26 octubre, 2016

Cómo Hacer una Manicura para Hombres Perfecta

En este post me voy a preocupar de vosotros, chicos. Cada vez os cuidáis más, por suerte, y las manos no deben ser menos que vuestro rostro o vuestro cuerpo. Por eso quiero daros consejos para hacer una manicura perfecta para hombres y cuidar vuestras manos.


Estas recomendaciones vienen de la mano de Conchi, experta en manicura y pedicura, y de mi experiencia propia a la hora de hacer la manicura a mi chico.


Y es que regalar la mani a tu pareja puede ser una buena idea, si luego a cambio consigues que te den un masaje en la espalda, te ayudan a aplicarte el autobronceador, te quitan el esmalte de las uñas de los pies... Lo que se llama un intercambio ventajoso para ambas partes ;)


A continuación encontrarás todas las ideas y consejos para tener unas manos y uñas cuidadas.


Cómo hacer una manicura para hombres perfecta


Por qué cuidar las manos


  • Las manos se utilizan para expresarse, así que tienen tanta importancia como el rostro o la boca, porque la atención también recae sobre ellas cuando te comunicas con alguien.

  • Van a entrar en contacto con otras personas: vas a estrechar la mano de otras personas, vas a acariciar a tu pareja o a tus hijos...

    Manos masculinas
  • Las utilizas constantemente, así que es importante cuidarlas. No sólo por estética, también por mejorar su función. Unas uñas largas, quebradizas o con pellejitos pueden dificultarte el trabajo diario.  

  • Revelan si te preocupas por tu aspecto físico. Y no me refiero a cuidarte desde el punto de vista narcisista, sino de presentar una buena imagen por respeto hacia uno mismo y hacia los demás. 

  • Pueden envejecerte o rejuvenecerte, porque unas manos cuidadas quitan años.


Qué necesitarás


Cortaúñas 
Lima de cartón, madera o cristal
Alicates para pieles
Bloque o taco pulidor
Piedra pómez
Quitacutículas
Exfoliante corporal
Crema hidratante 


Cómo hacer la manicura


Paso 1


Corta las uñas cuidadosamente. Primero hazlo con un corte recto y luego dale forma con la lima. Procura cortar de forma limpia, evitando tirar hacia arriba con el cortaúñas, porque puedes conseguir que la uña se quiebre o se lamine. 


CortauñasNo dejes bordes irregulares ni picos a la hora de cortar. Y no apures mucho el corte, porque puedes provocarte heridas en la zona en la que la uña se pega a la piel o pasar varios días incómodo hasta que se recupere la zona. Deja siempre unos milímetros entre el borde de la uña y la carne.


Hay quien corta la uña al final de la manicura, pero personalmente prefiero hacerlo en primer lugar, porque este paso puede levantar pielecitas o revelar pequeñas durezas en los laterales y así se pueden retirar después, al mismo tiempo que las cutículas.


Paso 2


Lima la uña con la forma que prefieras y que encaje mejor con tu mano. Si tus manos son pequeñas, gruesas o tus dedos son cortos, es más recomendables que les des una forma más redondeada. Si tienes las manos largas, puedes permitirte una forma algo más cuadrada. 


Evita siempre las limas de metal, porque dañan la uña y las dejan quebradizas. Lima siempre en la misma dirección, así no descamarás la uña.


Paso 3


Ahora es el momento de eliminar las cutículas. Lo ideal es un producto específico para reblandecer las cutículas (quitacutículas), aunque si no lo tienes a mano puedes utilizar aceite vegetal (oliva, coco, aguacate...), manteca de karité o incluso vaselina. 


Aplícate el producto quitacutículas unos instantes, así podrás trabajarlas después, puesto que las reblandecerá y permitirá que puedas despegarlas de la superficie de la uña. Después sólo tendrás que utilizar un palo de naranjo para ir empujando la cutícula hacia la base


Si tienes poca piel, con el palo de naranjo será suficiente; si tienes unas cutículas muy gruesas, tendrás que cortar ayudándote de unos alicates especiales para ese fin (alicates para pieles). Eso sí, si tienes que cortar, hazlo después de levantarlas con el palito, sólo la piel que hayas levantado y con mucho cuidado de no cortarte. 


