24 octubre, 2012

Cómo Tener Zumo de Limón Siempre Disponible

Seguro que os ha sucedido: ir a buscar un limón a la nevera y, voilá, os dais cuenta de que no queda ninguno. O, simplemente, no os apetece exprimirlo en ese momento. 


Y esto suele pasar cuando más falta nos hace contar con unas gotitas de este cítrico. 


Para evitar esta situación tan incómoda y tener siempre disponible zumo de limón, aquí tenéis un truco sencillo y que os facilitará mucho la vida cocinil: congelarlo en cubitos.


Os servirá para hacer aliños, marinados, guisos, cócteles o, sencillamente, para prepararos un té con limón de forma limpia y fácil. Además, os ayudará a evitar que los limones se echen a perder, si no los usáis con frecuencia.


Sólo necesitáis:

  • Limones (o limas).
  • Un exprimidor
  • Un embudo.
  • Bolsas o bandejas para cubitos de hielo.


A mí me gustan más las bolsas para cubitos que las tradicionales bandejas, porque son más limpias y, al estar cerradas, evitan que el limón coja olor o sabor de otros alimentos del congelador.


Cómo hacerlo:


Primero exprime los limones o limas y reserva el jugo.


Limón y exprimidor
















Prepara las bolsas o bandejas para cubitos y déjalas a mano.


Bolsas para cubitos

  

Vierte cuidadosamente el zumo dentro de las bolsas o bandejas.


Bolsas para cubitos 3 














 
 



Ya está listo para congelar.


Bolsas para cubitos 3

  

Luego sólo tienes que ir sacando los cubitos según los vayas necesitando

 
 Bolsas para cubitos 4Bolsas para cubitos 5



Así siempre tendrás limón a mano...


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Estamos encantados de que nos dejes tus aportaciones, porque tu opinión es importante para nosotros. Sólo te pedimos que, por favor, no publiques links ni contenidos publicitarios de ningún tipo, porque estos no serán publicados. Si deseas anunciarte, contacta con nosotros previamente. Gracias.

Síguenos por correo electrónico