12 noviembre, 2014

Trucos para Mantener y Limpiar el Terciopelo

terciopelo
¿Sabes cómo cuidar el terciopelo?
El terciopelo está de moda, no sólo porque es uno de los must esta temporada. También porque cada vez compramos más prendas vintage, y muchas están confeccionadas con este material.

 
Y, todo lo que tiene de bonito y lujoso, lo tiene de complicado de mantener y limpiar

 
Lo primero que hay que saber es que el terciopelo no es una tela, es un tejido. Y, como tal, puede estar confeccionado tanto con fibras naturales (seda, algodón, etc.) como artificiales (nylon, poliéster, etc.). Esto complica bastante las cosas, porque no es lo mismo mantener un terciopelo de seda que uno artificial. 

 
En este post vas a encontar algunos trucos para limpiar y conservar ambos.


Mantenimiento general


  • Lee siempre la etiqueta de la prenda y sigue los consejos de uso. Si no la tiene, opta por la opción de limpieza más conservadora.
 
  • No dobles las prendas de terciopelo, porque se quedarán las marcas.
 
  • Para mantenerlo en perfectas condiciones, cepíllalo con regularidad para quitarle el polvo y las pelusas. Utiliza para ello un cepillo con cerdas suaves o uno de los que están hechos también con terciopelo. También puedes confeccionarte uno forrando un taco de madera o plástico con un retal de terciopelo. El roce entre los dos tejidos servirá no sólo para cepillarlo, además mejorará y rejuvenecerá su aspecto.
 
  • Cepilla siempre en el sentido del tejido, nunca a contrapelo, porque lo desgastarás.  
 
  • Ten cuidado con los rodillo adhesivos que se utilizan para quitar las pelusas, porque arrancan las fibras y puedes terminar dejando calvas en el tejido. Es mejor cepillar. 
 
  • No retuerza la prenda si la lavas, porque la deformarás y marcarás.
 
pinzas de la ropa
No a las pinzas para el terciopelo
  • No la cuelgues húmeda en cuerdas o perchas.
 
  • No utilices pinzas
 
  • A la hora de secar una pieza de terciopelo, colócala bien estirada sobre una superficie horizontal y sobre una toalla para que absorba la humedad. 
 
  • No la tiendas al sol
 
  • Guarda la prenda en una funda o del revés, así evitarás que se llene de pelusas y fibras de otras prendas.
 
  • Evita la plancha pero, si es imprescindible, opta por sólo acercarle la plancha con vapor; esto casi siempre acaba fácilmente con las arrugas. Si necesitas planchar de una forma más exhaustiva, hazlo siempre por el revés y sin apretar la plancha contra el tejido.
 
  • Si puedes, no te pongas las prendas de terciopelo si prevés que van a tener mucho roce. Por ejempo, si llevas una chaqueta de este material y vas a estar con los codos sobre una mesa durante mucho tiempo, quítatela o, directamente, no te la pongas ese día.  


Terciopelo de fibras naturales

 
Si la prenda necesita limpieza profunda o tienes una mancha rebelde, mi consejo es que lleves la ropa a la tintorería; así te evitarás disgustos.


bote de alcoholTambién puedes limpiarla en casa con alcohol. Utiliza una esponja o paño suave ligeramente humedecido en alcohol, tratando la mancha con cuidado. No aprietes mucho, sólo pasa un poco la esponjita sobre la zona a limpiar, sin restregar. Procura que el terciopelo no se empape, porque el terciopelo de calidad resiste muy mal la humedad excesiva. Por eso el alcohol es ideal, porque se evapora rápidamente. Una vez seca la zona, cepilla y pásale la plancha con vapor. Importante: prueba siempre antes en una zona poco visible, por si el color se viese afectado por el alcohol.


Si la mancha es de grasa, limpia inmediatamente. Hazlo espolvoreando talco, para que absorba bien la mancha y luego cepilla bien. Termina con una pasada de vapor, pero siempre asegurándote de que no quedan restos de talco, porque puedes terminar con algo parecido al cemento en tu prenda. 

 
Importante a la hora de limpiar la prenda: hazlo en horizontal, con la tela bien extendida y sin arrugas. 

 
Terciopelo artificial


Con algunos terciopelos artificiales puedes ser algo menos conservadora y limpiarlos de las siguientes maneras: 


    barreño
    A mano, con agua tibia y jabón suave
  • Prepara una mezcla de detergente neutro y agua tibia. Moja una esponja o paño suave en la mezcla y escurre muy bien. Frota muy ligeramente la zona a tratar, vuelve a pasarle la esponjita (ya sólo con agua para aclarar) y deja secar. Repite la operación si es necesario. Luego cepilla y aplícale vapor.

  • También puedes utilizar el truco del alcohol o del talco que te he comentado antes para remover las manchas más difíciles.

tambor de lavadora
Procura evitar la lavadora
  • Si necesita una limpieza más profunda (y la etiqueta te dice que puedes hacerlo), puedes lavarlo a mano. Para ello llena la bañera o un balde grande con agua tibia (nunca caliente) y un chorrito de detergente neutro. Luego extiende bien la prenda (que se mueva con libertad en el agua) y déjala unos instantes en remojo. Luego remuévela con la mano para que se limpie bien. Luego aclara de forma concienzuda, retira la humedad  sin retorcer y deja secar, como te he comentado antes, en posición horizontal.

 
Aunque en la etiqueta diga que puedes lavar la prenda en lavadora, mi consejo es que lo hagas siempre a mano. Sobre todo si quieres que te dure mucho más tiempo y en buenas condiciones.











 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Estamos encantados de que nos dejes tus aportaciones, porque tu opinión es importante para nosotros. Sólo te pedimos que, por favor, no publiques links ni contenidos publicitarios de ningún tipo, porque estos no serán publicados. Si deseas anunciarte, contacta con nosotros previamente. Gracias.

Síguenos por correo electrónico