Paso 4


Exfoliante natural
Si quieres un plus, puedes aplicar un exfoliante, así retirarás todos los restos del producto que hayas utilizado para retirar las cutículas y dejarás tus manos suaves y receptivas a la crema hidratante que te darás al final. Si te vas a pulir las uñas, seca bien las manos y las uñas antes de hacerlo.


Paso 5


Si tienes durezas en la palma de la mano, puedes aprovechar la manicura para darte unas pasadas con una piedra pómez para eliminarlas. 


Paso 6


Pule las uñas con un taco o una lima pulidora, así les aportarás un aspecto brillante y saludable. 


Ten la precaución de levantar el pulidor entre pasadas; si no lo haces puedes dañar la uña o generar demasiado calor en la zona por el rozamiento continuado. 


Si las uñas tienen un grosor normal o fino, no te excedas con el pulido, porque puedes debilitarlas. Si las tienes muy gruesas, quizás puedas utilizar una lima más gruesa antes de utilizar el pulidor para dejarlas más lisas y finas. 


Ojo, antes de pulir acuérdate de retirar todo el producto quitacutículas que haya podido quedar del paso anterior. 


Paso 7


Elimina el polvo que haya podido quedar del proceso de pulido. Puedes ayudarte con una brocha de maquillaje vieja. Y si te han quedado restos entre la uña y la punta del dedo, puedes ayudarte del mismo palito de naranjo.


Paso 8


Otra opción es aplicarte un producto protector sobre la uña. Tienes en el mercado productos específicos para hombres, que tratan y cuidan la uña, pero que no tienen un brillo excesivo. Dejan la uña con un aspecto natural, sano y pulido. 


El consejo de la experta en manicura (y el mío propio), es que evites los brillos o top coat que solemos utilizar nosotras, porque el aspecto que deja es poco natural sobre las uñas masculinas. 


Paso 9


Termina aplicándote una crema hidratante o un aceite y masajéate bien las uñas, las manos y las muñecas; incluso puedes llegar a los antebrazos. Como a los chicos no os gustan demasiado las texturas muy untuosas, busca una crema de rápida absorción. 


Más consejos


  • Al hacer las tareas domésticas o entrar en contacto con productos agresivos, utiliza guantes

  • Evita los jabones muy fuertes, opta por los más suaves y respetuosos con el pH de tu piel. 

  • Sécate bien las manos cuando te las laves. 

  • Aplícate crema hidratante con frecuencia. Si no ves el momento a lo largo del día, hazlo por la noche antes de acostarte. 

    Mima tus manos
  • Utiliza protector solar si te vas a exponer al sol, también en las manos. Evitarás las manchas provocadas por el sol y el envejecimiento prematuro, además de protegerte del temido cáncer de piel.
 
  • Si hace mucho frío, ponte guantes. No sólo son un complemento de lo más elegante para un chico, además son los mejores amigos de tus manos.

  • Si no te atreves a hacerte la manicura en casa aún, puedes pedir cita en tu centro de estética y ver cómo trabaja una manicura profesional, así luego podrás repetir los pasos en casa. 




Post relacionados:

Cómo Tener unas Uñas Fuertes y Sanas


La primera vez que apareció el post Cómo Hacer una Manicura para Hombres Perfecta fue en el blog de La Meiga y Su Caldero.


Licencia de Creative Commons
Cómo hacer una manicura para hombres perfecta by La meiga y su caldero - Arancha Moreno is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional License.

19 octubre, 2016

Pasta Integral con Verduras y Pavo

Seguro que hay días en los que no tienes tiempo (o ganas) de cocinar, pero sí te apetece tomar un plato rico y completo. Y la receta de hoy es perfecta para uno de esos días: pasta integral con verduras y pavo. Es un plato único que te llevará apenas 20-25 minutos a la hora de prepararlo.


Aquí tienes la receta, espero que te guste tanto como a mi...


