02 noviembre, 2016

Trucos para Evitar un Rostro Cansado

La falta de sueño, las horas de cansancio y estrés que acumulamos a lo largo del día o una noche de fiesta acaban dejando huella en nuestro rostro.


Y a ninguna nos gusta mostrar los estragos que causa el cansancio en nuestra cara. Por una parte, la percepción (e interpretación) de una mala cara de los otros, puede ser incómoda e inconveniente: estará enferma, a ver cómo atiende a los clientes con esa cara, menuda noche de fiesta ha pasado ésta, qué mal le sientan los años... Y, por otra parte, el peor efecto de un rostro cansado es el que produce en ti misma: al mirarte al espejo te sientes aún más fatigada y estresada, tu autoestima se desdibuja y tu humor empeora.


Para que cuando te mires al espejo veas la mejor versión de ti misma, a continuación encontrarás varios trucos que te ayudarán a evitar un rostro cansado.


Trucos para evitar un rostro cansado


Prepara el rostro


Si no has dormido lo suficiente y te levantas con mala cara, el primer paso para remediarlo es limpiar bien el rostro. Si te has acostado sin desmaquillarte por una noche loca (que no deberías, y no hablo de la noche de fiesta, sino de no acostarte maquillada), deberás retirar todo el maquillaje a conciencia.


Si lo que quieres es reparar los estragos de un día ajetreado antes de acudir a un compromiso por la noche, tendrás que desmaquillar y limpiar la piel en profundidad, antes de comenzar una nueva rutina de belleza.


Después de limpiar, aplícate el tónico. Si eres de las defensoras de los tónicos, es un paso imprescindible para refrescar y preparar la piel para los siguientes pasos de la rutina de belleza. Personalmente no me gusta el tónico, así que lo sustituyo por un spray facial que refresque y prepare la piel.


Utiliza un sérum antes de tu hidratante. Si aporta luminosidad y firmeza, mucho mejor, así lograrás un aspecto más descansado. Recuerda que debes aplicarlo con pequeños toques, sin arrastrar. Lo que debes trabajar es la crema, no el sérum.


Crema hidratante
Ponte un contorno de ojos, si puedes ser calmante y refrescante, mucho mejor. Guárdalo en la nevera unos minutos antes para aumentar su efecto. Los tienes con unos aplicadores que producen un efecto frío que también te servirán.


No te olvides de la hidratación. Si has dormido poco, la noche fue intensa o el día ha sido agotador, tu piel estará más deshidratada de lo habitual, así que necesitarás recuperar su humectación. Si la piel no está hidratada, tendrá un aspecto aún más ajado y triste.


Si te gustan los aceites faciales, tan de moda, es el momento. Los tienes para distintas necesidades, como la nutrición y la hidratación profunda, aunque te interesan los que reparen y aporten luz a la cara. En caso de que tengas prisa, puedes mezclar unas gotas de aceite con tu hidratante y acelerar el proceso.


El maquillaje


Para mejorar el aspecto de una piel cansada y si te vas a maquillar, te recomiendo un primer o prebase. Puedes utilizarlo antes de la base o la BB cream o mezclarlo con ellas. Los tienes transparentes o con diferentes colores para corregir distintas imperfecciones, lo que te vendrá de perlas si te notas la piel amarillenta (se corrige con un tono malva), cetrina y apagada (se neutraliza con un tono rosado) o con más arrugas de lo habitual (se atenúan con un tono blanco).
 

Si vas a maquillar los ojos, puedes utilizar un primer o prebase específico para la zona. Así alisarás los párpados y los pigmentos se fijarán mejor. Si utilizas un primer perlado y quieres un aspecto natural, ni siquiera necesitarás sombra de ojos, porque te aportará luz a la mirada.


Maquillaje
El siguiente paso es hacer desaparecer las ojeras. Para ello necesitarás aplicarte un buen corrector. Debes utilizar poca cantidad y difuminarlo bien, porque si no, las arruguitas y grietas que se te formarán bajo los ojos sólo contribuirán a acentuar tu aspecto cansado.


Otra herramienta para aportarle frescura y jugosidad a una carita cansada es el iluminador. Un toque sobre la parte superior de los pómulos, en el arco de las cejas (por encima y por debajo) y en el arco de cupido, hace maravillas. Según la textura y el tipo de iluminador, puedes utilizarlo antes de maquillar, al finalizar o mezclado con tu base o BB cream. 


Si tienes un aspecto fatigado evita las bases muy cubrientes, porque conseguirás parecerlo más aún. Las BB y CC cream, los maquillajes cushion o las bases ligeras son la mejor opción. Si en tu neceser sólo tienes maquillajes muy densos, puedes aclararlos con un poco de crema hidratante.


