21 septiembre, 2016

Cómo Atenuar las Bolsas y Ojeras


Las bolsas y ojeras pueden aparecer por diferentes causas: genética, retención de líquidos, obesidad, falta de sueño crónica, falta de hierro, alergias, medicamentos... Aunque el resultado siempre es el mismo, una mirada más envejecida y cansada.

 
Y quien las sufre sabe que es algo difícil de eliminar, aunque siempre se pueden tomar algunas medidas para, si no evitarlas, al menos atenuarlas.

 
A continuación encontrarás algunos consejos para conseguirlo:


Cómo atenuar bolsas y ojeras

 
Alimentación


Tu alimentación debe ser equilibrada, variada y adecuada para tus necesidades, además de estar fuerte y saludable, así notarás que las bolsas y ojeras disminuyen. Si alimentación es correcta aportarás, entre otras cosas, las vitaminas que te ayudarán a rejuvenecer tu mirada. Por ejemplo, la vitamina C fortalece los vasos sanguíneos, estimula la producción de colágeno y elastina, inhibe la enzima que produce la melanina y protege de los radicales libres. La A refuerza sus defensas y aporta suavidad. La E ayuda a tener la piel tersa, es antioxidante y retrasa el envejecimiento. La K ayuda a evitar los capilares rotos que acaban convirtiéndose en ojeras oscuras. La vitamina B aporta elasticidad a la piel, la oxigena y ayuda con el equilibrio de los líquidos. El aporte adecuado de hierro y ácidos grasos omega-3 también te ayudarán a mejorar a difuminar bolsas y ojeras.

 
Consume con frecuencia alimentos que te ayuden a eliminar líquidos como los espárragos, el apio, la cebolla, la piña, el pomelo, la sandía... Pero, ojo, esto no significa que debas centrarte sólo en estos alimentos, porque tu dieta debe ser variada y equilibrada.


Infusión
Reduce el consumo de sal. Si tomas demasiado sodio, tanto si lo haces por la sal que añades como por el sodio oculto que tienen muchos alimentos preparados, experimentarás retención de líquidos, que será peor cuando te levantes por la mañana.

 
Bebe té verde. Entre sus propiedades está la de ser antiinflamatorio y antioxidante, que son perfectas para atenuar las bolsas y las ojeras.


Bebe agua. Toma el líquido suficiente para tus necesidades, teniendo en cuenta tu edad, actividad y época del año. No todo el mundo requiere los consabidos dos litros. Si haces mucho ejercicio o hacer mucho calor, puedes necesitar mucha más cantidad. Si tienes una actividad física moderada o hace frío, puedes requerir menos. Y recuerda que dentro de los líquidos que tomes para hidratarte no sólo debes tener en cuenta el agua; las infusiones, zumos, frutas y verduras también son una fuente importante de hidratación.


Estilo de vida


Evita el tabaco, el alcohol y las bebidas con gas. Todas estas sustancias empeoran tu piel, dejándola deshidratada, apagada y con aspecto envejecido, también la del párpado inferior.


Procura dormir lo suficiente. Ya sé que la vida ajetreada que llevamos la mayoría, las preocupaciones, la edad o los vaivenes hormonales a veces impiden que concilies el sueño como sería deseable, pero siempre puedes utilizar algunos trucos para dormir más y mejor.


Duerme con la cabeza ligeramente más elevada que los pies, para que no se acumule líquido durante la noche. Y evita dormir boca abajo, porque empeorarás las bolsas.


Evita el estrés. Ya sabes que es nefasto para todo, también para esa zona problemática de debajo de los ojos. 


Hazte fan de la gimnasia o del yoga facial para mejorar la zona del contorno de tus ojos.


Cuidado con el sol


Gafas de solUtiliza gafas de sol siempre, incluso en invierno. La piel del contorno de los ojos es muy fina (5 veces más que la del resto del cuerpo) y tiene muy poca cantidad de glándulas sebáceas, colágeno y elastina; por lo que es necesario protegerla del sol y el viento.


No te expongas al sol sin protección. Como ya te comenté antes, la piel del contorno de los ojos es muy delicada, por lo que los daños del sol son aún mayores que en el resto de la piel, sobre todo si hablamos de envejecimiento prematuro. 


Cosmética que ayuda


Utiliza una crema para el contorno de ojos apropiada para tu problema, ya sean bolsas u ojeras. Y aplícalo correctamente, si puede ser con un suave masaje para drenar la zona.


Utiliza un tono de corrector adecuado para tu tono de ojera, evitando los que sean muy oscuros o muy claros. Huye especialmente del blanco para las bolsas, porque lo único que harás es darles protagonismo. Si tus ojeras son ligeras, puedes optar por un tono que tienda al amarillo, beige o del color de tu piel. Si son oscuras, el mejor un tono naranja o salmón.


Difumina el corrector con el dedo o un pincel para que se funda con el tono de la piel y con la base de maquillaje. De ese modo evitarás dos errores imperdonables: que se marquen las arrugas o parecer un mapache.