Pasta integral con verduras y pavo


Ingredientes (para 4 personas)


300 gr. de espirales de pasta integral de khorasan KAMUT® 
2 bolsas de verduras congeladas variadas para cocer al vapor
50 gr. de setas variadas
150 gr. de pechuga de pavo fresca (no fiambre)
50gr. de queso Roquefort
Caldo de pollo
Vino blanco
Aceite de oliva virgen extra
Sal
Pimienta


Notas sobre los ingredientes


  • Puedes utilizar pasta procedente de otros cereales, integrales o refinados. Mi consejo es que emplees siempre pasta integral, puesto que tiene mayores propiedades nutricionales que la refinada, además de ser mucho más sabrosa. 

  • En esta receta he empleado bolsas de verduras congeladas Findus "Cuatro Estaciones", que tienen: brécol, coliflor, guisantes y zanahorias. Puedes utilizar esta opción o utilizar verduras frescas o congeladas en casa y hacer tu propia combinación.

    Setas surtidas
  • En cuanto a las setas, en esta receta he usado el surtido de setas troceadas de la Sirena. La variedad contiene shiitake, ostra, nameko, boletus de varios tipo, etc. Tienen muy buen sabor y son fáciles de utilizar. Si no tienes a mano este surtido o no te gusta, puedes utilizar cualquier otro tipo de hongos que te gusten.

  • La pechuga de pavo que he empleado en el plato estaba hecha a la plancha y congelada (en casa). Si tienes sobras de pollo, ternera, cerdo, atún o salmón, también puedes utilizarlas. 

  • El caldo que he utilizado es de pollo y de la marca Aneto. Si no he podido hacer caldo casero, es el que más me gusta para cocinar. Si tienes caldo hecho en casa, ni lo dudes, utilízalo en la receta.

  • Si el queso Roquefort no te gusta, puedes cambiarlo por cualquier otro que funda bien: queso crema, quesitos en porciones, manchego no muy curado, emmental, gruyère, provolone, gorgonzola... Si quieres que el plato sea más ligero, te recomiendo un queso bajo en calorías.


Sartén hondaMateriales


Sartén antiadherente (con cierta profundidad)
Cazuela
Cazo


Preparación


Pon a cocer el caldo de pollo en un cazo, cuando esté hirviendo, echa la pasta y déjala cocer durante 7-8 minutos. Ve moviéndola de vez en cuando para que se haga por igual. Cuando esté lista, escúrrela y reserva el caldo sobrante de la cocción.


Mientras se hace la pasta, introduce las bolsitas de verduras en el microondas para que se vayan haciendo al vapor. Recuerda que no debes pincharlas, sólo colocarlas tal cual en un plato dentro del microondas. Cada bolsa necesita 3 minutos, así que si utilizas 2, tendrás que darle algo más de tiempo. Te recomiendo entre 4 y 6 minutos, según la potencia de tu aparato.


Si tienes sobras de pavo a la plancha, trocea y resérvalo. Si está fresco, aprovecha para pasarlo por la plancha y, cuanto esté listo, córtalo en trozos medianos.


En la sartén echa un chorrito de aceite de oliva y saltea las setas. Una vez que estén casi listas, añade las verduras, que habrás sacado de las bolsas con mucho cuidado de no quemarte con el vapor. Ponle una pizca de sal. Si los trozos de las verduras son muy grandes, puedes cortarlos ligeramente con unas tijeras de cocina.


Pasta integral con verduras y pavo
Incorpora el pavo cortado en trozos y vierte un chorrito de vino blanco. Deja que se evapore el alcohol y añade el queso Roquefort y un poco de caldo. Deja reducir hasta que la salsa tenga una textura cremosa.


Rectifica la sal si es necesario, aunque probablemente no le haga falta, puesto que el caldo y el queso ya salan suficiente el plato. Añade un poco de pimienta. 


Incorpora la pasta a la salsa y mezcla bien.


Sirve caliente y disfruta de este delicioso plato de pasta.




