21 noviembre, 2012

Cena Buffet para estas Navidades. Una Buena Idea (I)

Se acercan las Navidades y, con ellas, los quebraderos de cabeza a la hora de preparar el menú y la decoración de nuestras mesas. ¿Por qué este año no sorprendes a tu familia y amigos con una cena buffet para Nochebuena o para Fin de Año?

 

Es una manera de que no tengas que estar enclaustrada en la cocina, sudando la gota gorda y sin disfrutar de la compañía de los tuyos. La preparación de un buffet es ciertamente laboriosa, pero en el antes, no en el durante.


Aquí tienes algunos sencillos consejos para que tu cena buffet navideña sea todo un éxito; eso sí, son dos capítulos, porque el tema da para mucho:


1ª Parte. Preparando la comida: tú y tus circunstancias.


Respecto a ti


Organízate bien, casi como si fuese una campaña militar, así podrás disfrutar de la noche y de la cena. Las To Do List y los pinches-ayudantes son imprescindibles en este caso.


Reserva un rato para tí antes de que comiencen a llegar los invitados para arreglarte y relajarte un poco. Una buena anfitriona abre la puerta a sus invitados radiante e impecable, dispuesta a ser el alma de la fiesta... 


En cuanto al menú


Debes planificar un menú completo que conste de: varios entrantes, ensaladas (con sus respectivas salsas y vinagretas), carne, pescado, guarniciones y postres. 


Elige platos que puedas preparar con antelación, incluso que puedas congelar. Te ahorrará mucho trabajo... y nervios.

 
Debe haber variedad, aunque debes pensar que no debe parecer el buffet de un hotel familiar de costa. Variedad, la justa; calidad, la máxima posible.


Y, en cuanto a la cantidad, calcula el menú como si fueses una madre, o mejor, una abuela. Ya sabes, que sobre. 

 
Cuenta con que debe haber platos calientes y fríos. Para que los calientes no decaigan, puedes usar chafing dish u otro tipo de calentadores. Si usas salsas en la elaboración del plato, durarán más tiempo calientes.

 
Prepara los alimentos de tal forma que se puedan comer con un sólo cubierto. Procura que no sea necesario cortar la comida. Y evita platos que puedan tener espinas, huesos, pepitas y cualquier otro elemento incómodo. Deben ser preparaciones limpias y sencillas de comer.

 

A la hora de pensar en los postres, piensa que con dos o tres variedades será suficiente. También puedes pensar en una fuente o una fondue de chocolate, con frutas, trocitos de bizcocho, nubes, etc.
 

En cuanto a las bebidas


En cuanto al surtido de bebidas, ten en cuenta a los sospechosos habituales: agua, vino blanco, vino tinto, vino rosado, cerveza, zumos, refrescos y cava. Aunque puedes limitar la lista si tienes en cuenta las preferencias de tus invitados y el maridaje ideal para los platos que vas a servir. 


Si quieres darle un toque especial al final de la comida, puedes ofrecer una pequeña y cuidada selección de tés o cafés... o de cócteles; un éxito seguro.


Y, por supuesto, no caigas en un error de principiante: que te falte hielo. Una fiesta sin hielo es como un jardín sin flores...


Continuando con el post anterior, Cena Buffet para estas Navidades. Una Buena Idea (I), os dejo algunos consejos para acometer la logística del buffet: las mesas, el menaje y la organización.


Continuará...

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Estamos encantados de que nos dejes tus aportaciones, porque tu opinión es importante para nosotros. Sólo te pedimos que, por favor, no publiques links ni contenidos publicitarios de ningún tipo, porque estos no serán publicados. Si deseas anunciarte, contacta con nosotros previamente. Gracias.

Síguenos por correo electrónico