Productos y herramientas de maquillajeNo te apliques el corrector cerca de la línea de las pestañas. Este producto debe ir sobre la zona donde está la ojera, extendiéndolo en forma de triángulo invertido hasta un poco más abajo, casi hasta la zona donde te notes que comienza el hueso del pómulo. 


Utiliza una pequeña cantidad de corrector. Aunque parezca lo contrario, disumularás mejor tus bolsas y ojeras con poco producto y bien difuminado. Si pones mucho, lo que conseguirás es centrar la atención en esa zona, justo lo que quieres evitar. Por no hablar de que se resquebrajará y se marcarán la arrugas, las tengas o no.


No emplees el  iluminador en la zona de la ojera. Este cosmético se usa para poner el acento en las zonas que queramos resaltar... y las bolsas y ojeras no es algo que queramos hacer notar, ¿verdad?


Pero sí que puedes utilizar iluminador para darle protagonismo a otras zonas de tu rostro en los que sí se debe centrar la vista, como la parte alta de los pómulos, por ejemplo. Así quitarás la atención de las bolsas y las ojeras.


Cuando te maquilles los ojos, te cuidado de que no caigan residuos de rímel o sombre de ojos. Estas partículas tintarán la zona y empeorarán su aspecto. Puedes aplicar polvos sueltos antes de maquillarte y luego retirarlos con una brocha, de forma que esos restos no se queden pegados al maquillaje y sean fáciles de remover. También es importante aplicar el maquillaje de ojos con cuidado y en pequeñas cantidades para evitarlo.


Utiliza los colores sabiamente a la hora de maquillar tus ojos. Los tonos azules y verdes marcan las bolsas y ojeras, mientras que los tonos marrones, grises y negros las atenúan.


Depilación profesional de cejas
Cuida tus cejas para quitar la atención de tus bolsas y ojeras
Centra la atención en tus puntos fuertes para desviarla de las ojeras. Puedes utilizar un labial de un tono potente, por ejemplo.


Lleva tus cejas bien diseñadas y cuidadas. Eso quitará protagonismo a tus bolsas y ojeras

 
Remedios naturales


Apuesta por las compresas con agua helada o por los antifaces fríos. Te ayudarán a desinflamar las ojeras y a tener una mirada más descansada.


Dile sí a las infusiones. Y no sólo para beber. Las bolsas de té negro o verde, de manzanilla bien frías te descongestionarán la zona. Puedes utilizar la misma bolsita o empapar discos de algodón o compresas y colocártelas sobre los ojos.


Ponte una mascarilla de clara de huevo. Bate una clara a punto de nieve, aplícatela con un pincel y déjala actuar durante 15-20 minutos. Luego sólo tendrás que aclararla con cuidado y secarla con un tisú. Verás cómo mejoran tus bolsas y ojeras.


No te olvides de los clásicos: las rodajas de pepino o de patata. Poniéndolas sobre los ojos los desinflamarán y mejorarán su aspecto. El pepino, además, es antihemorrágico, con lo que mejorará las ojeras oscuras.


El especialista


Si las bolsas y ojeras son extremas deberías acudir al dermatólogo o cirujano para utilizar tratamientos más expeditivos como el láser o las infiltraciones de colágeno o ácido hialurónico, entre otros tratamientos.


Lo que no hacer


No utilices crema antihemorroidal. No es un producto adecuado para una zona tan delicada y, aunque realmente funcionase, puedes dañarla.


No te apliques hielo directamente sobre la zona de las ojeras. Una cosa es aplicar frío y otra muy diferente poner hielo en la zona de la ojera, porque la primera deshincha y la segunda quema.





Post relacionados:

Pre-Bases de Maquillaje para el Rostro y Ojos: Un Acierto 
Cómo Conseguir que Tu Sombra de Ojos Dure Más
Trucos para Aplicar el Iluminador (I)  
Trucos para Aplicar el Iluminador (II)
Cómo Aplicar Adecuadamente el Corrector de Ojeras (I)
Cómo Aplicar Adecuadamente el Corrector de Ojeras (II)
Cómo Utilizar el Corrector de Ojeras sin Base
Trucos para Maquillar Tus Pestañas Como Una Experta
Tips para Tener unas Pestañas de Cine



La primera vez que apareció el post Cómo Atenuar las Bolsas y Ojeras fue en el blog de La Meiga y Su Caldero.


Licencia de Creative Commons
Cómo atenuar bolsas y ojeras by La meiga y su caldero - Arancha Moreno is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional License.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Estamos encantados de que nos dejes tus aportaciones, porque tu opinión es importante para nosotros. Sólo te pedimos que, por favor, no publiques links ni contenidos publicitarios de ningún tipo, porque estos no serán publicados. Si deseas anunciarte, contacta con nosotros previamente. Gracias.

Síguenos por correo electrónico