05 noviembre, 2012

Tu Maquillaje También Tiene "Fondo de Armario"

Seguro que todas habéis oído hablar del imprescindible fondo de armario para nuestra ropa. Se compone de esas prendas básicas sobre las que construir nuestro vestuario y a las que luego le vamos añadiendo las pinceladas de tendencia para adaptarlas a la temporada. Ya sabéis cuáles son los sospechosos habituales: traje de chaqueta, pantalón negro, jeans, camisa blanca, camiseta blanca, LBD, etc.


Pues en el maquillaje debe ocurrir igual, debemos tener nuestro particular "fondo de neceser"


Es habitual ir a echar mano del estuche de maquillaje y encontrarse con una especie de Camarote de los Hermanos Marx del make up; ese clásico batiburrillo de sombras, polvos, barras de labios que ni sabíamos que teníamos, rímel seco y demás colorido con aspecto dudoso. Y, lo peor de todo, realmente no tenemos los productos básicos para maquillarnos a diario de forma eficiente. Es el equivalente a tener el armario abarrotado de ropa que no nos podemos poner para ir a trabajar o que ni siquiera hemos estrenado, porque la hemos comprado en un arrebato consumista.


Mi consejo es que os hagáis con dos neceseres de maquillaje: el Básico (el "fondo de neceser") y el Otro.


Básico


Para preparar el lienzo:

  • Pre-base de maquillaje para utilizar debajo del maquillaje (acabado perfecto), mezclada con él (acabado natural) o sola (para dar buen aspecto sin aportar cobertura ninguna; ojo, no se puede hacer con todas las bases).
  • Pre-base para el maquillaje de ojos para fijar el color y para que no se manche el párpado de rímel.
  • Una base de maquillaje muy sutil para conseguir un efecto más natural y con una cobertura muy ligera.
  • Una base de maquillaje más cubriente para acabados más pulidos.
  • Un corrector del mismo color que vuestra piel o sólo un tono más claro (cuidado con el efecto Panda).
  • Un iluminador para aportar puntos de luz al rostro.
  • Una buena esponjita de maquillaje.
  • Muestras de maquillaje (para que no os de pereza experimentar con nuevos productos)
  • Muestras de sérum y cremas de día (por si no tenéis vuestras cremas habituales a mano a la hora de maquillaros).

Para darle color y volumen: 


  • Un rímel marrón o negro normal adecuado al efecto que queráis buscar en tus pestañas (espesar, alargar, etc.).
  • Un rímel marrón o negro waterproof.
  • Unos polvos de sol (son muy versátiles y lo mismo os darán un toque bronceado, que os servirán de sombra de ojos).
  • Un blush de un color que os favorezca siempre.
  • Sombras de ojos de colores neutros y favorecedores para conseguir el tan difícil look No Voy Maquillada.
  • Un kohl, eyeliner o sombra oscura para perfilar el ras de las pestañas y darle más viveza a la mirada.
  • Un bálsamo labial.
  • Una barra de labios o gloss en color nude.
  • Un perfilador color nude para usarlo en los labios o en el interior del ojo a fin de aportarle más luz y blancura.

Para perpetrar el maquillaje:


 
Una buena colección de brochas y pinceles de maquillaje que deberán estar en perfecto estado siempre. 


Buscad los tamaños y formas más adecuadas a vuestro estilo y tened en cuenta que es mejor tener menos brochas pero de mejor calidad. 


Si las podéis tener en un estuche sólo para ellas, conseguiréis que no se deterioren y las tendréis siempre a mano cuando os hagan falta.


Para guardar tu arsenal:


Buscad un neceser de un tamaño adecuado para guardar vuestros útiles de maquillaje. 


Si es muy grande, los productos se golpearán entre sí, por lo que es más fácil que se deterioren. 


Si es muy pequeño, los productos no se acomodarán bien y no podréis acceder a ellos con facilidad; y eso es lo último que queréis cuando tenéis prisa.



Con este neceser bien surtido, organizado y en perfecto estado siempre tendréis listos vuestros productos básicos de maquillaje, lo que facilitará y agilizará vuestro maquillaje diario. Y si necesitáis salir de viaje de forma inesperada, sólo tenéis que meter el estuche en la maleta y listo.


El Otro:


En este neceser podéis incluir todo tipo de productos de maquillaje que no soléis usar a diario y que son más, digámoslo así, festivos. Colores de moda, barras de labios que se compran por impulso, pestañas postizas, productos que sólo usáis para ocasiones especiales, etc. Es el equivalente a las camisetas, vestidos y complementos que solemos comprar a principio de temporada y que dan alegría a nuestro fondo de armario pero que, ni de lejos, son la base de nuestro estilo.


Y, por supuesto, este estuche de maquillaje debe estar ordenado y limpio para poderlo usar cuando os haga falta. De vez en cuando, revisadlo para desechar todos los productos que no estén en buen estado.




No hay comentarios:

Publicar un comentario

Estamos encantados de que nos dejes tus aportaciones, porque tu opinión es importante para nosotros. Sólo te pedimos que, por favor, no publiques links ni contenidos publicitarios de ningún tipo, porque estos no serán publicados. Si deseas anunciarte, contacta con nosotros previamente. Gracias.

Síguenos por correo electrónico