31 enero, 2014

12 Consejos para Proteger tu Cabello del Calor

Quién más quién menos utilizamos fuentes de calor para secar o peinar nuestro cabello. Secadores, planchas y rizadores varios son uno de nuestros mejores herramientas para conseguir un peinado 10; pero también pueden ser un tremendo enemigo, porque el calor excesivo y continuado es una de esas agresiones que nuestro cabello no perdona fácilmente... qué le vamos a hacer, es orgulloso y delicado ;)


Para evitar que una excesiva temperatura dañe irremediablemente nuestra linda melena, aquí tienes una docena de consejos que puede serte útiles:


1.- Aplícate aceite antes de lavarte el cabello, además de dejarte el pelo sedoso y brillante, te ayudará a protegerlo después. Te aconsejo que lo apliques de medios a puntas y lo dejes actuar al menos 20 minutos antes del lavado. Especialmente recomendables: argán, jojoba, sésamo, coco y albaricoque.


2.- Lava tu pelo con un producto adecuado, con la dosis justa y acláralo bien. Es la mejor forma de que no queden restos de champú que podrían debilitar y dañar el cabello, algo especialmente perjudicial si además aplicamos calor. Y recuerda cepillarte el pelo antes del lavado, así eliminarás polvo y suciedad, con lo que el lavado será más efectivo.


3.- Utiliza mascarillas específicas para tu cabello con la frecuencia que te recomiende tu peluquero. Las mascarillas, especialmente las nutritivas, ayudan a proteger tu pelo ante las agresiones y daños futuros.


4.- Si te vas a exponer al sol, acuérdate de utilizar un protector solar también para tu cabello. El daño producido por el astro rey se agrava si, además, le aplicas calor para moldearlo o secarlo. También son imprescindibles pañuelos, gorras y sombreros para evitar el sol directo sobre el pelo.


5.- Utiliza siempre un protector térmico si vas a utilizar calor en tu cabello. Si no quieres productos químicos, puedes usar aceites vegetales como los que te he recomendado en el primer punto o aceites protectores-tratantes como los de Kérastase, Moroccanoil u Orofluido.  No sólo conseguirás proteger tu pelo del calor, además conseguirás un peinado más pulido y duradero. Recuerda aplicarlo en el cabello mojado y secado con una toalla, repartiéndolo bien por todo el cabello. Si es en spray, te recomiendo que lo vaporices a unos 25-30 cm. de tu melena y que luego lo masajees ligeramente para asegurar una cobertura perfecta.


6.- Elige unas buenas herramientas de trabajo. Si la economía lo permite, es mejor invertir un poco más en un buen secador, plancha o tenacillas y asegurarse de que no perjudiquen (demasiado) tu cabello y te permitan conseguir el estilo que deseas. 


7.- Busca cepillos y peines de calidad y que no rompan o perjudiquen tu pelo o tu cuero cabelludo. Y no te olvides de mantenerlos en perfecto estado de revista, así evitarás que te dejen residuos que ensucien y dañen tu cabello al aplicarles calor.


8.- Sigue una regla de oro: aplicar siempre el calor de forma gradual. Es decir, si te secas con el secador, ve subiendo la temperatura poco a poco para que el pelo no se estrese de más. Si vas a utilizar la plancha, te recomiendo que seques primero el cabello con secador (incrementando poco a poco la temperatura) y luego lo planches.


9.- Si vas a usar plancha, acuérdate de secar el pelo totalmente. En caso contrario lo dañarás, porque el agua que contiene el pelo tomará mucha temperatura y lo cocerá (no es un término muy técnico, pero se entiende perfectamente). La única excepción son las planchas que tienen programas para usar en seco y en mojado, como las de Remington. La temperatura ideal dependerá de tu tipo y estado de cabello, aunque el rango será entre 120º y 220º; con menos de 120 no conseguirás alisar el pelo, con más 220º lo chamuscarás.


10.- Y, hablando de planchas, pásala un máximo de 10 seg. por mechón y nunca la dejes más de 2 seg. en una misma zona del mechón. Así evitarás que el pelo se queme.


11.- Si vas a utilizar la técnica del brushing, evita acercar demasiado el secador al cabello. La distancia ideal entre tu pelo y el secador está en unos 10-15 cm., aunque te puedes arriesgar con unos 5 cm. en zonas difíciles y de manera puntual.


12.- Y un consejo que, no por obvio y conocido, es menos cierto: no abuses del calor para secar o moldear tu pelo. Si puedes, deja descansar tu pelo de planchas y secadores de vez en cuando.



También te puede interesar:

Planchas para el Pelo: Consejos de Uso
Mis Secretos para Tener un Pelo Brillante



 


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Estamos encantados de que nos dejes tus aportaciones, porque tu opinión es importante para nosotros. Sólo te pedimos que, por favor, no publiques links ni contenidos publicitarios de ningún tipo, porque estos no serán publicados. Si deseas anunciarte, contacta con nosotros previamente. Gracias.

Síguenos por correo electrónico