20 enero, 2016

26 Trucos Eficaces para Ahorrar Tiempo por la Mañana

¿Por las mañanas te levantas siempre con prisas y con la sensación de que no controlas tu propia vida? ¿Al sonar el despertador te parece que has entrado en una especie de universo paralelo donde los minutos corren a una velocidad mayor que en éste? Tranquila, es lo habitual.

 
Pero que sea lo normal, no significa que sea bueno. La falta de tiempo por las mañana conlleva un estrés (y un mal humor) que ya nos acompaña ya todo el día. Y con la vida tan intensa que solemos llevar, lo que menos nos conviene es llegar al trabajo o al colegio estresado ya desde casa. 

 
26 trucos eficaces para ahorrar tiempo por la mañana


Para ahorrar tiempo por las mañanas y ganar en tranquilidad durante el resto del día, aquí tienes unos trucos que espero que te sean útiles:

 

1.- Levántate con margen. Despertarte con la hora pegada te hará perder más tiempo. Tener la conciencia de que te faltan los minutos, hará que te agobies y tengas que enmendar los típicos errores que conllevan las prisas: que se te caiga la taza del café al suelo y tengas que recoger el desastre; que te manches el párpado con el rímel, porque vas tan acelerada que es fácil que te quiten puntos del carnet de maquilladora amateur por exceso de velocidad; que tengas que subir a casa desde el garaje, porque se te han olvidado el móvil o las gafas... Y esos errores suponen un tiempo precioso. Ya lo dice el refrán: "vísteme despacio, que tengo prisa".

 
2.- Establece rutinas. Aunque ya sabemos que la rutina no es buena... por las mañanas sí que lo es. Y mucho. Si has aprendido a escribir a máquina con método, te acordarás de cuánto tiempo te llevaba escribir cada palabra en el teclado en las primeras lecciones. Era todo un mundo. ¿Y cuántas pulsaciones por minuto das ahora? Ese aprendizaje, esa rutina, te hace ser mucho más rápido en las tareas, también por las mañanas. 


3.- Analiza el orden en que debes hacer cada tarea por las mañanas para ser más eficiente. Eso dependerá de lo que debas hacer antes de salir, del número de personas que seáis en casa, etc.

 
4.- Si sois varios de familia, es necesario asignar a cada uno las obligaciones que deben cumplir antes de salir de casa. Si te cargas tú con todo, la única que acabarás llegando tarde y estresada al trabajo serás tú. Por eso es importante la educación de todos los miembros de la familia y la planificación de las tareas. Y esto también vale para compañeros de piso y demás fauna


5.- Permite que el orden impere en tu casa. Si todo está donde se supone que debe estar; si no almacenas objetos que no utilizas, pero que ocupan espacio y te impiden encontrar lo que sí necesitas; si no hay cosas por medio que obstaculizan el paso... si eso ocurre, ahorrarás mucho tiempo. Y ese orden debe aplicarse desde la nevera hasta el neceser de maquillaje. 


Planificando el día siguiente6.- Tómate tu tiempo el día anterior para planificar el siguiente. Este paso es fundamental para que no sólo ahorres tiempo por la mañana, también para que tu día sea más productivo.


7.- Por cierto, a la hora de planificar, sé realista. En general, solemos pensar que podremos hacer mil y una cosas antes de salir de casa, pero eso es imposible. Decide qué es lo más importante y dedícate sólo a eso. Si te sobra tiempo, ya podrás hacer alguna otra tarea más. Yo misma estoy en proceso de interiorizar esto... ;)

 
8.- Ten una serie de outfits con los que te sientas cómoda. De esos con los que sabes que estás guapa y que te sientan bien. De los que evitan tener que probarse el armario entero cuando quedan 5 minutos para que pase tu autobús por la parada. Ten varios, para que puedas cubrir distintas situaciones: una reunión importante, una comida de trabajo, un cóctel después de la jornada laboral, un día casual... Incluso ten preparado algún conjunto de esos que te ayudan a esconder una tripita inflamada por asuntos hormonales o unas piernas hinchadas por el calor. Te aconsejo que estos outfits incluyan también los zapatos y los complementos. 

 
Guardarropa9.- Y, hablando de ropa, tenla en perfecto estado, para no tener que coser un botón o planchar una prenda por la mañana, cuando vas justa (justísima) de tiempo.

 
10.- Consulta la previsión meteorológica para saber qué tipo de ropa necesitarás al día siguiente. Parece una tontería, pero ayuda bastante a la hora de enfrentarse al armario al día siguiente.


11.- Lo ideal sería que eligieses un conjunto por la noche, sabiendo el tiempo y la agenda que tendrás al día siguiente. Y que lo dejases ya fuera del armario, junto con zapatos y complementos. Si eres de las que prefiere ser más creativa, el truco de los outfits que te he dado antes, te evitará problemas a la hora de elegir en el momento.  

