10 febrero, 2016

14 Consejos para Llevar Tu Ropa a la Tintorería

¿Tienes en tu armario prendas que se limpian en seco o que requieren un planchado profesional? Si es así, en este post encontrarás 14 consejos para llevar tu ropa a la tintorería y que esta quede perfecta


Aquí los tienes...


14 consejos para llevar tu ropa a la tintorería


1.- Busca una tintorería fiable y de calidad, así sabrás que tus prendas están bien tratadas y te evitarás problemas. Evita ir cada vez a un establecimiento diferente, porque la confianza mutua es importante para asegurarte un buen servicio.


2.- Mira las tarifas que deben tener a la vista. Así te harás una idea de los precios que te cobrarán por los servicios más habituales. Fíjate también en cómo entregan las prendas (funda, percha, cartonajes...) y en el aspecto de las instalaciones.


3.- Pregunta a personas de la zona por la calidad de servicio de la tintorería en cuestión. Y también puedes buscar opiniones en Internet. De esa forma podrás comprobar si otros están conformes el establecimiento.


4.- Lee siempre las etiquetas y si aparece el aviso de limpieza en seco, ni lo dudes, llévalo a la tintorería y déjate de experimentos caseros. Todavía recuerdo una bonita camisa que lavé en casa y que requería limpieza en seco, quedó 3 tallas más pequeña... y la culpa fue sólo mía por no seguir las instrucciones.


Símbolo de limpieza en seco5.- Hablando de etiquetas, aunque es incómodo, no las cortes. O al menos guárdalas. De esa forma el profesional que vaya a limpiar tus prendas, sabrá de qué tejido se trata y cómo tratarlo.


6.- Lleva tu ropa a limpiar lo antes posible. Si guardas las prendas con manchas durante mucho tiempo, estas se fijarán y será difícil eliminarlas por completo. Este consejo es aplicable no sólo para la ropa, también para las alfombras, edredones y cobertores.


7.- Y, en cuanto a las manchas, si la prenda requiere limpieza en tintorería, no te animes a quitarlas por tu cuenta, porque puedes desteñir o dañar la prenda. Y después de eso, ni el mejor de los tintoreros podrá recuperar tu ropa.


8.- Antes de llevar tu ropa a la tintorería vacía bolsillos y fundas de cualquier objeto, no sólo porque éste pueda perderse o dañarse, también porque puede estropear la prenda o la maquinaria durante la limpieza.


9.- Indica a la persona que te recepcione la prenda dónde están las manchas, incluso las más leves. Y no sólo eso, infórmale también de qué tipo de mancha se trata y de cuánto tiempo hace que está en la prenda. Esta información le servirá al tintorero para tratar la prenda adecuadamente o para decirte si se puede limpiar o no. Normalmente marcan las zonas donde están las manchas para pretratarlas y para comprobar que se han ido todas tras la limpieza.


Perchas con prendas colgadas10.- Si los botones, aplicaciones o partes móviles de las prendas son delicadas, deberías retirarlos antes de la limpieza. Y si a ti se te pasa, un buen profesional debería avisarte de ello. Es una faena tener que descoser y volver a coser botones y adornos, pero es mucho pero tener que comprar unos nuevos.


11.- Si tienes un conjunto, ya sea de vestir (traje de chaqueta, terno, twin set, etc.) o de ropa de casa (funda nórdica y cojines o falda de camilla y fundas de sillas, por ejemplo), lleva a limpiar todo el conjunto, aunque alguna de las piezas no está manchada. De esa forman mantendrás el color y el desgaste de las prendas de manera uniforme.


12.- Si sólo vas a llevar la prenda a planchar y esta no es de limpieza en seco, no te olvides de lavarla previamente con suavizante, o el tintorero no podrá plancharla adecuadamente, por mucho equipo de planchado especializado del que disponga. 


13.- Si vas a entregar una prenda valiosa, indícaselo al tintorero. Lo ideal es que en el albarán de entrega figure su tasación. De esa forma, si hay algún percance, te podrán compensar por el precio de la prenda.


14.- Siempre te deben entregar un albarán en el que vengan detallados los datos del establecimiento, tus datos de contacto y el detalle de las prendas. Incluidos los desperfectos previos de las prendas, la descripción de las manchas que puedan dar problemas, el valor de las prendas especiales, el día de recogida, etc. Y, ojo, debes guardarlo, puesto que es la única forma que tendrás de reclamar la prenda o los daños que puedan haberse producido en ella.





Post relacionados:

Derechos del Consumidor: Tintorerías
18 Consejos para Lavar Tu Ropa Preferida 
18 Consejos para Cuidar Tus Toallas 
Cómo Eliminar las Arrugas y Marcas de Tus Prendas de Lana
Cómo Recuperar el Color Negro de Tus Prendas Preferidas


La primera vez que apareció este post fue en el blog de La Meiga y Su Caldero.


Licencia de Creative Commons

14 trucos para llevar tu ropa a la tintorería by La meiga y su caldero - Arancha Moreno is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional License.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Estamos encantados de que nos dejes tus aportaciones, porque tu opinión es importante para nosotros. Sólo te pedimos que, por favor, no publiques links ni contenidos publicitarios de ningún tipo, porque estos no serán publicados. Si deseas anunciarte, contacta con nosotros previamente. Gracias.

Síguenos por correo electrónico