07 diciembre, 2012

Una Buena Higiene Facial Casera (II)


En este post continuamos con la higiene facial en casa, en este caso, la que deberíamos seguir de forma habitual:

A diario


Siempre comenzará por una higiene y cuidados diarios, que deben ser llevados a cabo de forma religiosa.


Si te maquillas


Desmaquillantes y limpiadorasDesmaquíllate primero ojos y labios con un producto adecuado y unos discos desmaquillantes de algodón que no suelten fibras (si se introducen en tus ojos, no será muy agradable). Para encontrar tu desmaquillante, debes mirar su composición y la de tu make up. Si tu maquillaje de ojos y labios es waterproof, deberás emplear un desmaquillante específico, porque si no, no conseguirás retirar el producto. Si la máscara de pestañas tiene unos pigmentos muy potentes, deberás dejar los discos desmaquillantes impregnados de producto sobre los ojos 1 min. aproximadamente, para que le sea más fácil remover la máscara.

 
Después de retirar el maquillaje de ojos y labios, tendrás que eliminar el resto de make up. Puedes usar el desmaquillante que más te guste. Te recomiendo que para esta tarea busques un producto con base oleosa, porque facilita su eliminación; si el maquillaje tiene base de aceites, su disolvente natural debe ser también oleoso. Mi consejo es que este tipo de productos los retires con un algodón, no con agua; el agua y el aceite no se llevan bien, así que si mojas el desmaquillante, no se retirará bien. Puedes elegir entre leches, cremas, lociones, etc.


Tanto si te desmaquillas como si no lo haces


Tónico Elizabeth Arden
Tras el paso del desmaquillado hay que limpiar. Para ello, deberás buscar un producto con base acuosa. Así eliminarás el polvo, la contaminación y los restos de aceites que hayan quedado del desmaquillado. Puedes elegir entre geles, jabones, etc.

 
El siguiente paso es tonificar tu rostro. Aunque no lo consideres necesario, realmente sí lo es. Prepararás tu piel para la hidratación y nutrición. Busca el tónico que requiera tu tipo de piel y tus necesidades específicas. 

 
El último paso es la hidratación-nutrición-tratamiento. Emplea en este caso los productos apropiados. Aplícate el sérum o producto de tratamiento antes de tu crema habitual y deja pasar unos instantes entre la aplicación de cada uno. Y, por supuesto, si es por la mañana y vas a salir a la calle, no olvides tu protector solar... todo el año.

 
Y aquí tienes algunos tips que pueden serte útiles...

 
La limpieza facial es para todas las edades y tanto si te maquillas como si no. Si no me crees, sal con la cara lavada a la calle durante todo el día, cuando llegues a casa, pásate un algodón ligeramente humedecido por tu cara y mira su color cuando termines... ¿había suciedad o no?
Esponjitas y cepillo faciales
 
Debes limpiar tu rostro mañana y noche. Por la mañana para retirar la grasa que ha desprendido la piel, por la noche para retirar el maquillaje y la suciedad ambiental.

 
Aplica tus productos de limpieza facial desde el interior hacia el exterior y procura no desplazar tus tejidos. Por frotar más fuerte, no limpias mejor.

 
Hazte con tus aliados perfectos: cepillos faciales,  
esponjitas y paños desmaquillantes. Y cuídalos.

 
Seca tu cara con un pañuelo de papel, mejor que con una toalla. Es más higiénico y  no te sentirás tentada de frotar para secar.

 
¡Ojo! Las toallitas desmaquillantes son muy socorridas, pero no son para usarlas a diario. No retiran la suciedad y el maquillaje como una limpieza diaria concienzuda. Ya sabes, quién algo quiere, algo le cuesta.


Tissues Y evita tocarte la cara constantemente. Las manos, por muy aseaditas que seamos, son un receptáculo fantásticos para la fauna microbiana... y van a nuestra cara bonita.


De forma semanal

 
Debes exfoliar tu piel, en caso contrario, las células muertas taponarán tu piel, impidiendo que tus cosméticos hagan su labor; además de dejar un color mortecino en tu rostro y facilitar los granitos y comedones. También puedes utilizar los tónicos exfoliantes, son muy suaves y los puedes utilizar a diario.
Mascarilla purificante Natura Bisé
 
Aplicar una mascarilla según tus necesidades específicas: purificante, hidratante, nutritiva, descongestionante. Según tu estado, la época del año o tus objetivos, necesitarás una u otra. O aplicarte más de una.


En el tercer y último post, te contaré cómo hacerte una higiene facial profunda en casa. No te lo pierdas.


También te puede interesar:

Una Buena Higiene Facial Casera (I)
Una Buena Higiene Facial Casera (III)




No hay comentarios:

Publicar un comentario

Estamos encantados de que nos dejes tus aportaciones, porque tu opinión es importante para nosotros. Sólo te pedimos que, por favor, no publiques links ni contenidos publicitarios de ningún tipo, porque estos no serán publicados. Si deseas anunciarte, contacta con nosotros previamente. Gracias.

Síguenos por correo electrónico