Post relacionados:

Pasta de Avena y Espelta: una Alternativa Sana y Digestiva
Pastas integrales: contienen todos los nutrientes de los granos sin refinar
Pasta Integral de Arroz con Pulpo Gratinada con San Simon
Macarrones Integrales con Atún y Aceitunas
Macarrones Integrales de Avena con Salsa de Queso y Boletus



La primera vez que apareció el post Pasta Integral con Verduras y Pavo fue en el blog de La Meiga y Su Caldero.


Licencia de Creative Commons
Pasta integral con verduras y pavo by La meiga y su caldero - Arancha Moreno is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional License.

12 octubre, 2016

Trucos para Limpiar y Mantener Tus Bolsos de Piel

Seguro que tienes en tu armario algunos bolsos de piel, y también seguro que quieres que te duren en perfecto estado el mayor tiempo posible.

 
Para que lo consigas, a continuación encontrarás trucos para limpiar y mantener tus bolsos de piel en perfectas condiciones durante mucho tiempo.


Trucos para limpiar y mantener tus bolsos de piel


Mejor prevenir

 
No dejes el bolso en el suelo ni sobre superficies sucias, así evitarás muchas de las manchas y las rozaduras que pueda sufrir.

 
No toques el bolso con las manos sucias o con grasa. Evita, por ejemplo, tocar el bolso después de haberte dado crema de manos.

 
Bolso de pielTen cuidado con bolígrafos y plumas sueltos dentro del bolso, porque el capuchón puede salirse y mancharte de tinta el interior, incluso el exterior. Puedes llevarlos bien asegurados dentro de los bolsillos interiores o en fundas de plástico.

 
Si llevas cosméticos, procura hacerlo dentro de un pequeño neceser para evitar que se derramen y te manchen el interior del bolso.

 
Si usas perfume y sueles llevar un frasquito en el bolso, asegúrate de que la tapa es suficientemente segura. Para el bolso es mucho mejor elegir vaporizadores en lugar de frascos de rosca, porque es más fácil evitar derrames.

 
Procura que el bolso no roce con cremalleras, remaches o cualquier otro elemento que pueda provocarle rozaduras o manchas mientras lo lleves colgado.

 
Guárdalo siempre que puedas en las bolsas de tela con las que suelen venderlos, sobre todo si son de cierta calidad. Si no tienes ninguna, puedes utilizar cualquier bolsa de tejido que tengas a mano o confeccionarte una. Por ejemplo, puedes utilizar las fundas de almohada que ya no utilices para reciclarlas y proteger tus bolsos en el armario.

 
Cuando los almacenes, si no usas bolsas de tela, ten cuidado de que no se manchen con otros bolsos o con otros elementos que tengas en tu armario o tus cajones.

 
Mantenimiento


Una buena idea es impermeabilizar el bolso al comprarlo e ir renovando la protección cuando sea necesario. Para ello encontrarás productos específicos en el mercado.

 
Si el bolso es de piel sin tratar, puedes protegerlo e impermeabilizarlo aplicándole grasa de caballo. Para extenderla utiliza el aplicador (si lo lleva el envase) o utiliza una gamuza suave. Hazlo con suaves movimientos circulares. Déjalo actuar y retira el exceso y dale brillo con otra gamuza limpia.

 
Bolsos de pielProtege tu bolso hidratándolo convenientemente, puedes hacerlo con crema hidratante, por ejemplo. Hazlo cada temporada y cuando veas que sea necesario. También puedes utilizar productos comerciales que sirven para nutrir la piel 

 
Limpieza

 
A la hora de limpiar tu bolso, sigue las indicaciones del fabricante si las lleva en la etiqueta. También puedes pedirle al vendedor al que le compres ese complemento que te de algunas recomendaciones de limpieza. 

 
Elimina las manchas según las notes, así evitarás que se fijen. 

 
Antes de utilizar un limpiador, pruébalo antes en una zona del bolso que no se vea, para comprobar que no lo daña, lo decolora o lo mancha. Parece una incongruencia, pero hay manchas que provocan los limpiadores que son imposibles de quitar.

 
Puedes limpiar la piel con productos específicos para ese material que encontrarás en grandes almacenes y establecimientos especializados. Si lo haces, sigue al piel de la letra la indicaciones que aparezcan en el envase.

