19 marzo, 2012

Receta de bizcocho integral

Esta receta es bizcocho integral casero, nutritivo, sano y muy fácil de hacer.

Se puede hacer con harina y azúcar refinadas, aunque os aconsejo emplear productos integrales por su calidad nutricional y su índice glucémico.

Ingredientes básicos:

  • 175 grs. de harina integral.
  • 100 grs. de azúcar integral de caña.
  • 100 cc. de aceite de oliva.
  • 1 cucharadita de levadura química (tipo Royal).
  • 2 huevos.
  • 1 pieza de fruta.
  • 1 puñado de frutos secos.

Notas sobre los ingredientes:

  • La harina puede ser de trigo, espelta, o cualquier otra de tu gusto.
  • El aceite de oliva puede ser sustituido por mantequilla o cualquier otra variedad de aceite vegetal, aunque recomiendo el aceite de oliva por su sabor y valor nutricional.
  • La fruta puede ser de todo tipo, he probado con manzana, pera, plátano, frutas del bosque y zumo de naranja con excelente resultado. También os invito a sustituir la fruta por una o dos zanahorias ralladas.
  • Los frutos secos, si son muy grandes, es mejor trocearlos ligeramente con un cuchillo.
  • También puedes añadir canela, jengibre, semillas de amapola, pasa, sésamo, etc., le aportan un sabor muy agradable.

Preparación:

  • Pela y parte la fruta en trocitos pequeños y reservar.
  • Trocea ligeramente los frutos secos.
  • Pon todos los ingredientes en un bol y mezcla totalmente.
  • Vierte la mezcla en un molde de silicona o apto para horno o microondas, en caso de no ser de silicona, unta el molde con aceite de oliva.

Cocción:

  • 7 min. en microondas a 850 W.
  • 20-25 min. en horno tradicional.

Notas sobre la cocción:

Tanto en microondas como en horno tradicional será necesario que ajustes el tiempo de cocción a tu electrodoméstico; para ello,  lo mejor será que la primera vez vigiles el bizcocho de vez en cuando, y lo pinches para ir comprobando el punto de horneado.

Conservación:

  • Puedes guardar el bizcocho en un recipiente con tapa o en una bolsa de congelación y dejarlo en la nevera: se conserva en buenas condiciones y, con un toque de microondas, está listo para consumir.
  • Si al sacarlo del molde compruebas que tiene mucha humedad, puedes dejarlo secar unos minutos en el exterior y ponerle debajo un papel de horno para que no se pegue al recipiente donde lo vayas a guardar.
Bon appetit.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Estamos encantados de que nos dejes tus aportaciones, porque tu opinión es importante para nosotros. Sólo te pedimos que, por favor, no publiques links ni contenidos publicitarios de ningún tipo, porque estos no serán publicados. Si deseas anunciarte, contacta con nosotros previamente. Gracias.

Síguenos por correo electrónico