07 octubre, 2015

Cómo Distinguir un Perfume Falso de uno Verdadero

Para las que amamos los perfumes, salir a la calle sin ellos es casi como salir desnuda. Son una parte de nuestra imagen, algo que nos caracteriza.


Pero perfumarse es un gesto caro en general, más aún si estamos hablando de fragancias de alta perfumería, lo que suele empujarnos a buscar chollos para seguir disfrutando de esos perfumes a precios más asequibles, algo perfectamente comprensible. Pero, cuidado, porque en la mayoría de los casos detrás de las ofertas irrechazables suele haber falsificaciones.


Si quieres aprender a distinguir un perfume falso de uno verdadero, toma nota de estos consejos.


Cómo distinguir un perfume verdadero de uno falso


El lugar de la compra


Una de las primeras pistas para saber si un perfume es falso o no es tener en cuenta dónde se va a adquirir. Los mercadillos, top manta, tiendas on-line poco fiables o personas que nos abordan en la calle para vendernos un perfume, deberían hacernos desconfiar. Ten en cuenta que las marcas de perfumería reconocidas cuidan mucho la elección de los establecimientos en que se distribuyen sus productos. 


El precio


Otro de los puntos que debería hacerte sospechar es el precio. Una diferencia de precio importante entre lo que suele costar el perfume de manera habitual y lo que nos ofrecen como chollo, créeme, tiene truco. De hecho, puede esconder dos delitos: que sea una falsificación o que sea un producto robado.


PerfumeSi es una falsificación, estarás comprando un producto que al final resultará caro, puesto que su calidad será más que dudosa y puede poner en riesgo tu salud si contiene productos tóxicos. Por no hablar de que estamos manteniendo un negocio ilegal, con todo lo que ello conlleva: explotación laboral, inseguridad en la producción, fraude fiscal, etc.


Si se trata de un robo, aún peor. Hay quien piensa que los robos en la tiendas no afectan nada más que al propietario, pero están en un tremendo error. Los robos continuados en las tiendas acaban repercutiendo en los trabajadores, a los que en muchas ocasiones se les descuenta esa mercancía robada de su sueldo; puesto que se les hace responsables de no haber sido suficientemente celosos con la vigilancia. Y también hay otros afectados: todos nosotros. Porque los establecimientos acaban repercutiendo esas pérdidas en los precios de los productos. Así que, antes de comprar un perfume o un cosmético que pueda ser robado, es mejor pensar en lo que puede suponer para otras personas.


Antes de comprar


Antes de comprar un perfume y si no lo conoces muy bien, te aconsejo que te des una vuelta por algún establecimiento reconocido y veas en la mano el embalaje original con el que se vende. 


También te recomiendo que te pruebes el perfume, así podrás ver cómo es el frasco con el probador. Y, no te olvides de pedir uno de esos cartoncitos que suelen dar para la prueba, así podrás guardarlo y compararlo con el que vayas a comprar. Esto último no es muy eficaz si vas a comprar on-line, pero es bueno saberlo. 


El embalaje


El embalaje de un perfume de marca suele ser muy cuidadoso. Al fin y al cabo es la carta de presentación de un producto que vive de la imagen y el marketing. Si esa carta de presentación no es atractiva, es mejor recelar. 


El cartón del embalaje exterior debería ser de buen gramaje, con un aspecto cuidado, tanto en sus colores, como en su brillo y textura. Si el cartón es fino y está arrugado, si los dobleces no son perfectos, si los colores son demasiado apagados o demasiado chillones, si la textura no es uniforme... lo más seguro es que se trate de una falsificación.


Ojo a las tipografías muy grandes o muy pequeñas. También las que son ligeramente diferentes de las habituales.


Información del proveedor en el fondo del frasco
La información del fabricante: en el embalaje y el frasco
En la caja exterior debería aparecer un código de barras. 


También deberían figurar el fabricante, el distribuidor autorizado y los ingredientes. Y si no aparecen en el exterior, tendrían que hacerlo en un folleto interior y en el propio frasco.


Por otra parte, es habitual que ciertas fragancias incluyan un código identificativo del propio perfume, que también aparecerá también en el frasco.

 
El celofán que protege la mayoría de las cajas de perfumes de una cierta calidad, es otra de las pistas que revela un fake. En una fragancia verdadera la calidad del celofán será excelente, los dobleces será exactos y estarán bien asegurados; de tal forma que no se moverá ni un milímetro sobre la caja. Y, por supuesto, tampoco estará pegado en ningún punto al embalaje. 