 
Para manchas leves, puedes emplear toallitas húmedas, como las que se usan para los bebés o para refrescarse. Limpia las manchas suavemente con ellas y deja secar al aire. También te servirán si necesitas limpiar el interior del bolso.
 

Bolso de pielSi la mancha es de grasa, puedes poner polvos de talco, sal fina o polvo de tiza sobre ella, dejando que actúe unos minutos. Luego sólo tendrás que pasar un cepillo para retirar el polvo y pasar un paño suave. Este tipo de polvos con propiedades secantes absorberán la grasa, de tal forma que la podrás retirar fácilmente.

 
Los bolsos con manchas graves, es mejor que los lleves a tu zapatero de confianza para que los trate de una forma profesional y puedas recuperar tu bolso.

 
Si la mancha es de agua, no la seques con un secador o sobre una fuente de calor, porque dañarás la piel. Tampoco dejes el bolso al sol. Presiona un tisú para retirar toda la humedad que puedas y luego dejar secar al aire.

 
Si la piel del bolso el de color claro, puedes limpiarla con clara de huevo. Bate las claras a punto de nieve y aplica la espuma sobre la piel con una gamuza. Luego retira el exceso y sácale brillo con otro paño suave limpio y seco.

 
Si la piel es oscura, puedes poner el bolso sobre vapor de agua y dejar secar al aire, evitando fuentes de calor. Finaliza pasándole una gamuza.






Post relacionados:

Cómo Limpiar y Mantener el Charol
Cómo Limpiar y Mantener Tu Calzado de Ante y Nobuk 


La primera vez que apareció este post Trucos para  Limpiar y Mantener Tus Bolsos de Piel  fue en el blog de La Meiga y Su Caldero. 


Licencia de Creative Commons
Trucos para limpiar y mantener tus bolsos de piel by La meiga y su caldero - Arancha Moreno is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional License.

05 octubre, 2016

Luce una Piel Perfecta Sin Maquillaje


Entre muchas celebrities está de moda el no make-up, aunque el resto de las mortales llevamos toda la vida saliendo a la calle sin maquillaje casi a diario... La única diferencia es que muchas de ellas tienen una piel espectacular que resiste los selfies y fotos de prensa rosa con mucha dignidad.


Si tu también te quieres apuntar a la tendencia de ir sin maquillar, aquí tienes unos cuantos consejos que te ayudarán a tener una piel impoluta.


Luce una piel perfecta sin maquillaje


Conoce tu piel


El primer paso para lucir una piel impoluta es conocerla. Debes saber a qué tipo pertenece, puesto que así podrás aplicar las rutinas de belleza y los productos apropiados para mantenerla en perfectas condiciones.


Piel normal


Es la que que tiene un equilibrio adecuado. Esto implica que tanto el sebo como la hidratación están equilibrados, por lo que no tiene apenas impurezas, presenta un color uniforme, está suave y lisa al tacto, tiene una buena circulación y los poros no son visibles.


Piel grasa


Mirándose al espejo Es la que produce sebo en una cantidad excesiva.  Esto puede suceder tanto por temas hormonales, como por genética, estrés o algunos medicamentos. También puede generarse por utilizar productos comedogénicos. Se caracteriza por su aspecto brillante, por ser más bien gruesa, por un tono pálido y por poros dilatados y perfectamente visibles. Y, por supuesto, la piel grasa es propensa a acné y comedones.


Piel seca


Es un tipo de piel que, al contrario que la grasa, no produce sebo en una cantidad suficiente. Esta falta de lípidos impide que retenga la humedad, por lo que queda expuesta a todas las agresiones externas. Sus características son la tirantez, el tacto áspero, así como un aspecto fino, frágil y apagado. Si la sequedad es más severa presentará descamación, manchas o picores.


Piel mixta


Es una mezcla de distintos tipos de piel, que varían especialmente en la zona "T" (frente, nariz y barbilla), así como en las mejillas. En las primeras la piel es claramente grasa y en las mejillas es seca o normal.


