16 abril, 2012

Perfumar la casa de forma natural (II)

Ya os comenté en un post anterior cómo perfumar la casa de forma natural con cáscaras de cítricos

Hoy me gustaría compartir con vosotros otra manera de aromatizar vuestro hogar: las rosas.

Sólo tienes que comprar rosas del color que más te guste, pero que tengan bastante olor. Corta las rosas justo por debajo del cáliz. Coloca con mimo las rosas en un cestillo de mimbre y ponlas en el lugar que quieras aromatizar, cuidando que sea un lugar seco o, mejor, encima de un radiador. Deja que las rosas se vayan secando, mientras lo hacen, irán desprendiendo un agradable aroma.

Las rosas aún frescas
Las flores ya secas
Cuando ya estén secas, además de quedar muy decorativas, podrán seguir desprendido buen olor añadiendo unas gotitas de aceite esencial de rosa de vez en cuando, justo en el centro de la flor.

Consejo plus: el cestillo debe ser de algún material que deje respirar a las flores, igual que en el caso de las cáscaras de cítricos, para que se sequen sin enmohecerse; mimbre, rafia, cuerda...

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Estamos encantados de que nos dejes tus aportaciones, porque tu opinión es importante para nosotros. Sólo te pedimos que, por favor, no publiques links ni contenidos publicitarios de ningún tipo, porque estos no serán publicados. Si deseas anunciarte, contacta con nosotros previamente. Gracias.

Síguenos por correo electrónico