuidar Tus Uñas, donde encontraréis cómo cortarlas, limarlas y pulirlas y, también, cómo nutrirlas y protegerlas para que siempre estén bonitas, sanas y brillantes.

 
Vamos con los 10 consejos que completan el post...
 

9.- Si os vais a cortar las uñas, es mejor hacerlo después del baño o tras haberlas tenido unos minutos en remojo en agua tibia o con algún aceite vegetal. Así estarán más flexibles y no se astillarán al cortarlas. Eso sí, a la hora de limarlas, es mejor que no estén húmedas, porque es contraproducente.


10.- A la hora de recortar las uñas hay que hacerlo dándoles una forma que no las debilite. Las uñas cuadradas con bordes redondeados y no muy largas son las más resistentes, las que tienen forma puntiaguda y un largo excesivo, son las que se ven más debilitadas. Teniendo en cuenta estos extremos, sólo tenéis que escoger la forma que más favorezca a vuestras manos, pero respetando su fuerza y resistencia.


11.- Aunque ya lo habréis oído mil veces, no cortéis las cutículas, echadlas para atrás suavemente con un palito de naranjo. Si la cortáis, lo que conseguiréis es hacerlas más gruesas y que tengan un crecimiento aún más rápido; además de favorecer los padrastros y pellejitos alrededor de la uña. Y eso por no hablar que podéis acabar dañando el nacimiento de la uña, con lo que sólo conseguiríais que, a partir de entonces, crezca deformada.


manos femeninas
12.- Evitad las limas de metal y las de cartón de mala calidad, porque debilitan mucho la uña y favorecen que se partan y se astillen. Las ideales son las de fibra de vidrio o las de cristal; duran muchísimo, respetan la uña y cumplen a la perfección su misión de limar.


13.- Limadlas de los bordes hacia el interior con movimientos amplios y en una sola dirección. Se trata de limar los bordes, no de lijar el canto de la uña.


Os dejo un tutorial donde hablan acerca de cómo cortar y limar las uñas correctamente:

Si no podéis ver el vídeo correctamente, por favor, pinchad aquí.


esmalte de uñas14.- Aunque los pulidores dejan un acabado espectacular, es importante no abusar de ellos. Y, por supuesto, es necesario utilizarlos de buena calidad (que no caros) para que os aseguréis que no dañan la uña.


15.- Utilizad un buen esmalte de uñas, a ser posible con una base protectora antes. Aunque aquí hay un pequeño conflicto de intereses: un buen esmalte tiene pigmentos potentes que facilitan que la uña amarillee (sobre todo en colores oscuros y ocurre aunque llevéis base) y, los que no son tan buenos, no amarillean pero resecan y dañan la uña. Todo es cuestión de poner en una balanza las dos cuestiones y buscar el mal menor. Si os decantáis por esmaltes con facilidad para amarillear la superficie de la uña, la solución es intercalarlos con colores claros o dejarlas sin pintar de vez en cuando y pulirlas.


aplicando brillo de uñas
14.- Protegedlas del sol, tanto si las lleváis pintadas o al natural. El sol reseca y amarillea las uñas.


15.- Protegedlas del frío durante el invierno con unos buenos guantes. No sólo cuidaréis vuestras manos, también vuestras uñas. Éstas se resienten con el frío, la humedad y el viento tanto como las manos.


16.- Masajeadlas con el resto de las manos, haciendo hincapié en la zona de las cutículas.


Aquí podéis ver un vídeo que os muestra cómo dar un buen masaje de manos para relajarlas y nutrirlas. Sólo debéis insistir un poco más en las uñas y cutículas, et voilà.

Si no podéis visualizar el vídeo, pinchad en el siguiente enlace.


crema17.- Nutridlas diariamente y, si puede ser, tras cada lavado. Una crema específica para manos con SPF es una excelente opción. Para enriquecer esa crema o para aplicarlos por la noche, no hay nada como los aceites vegetales: ricino, borraja, onagra, gérmen de trigo, oliva, aguacate, etc. Y, si tenéis manchas, añadidle a la crema o el aceite unas gotitas de limón, así facilitaréis que de difuminen poco a poco.


18.- Por supuesto, si notáis alguna anomalía en las uñas, consultad con vuestro médico lo antes posible.


Ahora ya podéis estar de uñas... de uñas bonitas y cuidadas, claro ;)




También os puede interesar:


18 Consejos para Cuidar Tus Uñas (I) 
15 Consejos Para Conseguir unas Manos Perfectas (I)
15 Consejos Para Conseguir unas Manos Perfectas (II)





No hay comentarios:

Publicar un comentario

Estamos encantados de que nos dejes tus aportaciones, porque tu opinión es importante para nosotros. Sólo te pedimos que, por favor, no publiques links ni contenidos publicitarios de ningún tipo, porque estos no serán publicados. Si deseas anunciarte, contacta con nosotros previamente. Gracias.

Síguenos por correo electrónico