25 febrero, 2013

Trucos Sencillos para Evitar las Temidas Espinillas (II)

En este post, seguiré con la segunda parte de Trucos Sencillos para Evitar las Temidas Espinillas. En la anterior os hablé de las consideraciones generales y de la higiene a la hora de la prevención. En ésta me centraré en la alimentación, los cosméticos y tratamientos, en el sol y en el sudor como elementos importantes a la hora de la prevención de los comedones.


Comenzamos:


Dieta

  • Sí a la comida sana, no a la comida basura: ese debe ser tu lema. 
    Una dieta sana ayuda a evitar los temidos granitos
  • Si bien no está probado que haya alimentos que provocan o empeoran el acné, es cierto que una buena alimentación, rica en frutas y verduras, mejora el aspecto general de la piel. Y también es verdad que una dieta basada en grasas saturadas y en azúcares y harinas refinadas, no ayuda a conseguir con una piel inmaculada y radiante.  
  • Bebe suficiente (suficiente no es demasiada, ojo) agua e infusiones. Eliminarás toxinas y ayudarás a la hidratación de tu piel.

 

Cosméticos y productos de tratamiento

  • El que tengas espinillas y la piel grasa no significa que no tengas que hidratar y nutrir tu piel. Todo lo contrario, la sequedad puede provocar más granitos, aunque te parezca lo contrario. Única regla: elige los productos adecuados para tu problemática y tipo de piel.
  • Y no te olvides del tónico. Eso sí, utiliza uno apropiado para ti.
  • Si tienes tendencia a las espinillas, olvídate de los exfoliantes mecánicos (los que tienen partículas que rascan), especialmente durante los brotes más fuertes. No sólo te irritarán mucho, también extenderán la infección; los micro cortes que producen estos exfoliantes la dejarán libre por todo tu rostro.
    Elige siempre maquillaje oil-free
  • Utiliza mascarillas purificantes todas las semanas. Puedes probar con la arcilla verde y con zumo de pepino. A mí, personalmente, me encanta la mascarillas purificante de Natura Bissé; incluso, si ya te han brotado,  puedes poner un poquito sobre cada espinilla durante la noche y las reduce casi al instante.
  • Si te maquillas, desmaquíllate religiosamente todas las noches. Y hazlo a conciencia.
  • Utiliza maquillajes de marcas conocidas no comedogénicos (oil-free), así evitarás la temida aparición de los granitos y espinillas.


Sol

    El sol puede parecer un aliado, pero no lo es
  • Aunque uno de los remedios populares para las espinillas es el sol, olvídate. Al principio parece que funciona, porque el grano se seca a nivel superficial... lo que no quiere decir que a nivel interno suceda lo mismo. Lo habitual es que los granos vuelvan pronto después del sol... y con fuerza renovada. Así que, una forma de evitar las espinillas, es utilizar un SPF adecuado.
  • Recuerda que tomar el sol de manera desenfrenada y sin protección es la forma más rápida para envejecer prematuramente tu piel y tener más boletos en el sorteo del cáncer de piel
  • Intenta buscar protectores solares ligeros y que, dentro de lo posible, te aporten poca grasa a la piel. Haberlos, haylos, aunque cuesta encontrarlos.


El sudor 

    El sudor puede empeorar el acné
  • El sudor no hace que los granos no nos visiten o que desaparezcan, todo lo contrario. Una cosa es tomar una sauna de vez en cuando que ayuda a eliminar toxinas, otra muy distintas es pensar que ponerse dos jerséis de cuello vuelto para hacer spinning te va a ayudar con tus comedones. 


Y, tú, ¿qué trucos utilizas para evitar las espinillas?



También te puede interesar: 


Trucos Sencillos para Evitar las Temidas Espinillas (I)

 Acné. Asociación Española de Dermatología y Venereología.

Decálogo del acné, una enfermedad también adulta. Asociación Española de Dermatología y Venereología.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Estamos encantados de que nos dejes tus aportaciones, porque tu opinión es importante para nosotros. Sólo te pedimos que, por favor, no publiques links ni contenidos publicitarios de ningún tipo, porque estos no serán publicados. Si deseas anunciarte, contacta con nosotros previamente. Gracias.

Síguenos por correo electrónico