Piel sensible


Puede aparecer con cualquier tipo de piel y se caracteriza por ser reactiva y con baja tolerancia a las agresiones externas. Puede alternar épocas de normalidad con otras de sequedad, descamación, irritación y enrojecimiento.


Como ves, cada piel tiene unas características y necesidades concretas, por lo que un cosmético o tratamiento inadecuado puede desequilibrarla. Por eso es importante que la conozcas a la perfección. Si no eres capaz de identificar tu tipo, no tienes más que acudir al dermatólogo a tu centro de estética para que te asesoren. 


La higiene


Limpieza facial
Para tener una piel bonita y saludable es imprescindible mantener una estricta higiene facial diaria. Esto implica limpiar el rostro mañana y noche, tanto si te maquillas como si no lo haces. Utiliza los productos adecuados para tu tipo de piel y evita las toallitas desmaquillantes a diario, dejándolas sólo para emergencias. Si tu piel no está limpia, su aspecto irá siendo cada vez más gris y apagado; además de que cualquier producto que te apliques sobre ella no funcionará como debe.


Si te lavas la cara con jabones limpiadores, procura que el agua no esté muy caliente, porque resecarás mucho tu piel y puedes provocarte descamación. Y muchas veces esta descamación se notará incluso aunque luego te apliques tu crema hidratante. 


Acostúmbrate a secar tu rostro con un tisú en lugar de con una toalla. Si lo haces con un pañuelo de papel evitarás las posibles bacterias que puedan estar en la toalla por la humedad y los restos de jabón, además no caerás en la tentación de restregar tu cara para secarla. Hazlo con pequeños toquecitos hasta que elimines toda la humedad.


No te saltes el paso de la exfoliación, tanto de la piel de la cara como de los labios. Eliminar las células muertas es imprescindible para que tu piel tenga buen aspecto y para que los productos de tratamiento funcionen al máximo. El tipo de exfoliante y la frecuencia dependerán de tu tipo de piel. Si ésta es seca o sensible, por ejemplo, tendrás que utilizar productos más suaves y con menor frecuencia. Y si es grasa, podrás utilizar exfoliantes más intensos y más a menudo. En cualquier caso, lo ideal es consultar a tu dermatólogo o a tu asesora de belleza para que te recomiende lo más apropiado para ti.


Los cosméticos


Incluye el tónico en tu rutina de belleza. Te ayudará a refrescar tu rostro, a cerrar los poros y a equilibrar el pH de la piel. También es importante para preparar la piel para los tratamientos que te apliques después.


Hidratación, hidratación e hidratación. Sea cual sea tu tipo de piel, debes aplicarte mañana y noche una crema que te aporte hidratación, incluso si tienes la piel grasa. Y si tienes alguna otra necesidad específica, también deberías cubrirla. Incluso la piel más joven y bonita acaba volviéndose áspera y mortecina si no se hidrata convenientemente. Y tampoco te olvides de la hidratación interna, que conseguirás bebiendo agua en cantidad suficiente; también consumiendo frutas, verduras, zumos, caldos e infusiones.


Utiliza contorno de ojos a diario. La piel del contorno de ojos es muy delicada, porque tiene poca grasa, colágeno y elastina, así que debes protegerla para evitar arrugas y el envejecimiento prematuro de la zona. Utiliza un producto apropiado para ti y hazlo correctamente.


Mascarillas facialesSi quieres refrescar, descongestionar e hidratar tu rostro a lo largo del día, dile sí a las aguas termales. Lleva un formato mini en tu bolso y utilízalo cuando lo necesites. Lo agradecerás especialmente en días de calor o si vas al gym.


Utiliza mascarillas para tratar tus necesidades específicas. Las tienes para todas las necesidades: hidratación, nutrición, oxigenación, arrugas, luminosidad, firmeza... Aplícatelas según las indicaciones del envase o de las de tu asesora de belleza y verás cómo tu rostro está más bonito, incluso sin maquillaje.


