09 septiembre, 2015

Crema fresca de queso y membrillo

Hoy estoy decidida a endulzarte la vida... pero sin añadir calorías extras a tu dieta. Te traigo un postre express, porque es rapidísimo de hacer. Saludable, porque sus ingredientes son bajos en grasa y azúcares. Y delicioso, porque ¿a quién no le gusta el queso y el membrillo? En resumen, el postre de hoy es una crema fresca de queso y membrillo.


Pues nada, vamos con ello...


Crema fresca de queso y membrillo


Ingredientes (para 4 personas)


3 yogures naturales desnatados
8 quesitos desnatados
4 cucharadas soperas de queso Philadelphia Light
150 gr. de dulce de membrillo sin azúcar añadido
Edulcorante
Zumo de naranja
Miel


Ingredientes de la crema fresca de queso y membrillo


Notas sobre los ingredientes


  • En lugar de quesitos desnatados, puedes utilizar queso de Burgos, requesón o queso de Arzúa 

  • Puedes utilizar yogur griego en lugar de los yogures naturales. Si quieres que sea menos graso, busca yogur griego desnatado como el de Fage, que tiene 0% de materia grasa y no está ni azucarado ni edulcorado. Y no parece light, te lo aseguro.  

    Crema fresca de queso y membrillo
  • El queso Philadelphia lo puedes sustituir por cualquier otro queso crema bajo en grasa.

  • Utiliza el edulcorante que más te guste: sacarina en polvo, stevia, fructosa... Y si no te importa añadirle azúcares, ponle azúcar moreno. 

  • El zumo de naranja es para aclarar el dulce de membrillo. Si no te gusta o no tienes a mano, puedes ponerle otro zumo, agua o, si te van las emociones fuertes, un poco de coñac o whisky.  

  • La miel es únicamente para adornar, si no te gusta puedes prescindir de ella y añadirle un chorrito de chocolate líquido, unos frutos secos, sirope de ágave, etc.


Materiales


Batidora
Vaso de batidora
Lengua de silicona


Preparación


Pon en el vaso de la batidora el yogur, el queso Philadelphia, los quesitos y el edulcorante. Bátelos bien, hasta que quede una crema fina y homogénea. Resérvala.


En otro vaso, coloca el membrillo en trozos y un chorrito de zumo de naranja. Bate bien, hasta que quede una mezcla con la textura de una compota.


Pon la crema de membrillo cuidadosamente en el fondo de un vaso o un bol individual. Ayúdate de la lengua de silicona para aprovechar toda la crema.


Luego, con una cuchara, ve incorporando al vaso la crema fresca de queso, poco a poco.


Crema fresca de queso y membrillo
La disposición de cada uno de las cremas debe ser más o menos así
 

Una vez rellenos los recipientes individuales, pon un chorrito de miel sobre la crema de queso


Miel


Deja reposar los vasos en la nevera, para que el queso tome consistencia.


Y ya puedes disfrutar de un postre rápido, sencillo, nutritivo... y que puedes comer sin remordimientos.


Crema fresca de queso y membrillo

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Estamos encantados de que nos dejes tus aportaciones, porque tu opinión es importante para nosotros. Sólo te pedimos que, por favor, no publiques links ni contenidos publicitarios de ningún tipo, porque estos no serán publicados. Si deseas anunciarte, contacta con nosotros previamente. Gracias.

Síguenos por correo electrónico