Te recomiendo evitar los polvos si tienes el rostro fatigado, porque lo que deberías buscar es ligereza y luminosidad. Lo que sí puedes utilizar son unos toques de polvos bronceadores (y con partículas iluminadoras) para conseguir aspecto de buena cara. Siempre con cuidado de aplicarlos con ligeros toques, sólo en las zonas que se broncean con el sol, nunca por toda la superficie de la cara, que nadie quiere tener el aspecto de una baldosa de terracota... 


Opta por sombras claras que le den luz a la mirada. Según sea tu tono de piel, puedes optar por los blancos, marfiles, visones, dorados o rosados. Difumínalas bien para aligerar la mirada.


Puedes marcar la cuenca del ojo con un tono más oscuro, si quieres que la sombra quede menos plana. Y no te olvides de difuminar bien.


Marca la zona de las pestañas. Puedes hacerlo con lápiz o con eyeliner. Si utilizas lápiz de ojos, procura que la línea no sea muy gruesa y que rellene bien los espacios entre pestañas. Si prefieres eyeliner, lo mejor es hacerte una línea tipo ojo de gata, con un rabillo (no muy grueso) que te levante la mirada.


Si quieres utilizar lápiz en las pestañas inferiores, opta por tonos claros, evitando el color negro. Y, por supuesto, no delinees la línea de agua con un color oscuro. Es mejor que emplees un tono blanco o color carne para aclarar la mirada; si te has levantado con los ojos enrojecidos o cansados, hace verdadera magia.


Rizador de pestañas y brochas
Le toca el turno a las pestañas y es un paso imprescindible si quieres lucir descansada. Si utilizas un rizador antes de maquillarlas, abrirás más la mirada. Y, sí, necesitas rímel si quieres mejorar una mala cara. Pero procura no aplicar muchas capas de máscara, porque conseguirás remarcar una mirada cansada. Una capa de rímel bien aplicada, en ambas caras de las pestañas y en zigzag, es más que suficiente. Eso sí, evita maquillar las pestañas inferiores.


Y, por supuesto, no te olvides de las cejas. Si las tienes descuidadas o mal peinadas, acentuarás una mirada cansada. Rellena los huequitos que pueda haber en las cejas con un lápiz o sombra específica y péinalas, con o sin fijador.


Date color en los labios. Si es del mismo tono que el colorete, mucho mejor. Un consejo: evita los colores muy oscuros si tienes mala cara, porque la acentúan más.


Y, por supuesto, dile sí al blush, porque te dará un aspecto de buena cara de forma instantánea. No te excedas con la cantidad, pero dale un toque de color a tus mejillas. Los tonos rosados y corales animarán un rostro cansado inmediatamente, sólo tendrás que buscar el apropiado para tu tono de piel. Siempre con cuidado de no poner mucha cantidad, porque lo ideal es lograr unas mejillas saludables, no los mofletes de una muñeca.


Más trucos


Aceite esencialLávate el rostro con agua bien fría. No sólo te despertarás tú, también despertarás a tu piel.


Utiliza los archiconocidos trucos de las rodajas de pepino o las bolsitas de té negro sobre los ojos. Descongestionan y refrescan la zona, justo lo que necesitas si estás cansada.


Puedes rellenar un frasco con pulverizador con agua y unas gotas de aceites esenciales que sean vitalizantes: menta, romero, melisa... Sólo tendrás que agitarlo antes de usarlo y pulverizar sobre la cara. Si lo guardas en la nevera, multiplicarás sus efectos dinamizantes.


Y no te olvides del mejor truco: el buen humor. Una sonrisa y una actitud positiva eliminan cualquier signo de cansancio de tu cara.




Post relacionados:

Consejos para Prevenir y Combatir el Insomnio
Cómo Atenuar las Bolsas y Ojeras 
Luce una Piel Perfecta Sin Maquillaje 
Cómo Usar el Corrector de Ojeras Sin Base 


La primera vez que apareció el post Trucos para Evitar un Rostro Cansado  fue en el blog de La Meiga y Su Caldero.


Licencia de Creative Commons
Trucos para evitar un rostro cansado by La meiga y su caldero - Arancha Moreno is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional License.
Guardar

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Estamos encantados de que nos dejes tus aportaciones, porque tu opinión es importante para nosotros. Sólo te pedimos que, por favor, no publiques links ni contenidos publicitarios de ningún tipo, porque estos no serán publicados. Si deseas anunciarte, contacta con nosotros previamente. Gracias.

Síguenos por correo electrónico