20 marzo, 2014

Primera Comunión a la Vista... ¿Qué Me Pongo? (II)


comunionEn la primera parte de Primera Comunión a la Vista... ¿Qué Me Pongo? pudiste ver qué tipo de vestuario y complementos son los más adecuados para ese tipo de celebración. En esta que comienza ahora, encontrarás lo que no se debería hacer nunca si se va a acudir a una Comunión, ya seas el padre o madre del comulgante como un@ invitad@. 

 
Comenzamos...

 
Qué no ponerse


Si eres mujer...


    vestido de gala
  • Vestidos largos. Es un acto que se celebra por la mañana y no es de gala, por lo que nunca se debe llevar traje largo. Es un error monumental, aunque se prevea que el banquete se alargará hasta la madrugada. Para saber cómo vestirse, se toma como referencia la hora a la que comienza el evento, no a la que termina.
  • Minifaldas y maxiescotes. Son totalmente inapropiados para una celebración de estas características, que se caracteriza por ser tener como protagonista a los niños, por tratarse de un encuentro familiar y por tener una parte que se celebra en un recinto sagrado. Mejor dejar este tipo de prendas para las noches más locas... e incluso en esos momentos es un error de bulto lucir al mismo tiempo una mini más corta que un cinturón ancho y un escote de vértigo. 
  • Ir de negro. Se trata de una celebración alegre e infantil, además de ser por la mañana. Si no puedes evitar una cierta adicción al negro, al menos lleva complementos con mucho color.
  • Los brilli-brilli y la pedrería. Son más propios de la noche y los eventos de gala e, incluso en esas ocasiones, es necesario llevarlos con mesura. Este tipo de error suele ser directamente proporcional a la edad: a más edad, más brillos y metalizados.
  • Los estampados excesivos. Con ellos es fácil excederse con el resto de look, puesto que requieren mucha sobriedad en los complementos, el maquillaje y el peinado.
    bailarinas doradas
  • Los zapatos muy bajos, salvo que tengas menos de 14 años o tengas algún problema médico grave. Un día es un día, así que ponte tacones. Si no los soportas muy bien, unas plantillas de silicona (de las que se ponen en la almohadilla del pie), te ayudarán mucho.
  • Las botas. Pro-hi-bi-das. Son un tipo de calzado que nos encanta, pero no son adecuados para ningún evento o ceremonia... por muy bonitas que sean.
  • Medias tupidas o con un estampado excesivo. Este tipo de medias son cómodas y quedan muy bien, pero son para un outfit casual.
    hileras de perlas
  • Tocados y pamelones del diámetro de una rueda de camión. Para una Primera Comunión, lo mejor es evitar adornos excesivos en el cabello. Si no puedes prescindir de ponerte algo en la cabeza, mejor una pamela discreta que un tocado.
  • Gafas de sol junto con el tocado o la pamela. Y la cosa empeora si no nos las quitamos para saludar al resto de invitados, para tomar el cóctel en el exterior o durante la sesión de fotos.
  • Bolsos joya con infinidad de metal o pedrería, son más apropiados para un evento nocturno y de gala. Y otro no rotundo a los bolsos grandes.
  • Joyería o bisutería en exceso. Tanta como para poner un puesto en un mercadillo o para que salte la alarma en un arco detector de metales. Menos siempre es más.
    ojo muy maquillado
  • Relojes deportivos, con correas de plástico o con colores flúor. No son lo más acertado si se viste con cierta formalidad.
  • Recogidos intrincados o con sobredosis de laca
  • Maquillajes recargados y con tonos muy oscuros. No hay que olvidar que se trata de un evento que se celebra durante el día... y la luz diurna es una cruel chivata de los excesos cometidos con el make up.

 
Si eres hombre...


  • No llevar chaqueta, aunque haga calor. 
  • Llevar vaqueros u otro tipo de pantalón casual. Ya sabemos que te sientan bien, pero es mejor dejarlo para ocasiones menos formales.
  • Las camisas de sport: cuadros, vaqueras, con estampados, etc.
    esmoquin
  • El chaqué o el esmoquin. Es una Comunión, no una boda.
  • Llevar camisa de manga corta con corbata y chaqueta... o, peor aún, sin chaqueta. Mangas cortas y eventos no se llevan nada bien.
  • No llevar corbata, a menos que se tenga menos de 14 años.
  • Las corbatas demasiado originales: bolos (los cordones tipo tejano), pañuelos, corbatones, etc.
  • No llevar calcetines con los zapatos.
    zapatos marrones
  • Lucir zapatos de sport (mocasines, náuticos, sandalias, chanclas...) y/o que no sean de color negro.

 
Es importante recordar, sobre todo las madres de la criatura y a invitadas sedientas de atención, que el protagonista es el que hace la Comunión, nadie más. Por eso es conveniente ser discret@ y elegante, con la finalidad de acompañar al comulgante, no de ser la estrella de la fiesta.


Espero que estos tips te hayan sido útiles. ¿Tienes tú algún consejo más?



Post relacionados:

Primera Comunión a la Vista... ¿Qué Me Pongo? (I)

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Estamos encantados de que nos dejes tus aportaciones, porque tu opinión es importante para nosotros. Sólo te pedimos que, por favor, no publiques links ni contenidos publicitarios de ningún tipo, porque estos no serán publicados. Si deseas anunciarte, contacta con nosotros previamente. Gracias.

Síguenos por correo electrónico