12 enero, 2013

Consejos Muy Útiles para Parecer Más Delgada (III)

En el post anterior vimos cómo cuidar la base de nuestro aspecto: colores, tejidos, talla, tipos de confección y ropa interior, ahora nos centraremos en la propia ropa, los complementos el cabello y el maquillaje.


Aquí van los últimos consejos:



Los pantalones

Los pantalones que mejor te sentarán son los rectos, de corte masculino y los que tengan una ligera (ligera, por favor) campana. Cuanto más largos, más estilizan; un largo a 2-2,5 cms. desde el suelo es ideal. La idea es que sólo se vea la puntera del zapato y, si es fina, mejor.



Evita los pantalones a la cadera, es un tipo de corte que revela sin misericordia unas caderas amplias o una barriguita expansiva. El mejor tipo de tiro es el clásico, ni muy alto que marque la tripa ni muy bajo que deje al descubierto los michelines.



Los bolsillos de tus vaqueros deben ser grandes y planos para disimular tu traseroLos jeans, si tienes un trasero contundente, es mejor que tengan bolsillos amplios. Los bolsillos pequeñitos y abultados hacen un culo más protuberante.



Las faldas

Las faldas que mejor te sentarás son las rectas tipo tubo. El largo, rondando la rodilla. Según tu altura y la forma de tus piernas, deberá ser más o menos corta. Tan malo es que la falda sea tan estrecha que no te puedas sentar como que sea muy holgada, debe quedar como un guante para hacer más delgada. Si te pones la falda con medias, utiliza el mismo color para falda, medias y zapatos; estilizarás tu figura hasta el infinito. Si no vas a llevar panties, alarga tus piernas con unos zapatos en color nude o lo más parecido posible a tu tono de piel.



Tanto en las faldas como en los pantalones, evita las pinzas, los volantes y los lazos.



Los vestidos

Los vestidos que mejor te sientan son los de corte recto y oscuro. Como suelen ser muy formales, te aconsejo que les des un toque más alegre con los complementos: zapatos, bolso, etc.



Los vestidos de corte recto son los que más te favorecenLos colores oscuros en las piezas laterales del vestido o en las costuras de entalle, te harán parecer más espigada porque te esculpirán visualmente.



Si tienes tripita, tus vestidos aliados serán los de estilo baby-doll o con corte imperio.



No tienes por qué renunciar a los vestidos con drapeados, sólo tienes que procurar que el drapeado parta de un lateral, nunca de la zona central.



Mangas y escote

Un pecho abundante engorda la figura. La mejor forma de estilizar esa zona es utilizar escotes en V y utilizan elementos que centren la atención en vertical: fulares, collares largos, rayas finas verticales, etc. A evitar: cuellos altos, botonaduras excesivas, volantes, jaretas, bordados y cualquier otro elemento que añada volumen a la zona.



Si tu pecho es pequeñito y el problema son las caderas o la barriguita, centra la atención en tu parte superior. Apórtale más volumen para equilibrar tu aspecto, así parecerás más delgada.



El escote barco sienta bien a casi todas las figuras. Tenlo presente a la hora de renovar tu vestuario. El escote palabra de honor, por el contrario, no favorece salvo que tengas un pecho, hombros y brazos proporcionados y torneados.



Las mangas son tu mejor aliado si tienes unos brazos gorditos, sobre todo las mangas francesas. Evita los tirantes, las mangas muy cortas, las de farol con elásticos muy apretados y cualquier otra que centre la atención en tus brazos.



Los complementos

Aporta siempre un punto de luz a tu rostro con los complementos, unos pendientes o un collar son ideales para conseguirlo. Llevará la vista a esa zona, desviándola de las más conflictivas.



Utiliza sabiamente los complementos, no abuses, mejor busca dar un toque sexy y estudiado. Los collares largos, los pañuelos y los fulares son muy interesantes, igual que los pendientes largos, pero no los utilices al mismo tiempo o conseguirás el efecto contrario. Si te pones un brazalete potente, no te pongas anillos ni reloj; si usas un bolso grande, no te excedas con joyas y bisutería. La palabra clave es: equilibrio.



Si tienes el cuello corto y grueso, olvídate de las gargantillas, llevarás la atención a esa zona y marcarás la papada. 

Los tacones, siempre que sean de la altura justa y bien construidos, son tus aliados 

Utiliza los cinturones con cabeza. Los cinturones anchos, llevan la atención sobre esa zona, así que son ideales para resaltar cinturas de avispa y tripitas planas. Si necesitas esconder una cintura gruesa o unas caderas anchas, cinturones pequeños o, mejor, olvidarse de ellos.



Los zapatos que mejor te sentarán son los de tacón, puesto que te harán parecer más alta. Si el zapato tiene un tacón razonable (no, 13 cms. no es razonable) y está bien construido no tiene porque afectar a tu postura ni hacer que saques barriga, sólo tienes que buscar los más adecuados para ti. Si no aguantas bien los tacones, prueba con las cuñas. Los zapatos muy cerrados, con pulsera al tobillo, las sandalias con tiras muy apretadas o los mocasines harán que tus piernas y tobillos parezcan más gruesos. Las botas, mejor a la rodilla, las de caña baja o media te acortarán y engordarán visualmente.


El maquillaje también te ayudará a parecer más delgada 
Maquillaje, cabello y manicura

En cuanto al maquillaje, evita los brillos a toda costa y utiliza el fond de teint en dos tonos, el blush y los polvos de sol para dar volumen a tu rostro y adelgazarlo visualmente. Si no sabes cómo hacerlo, apúntate a algún curso de maquillaje específico o busca tutoriales en la red. Busca la parte de tu cara más atractiva y dale protagonismo, así centrarás la atención en esa zona.



Los colores oscuros te ayudan a afinar tu caraRespecto al cabello, piensa que los tonos más oscuros endurecen las facciones, así que te pueden servir para adelgazar tu rostro. Los flequillos desfilados o laterales, el pelo con cierto volumen que los separe de la cara, el pelo largo y liso,  las colas de caballo y los moños altos, te ayudarán a estilizar tu rostro. Evita los flequillos muy cortos y rectos, el pelo tipo tabla y con poco volumen, los rizos y las ondulaciones muy marcadas.



Y no te olvides de la manicura. Unas uñas muy largas y de colores estridentes engordarán irremisiblemente tus manos. Las uñas relativamente cortas, con una forma elegante entre cuadrada y redondeada y con un esmaltado discreto alargan dedos y manos. No tienes más que ver Jersey Shore para comprobar cómo no hay que llevar la manicura…



En los siguientes vídeos puedes ver algunos consejos para conseguir una figura esbelta con la ropa.

Si no puedes ver el vídeo correctamente, por favor, pincha aquí.


Si no puedes visualizar el vídeo, pincha en el siguiente enlace.


Yo sé eres guapa, con estos trucos, también lo sabrán los demás...

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Estamos encantados de que nos dejes tus aportaciones, porque tu opinión es importante para nosotros. Sólo te pedimos que, por favor, no publiques links ni contenidos publicitarios de ningún tipo, porque estos no serán publicados. Si deseas anunciarte, contacta con nosotros previamente. Gracias.

Síguenos por correo electrónico