08 octubre, 2012

La Vitamina C y Sus Beneficios Para la Piel



Los productos como los sérum suelen contener más vitamina C que las cremasLa vitamina C o ácido L-ascórbico es importante para la salud y, también para la piel. En este post os voy a comentar las grandes beneficios que nos aporta a nivel cosmético y las precauciones que debemos tomar:

Beneficios:

  • Es una de las mayores armas antienvejecimiento que tenemos, gracias a su poder antioxidante que previene el deterioro cutáneo.
  • Aumenta la resistencia de la piel.
  • Favorece la formación de colágeno.
  • Combate los tan temidos (con razón) radicales libres
  • Mejora el aspecto de la piel, volviéndola más luminosa y con un mejor color, debido a que favorece la microcirculación sanguínea.
  • Ayuda a reparar los signos del fotoenvejecimiento (manchas, pigmentación irregular, arrugas…) y a mejorar la protección de nuestra piel ante las radiaciones solares, aunque no hace milagros; mejor no exponerse al sol sin protección desde que somos niños.

La vitamina C debe estar presente dentro y fuera de nuestro organismo

  • Ayuda a combatir la contaminación química.  
  • La vitamina C alcanza una concentración 30 veces mayor por vía tópica que por vía oral, perdurando en la piel hasta 48 horas; lo que permite alternar este tipo de tratamientos con otros diferentes.

Precauciones:

  • Es importante aplicar la vitamina C con un masaje concienzudo, puesto que este principio activo debe penetrar en la piel para aportarnos todas sus virtudes. Y, por supuesto, se debe aplicar antes de cremas y protectores solares.
  • Es importante guardarlo en un lugar fresco, seco y apartado de la luz, porque se oxida con mucha facilidad, perdiendo una gran parte de su potencial. Por ese mismo motivo, es necesario utilizarlo lo antes posible. Si ves que adquiere un tono amarillo o marrón, deséchalo.
    La vitamina C es un excelente aliado en la cosmética
  • Para beneficiarte de todas sus propiedades, debes utilizar un producto con una alta concentración. Las cremas faciales no suelen incluir la cantidad necesaria para que su efecto sea apreciable, por lo que debes buscar sérum y otros productos con una buena concentración de vitamina C. 
  • Estos productos cuando cuentan la adecuada cantidad de principio activo tienen un pero: irritan las pieles sensibles, provocando rojeces y picor. Si es tu caso, espacia su aplicación en el tiempo y, si la irritación persiste, consulta con tu médico.

Mi experiencia con la vitamina C es muy positiva. Noto que la piel está más luminosa, con un mejor color, más tersa y con una disminución de las arruguitas. Según la temporada, me irrita un poco más, aunque con aplicármela con menos frecuencia, es suficiente. Suelo alternar el sérum con otros tratamientos faciales y, en algunos casos, pongo el producto antes de la mascarilla facial, para potenciar todos sus efectos.


Personalmente, me gusta el Sérum Eterna C Vital de Eberlin, por su calidad, concentración y precio. También os dejo algunas sugerencias de productos con una buena concentración de principio activo y de total confianza:




Y, por supuesto, no olvides que los efectos de la vitamina C, comienzan desde el interior. Lleva un estilo de vida saludable y una dieta equilibrada que incluya la vitamina C de forma natural. Pronto estarán aquí las naranjas y mandarinas de temporada, tan ricas...

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Estamos encantados de que nos dejes tus aportaciones, porque tu opinión es importante para nosotros. Sólo te pedimos que, por favor, no publiques links ni contenidos publicitarios de ningún tipo, porque estos no serán publicados. Si deseas anunciarte, contacta con nosotros previamente. Gracias.

Síguenos por correo electrónico