11 noviembre, 2015

Trucos para Conseguir el Delineado de Ojos Perfecto (II)

En la primera parte de Trucos para Conseguir el Delineado de Ojos Perfecto, te hablé de los puntos más básicos a la hora de delinear tus ojos. En esta te quiero dar todos mis trucos...




Trucos


Sin estirar


No te estires nunca el ojo desde el exterior para alisar la zona al delinear, porque deformarás la zona y, cuando sueltes, el resultado será irregular. Por no hablar de que si lo haces con frecuencia, acabarás creando arrugas en una zona tan sensible. 


Es preferible que empujes ligeramente la zona de la ceja hacia arriba y hacia la sien, para planchar el párpado y dibujar mejor la línea.


El material


Si vas a utilizar lápiz y este no se desliza bien, calienta la punta unos segundos sobre una llama o sobre el chorro de aire caliente de un secador. Así conseguirás que se deslice con más facilidad. Eso sí, no lo dejes demasiado tiempo, porque se puede dañar con el calor. Y ten cuidado de no quemarte, claro.


Si no tienes eyeliner y quieres delinear tus ojos, tranquila, hay un remedio de emergencia: toma tu máscara de pestañas y un pincel... y utilízala como si fuese delineador en gel. No es el recurso para todos los días, pero funciona, doy fe.


Al delinear


Haz pequeños puntos encima de las pestañas para que te sirvan de guía, luego sólo tendrás que unirlas para conseguir una línea uniforme. Procura que los puntos sean del mismo grosor que quieres que tenga la línea.


Si vas a emplear un delineador en rotulador, en gel o líquido, puedes utilizar previamente un lápiz para que te sirva como guía, así te será más fácil dibujar la línea.


Si dibujas la línea más allá del comienzo de las pestañas, lograrás un delinado más pulido, evitando que la raya quede bailando sobre ellas. La idea es que el color de la línea se funda con las pestañas


Da pequeños toques con el delineador entre las pestañas y verás como éstas parecen más tupidas y tus ojos más expresivos. Este simple gesto, que te comento, te servirá si quieres enmarcar tus ojos, pero no quieres un delineado muy definifido.


Si tienes los ojos pequeñitos y/o separados, procura que la línea comience más allá del lagrimal, porque así el ojo parecerá más alegre y grande. Si divides el ojo en tercios, el principio de la línea debería estar rondando el comienzo del segundo tercio. Si tus ojos son grandes y están separados, puedes delinearte toda la zona completa.


A la hora del trazado, ten en cuenta que tus ojos se verán más atractivos si la línea comienza más delgada en su zona y interior y se va engrosando según llega a su extremo exterior.


Si utilizas sombra encima de cualquiera de los delineadores, no sólo aumentarás su duración, además conseguirás distintos efectos. Si empleas sombra del mismo tono que el delineador, aumentarás su intensidad y permanecerá perfecto durante más tiempo. Si utilizas sombras de color, brillantes o nacaradas, podrás conseguir resultados mucho más vistosos.


Si quieres que el rabillo exterior del delineado sea perfecto, te consejo que utilices una tarjeta (de visita o de crédito, da igual), un mango de una cuchara o un trocito de celo o esparadrapo (que no tengan mucho adhesivo, o te llevarás la base de maquillaje al despegarlos). Sólo tienes que utilizarlos de guía, et voilà, ya tienes una línea recta.


El mejor truco para no equivocarte con el delineado si llevas rabillo es primero dibujar éste y luego terminar de delinear el ojo. Desde el exterior al interior, justo al contrario de como solemos hacerlo; así conseguirás más precisión, sobre todo si eres novata en estas lides. 


Para conseguir el ángulo, debes tener en cuenta que el rabillo no debe ser muy bajo, porque tu mirada parecerá triste. Como referencia, puedes utilizar un lápiz. Apóyalo en la aleta de tu nariz y muévelo hasta que llegue a la cola de la ceja, pues más o menos esa es la posición.


Si quieres delinear también el párpado inferior pero no quieres un resultado muy dramático, puedes hacerlo con un pincel y un poco de sombra del mismo color que el delineador. Pásalo delicadamente por la línea de las pestañas y tendrás un ojo marcado, pero sin excesos.


Si empleas dos tonos de delineador (si se trata de lápiz, sombra o delineador en gel), puedes conseguir un atractivo efecto degradado. Utiliza el más claro en la parte interna del ojo, para darle más luz y amplitud a la mirada, dejando el más oscuro para el exterior. El truco está en fundirlos bien en la zona en la que se quiere el degradado.


La waterline queda perfecta con un lápiz blanco, beige o dorado, porque agranda la mirada y la aclara si tienes los ojos enrojecidos o amarillentos.


Si quieres fijar el delinado, puedes utilizar polvos sueltos y si quieres también matizar, polvos compactos.  


Si te equivocas


En el caso de que te equivoques, puedes utilizar un bastoncillo de maquillaje humedecido en un poco de agua micelar, tónico o vaselina para enmendar el error.


También puedes corregir el delineado con una esponja de maquillaje que llegue a zonas difíciles, como una tipo huevo o triangular.


Y si quieres que el error no se note nada de nada, puedes rematar la reparación con un poco de lápiz de ojos en tono beige o un poco de base de maquillaje en un bastoncillo.





Post relacionados:

Trucos para Conseguir el Delineado de Ojos Perfecto (I)
Cómo Conseguir que Tu Sombra de Ojos Dure Más
Cómo Maquillar Ojos Pequeños (I)
Cómo Maquillar Ojos Pequeños (II)
Trucos para Maquillar Tus Pestañas Como una Experta
12 Consejos para Desmaquillar Bien los Ojos

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Estamos encantados de que nos dejes tus aportaciones, porque tu opinión es importante para nosotros. Sólo te pedimos que, por favor, no publiques links ni contenidos publicitarios de ningún tipo, porque estos no serán publicados. Si deseas anunciarte, contacta con nosotros previamente. Gracias.

Síguenos por correo electrónico