29 julio, 2015

10 Trucos para Eliminar Definitivamente las Manchas de Grasa

¿Quién no se ha manchado la ropa de grasa alguna vez? Y normalmente suele ocurrir con las prendas que más nos gustan o que más necesitamos, como la ropa de trabajo, por ejemplo. 

 
Es toda una molestia, no sólo por la mancha en sí, sino porque suelen ser manchas difíciles de eliminar. De ese tipo de manchas que se mantienen un lavado tras otro, esperándonos agazapadas para hacer su aparición estelar justo cuando recogemos la ropa del tendedero. O, peor aún, cuando vamos a plancharlas. 

 
Vamos, que cuando lavamos un tejido con una mancha de grasa, solemos cruzar los dedos para que salga limpio. Casi como una lotería...

 
Y eso sucede porque no tratamos las manchas de grasa de la forma correcta antes y durante el lavado. Para que esto no te vuelva a ocurrir, descruza los dedos y lee estos 10 trucos para eliminar definitivamente estas molestas manchas:



10 trucos para eliminar definitivamente las manchas de grasa


1.-
El paso más importante para eliminar las manchas de grasa es no dejar que se fijen en el tejido. Para ello es importante aplicarles un tratamiento de choque justo en ese momento y después lavar lo antes posible. Ya sé que no siempre es posible, pero procura actuar con la mayor rapidez ante las manchas de cualquier tipo. El secreto para eliminar las manchas de cualquier tipo no está en lo que hace tu lavadora, si no en la forma en que tratas esa manchas antes de lavar la prenda.


2.- El primer pretratamiento que debes poner en práctica es quitar la mayor cantidad de grasa posible de la prenda, para evitar que penetre más en los tejidos y que se extienda. Para ello utiliza un paño limpio, servilletas, papel de cocina o pañuelos de papel, lo que tengas a mano. Para no extender la mancha, retira la grasa apretando y sin frotar. Un truco es colocar la zona de la mancha entre dos papeles o dos paños, así aumentarás su poder de absorción.


3.- Otro punto primordial es cerciorarse de que el tratamiento antimanchas que vayamos a utilizar no va a dañar la prenda. Por eso es importante probarlo en una zona no visible de la prenda, para comprobar si se decolora o se estropea. 


4.- Una forma de tratar las manchas de aceite o de grasa de un tejido en un primer momento (después de haber retirado el exceso de grasa, tal y como te he indicado en el truco 2), es aplicar algún producto que tenga poder de absorción; como el talco, el bicarbonato, la sal, o la fécula de maíz. La mejor forma de aplicar estos productos es la siguiente:



  • Espolvorea generosamente el polvo sobre la mancha.
  • Presiona el producto sobre la mancha ayudándote de una tarjeta de crédito, una cucharilla u otro objeto rígido similar.
  • Déjalo actuar un par de minutos o hasta que veas que el polvo ha adquirido un tono similar al de la grasa de la mancha.
  • Retíralo cuidadosamente con la misma herramienta con la que lo hayas presionado, con cuidado de no extender la pasta por otras zonas limpias de la tela; ten en cuenta que el polvo ya está manchado de aceite.
  • Si ves que la mancha no ha terminado de irse, repite la operación hasta que el polvo ya no consiga atrapar más grasa y se mantenga con su color original.
  • Lava de la forma habitual.


Lavadora 5.- El detergente con el que lavas normalmente tu ropa también es una forma de eliminar las manchas de grasa. Para ello sólo tienes que aplicar una pequeña cantidad sobre la mancha, frotar suavemente y en círculos sobre ella, dejar reposar unas horas y lavar la prenda como siempre. Eso sí, si el detergente tiene color y el tejido es claro, emulsiónalo con agua (haz una especie de espuma densa) para que no lo tinte.


6.- Está bastante extendido el uso del detergente que se usa para lavar los platos para quitar algunas manchas de grasa en la ropa. Sin embargo, los fabricantes no se posicionan al respecto y al no figurar la incompatibilidad con los diferentes tejidos nos estaríamos arriesgando a utilizar el producto sobre una mancha y estropear la prenda. Yo lo he usado de la misma forma que he comentado para el detergente de la ropa pero no puedo recomendar su uso masivo ya que desconozco las consecuencias mientras que algunos quitamanchas hechos para quitar específicamente las manchas sí especifican claramente su uso y el límite del producto; su utilización suele ser más efectiva y segura.

