08 junio, 2014

Cómo Ser la Invitada Perfecta en una Boda (II)

intercambio de alianzas
¿Invitada a una boda? Que no cunda el pánico...
En la primera parte de este post te di algunos consejos generales para ser la invitada perfecta en una boda. En esta segunda parte, te daré algunos tips específicos para bodas de día y de tarde-noche que también te ayudarán.


Aquí comienzan estos consejos...  


Para bodas de día 


  • Para bodas que se celebren durante el día o a primera hora de la tarde, lleva siempre vestido corto (media pierna o corto, no minifalda extrema, of course). También puedes lucir vestidido de cóctel o un traje de chaqueta (falda o pantalón).
  • Lo que debes evitar a toda costa en una boda de día es el vestido largo, ya sea de fiesta o algo más informal (bohemian chic, hippie, etc.). La única que puede vestir de largo es la madrina, y eso si el novio llevase chaqué; en caso contrario, la única que vestiría de largo es la novia.
zapatos con brillos
No al brilli-brilli durante el día
  • Olvídate de los excesos del brilli-brilli, las plumas y la pedrería, porque sólo están reservados para la noche. E incluso de noche deben emplearse con mesura.
  • Los complementos deben ser adecuados para el vestido que lleves, teniendo en cuenta también el tipo de evento del que se trata y la hora. Por eso, olvídate de los muy barrocos y en grandes cantidades y opta la elegancia. Mi consejo es que centres la atención en una pieza con personalidad y que el resto sea mucho más sencillo.
  • El cabello puede ir recogido o semi-recogido, aunque te puedes permitir el pelo suelto en algunos casos, según tu estilo, edad y vestuario.
pamela
  • Puedes llevar el pelo sin adornos, pero también puedes permitirte tocados, pamelas y sombreros. Si los vas a lucir, procura reducir el protagonismo de joyería y otros complementos, porque son piezas que visten mucho y se corre el riesgo de parecer un árbol de Navidad. Eso sí, ten en cuenta que los tocados no se retiran de la cabeza en ningún momento y que las pamelas y sombreros no se quitan al menos hasta que la novia se haya retirado el velo.
  • Y, cuidado con la mantilla, porque salvo que así te lo indiquen en la invitación, la mantilla sólo es para la novia y la madrina. No te animes con la mantilla si no te invitan a ello.
  • No lleves bolsos grandes y con asa al hombro, salvo que sean carteritas con cadena. Te recomiendo los clutch, carteras, limosneras y bolsitos de asa corta
    gafas de sol
  • Otro complemento del que te tendrás que olvidar, son las gafas de sol, especialmente si llevas sombrero o pamela. No son lo más apropiado para las fotos ni para hablar con el resto de invitados, recuerda que mientras se conversa con alguien, por educación, no se deben llevar gafas de sol. 

Para bodas de tarde-noche


  • En este caso el protocolo y el buen gusto, permiten que el vestuario y los complementos sean más vistosos.
vestido de fiesta barroco
Vestido largo en tarde-noche, sí, pero sin excesos
  • Eso sí, que las bodas de tarde-noche permitan más licencias, no significa que haya que ponerse todo el arsenal encima: brillo, joyas a discreción, maquillaje excesivo, peinados recargados, perfume por litros, etc. ¿No os habéis dado cuenta cómo se nota cuando alguien que no está acostumbrado a arreglarse va de boda? Eso es, ni más ni menos, porque se les va la mano.
  • Puedes ponerte vestido largo, traje de cóctel o pantalones. Estos últimos deberían ser anchos y de una tela vaporosa, siempre acompañados de un top y zapatos (mejor sandalias) muy elegantes. 
  • Si vas a llevar traje largo, llévalo siempre con tacones. Si los zapatos son cerrados, no te olvides de las medias, aunque creas que no se van a ver.
  • Te recomiendo el cabello recogido o semi-recogido, especialmente si llevas vestido largo.
  • Y nunca, jamás de los jamases, lleves sombrero o pamela a una boda de tarde-noche, son sólo para el día. Puedes lucir un tocado si te apetece, aunque deberá ser menos recargado cuanto más barroco sea el vestuario. Si tienes dudas al respecto, mejor no te arriesgues.
  • También puedes utilizar flores para el pelo, siempre que sigan la máxima del equilibrio y del menos es más, respecto al peinado, al vestuario y al resto de complementos.
    bolso y zapatos de fiesta
  • Los bolsos deben ser siempre pequeñitos o tipo joya. Bomboneras, conchas (mis disculpas a algunos lectores latinoamericanos por las connotaciones, pero aquí significan moluscos marinos) y otros similares son los más apropiados. Olvídate de los bolsos de piel y los que lleven asa, sobre todo si el traje es largo.
  • Y acuérdate que con vestido largo nunca se lleva reloj, salvo que se trate de relojes-joya.


Y, ahora, a pisar fuerte en las bodas que se avecinan.














No hay comentarios:

Publicar un comentario

Estamos encantados de que nos dejes tus aportaciones, porque tu opinión es importante para nosotros. Sólo te pedimos que, por favor, no publiques links ni contenidos publicitarios de ningún tipo, porque estos no serán publicados. Si deseas anunciarte, contacta con nosotros previamente. Gracias.

Síguenos por correo electrónico