 
12.- Hay quien aconseja ducharse por la noche, para arañar unos minutos, aunque no creo que el ahorro de tiempo sea notable. De hecho, creo que la ducha despeja bastante y aporta un plus de energía para comenzar el día. Y eso por no hablar de que es fácil sudar por la noche, especialmente en verano o si hace mucho calor en el dormitorio


13.- Deja la hidratación corporal para por la noche. Eso te ahorrará tiempo por la mañana y, además, podrás dedicarle más tiempo, puesto que no tendrás que vestirte inmediatamente después de aplicarte la crema. Para que la ducha matinal no te deje la piel seca, siempre puedes añadir un poco de aceite (coco, aguacate, jojoba...) a tu gel de ducha. O utilizar una de esas hidratantes que se utilizan bajo la ducha.  

 
Ducha14.- Y, hablando de ducha, hay quien aprovecha para lavarse los dientes en ese momento. Personalmente, no me parece buena opción, puesto que lavarse los dientes requiere método y tiempo, ya sea dentro o fuera de la ducha. Por cierto, te recuerdo que no te debes lavar los dientes inmediatamente después de haber tomado comidas o bebidas con azúcares y ácidos, porque el esmalte se puede dañar. Es mejor dejar pasar al menos media hora antes del cepillado. Si no has tomado azúcares o ácidos (bollería, zumos...), sí debes hacerlo inmediatamente después de comer.  

 
15.- Lo que sí puedes hacer dentro de la ducha es limpiarte el rostro. Utiliza algún jabón suave o un agua micelar en espuma con aclarado. Así aprovecharás tiempo... y agua.

 
16.- Lo que sí deberías evitar es lavarte el cabello por las mañanas, si vas justa de tiempo. Y, por supuesto, es importante no acostarse con el pelo húmedo, porque puede acabar dañándolo, además de ser bastante incómodo. Lo ideal sería lavarse el cabello por la noche, secarlo y moldearlo, dejándolo ya preparado para un último toque a primera hora. 

 
17.- Si necesitas lavarte el pelo, porque lo tienes muy sucio y necesitas estar presentable esa mañan, siempre puedes utilizar el truco de sólo hacerlo con el flequillo y el resto recogerlo en una coleta, una trenza o un moño. También puedes utilizar un champú en seco, aunque no soy muy fan de este tipo de productos. 

 
18.- Si te gustan las ondas, puedes utilizar dos trucos. Hacerte unas trenzas, vaporizarlas con fijador y dormir con ellas, así cuando te levantes tendrás unas bonitas ondas (también funcionan unos moños, si tienes el cabello largo). O hacerte una coleta alta y pasarte la plancha sólo por medios y/o puntas, para hacerte unas ondas. No llevan apenas tiempo y el resultado es perfecto

 
Espejo y neceser19.- Aprovecha las cremas de noche, aceites faciales y las mascarillas para tratar, nutrir e hidratar tu piel antes de acostarte. Así por la mañana sólo tendrás que aplicarte una hidratante con protector solar, y listo. También puedes utilizar una BB o CC Cream y así tendrás la base de maquillaje ya resuelta.


20.- Ten preparada una rutina de maquillaje, que te permita ahorrar tiempo por la mañana.  Procura que sea sencilla de aplicar y con al que te sientas guapa y segura. Una crema con color, un corrector de ojeras, un poco de rímel, un toque de blush y una barra de labios son más que suficientes para estar perfecta. Y en casos extremos, un toque de máscara de pestañas o una barra de labios son más que suficientes para mejorar nuestro aspecto.


21.- Ten los productos de esa rutina de belleza en un neceser de diario, para no tener que buscar y rebuscar. Y ese neceser, además, te lo podrás llevar al trabajo para poder retocarte durante el día. 


Desayuno22.- Deja preparada la bandeja del desayuno, a falta de los productos que necesiten frio. Deja tazas, vasos, cubiertos, servilletas, cereales, cacao, frutas y todo lo que vayas a necesitar ya colocado. Así te ahorraras unos minutos. 


23.- Si te llevas la comida al trabajo, déjala preparada y envasada la noche anterior. Incluidos los cubiertos, bebidas y todo necesario para comer al día siguiente


Móvil y agenda24.- Deja listo y en un lugar visible todo lo que vayas a necesitar llevarte al día siguiente: bolso, llaves, portátil, móvil, gafas de sol, documentos, bolsa de deporte (si vas al gym), mochilas de los niños, etc. Es importante que todo esté a mano, en la entrada, por ejemplo. 

 
25.- Evita mirar el correo electrónico, las redes sociales, la TV o llamar por teléfono, salvo que sea estrictamente necesario. Déjalo para más tarde, porque seguro que vas a dedicarle más tiempo del que tienes.


26.- Pon una alarma para despertarte... y otra para la hora a la que debas salir de casa. Así tendrás una referencia y evitarás llegar tarde.


Ya sabes, todo es cuestión de tiempo... y organización.






Post relacionados:

Tu Maquillaje También Tiene Fondo de Armario
Cómo Aprovechar Mejor Tu Tiempo


La primera vez que apareció este artículo fue en el blog de La Meiga y Su Caldero.


Licencia de Creative Commons
26 trucos eficaces para ahorrar tiempo por las mañanas by La meiga y su caldero - Arancha Moreno is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional License.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Estamos encantados de que nos dejes tus aportaciones, porque tu opinión es importante para nosotros. Sólo te pedimos que, por favor, no publiques links ni contenidos publicitarios de ningún tipo, porque estos no serán publicados. Si deseas anunciarte, contacta con nosotros previamente. Gracias.

Síguenos por correo electrónico