20 abril, 2017

Depilación: No Cometas estos Errores

Tener una piel suave y sedosa no es sólo cuestión de hidratarla y nutrirla a diario, también es importante una depilación cuidadosa. Por eso, la mayoría de nosotras optamos por depilarnos.


Pero que sea un gesto femenino de lo más frecuente, no significa que siempre se haga de forma correcta. En algunas ocasiones los errores implican que la depilación no es efectiva y en otras se acaba dañando la piel.


Para que tengas tu piel libre de vello y a salvo, a continuación encontrarás algunos de los errores más frecuentes que comentemos al depilarnos y cómo evitarlos. Esto es lo que no deberías hacer...


Depilación: no cometas estos errores


Errores predepilacion


  • No exfoliar la piel. Al exfoliar la zona se consigue levantar el vello, con lo que la extracción es más fácil y se evita que se enquiste.

  • Ducharse o bañarse con agua muy caliente. La exposición a una temperatura alta inflama la piel, con lo que el pelo se acaba escondiendo y cuesta más eliminarlo. Si quieres una piel sin un sólo vello de más, opta por las duchas templadas y cortas, termina con un buen chorro de agua fría o deja pasar al menos 20-30 minutos antes de depilarte. 

  • No depilarse con la piel limpia y seca. El calor de la cera, la extracción del vello de forma mecánica o el rasurado crean el entorno perfecto en la piel para que los gérmenes hagan de las suyas, así que debe estar impoluta antes de la depilación. Y debe estar seca para que la humedad no interfiera en el proceso. 

  • Aplicarse crema. Las cremas y aceites impiden que la cera o la extracción mecánica funcionen, porque les dificulta atrapar el pelo. 

  • Dejarse el vello muy largo. Si el pelo está muy largo te encontrarás con dos problemas: te dolerá una barbaridad y acabarás cortándolo en lugar de extraerlo. Lo ideal es que te depiles con la frecuencia suficiente para que no crezca demasiado, pero si no ha sido así, puedes cortarlo antes con una rasuradora que tenga peine o con unas tijeritas (y mucho cuidado). 

  • Eliminar el vello justo al levantarse de la cama.  En este caso ocurre lo mismo que con el agua caliente, le piel está hinchada y el vello no está totalmente expuesto. 

  • Depilarse inmediatamente antes o después de tomar el sol. La depilación implica una agresión a la piel, así que lo menos recomendable es sumarle otra más, la exposición al sol. Esto es especialmente importante en el caso del láser.

  • Decirle adiós a esos pelos impertinentes justo antes de un evento importante. La piel suele quedar enrojecida e inflamada tras la depilación, especialmente en el caso de la cera, así que evita depilarte antes de una boda o cualquier compromiso en el que vayas a enseñar piel. 

  • Depilarse los días previos a la menstruación o en los primeros días. Son momentos complicados para eliminar el vello, porque suele ser más dolorosa y la piel puede quedar más enrojecida y los folículos más hinchados. 

  • No leer cuidadosamente las instrucciones de uso de los aparatos y herramientas de depilación. Es sumamente importante que leas el manual de uso para que evites más de un disgusto y le saques todo el partido posible a tus elementos de depilación.


Errores al depilarse con láser


  • No buscar asesoramiento profesional. Antes de depilarnos, es imprescindible que nos asesore un profesional, que nos indicará el tipo de láser que más nos conviene según nuestro tipo de piel.

  • No elegir un centro adecuado. Es imprescindible buscar un centro que cumpla todos los requisitos sanitarios y que esté manejado por profesionales.

  • No informar acerca de la medicación que se está tomando. Hay medicamentos que pueden provocarte una reacción al exponerte al láser, así que el profesional debe saber los que estás tomando, para saber si es seguro, si debes esperar a terminar el tratamiento o si te conviene consultar con tu médico si puedes suspenderlo o cambiarlo por otro.  

  • Depilarse con la piel bronceada. El láser actúa al detectar los puntos con color, si toda la piel está morena es posible que acabemos con una quemadura. 


Tomando el sol
Si te vas a depilar con láser, evita tomar el sol antes de hacerlo


  • Aplicarse cremas o perfumes los días previos a la sesión. Estos productos pueden provocarte fotosensibilidad en la piel, por lo que deben evitarse.  

  • No rasurarse el vello previamente. Para que el láser sea realmente efectivo el pelo debe actuar sobre la raíz, por eso es recomendable afeitarse antes en lugar de extraer el vello antes de la sesión. Eso sí, hay que tener cuidado de que el pelo no esté largo, porque se reduce la eficacia y aumenta el dolor. 

  • Pensar que los sistemas de depilado láser caseros son inofensivos. Es necesario seguir las instrucciones de uso y tener mucho cuidado al utilizarlos.


Errores al depilarse con cera


  • Utilizar cera muy caliente. Además de provocar quemaduras, es un dolor añadido totalmente innecesario.

  • No renovar la cera cuando sea necesario. La cera, incluso aunque sólo la utilices tú, debe estar lo más limpia posible para mantener su efectividad y la salud de tu piel.

