20 enero, 2013

Cómo Conseguir que tus Suelas Nuevas no Resbalen



¿Zapatitos nuevos, Cenicienta? Pues, para que tus suelas no resbalen al caminar o bailar en una pista muy encerada existen algunos trucos muy sencillos y económicos que te evitarán más de un disgusto.


Algunos a tener en cuenta son:


Laca para el pelo

 
Sólo tienes que vaporizar sobre la suela y dejar secar. Se creará una película pegajosa sobre la suela que te servirá de agarre. Eso sí, conviene llevar un botecito pequeño en el bolso, por si hiciesen falta retoques. Si los zapatos son de un material delicado, ten cuidado al vaporizar para no mancharlos. Éste es mi truco favorito.


Agua con azúcar


Mezcla agua (tibia, a ser posible) con bastante azúcar y agita hasta que se disuelva completamente. Luego sólo tienes que mojar un pañuelo de papel o un algodón y extenderlo por la suela. Déjalo secar y ya está. Si vas a andar o a bailar mucho, tendrás que repetir la aplicación tantas veces como sea necesario.

Refresco de cola

 
Sólo tienes que extender el refresco sobre la suela y dejar secar. Ojo, el refresco debe ser con azúcar, los light sólo sirven para cuidar tu línea, no tu tendencia al patinaje. Este es uno de los trucos favoritos de muchas bailarinas.


Patata


Corta una patata por la mitad y frota la suela. Deja secar y frótala con un paño suave. 


El almidón que contiene este tubérculo creará una película que evitará que tus suelas resbalen.


Esparadrapo

 
Corta unos trocitos de esparadrapo y colócalos estratégicamente en la suela. Evitarán que tus zapatos patinen. Para que no se noten cuando antes, coge un rotulador con el mismo color de la suela y píntalo. Deja secar la tinta antes de ponértelos.


Lija


Coge una lija de grano fino y frota toda la suela con ella. Gracias a este lijado ligero, eliminarás la primera capa más pulida de la suela, que es la que resbala. Ten cuidado de no ser excesivamente impetuosa o lijarás de más con el consiguiente desgaste prematuro de tus zapatos.


“De pago”


En las tiendas dedicadas a la danza y al baile de salón tienes productos específicos para aplicar en las suelas de tus zapatos.


Y en las tiendas de reparación de calzado puedes encontrar unas láminas adhesivas antideslizantes que se pegan a las suelas y evitan que éstas resbalen.


Porque estrenar zapatos debe ser un placer, no un deporte de riesgo.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Estamos encantados de que nos dejes tus aportaciones, porque tu opinión es importante para nosotros. Sólo te pedimos que, por favor, no publiques links ni contenidos publicitarios de ningún tipo, porque estos no serán publicados. Si deseas anunciarte, contacta con nosotros previamente. Gracias.

Síguenos por correo electrónico