23 septiembre, 2015

Al Gym, Siempre con la Cara Lavada

¿Sueles ir al gimnasio y, cuando entrenas o participas en las clases colectivas lo haces maquillada? Si la respuesta es sí, debo decirte que no es la mejor opción para tu piel. 


A todas nos gusta estar guapas todo el día, pero cuando se hace ejercicio, es necesario prescindir de ciertos adornos, por nuestra propia salud y seguridad. Si te quitas los anillos antes de entrenar con máquinas y mancuernas para no engancharte y tener un accidente, lo mismo deberías hacer con tu maquillaje.


A continuación te doy algunas claves por las que no maquillarte para hacer ejercicio y trucos de belleza para el gym.


Aquí van...



Al gym: siempre con la cara lavada


Motivos por los que no ir maquillada al gimnasio


El motivo principal por el que no te debes maquillar para hacer deporte es bien sencillo: cuando se hace ejercicio se transpira (o eso debería) y, para sudar, los poros deben dilatarse para dejar que ese sudor llegue a la superficie y pueda funcionar como regulador de la temperatura. Y ese canal que se abre es de doble sentido, sirve para que salta el sudor... y para que entre sin dificultad toda la suciedad y los restos de maquillaje. Y eso son malas noticias para tu piel: puntos negros, piel apagada, irritación, etc. 


Por esa combinación de calor y sudor, también tendrás más papeletas para que los productos de maquillaje terminen dándote alergias y reacciones indeseadas.


¿Maquillada al gym?El maquillaje se acabará derritiendo con el calor y el sudor, por lo que terminarás con la cara llena de churretes. Si lo que buscabas con tu make up era estar impresionante, lo conseguirás, pero no en el sentido positivo.


No es un hábito muy deportista. Las mujeres que acostumbran a hacer ejercicio de forma habitual, no suelen ir maquilladas, porque saben que es un hábito poco saludable para su piel. Y cuando se entrena, se entrena; no se va a lucir palmito, sino a sudar.


Mancharás la toalla de entrenamiento, que no está para desmaquillarse, sino para enjugar el sudor. 


Y si lo haces por pereza, por no quitarte el maquillaje, ten en cuenta que después de hacer deporte maquillada, tendrás que retocarte o incluso maquillarte de nuevo.


Desmaquíllate, desmaquíllate


Si vas al gimnasio después del trabajo y no te ha dado tiempo a desmaquillarte en casa, ten tus productos a mano para hacerlo en el vestuario antes de ponerte a entrenar. 


Maquillándose frente al espejoTen siempre en tu taquilla o en tu bolsa de deporte unas toallitas desmaquillantes. No son la mejor opción para retirar tu make up, pero es mejor utilizarlas que salir a la sala con el rostro maquillado.


Lo ideal es que tengas tu leche o jabón desmaquillante y lo hagas bien, pero no siempre tenemos tiempo de realizar todo el proceso como es debido, para dejar la piel limpia.


Personalmente, para desmaquillar en el gimnasio me gustan las aguas micelares, que son cómodas, frescas y eficientes. 


Y hablando de jabones, nunca te quites el maquillaje de la cara con el jabón de manos o el gel de ducha que suelen tener los gimnasios en los dispensadores del vestuario. Lo único que conseguirás con ellos es resecar, irritar y maltratar tu piel. Y el make up no se irá, sólo que se distribuirá por otras zonas, créeme.


Si no puedes evitar maquillarte para hacer ejercicio...


Utiliza cremas con color, BB cream o CC cream de buena calidad y que permitan respirar a tu piel. Y no te excedas en la cantidad, claro.


Utiliza máscara, eyeliner y otros productos de maquillaje que sean waterproof. Así te evitarás los churretes y manchas inoportunas.


Consejos plus


Si vas a hacer deporte al aire libre, hazlo siempre con protección solar, en invierno y en verano.


Ten a mano agua termal para refrescar tu cara después del esfuerzo. 

Entrenando en el gimnasio 
También es ideal tener un tónico purificante a mano, para dejar a piel fresca y sin restos de sudor.


Procura no aplicarte cremas justo antes de ir a gimnasio, porque si no se han absorbido totalmente, harán el mismo efecto que una base de maquillaje. Hazlo con antelación o aplícate muy poca cantidad. Incluso si te pones tus cremas mucho antes de entrenar, observa cómo reaccionan con el calor y el sudor. Hay cremas que por su composición crean una especie de efecto sauna bastante desagradable, que hará que tu cara sude y sude, incluso antes de la primera sentadilla.




Post relacionados

Una Buena Higiene Facial Casera (I)
Una Buena Higiene Facial Casera (II)
Una Buena Higiene Facial Casera (III) 
Entrenamientos Personales. ¿Por Qué No?



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Estamos encantados de que nos dejes tus aportaciones, porque tu opinión es importante para nosotros. Sólo te pedimos que, por favor, no publiques links ni contenidos publicitarios de ningún tipo, porque estos no serán publicados. Si deseas anunciarte, contacta con nosotros previamente. Gracias.

Síguenos por correo electrónico