05 abril, 2014

Lentejas con Oreja

Hace mucho que no os dejo una receta, así que la de hoy es contundente: lentejas con oreja. Normalmente suelo cocinar platos ligeros y con poca grasa, pero de vez en cuando también hay que darse un homenaje con un plato de cuchara de los de antes.


Y como se hace en la olla, es de lo más rápido y sencillo de hacer que hay. Eso sí, si tenéis tiempo y ganas, también podéis animaros con la versión tradicional de cocción lenta.


Vamos a ello...


Ingredientes (para 4 personas)


especias y coñac para lentejas500 gr. de lentejas pardinas
2 cebollas medianas
2 zanahorias medianas
1/2 ramita de apio
2 dientes de ajo
1 trozo de morcilla de arroz
1 trozo de chorizo
50 gr. de jamón serrano en taquitos
50 gr. de oreja fresca
2 huesos de vaca
Coñac
Agua
Tomillo
Romero
Cominos en grano
Pimienta negra
Sal


Notas sobre los ingredientes


    lentejas de la bañeza
  • Las lentejas de la receta son pardinas de La Bañeza por varias razones: me gustan por lo delicadas y suaves que son, no necesitan remojo (y eso suma muchos puntos) y se cuecen en un pispás. Si queréis cambiarlas, ya sabéis que hay una variedad grande de lentejas donde elegir.
  • Si no queréis incluir carne en la receta, podéis sustituirla por arroz y/o patatas, puerro, calabaza y cualquier otro tipo de verdura. Si van a ser un primer plato, con las verduras será suficiente; si va a ser un plato único, el arroz le aportará los nutrientes necesarios para que sea completo.
  • El jamón normalmente lo utilizo en forma de huesos de ibérico pero, como no tenía a mano, lo he cambiado por los taquitos y ha sido un acierto.
  • La oreja es fresca, pero puede ser cocida o adobada. Personalmente, me gusta su sabor pero no su textura, así que la cocino dentro de una red de legumbres; así puedo separarla para que sólo la coma quién quiera... pero el saborcito se queda en el guiso ;)
  • Hay quien le pone whisky en lugar de coñac, pero prefiero el sabor más redondo de este último para acompañar a las lentejas.
  • Los cominos en grano tienen una finalidad más, además de aportarle sabor: evitan los gases que suelen acompañar a las legumbres... y eso es importante. 
  • Si te van las emociones fuertes, cambia la pimienta negra por un par de cayenas.


Materiales


  • Olla súper-rápida
  • Tabla para cortar
  • Red para legumbres


Preparación


Corta las cebollas, la zanahoria y el apio en cuadrados pequeños y reserva. Si tus cebollas son tan puñeteras como las mías de hoy, también necesitarás un paquete de Kleenex... o dos.


 cebolla, zanahoria y apio picados


Pela los dientes de ajo y apártalos junto con las verduras. Déjalos enteros, porque se desharán con la cocción.


Lava bien la oreja, córtala en trocitos y métela en una red para legumbres (si te gusta encontrártela en el guiso, no hace falta que utilices la bolsa).


carnes para las lentejas


Pincha la morcilla y el chorizo para que suelten el jugo y no revienten dentro de la olla. Resérvalas junto con el jamón en dados.


Lava bien las lentejas, quita las que estén en mal estado y escúrrelas.


Pon dentro de la olla las lentejas, las verduras, el ajo, los huesos, la oreja, el tomillo, el romero, los cominos y la pimienta. Cubre con agua fría hasta que sobrepase unos 3 dedos el nivel de los ingredientes.


preparado de lentejas en la olla


Cuece durante unos 12 minutos en olla súper-rápida (dependerá de tu olla, porque cada una es un mundo). Una vez pasado ese tiempo, despresuriza y ábrela. Si necesitas desespumar, hazlo, aunque a mi no me hace falta nunca. Incorpora entonces el chorizo, la morcilla y el jamón y pon a cocer aproximadamente 7 minutos más. Al poner estos ingredientes al final, evitas que se deshagan y que pierdan sabor. Ojo con el tiempo de cocción si utilizas pardinas, porque es mucho menor que en el caso de otras variedades.


lentejas con oreja
En mi plato... sin oreja, claro
Una vez finalizado el proceso de cocción, abre la olla y sala sólo si es necesario. Como el chorizo, la morcilla y el jamón suelen tener bastante sal, es mejor esperar al final para no excederse con ella. Tu salud lo agradecerá.


Ya puedes servir y disfrutar de este plato consistente. Personalmente, lo acompañaría con un Rioja Vivanco Crianza del 2009, para que fuese perfecto. Y de postre... una infusioncita, porque no te cabrá nada más :D







No hay comentarios:

Publicar un comentario

Estamos encantados de que nos dejes tus aportaciones, porque tu opinión es importante para nosotros. Sólo te pedimos que, por favor, no publiques links ni contenidos publicitarios de ningún tipo, porque estos no serán publicados. Si deseas anunciarte, contacta con nosotros previamente. Gracias.

Síguenos por correo electrónico