25 junio, 2012

Cómo Mantener Ordenados Tus Collares

Seguro que tienes un montón de collares de todos los tipos, colores y tamaños. Y seguro, también, que muchas los guardáis en cajas y cajones y, cuando los váis a usar, no los encontráis o están hechos un nudo, marinero, por lo menos...

Pues bien, una sugerencia que funciona por experiencia propia es clavar unas escarpias por la parte de atrás de la puerta y colgarlos por colores o estilos. Así sólo tendrás que descolgarlos y ponértelos. Así de fácil.

Aquí os doy la opción de colgarlos por la parte trasera de la puerta, porque a mí no me gusta tenerlos a la vista pero ésto, como todo, va en gustos y estilos. En algunos casos puede resultar hasta decorativo.


Precauciones:

  • Si la puerta es de buena calidad, ni lo intentes. Mejor compra un corcho para anuncios, de esos que se suelen tener en las oficinas y que pueden encontrar en cualquier papelería y pon las escarpias ahí. Luego sólo tienes que colgarlo de la pared (si va a soportar mucho peso, utiliza tacos).

  • Si vas a colgar collares o cadenas de plata, ten en cuenta que al estar al aire, tomarán ese feo color negro. En este caso tienes tres opciones: limpiarlos cuando se ennegrezcan, colgarlos protegidos o guardarlos en otro lugar.

  • Ten cuidado con el tamaño de escarpia, no puede ser tan larga que cale la puerta, ni tan corta que no soporte el peso. 

Aquí os dejo unas fotos como idea:


El resultado no es estético, pero sí muy práctico...


Los collares quedan perfectamente organizados y fáciles de usar.



Pinté las escarpias cuando pinté la puerta, así quedaron un poco más disimuladas...



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Estamos encantados de que nos dejes tus aportaciones, porque tu opinión es importante para nosotros. Sólo te pedimos que, por favor, no publiques links ni contenidos publicitarios de ningún tipo, porque estos no serán publicados. Si deseas anunciarte, contacta con nosotros previamente. Gracias.

Síguenos por correo electrónico