Otra forma de averiguar si el perfume es falso es comprobar la protección interior que lleva el frasco. En las fragancias originales, esa protección se ajusta perfectamente al frasco, porque la finalidad es que no se mueva durante el transporte y así garantizar su integridad. Si esa protección se mueve o tiene un aspecto extraño, es posible que sea un fraude.


El recipiente


Frasco de perfume
El frasco debería ser de una sola pieza
El frasco en un perfume original debería ser perfecto, porque las empresas de cosmética gastan mucho dinero en su diseño y fabricación. No en vano es el contenedor del perfume y debe ir en consonancia con la calidad del mismo. En una fragancia auténtica, el recipiente se fabrica de una sola pieza, sin bordes y con el fondo interior, sin imperfecciones. En una falsificación, se fabrican con pocos medios y con materias primas de calidad inferior, por lo que los frascos se elaboran con dos moldes que luego se pegan entre sí. Podrás comprobarlo si pasas el dedo por la mitad vertical de la fragancia falsa, verás cómo se nota una especie de borde en la zona de unión de las dos piezas.


Si se trata de un perfume con atomizador, el original lleva sellado el mecanismo del spray de una manera perfecta, porque se hace con maquinaria especial en la fábrica de origen. Verás que en los frascos de los auténticos no aparece ningún borde cortante o irregular, imperfección visible o raspadura en esa zona. Si alguna vez has querido aprovechar un perfume a punto de terminarse y que ya no salía por el vaporizador, seguramente has desmontado el frasco. En los originales, habrás tenido que utilizar alicates y bastante maña. En los falsos no. 


Frasco de perfumeTambién deberías fijarte en los tubos de plástico del atomizador, los que están insertados dentro de la botella y llegan hasta el fondo del frasco. En las fragancias auténticas los tubos plásticos llegan hasta el fondo, pero con una curvatura mínima. En los falsos, esos tubos están muy curvados. La razón es simple, los tubos tienen un largo estándar, por así decirlo. En las fábricas de las marcas de cosmética se cortan esos tubos a la medida de cada frasco, en las fábricas piratas, se colocan los estándar sin adaptar, para ahorrar costes.


El perfume


El perfume debe tener el color que se espera de él, es decir, podrá variar ligeramente de tonalidad entre partidas, pero nada más. Si siempre que compras ese perfume tiene un tono ligeramente caramelo, el que en otra ocasión tenga un color amarillo claro, debería hacerte desconfiar.


También debe ser transparente. Si está turbio o tiene impurezas en el fondo, algo no marcha bien. 


Perfume agitado
Comprueba si las burbujas desaparecen tras agitarlo
Otro truco para saber si es o no verdadero: agitarlo. Aparecerán unas burbujas, si desaparecen en unos segundos, es probable que el perfume sea auténtico, si tardan mucho en desaparecer... malo, malo. Ojo, que las aguas de colonia hacen más burbujas y tardan más en estabilizarse; aunque también es cierto que se falsifican menos que los perfumes y las aguas de perfume.


Y, por último, ten en cuenta la permanencia del perfume. Si el la fragancia te dura lo que un suspiro, quizás sea una falsificación. Pero como el pH de la piel y otras características (época del año, por ejemplo), modifican la permanencia de un perfume de una persona a otra, puedes hacer la prueba con unos cartones de probador como referencia neutra. Si el aroma dura menos de 24 horas, probablemente sea un fake


Y recuerda, si algo te huele mal, probablemente sea un fraude...



Post relacionados:

12 Consejos para Sacarle Partido a Tu Perfume


2 comentarios:

  1. Me ha gustado mucho el artículo que has escrito para entender como podemos conseguir diferenciar un buen perfume de una imitación, gracias por la ayuda
    http://www.esenzzia.com/

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tu comentario, Christian. Me alegro de que consideres útil el artículo. Un saludo.

      Eliminar

Estamos encantados de que nos dejes tus aportaciones, porque tu opinión es importante para nosotros. Sólo te pedimos que, por favor, no publiques links ni contenidos publicitarios de ningún tipo, porque estos no serán publicados. Si deseas anunciarte, contacta con nosotros previamente. Gracias.

Síguenos por correo electrónico