05 marzo, 2013

Jabón Natural y Si es Artesano, Mejor

Jabón artesanoYo nunca he sido una apasionada de los jabones en pastilla hasta que, hace algo más de un año, tuve una reacción alérgica fuerte al ácido glicólico y mi cara estuvo más cerca de una paella valenciana que de una piel vagamente humana. Mi dermatólogo me recomendó una jabón natural y muy suave para limpiar mi cara durante el tiempo que durase la (dichosa) reacción. 


Aunque las pastillas de jabón no eran santo de mi devoción, le hice caso al médico, como debe ser y comencé a usarlas. ¡Y menudo descubrimiento! Me encantó el gesto de usar la pastilla y hacer espuma suavemente, por no hablar del efecto tratante del jabón. Y ahí comenzó mi love story con el jabón natural. Una vez que mi piel estuvo sana, me decidí a probar el jabón artesano de argán... y me enamoró. Y ahí descubrí que había muchos más: arcilla verde, aceite de oliva, avena, cocholate (¡sí, chocolate!) y una larga lista de jabones atractivos y golosos. Y qué aromas más ricos...


Los jabones naturales no integran en su composición elementos irritantes, como por ejemplo, la sosa cáustica. Su base suele ser de grasas y aceites vegetales o, incluso, animales. Los mejores jabones son los que tienen base de aceites de alta calidad, como el de coco.


Si se trata de jabones naturales artesanos, es imprescindible que el artesano (maestro jabonero) cuente con todos los requisitos (licencias, instalaciones, protocolos, etc.) para fabricar ese producto. Así nos evitaremos problemas a la hora de usarlos. No se debe confundir el jabón casero con el jabón artesano, puesto que éste último está sujeto a una exigente normativa por parte del Ministerio de Sanidad.


El jabón artesano es el mejor aliado de nuestra higiene personal
El jabón artesano, el gran aliado de nuestra higiene
Los jabones artesanos de calidad suelen presentarse en distintas variedades para cubrir las diferentes necesidades de cada persona y cada momento, incluyendo en cada composición distintos ingredientes y aceites esenciales que limpian, tratan y embellecen la piel. 


Si tienes que elegir una jabón natural artesano, elige los que están fabricados en frío, como antiguamente. Se elaboran en unas grandes bandejas y, cuando están listos, se cortan con unos alambres para darles forma de pastilla.


Los jabones naturales ofrecen muchos beneficios:


  • Son capaces de mantener la humedad y los aceites naturales de la propia piel.
  • Limpian en profundidad aunque, como no tienen ingredientes agresivos, no resecan.
  • Ayudan a mantener el Ph de la piel (aunque hay muchos defensores de los jabones industriales que afirman lo contrario, el secreto está en elegir el adecuado para nosotros).
  • Mantienen la piel suave y elástica.
  • Actúan como tónico.
  • Tienen propiedades reparadoras y regenerantes.
    Jabones artesanos
  • Si tienen aceites esenciales en su composición, se les añaden nuevas propiedades: relajantes, estimulantes, antisépticas, antioxidantes, etc.
  • Según el tipo de jabón, pueden tratar problemas determatológicos: acné, dermatitis, psoriasis, etc.
  • No necesitan hacer mucha espuma para ser efectivos. 
  • Su precio, en la mayor parte de los casos, no es mucho mayor que el de los industriales (de cierta calidad).


Y ahora que le he dado jabón al jabón, ¿tú qué opinas de este espumoso cosmético?



Si quieres comprar jabones artesanos de calidad, puedes hacerlo en La Tienda de ¿Quién dijo boda?

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Estamos encantados de que nos dejes tus aportaciones, porque tu opinión es importante para nosotros. Sólo te pedimos que, por favor, no publiques links ni contenidos publicitarios de ningún tipo, porque estos no serán publicados. Si deseas anunciarte, contacta con nosotros previamente. Gracias.

Síguenos por correo electrónico