15 diciembre, 2012

Una Buena Higiene Facial Casera (III)

Una limpieza facial profunda en casa, también es posibleEn este último post sobre cómo llevar a cabo una buena higiene facial, quiero comentaros cómo hacer una buena limpieza facial más profunda.

 
Antes de nada, me gustaría dar mi opinión (y la de muchas esteticistas profesionales) sobre el uso del vapor y de las extracciones domésticas, tan habituales. 


La extracción con vapor es un "asunto delicado"El vapor y la extracción son dos elementos que podríamos considerar de alto voltaje. El vapor abre el poro y facilita la extracción de puntos negros y otras impureza, pero, y siempre hay un pero; si no se sabe cerrar ese poro correctamente tras la extracción, queda abierto a todo tipo de suciedad y bacterias. Por no hablar de que el uso continuado de vapor, va dejando el poro cada vez más abierto, lo que desluce mucho nuestro cutis. 


Por otra parte, la extracción es un proceso delicado que debe ser realizado por una esteticista profesional y con experiencia. Una mala extracción (es decir, la que nos hacemos nosotras en casa) daña los tejidos, muchas veces de forma irreparable; además de dejar los poros dilatados y de facilitar las infecciones. No es suficiente envolverse los dedos en un pañuelo de papel, hay que saber extraer los puntos negros y otras lindezas faciales. Mi consejo es que para la limpieza con extracción os dirijáis a un instituto de belleza de confianza con la periodicidad que necesitéis. 


La limpieza con extracción debe ser realizada por una esteticista profesionalSi vuestra economía anda algo achuchada con esta crisis, podéis espaciar la frecuencia, pero no dejéis de acudir a profesionales para estas labores. Es como en el caso del dentista: no nos extraemos las muelas nosotras mismas, ¿por qué entonces no seguir el mismo criterio con la higiene facial con extracción?

 
Pero sí que podemos hacernos una limpieza más profunda en casa, para mantener impoluto nuestro rostro. Así podremos espaciar más las visitas al centro de estética.

 
Los 10 pasos para llevarla a cabo son:

 
Para limpiar tu rostro puedes usar loción limpiadora o jabón1.- Limpia tu cara con leche limpiadora, jabón o gel, según tus preferencias. a la hora de secar tu rostro durante todo el proceso, acuérdate de utilizar una toalla limpia que usarás sólo para esa zona o, mejor aún, pañuelos de papel.


2.- Aplícate un tónico. Recuerda que este producto, como los demás, debe estar adaptado a tus necesidades.  Una idea excelente en este caso, son las lociones equilibrantes.


3.- Aplícate una exfoliante. En este caso también tienes muchas texturas donde elegir: gommage, scrub, peel-off, peeling enzimáticos, etc. Si tienes acné o un brote de inoportunos granitos, no utilices exfoliantes tipo scrub (los que tienen granulitos) porque pueden extenderte la infección y empeorar tus granos. Si tienes tendencia a la flaccidez no utilices gommage puesto que, al tener que masajear y frotar el producto, es fácil que los tejidos se descuelguen más aún. 


4.- Una vez retirada la exfoliante, vuelve a tonificar otra vez. 


El sérum o las vitaminas aplicados debajo de la mascarilla, multiplican su efecto5.- Ponte algún sérum o vitaminas según el principio activo que necesites incluir en tu tratamiento de belleza: vitamina C, colágeno, etc. Si no sabes cuál utilizar, consulta a tu esteticista o a tu vendedor de confianza.


6.- Aplica una mascarilla adecuada para ti, sin retirar el sérum o vitaminas que te hayas aplicado en el paso anterior, así esos principios penetrarán con más profundidad en tu piel. Déjala actuar al menos 20 minutos.


7.- Retira la mascarilla según recomiende el fabricante.


8.- Tonifica de nuevo... ya se que es repetirse, pero tu piel lo agradecerá.


9.- Aplica de nuevo un sérum u otro principio activo que necesites.


10.- Y, por último, aplícate tu crema habitual. Con un buen y agradable masaje, claro.

 
Velas y relax para una maravillosa higiene facial
Mi recomendación es que cuando te decidas a hacerte este tipo de limpieza más profunda, lo hagas cuando tengas tiempo suficiente. Piensa que no es una obligación, es un momento de mimos y relax para ti. Ya sabes, pon música agradable, unas velas... y a disfrutar.


Desde aquí doy las gracias a Patricia, mi esteticista de cabecera de Sensebene Acacias de Madrid, por sus valiosos consejos y su buen hacer.


También te puede interesar:
 
Una Buena Higiene Facial Casera (I)
Una Buena Higiene Facial Casera (II) 
10-1 Consejos Para Sacar Partido a tu Mascarilla Facial

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Estamos encantados de que nos dejes tus aportaciones, porque tu opinión es importante para nosotros. Sólo te pedimos que, por favor, no publiques links ni contenidos publicitarios de ningún tipo, porque estos no serán publicados. Si deseas anunciarte, contacta con nosotros previamente. Gracias.

Síguenos por correo electrónico