El sol


Utiliza protección solar a diario. Si no tiene aceites ni perfumes, mucho mejor. Aplícate el protector después del sérum y la crema. Y si te da pereza seguir todos los pasos (sérum-crema-protector solar), antes de salir a la calle sin protector solar, utiliza tu crema de día con SPF. Por supuesto, si te vas a exponer al sol directamente, tendrás que incrementar la protección y evitar las horas centrales del día, además de renovar su aplicación según las instrucciones que te marque el fabricante.
 

No te olvides de las gafas de sol, ni siquiera en invierno. Además de proteger tus ojos, también lo harás con la  piel de alrededor. Y evitarás guiñar los ojos si el sol te deslumbra. Si unes el uso constante de tus gafas de sol al producto de contorno de ojos, ni te imaginas cómo mejorará tu aspecto.


Cejas y pestañas


Procura llevar las cejas bien depiladas y con la forma adecuada para tu rostro. Así enmarcarás
tu rostro y lo definirás, además de darle un aspecto cuidado y limpio. De esa forma necesitarás mucho menos utilizar maquillaje para darle expresión a tu cara.


Cuida tus pestañas. Unas pestañas largas y espesas harán que tus ojos parezcan más grandes y despiertos, por lo que podrás prescindir del rímel. Te recomiendo productos que las fortalezcan y las hagan crecer. Puedes utilizar alguno de los específicos que encontrarás en farmacias o perfumerías, aunque también puedes recurrir al socorrido aceite de ricino o de oliva para el mismo fin.


Los granitos


No te toques los granitos ni las espinillas. Lo único que conseguirás son cicatrices y manchas que afearán tu imagen, especialmente si no te quieres maquillar y no vas a utilizar correctores y bases que las camuflen.


Tratamientos profesionales


Hazte una higiene facial en cabina de forma periódica. Aunque limpies tu piel a diario, una higiene facial profesional dejará tu piel impoluta y te permitirá mantenerla tú misma durante una buen temporada.


Si tienes alguna necesidad específica (manchas, flacidez, etc.), hazte algún tratamiento de cabina para cubrirla. Si quieres llevar la cara lavada, este tipo de tratamientos te ayudarán a conseguir un rostro luminoso, terso, juvenil y con menos arrugas. 


Buenas costumbres


Duerme lo suficiente. Si quieres lucir un rostro bonito y radiante sin maquillaje, es uno de los mejores tratamientos que puedes seguir. Y probablemente el más barato.


Aliméntate de forma correcta. El aspecto de la piel está íntimamente ligado a la dieta. Una alimentación variada, equilibrada y saludable es imprescindible si quieres decirle adiós al maquillaje.


Dile adiós al tabaco. Y no sólo por tu salud, también por tu piel. El tabaco conseguirá que tu piel esté más apagada y envejecida, además de que te provocará las típicas arrugas de la fumadora: el odiado código de barras.


La imagen


Cabello
Lleva el cabello siempre limpio y con un buen corte. Si no quieres maquillarte, debes equilibrar tu imagen llevando el pelo impecable, porque si no, es fácil que acabes transmitiendo una imagen descuidada.


Cuida la ropa y los complementos. No significa que vayas vestida de fiesta y que te cargues de complementos a diario, pero sí que elijas bien tu vestuario para dar una buena imagen. Esto implica que la ropa sea la apropiada para cada situación, que esté limpia y bien planchada, que sea de tu talla, que te sientas cómoda con ella y, sobre todo, que te haga sentir radiante.





Post relacionados:

Una Buena Higiene Facial Casera (I) 
Una Buena Higiene Facial Casera (II)
Una Buena Higiene Facial Casera (III) 
Mascarilla de Arroz para una Piel de Porcelana  
Aceite del Árbol del Té para Eliminar Granitos
Eliminar Granitos con Aspirina
Errores de Belleza que Deberías Evitar: Faciales


La primera vez que apareció el post Luce una Piel Perfecta Sin Maquillaje fue en el blog de La Meiga y Su Caldero.  


Licencia de Creative Commons
Luce una piel perfecta sin maquillaje by La meiga y su caldero - Arancha Moreno is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional License.

Síguenos por correo electrónico