Aplicando el quitamanchas en gel de Vanish
7.- Y, por supuesto, no podían falta los productos quitamanchas en gel o spray. Generalmente se utilizan aplicándolos sobre el tejido y dejándolos reposar antes de lavar; aunque siempre te recomiendo que leas cuidadosamente las instrucciones del fabricante, que es el que más sabe sobre su producto. Yo normalmente uso el quitamanchas Vanish, porque la mayor ventaja de este tipo de quitamanchas es que están específicamente formulados para ese fin y, por lo tanto, son efectivos y respetuosos con los tejidos, siempre que se usen de la manera recomendada en la etiqueta.


8.- También tienes otros quitamanchas en tu despensa, como el limón o el vinagre blanco. Puedes echar unas gotas sobre la mancha, dejar reposar unos instantes y luego lavar como hagas siempre. Ambos productos son desengrasantes naturales, aunque pueden resultar muy agresivos con tejidos delicados o con mucho color.

 

9.- Para prendas muy resistentes y con manchas rebeldes te puedes atrever con el aguarrás, el alcohol de 90º o la gasolina para mecheros. En este caso aplícalos, frótalos ligeramente con un cepillo de dientes viejo y luego lava la prenda. Este truco es perfecto para quitar manchas de grasa en monos de trabajo, por ejemplo. Por supuesto, no te olvides de utilizar guantes cuando utilices estos productos, porque son muy agresivos.

 

Ropa tendida10.- En caso de que descubras la mancha cuando estás planchando. Puedes calentar la zona con la plancha a temperatura muy alta y espolvorear con talco, sal, bicarbonato o fécula de maíz en ella. Deja que se enfríe y, entonces, cepilla bien. Si la mancha se ha ido, lava de nuevo, si no, repite la operación hasta que la hayas eliminado. Ojo, si no puedes utilizar este truco en el momento, no planches la prenda y la guardes, porque entonces no te librarás de ella jamás, porque el calor la fijará sin remedio.

 

Pero el mejor truco (y más difícil de todos) lo dejo para el final: no mancharse nunca ;)



22 julio, 2015

20 Consejos para Mimar la Piel Sensible

Las pieles sensibles con cada vez más frecuentes. La sequedad, las rojeces, las irritaciones, descamaciones y todo tipo de reacciones, son algunos de las características de este tipo de piel.

 
La piel con sensibilidad se puede deber a múltiples factores:

 
  • Externos. Como el uso de ciertos cosméticos y productos de higiene personal, medicamentos y factores ambientales (sol, frío, viento, etc.).
 
  • Internos. Pueden ser factores hereditarios y hormonales, afecciones dermatológicas ya existentes que van acompañadas de sensibilidad (dermatitis atópica, psoriasis, rosácea...). problemas psicológicos, etc.

 
Incluso hay pieles personas que sufren una sensibilidad cutánea idiopática, es decir, de la que no se conocen sus causas... pero que da la lata igualmente.

 
Para cuidar este tipo de pieles, aquí tienes unos cuantos consejos, que espero que te sean útiles.

 
20 consejos para mimar tu piel sensible


1.- El primer y más importante consejo: ante una piel que se queja, consulta con tu dermatólogo. Te hará un diagnóstico correcto de tu problema y te dará todas las pautas para solucionarlo (o al menos, mitigarlo), porque no es lo mismo una piel sensible que una alérgica. Y para determinados problemas dermatológicos el veredicto de una esteticista no es suficiente, ojo con ello.

 
Café
Evita los excitantes, como el café
2.- Cuida tu alimentación, procurando que sea sana y equilibrada: frutas, verduras, cereales integrales, proteínas de calidad, agua... ya sabes, los sospechosos habituales. La piel es un espejo de tu nutrición, no lo dudes.

 
3.- Hablando de alimentación, si quieres cuidar tu piel sensible, evita las especias, los picantes, el café, el alcohol y cualquier otro excitante. También el tabaco.

 
4.- Limpia tu piel todos los días, mañana y noche, pero siempre con productos sin detergentes y que sean suaves.

 
Limpieza facial5.- Sécate la piel con toallas o paños de fibras naturales o con un tisú suave, sin frotar, con pequeños golpecitos sobre el rostro. O, mejor aún, utilizar productos que no necesiten aclarado.

