19 enero, 2014

30 Consejos para Comprar (Bien) en Rebajas (II)

shoppingEn la primera parte de 30 Consejos para Comprar (Bien) en Rebajas, te di algunos trucos y consejos para comprar en las rebajas como una profesional. En esta segunda entrega te hablaré de las obligaciones que tienen los establecimientos en el período de rebajas y, por supuesto, de tus derechos; que en rebajas siguen siendo los mismos que durante el resto del año.


Vamos a por los 11 consejos restantes...


20.- Recuerda que los artículos rebajados tienen que tener un precio menor al que exhibían en el mes anterior al inicio del período.


21.- Un artículo rebajado tiene que estar en perfectas condiciones para ser considerado rebaja. Si tiene taras o defectos, es un saldo y no puede venderse como rebajado. Los saldos deben estar separados del resto del género (con precio normal o rebajados), deben indicar en la etiqueta cuál es la tara que tienen y tener un precio mucho más bajo. Por todo esto, te recomiendo que revises cada artículo cuidadosamente y, si tiene algún defecto, no lo compres.


22.- Por cierto, la mercancía rebajada debe estar separada del resto, algo que no se cumple la mayor parte de las veces. Lo suelen hacer porque es fácil que acabes comprando un artículo no rebajado, pero del que te has encaprichado mientras buscabas en el perchero que rezaba rebajas. Consejo: presta atención.


tarjeta de credito23.- En rebajas tienes los mismos derechos que el resto del año: garantía, servicio post venta, etc.


24.- Si aceptan tarjetas de crédito durante todo el año, deben hacerlo también en rebajas, salvo que informen de ello clara y específicamente en la zona de cajas. Si no hay ningún cartel que lo indique, te tendrán que aceptar la tarjeta, sí o sí. Tampoco pueden cobrarte un cargo extra por realizar el pago con tarjeta en rebajas, es ilegal.


25.- En cuanto a las devoluciones, debes tener en cuenta que los establecimientos no tienen obligación de reintegrarte el dinero, a no ser que sea la política de la empresa (ya sabes, el "si no queda satisfecho, le devolvemos su dinero") y se informe expresamente al cliente de ello. De hecho, no tienen obligación de darte un vale o de cambiártelo por otro producto, aunque es una práctica muy habitual. La única obligación al respecto de las devoluciones es que si el producto está defectuoso, sí tienen que cambiarte el artículo por otro igual o devolverte el dinero. Así que ojo con esa práctica tan extendida de comprar un montón de cosas sin probárselas y ya devolveré lo que no me sirve después; te puedes encontrar con una bonita colección de ropa o complementos que tendrás que regalar.


rebajas26.- El género rebajado debe tener el precio antiguo al lado del nuevo, para que puedas comprobar el ahorro real. La práctica habitual es poner un precio encima del otro, así que pide que te indiquen el importe sin rebajar si no consigues verlo en la etiqueta.


27.- Si el artículo lleva instrucciones, debes exigir que estén en español. Si no es así, exige que te las faciliten en la tienda o no compres. Después de gastarte tu dinero, es vergonzoso que tengas que bucear por la red buscando una traducción o pidiendo un favor a algún políglota de tu entorno para saber cómo se utiliza tu nueva plancha del pelo.


28.- Guarda todas las facturas simplificadas de las compras durante dos años. Si necesitas hacer valer la garantía, lo realmente necesario es el ticket o factura de compra. Durante mucho tiempo hemos creído (o nos han hecho creer) que lo que servía era el documento de garantía sellado por el establecimiento: craso error. Esa garantía sin estar acompañada de un ticket o factura que acredite la adquisición, no vale de nada. Las que tengáis taytantos recordaréis esa frasecita que nos endilgaban los dependientes: "cuando hayan pasado unos días y vea que funciona, se pasa de nuevo y le sellamos la garantía". Y nosotras, hala, a darnos un segundo paseo :(


29.- Guarda los folletos publicitarios, porque son contractuales. Es decir, si una tienda indica en su publicidad que un artículo tiene cierto precio y condiciones, debe facilitártelo tal y como afirma en su folleto, en su email o en su web. Para los sitios web, te recomiendo que saques un pantallazo del producto en cuestión.

centro comercial 
30.- Si no estás de acuerdo con el artículo o las condiciones, pide la hoja de reclamaciones. Todos los establecimientos cara al público tienen obligación de tenerlas. Comprueba, eso sí, que son las hojas de reclamaciones que expiden los ayuntamientos y que no se trata de documentos internos de la empresa, porque no te valdrán para nada.


Y, ahora, felices rebajas. Por cierto, si tienes alguna anécdota sobre las rebajas, please, compártela con nosotras; nos encantará conocerla.



También te puede interesar:

30 Consejos para Comprar (Bien) en Rebajas (I)
La Hoja de Reclamaciones (I) 
¿Qué Hacer Ante la Publicidad Engañosa?
El Ticket ha Muerto: Larga Vida a la Factura Simplificada
Guardar Facturas y Tickets: Muy Importante
Si No Queda Satisfecho, le Devolvemos su Dinero









No hay comentarios:

Publicar un comentario

Estamos encantados de que nos dejes tus aportaciones, porque tu opinión es importante para nosotros. Sólo te pedimos que, por favor, no publiques links ni contenidos publicitarios de ningún tipo, porque estos no serán publicados. Si deseas anunciarte, contacta con nosotros previamente. Gracias.

Síguenos por correo electrónico