15 enero, 2014

30 Consejos para Comprar (Bien) en Rebajas (I)

Ya estamos inmersos en el período de rebajas y parece que este año lo queremos aprovechar con más ganas. Para sacarle todo el partido y evitar que nos den gato por liebre, en este post podrás encontrar 30 consejos que te ayudarán a ser una rebajista cum laude.


En esta primera parte encontrarás los 19 primeros, así que vamos a ello:


1.- Prevé qué vas a necesitar en los próximos meses: ropa, zapatos, complementos, cosmética, perfumes, gadgets, electrodomésticos, menaje, etc. Se realista y práctica. Y, si tienes algún compromiso o regalo que hacer a la vista, aprovecha las rebajas para hacerte con una ganga.


2.- Las rebajas son el momento ideal para adquirir básicos para tu armario o tu casa. Si compras una buena camisa blanca, acertarás, porque le sacarás partido durante mucho tiempo; si adquieres una camiseta con print animal, probablemente la utilizarás lo que queda de temporada... y el año que viene ni siquiera lo sacarás de la bolsa de las prendas de invierno.


3.- También son la oportunidad perfecta para comprar algunos artículos que sean tendencia, pero que previsiblemente van a seguir estando de moda en la siguiente temporada. Para eso tienes estupendos blogs y revistas de moda que te darán toda la información que necesitas.


4.- Haz varias listas con las cosas que quieres comprar en rebajas: cosas imprescindibles, cosas que no te vendrían mal y caprichos.


5.- Prepara un presupuesto aproximado para cada una de esas listas, de tal forma que te gastes primero el dinero destinado a los imprescindibles y, si te sobra dinero, puedas comprar las cosas que sería recomendable tener. Y, claro, si aún así sigues teniendo presupuesto (Oh là là), dedícalo a los caprichos. Para que esto funcione, te recomiendo que el día que vayas a adquirir lo necesario, sólo te lleves un sobre con el dinero justo, así evitarás tentaciones. Otro día, si tienes liquidez, podrás dedicarte al resto de compras.


6.- Compara precios on y off-line antes de comprar. Es importante hacerlo, porque te puedes encontrar con grandes diferencias, incluso en rebajas.


7.- Busca opiniones e información en internet y las redes sociales sobre el producto que vas a comprar. Encontrarás información muy útil para decidir o no la compra.


8.- Pásate antes por la tienda, así podrás comprobar los precios y evitarás que te engañen cuando lleguen las rebajas. Y, como no, te ayudarán a elaborar tu presupuesto rebajil.


tarjeta de credito9.- Si has encontrado eso que te gusta a un precio increíble en internet, pero no tienes claro si es realmente lo que necesitas o si te sentará bien, no te cortes y haz showrooming. Mira el producto en la tienda física, pruébatelo y, si es más barato o tienes más prestaciones, cómpralo en la red.


10.- Intenta no llevar tarjetas de crédito encima, porque es más fácil salirse del presupuesto cuando no ves salir los billetes físicamente tu monedero. 


11.- Hazte una especie de mapa mental (o físico, si hace falta) en el que te hagas un itinerario por las tiendas o departamentos que visitarás... y no te salgas de él.  Así evitarás deambular por lugares repletos de tentaciones.


12.- Ve a comprar sin prisas, así podrás buscar exactamente lo que quieres y podrás meditar más las compras. Es la mejor forma de evitar eso del compulsive shopping.


13.- Los mejores días para comprar: entre semana, a excepción del viernes por la tarde. Las mejores horas: primera hora de la mañana, a la hora de comer y a última de la tarde. Ojo, tampoco vayas a la rebajas en el momento de echar el cierre, porque los dependientes estarán deseando irse a su casa y no te atenderán correctamente.


14.- Procura no ir a comprar en manada, es decir, no lleves a toda la familia o a tu grupo de amigas a las rebajas o terminarás al borde de un ataque de nervios... y con la cartera vacía. Si tienes que comprar ropa para los peques, no tendrás más remedio que llevarles, si no, es mejor que vayas sola o acompañado de tu pareja (si es que se deja, claro) o de tu very best friend. Y no hablemos de hermanas, amigas y compañeras de trabajo: os picaréis las unas a las otras y acabaréis comprando de más.


día de shopping15.- No vayas a las rebajas si estás cansada, deprimida, eufórica o con hambre. Son estados que te llevarán a comprar de más y de forma más impulsiva.


16.- Llévate una buena shopping bag o, incluso, una mini maleta con ruedas. Es la mejor manera de no acabar perdiendo alguna bolsa por el camino. 


17.- No te olvides de utilizar calzado cómodo... o te arrepentirás. Nadie toma una buena decisión si le están mortificando los stilettos.


18.- Si vas a comprar algo con un precio elevado, te aconsejo que te vayas a tomar un café y lo medites. Si después de un rato sigues pensando que lo necesitas, adelante; si tienes dudas, probablemente deberías dejarlo.


19.- Mi recomendación: si no te corre mucha prisa o realmente te gusta mucho, no compres ese artículo rebajado al principio, porque suelen ir bajando de precio durante las tres primeras semanas. Así conseguí un arcón congelador un 20% más barato que si lo hubiese comprado al principio de las rebajas.


En esta primera parte, te he dado consejos para ti y tu forma de afrontar las rebajas. En la segunda te hablaré de lo que debes tener en cuenta en el establecimiento para que no te engañen: obligaciones de la tienda, garantías, etc.


¡Hasta la segunda parte!




No hay comentarios:

Publicar un comentario

Estamos encantados de que nos dejes tus aportaciones, porque tu opinión es importante para nosotros. Sólo te pedimos que, por favor, no publiques links ni contenidos publicitarios de ningún tipo, porque estos no serán publicados. Si deseas anunciarte, contacta con nosotros previamente. Gracias.

Síguenos por correo electrónico