21 junio, 2013

Yogur Griego con Cerezas

Hoy os traigo una receta sencilla donde las haya. Además es sana, equilibrada y fresquita, ideal para el verano: postre de yogur griego con cerezas.


Las cerezas son frutas que nos aportan una gran cantidad de nutrientes. Son ricas en calcio, magnesio y potasio y también aportan fósforo, hierro, selenio y zinc. Y, en cuanto a vitaminas, tampoco se quedan cortas: A, B, C y E. Tienen una gran cantidad de agua, por lo que nos ayudan a no deshidratarnos con las altas temperaturas y nos aportan fibra. Y eso por no hablar de que nos ayudan a retrasar el envejecimiento por sus propiedades antioxidantes. Vamos, unas pequeñas joyas que no podemos desaprovechar en nuestra dieta.


Después de esta promoción (que no me paga ninguna asociación de agricultores, dicho sea de paso, aunque todo se puede hablar...) vamos a la receta en cuestión:
 

Ingredientes (para 4 personas):


4 yogures griegos 0% de materia grasa
200 gr. de cerezas
4 cucharadas de azúcar integral de caña


Notas sobre los ingredientes:


  • El yogur griego puede ser sin desnatar, aunque el postre será menos ligero. Personalmente me encantan los de Fage, yo lo encuentro en Hipercor, aunque seguro que lo podéis adquirir en otros establecimientos.
  • Podéis sustituir el yogur griego por queso fresco ligero. El queso fresco light de Carrefour está buenísimo y no parece desnatado; viene en tarrina. 
    cerezas con yogur griego
  • Podéis sustituir las cerezas por picotas (un tipo de cereza) u otra fruta roja. Aunque os recomiendo que probéis esta combinacion sólo una vez, ya me contaréis vuestra opinión...
  • Importante: que las cerezas estén bien maduritas, sin llegar a estar pasadas.
  • En lugar de azúcar, podéis usar edulcorante tipo sacarina, estevia, miel o siropes de frutas.
  • Podéis añadirle unas hojitas de menta picadas finamente.

 
Preparación:


Lavad bien las cerezas y cortadlas en trocitos. El trabajo es algo laborioso, aunque merece la pena. Mi truco, haced un corte en todo el díámetro hasta llegar a la semilla y sacad la primera mitad (se desprende fácilmente); con la segunda mitad, sólo tenéis que partirla en dos, sacar una de ellas con la mano y, la que queda, retirarla con ayuda del cuchillo.


Mezclad el yogur con el azúcar o el edulcorante y repartidlo en boles individuales.


Poned los trozos de cereza encima del yogur.


Adornad con un par de cerezas enteras y/o con una ramita de menta.


Servid muy frío y a disfrutar. 


Consejo plus:


Si le añadís unos copos de avena o muesli, se convierte en un excelente desayuno para tener energía todo el día o una merienda veraniega para los más pequeños.









No hay comentarios:

Publicar un comentario

Estamos encantados de que nos dejes tus aportaciones, porque tu opinión es importante para nosotros. Sólo te pedimos que, por favor, no publiques links ni contenidos publicitarios de ningún tipo, porque estos no serán publicados. Si deseas anunciarte, contacta con nosotros previamente. Gracias.

Síguenos por correo electrónico