01 noviembre, 2012

Cómo Quitar Pelos de Mascotas de Forma Sencilla

 Nuestras mascotas pueden ser fábricas inagotables de pelos¿Tienes una (o varias) mascotas? Gatos, perros, conejos y otros pequeños amigos peludos nos llenan de alegría y, también de pelos. La ropa, las tapicerías y alfombras suelen terminar siendo de angorina en lugar del material con el que las compramos.


Eliminar los pelos de nuestras mascotas para devolver su aspecto original a los tejidos es algo laborioso y complicado, salvo que se utilicen técnicas eficaces. 

Nuestros pequeños amigos dejan nuestra ropa como si fuese "angorina" 
A continuación os hablo de algunas de las técnicas que existen para quitar pelillos, aunque hay muchísimas más. Las que os comento son las que uso habitualmente para eliminar los pelos de mis dos gatas y que puedo constatar que funcionan:

  
El rodillo de hojas adhesivas

El rodillo de hojas adhesivas es bastante eficaz aunque caroEste rodillo es habitual en clínicas veterinarias, tiendas de mascotas y grandes almacenes. 

Consiste en un rollo de hojas adhesivas que se pueden separar según se van embotando con los pelillos. Como giran sobre el mango en el que van enrolladas las hojas, es muy útil para realizar varias pasadas con fluidez. 

Ventajas: es cómodo y rápido.
Inconvenientes: es caro y no siempre quita los pelos más largos y que están más hincados en el tejido.
Un consejo: es mejor no comprarlos en los establecimientos tipo Todo a 1 €, porque no suelen pegar igual que los que se compran en otros establecimientos, además de llevar menos hojas adhesivas, por lo que acaban saliendo más caros.


La cinta de embalar

La cinta se puede adaptar a distintos objetos a fin de facilitar su aplicaciónSe trata de la típica cinta marrón para cerrar embalajes y que se suele tener en oficinas y comercios. Se puede utilizar despegando tiras de cinta del rollo y pegándolas sobre el tejido, tirando luego como si se tratase de bandas de cera para depilar. También se puede usar enrollando la cinta en algún objeto para usarlo como soporte: una botella, una cinta de vídeo, un taco de madera u otros elementos similares; cuidando de que la cara adhesiva quede hacia fuera claro. Sólo quedará pasarlo por la superficie apretándola ligeramente, para que los pelos se queden adheridos. Cuando ya no pegue, sólo hay que cambiar la cinta et voilá.

Ventajas: es cómodo y muy económico. Además, por el potencial adhesivo de la cinta, retira incluso los pelitos que están muy incrustados en el tejido.
Inconvenientes: es un proceso más lento que en el caso del rollo y, si se va a utilizar algún objeto para colocar la cinta, se tarda más tiempo en prepararla.
Un consejo: compra la cinta de buena calidad porque, la que no lo es, puede dejar restos sobre la superficie.


El guante de cocina

Los guantes de cocina eliminan hasta los pelos más incrustadosSólo tienes que utilizar un guante de cocina y pasarlo enérgicamente por la superficie que tenga pelos de mascota. Es necesario hacer pequeñas pasadas circulares para ir reuniendo los pelos en un rincón y luego retirar la bolita (o big ball) de pelos. El guante arrastra los pelos, sacándolos de las fibras sin problemas.

Ventajas: es eficaz, cómodo, muy económico y siempre se tienen a mano. Elimina todo el pelo del tejido, incluso los más difíciles.
Inconvenientes: es necesario realizar varias pasadas para limpiar perfectamente la superficie.
Un consejo: utiliza los guantes de cocina tradicionales, porque los de tipo cirujano no sirven para este cometido. 


La mano con agua

La mano humedecida es ideal para pequeños retoques a la hora de quitar pelosEste truco consiste en humedecerse la mano con agua y pasarla enérgicamente por el tejido. Funciona de forma similar al guante de cocina, aunque su resultado es un poco más leve.

Ventajas: es cómodo, rápido y cuentas siempre con todo el equipo.
Inconvenientes: no elimina los pelillos más rebeldes, sirviendo sólo para pelusas y pelos muy superficiales. Es ideal para un último retoque antes de salir de casa si te das cuenta de que llevas pasajeros contigo. Y, ojo, el tejido queda mojado, así que no utilices este truco con telas delicadas.
Un consejo: no mojes mucho la mano, sólo con una pequeña cantidad de humedad es suficiente.


Otros trucos muy útiles también son: espolvorear el tejido con bicarbonato antes de cepillar para eliminar la estática o pasar una toalla humedecida por la superficie.

Aunque nos llenen de pelos, les adoramos 
En cualquier caso, cepillar de forma regular a tu pequeño amigo y pasar el aspirador con frecuencia, ayudarán a que haya menos pelillos flotando por tu casa y que luego se queden pegados a cualquier lugar.


Y, aunque nos llenen de pelos, les adoramos.

2 comentarios:

  1. Arancha! Te he nominado a los Liebster Awards! :D Son unos premios concedidos entre bloggers para premiar la calidad de los blogs pequeños, y para mi, el tuyo es uno de ellos ;) Echa un vistazo: http://jessiswecan.com/2012/11/02/liebster-award-2012-nomination/

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mil gracias Jessica por tu nominación. Me hace mucha ilusión.

      Eliminar

Estamos encantados de que nos dejes tus aportaciones, porque tu opinión es importante para nosotros. Sólo te pedimos que, por favor, no publiques links ni contenidos publicitarios de ningún tipo, porque estos no serán publicados. Si deseas anunciarte, contacta con nosotros previamente. Gracias.

Síguenos por correo electrónico