  • Aplicar la cera sobre la piel dañada o irritada. El calor y el tirón pueden empeorar la situación. También es aplicable a las zonas con verrugas o lunares.


Cera depilatoria


Errores al depilarse con máquina depiladora


  • No desinfectar la máquina de depilar o sus accesorios. Es necesario que estén perfectamente limpios para evitar infecciones. 

  • Utilizarla cerca del agua. Salvo que sean máquinas que se puedan usar bajo el agua, es imprescindible tener cuidado al funcionar con electricidad.


Errores al depilarse con rasuradora


  • No utilizar rasuradoras específicas para la piel femenina o tomar prestada la rasuradora a tu chico. Las maquinillas destinadas al afeitado masculino son demasiado agresivas para nosotras, además de no estar diseñadas para las zonas que solemos depilarnos nosotras.

  • Compartir maquinilla. Pueden ser la vía perfecta para contagiarte enfermedades cutáneas, no te digo más...

  • No comprar maquinillas de calidad. No es necesario que gastes mucho dinero, pero sí que busques rasuradoras de marcas conocidas y de cierta calidad. Así evitarás cortes, irritaciones extras, etc.  

  • No cambiar de maquinilla con frecuencia. Las cuchillas se van mellando con el uso y, además de dejar de rasurar bien, es más fácil cortarse con ellas. 

  • Utilizar la maquinilla en seco. Las espumas, geles y jabones específicos para el rasurado preparan la piel para un mejor apurado y para que la piel no dañe. 

  • No emplear una espuma o gel apropiado. Los productos especiales para la depilación con cuchilla facilitan el rasurado, hidratan y protegen la piel, algo que no hacen ni el jabón de manos ni el gel de ducha.

  • Apurar demasiado el rasurado. Si te excedes con la maquinilla, acabarás con la piel enrojecida e irritada, así que es mejor ser menos concienzuda en este caso.


Maquinilla de afeitar femenina


Errores al depilarse con crema


  • Usar la crema como método depilatorio habitual. Es un método perfecto para emergencias, pero no para utilizarlo con frecuencia, puesto que puede llegar a alterar el pH de la piel y a resecarla en exceso. 

  • Utilizar la crema depilatoria en el rostro. Normalmente este producto está formulado para piernas, axilas e ingles; en la cara puede provocarte todo tipo de reacciones desagradables. Si quieres depilarte el rostro con crema, hazte con un producto específico para esa zona. 

  • Excederse con la exposición. Si dejas que la crema actúe más tiempo del indicado en el envase, puedes encontrarte con la piel irritada, incluso con quemaduras. 

  • Aplicar la crema sobre heridas. Si tienes heridas en la piel, el producto puede provocarte infecciones y empeorar la zona dañada.

  • No lavarte las manos después de usarla. La crema es cáustica, por lo que puedes acabar con quemaduras en las manos si no la retiras adecuadamente. Mi consejo es que te la apliques con guantes, así evitarás problemas. 

  • No quitarte los anillos de plata. El azufre de las cremas depilatorias ataca la plata, dejándola negra. Si no quieres tener que limpiaros después de la depilación, quítatelos o utiliza guantes.


 Errores postdepilación


  • Ducharse o bañarse con agua muy caliente. La temperatura elevada te resultará incómoda sobre la piel irritada, lo mejor es ducharse con agua tibia y terminar con agua fría. Así aliviarás y tonificarás tu piel, además de cerrar los poros. 

  • No aplicarse crema hidratante. La piel necesita hidratación profunda tras la depilación, para suavizarla y regenerarla. Lo mejor: un aceite vegetal, manteca de karité o gel de áloe vera.


Crema


  • No utilizar un desinfectante suave. Así se evitan infecciones tras depilarse las axilas o las ingles. 

  • Aplicarse el autobronceador. La depilación puede eliminar capas de células muertas o deshidratar la piel de forma irregular, por lo que no es conveniente utilizar el autobronceador justo después de depilarse, ya que es fácil terminar con un muestrario de colores nada favorecedor.

  • Llevar prendas ajustadas o de tejidos ásperos. La depilación irrita la piel, así que es mejor llevar prendas suaves y más holgadas, que no rocen y la permitan respirar y regenerarse. 

  • No eliminar los restos de cera de la piel. Los trocitos de cera que se suelen quedar en la piel tras la depilación son incómodos, pueden irritar la piel y mancharte la ropa.



Espero que este post te ayude a tener una piel bonita, cuidada... y segura.




Post relacionados:

Manteca de Karité: Imprescindible para Tu Piel
El Aceite de Sésamo, un Aliado para Tu Belleza 


La primera vez que apareció el post Depilación: No Cometas estos Errores fue en el blog de La Meiga y Su Caldero.


Licencia de Creative Commons
Depilación: no cometas estos errores by La meiga y su caldero - Arancha Moreno is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional License.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Estamos encantados de que nos dejes tus aportaciones, porque tu opinión es importante para nosotros. Sólo te pedimos que, por favor, no publiques links ni contenidos publicitarios de ningún tipo, porque estos no serán publicados. Si deseas anunciarte, contacta con nosotros previamente. Gracias.

Síguenos por correo electrónico