 
6.- En cuanto a la exfoliación, hazla siempre de forma muy suave. Si tiene gránulos, procura que estos se deslicen con facilidad por tu piel. Procura no abusar de los peelings, como mucho exfóliate el rostro una vez a la semana.

 
7.- Utiliza siempre cremas y cosméticos que no contengan alcohol, conservantes o perfumes, porque es fácil que te irriten la piel.

 
8.- Hidrata tu piel siempre, porque tiende a resecarse con mucha facilidad. No te limites sólo a aplicarte crema por la mañana después de la ducha. Lleva siempre tu hidratante en el bolso para reaplicarla en cuanto comiences a sentir la piel seca y tirante.

 
9.- Cuando te pongas tus cremas y otros cosméticos, hazlo de una forma suave, sin frotar. Todo lo sensible necesita mimos y cariño, también si se trata de tu piel. 

 
10.- Evita los AHA, el retinol y otros productos irritantes. Aunque debes ir averiguando exactamente cuáles son los que te afectan a ti. 

 
Crema facial11.- Prueba las cremas y productos nuevos en la parte interna del codo, en la muñeca o detrás de las orejas. Pero no lo hagas sólo un día, para comprobar cómo reacciona tu piel con una exposición más continuada. Ni te plantees comprar por impulso, pide muestras y valora si ese es el producto adecuado para ti.

 
12.- Si tienes el pelo con un largo que te roza la cara, ten precaución con las espumas, lacas, champús y mascarillas que utilices, porque pueden provocarte irritación. Estos también deberían estar libres de conservantes y otros compuestos agresivos.

 
Rostro feliz13.- No te toques la cara. Si lo haces sin darte cuenta, pide ayuda para eliminar ese tic de tu repertorio. El roce constante de tus manos en tu rostro, puede convertirse en una pesadilla para una piel sensible.


14.- Evita los cambios bruscos de temperatura, porque son desencadenantes de episodios de rojeces, irritación, picores y tirantez. 


15.- En invierno procura ir vestida a capas, para evitar el calor o el frío excesivos. También puedes recurrir a pañuelos, bufandas y gorros que te protejan el rostro, aunque sólo sea en parte. 

 
16.- En verano evita la exposición directa al sol y, por supuesto, utiliza un buen protector solar todo el año.


17.- Y si puedes, huye de los aires acondicionados, porque son perjudiciales para tu piel. Los ventiladores son una buena opción para estar más fresquita y sin que tu piel pierda un ápice de confort. El viento también es un factor ambiental que afecta a tu piel sensible, aunque es difícil de evitar. El único medio es resguardarte, tapar tu rostro y, después, hidratarlo a conciencia.

 
18.- Una buena adquisición es la de un humectador, para mantener un grado óptimo de humedad en los lugares donde pases más tiempo: dormitorio, oficina, etc. Si no lo tienes, al menos pon recipientes con agua en los radiadores durante el invierno. 

Yoga 
19.- Evita las situaciones de estrés que puedan desencadenar episodios de irritación, rojeces y descamaciones. El ejercicio físico moderado, el yoga, la meditación y cualquier otra actividad que te relaje, son perfectas para ti... y para todas ;)

 
20.- Y un consejo extra: si tu chico tiene barba o bigote, la mejor opción para tu piel sensible es que se afeite... ;)

 
¿Cuál es tu consejo para la piel sensible?


  
Post relacionados:

Cómo Aplicarse Correctamente las Cremas Faciales
Errores de Belleza que Deberías Evitar: Faciales  
Una Buena Higiene Facial Casera (I)  
Una Buena Higiene Facial Casera (II)  
Una Buena Higiene Facial Casera (III)

Trucos de Belleza Caseros que Deberías Evitar (I)
Trucos de Belleza Caseros que Deberías Evitar (II) 


15 julio, 2015

Cómo Limpiar el Teclado del Ordenador Sin Dañarlo

El teclado del ordenador es uno de esos objetos cotidianos que la mayoría utilizamos a diario, alguno incluso los empleamos durante más horas al día que la cama. Y ese uso constante, como es lógico, lo ensucia.


Lo ensucia tanto, de hecho, que muchos teclados tienen en su superficie más bacterias que un inodoro... y eso es realmente desagradable. Sobre todo teniendo en cuenta que mientras trabajamos delante del ordenador, es fácil que nos llevemos las manos a la cara o a la boca, mientras pensamos... o nos desesperamos.


Para que puedas utilizar tu teclado sin miedo, aquí tienes algunos consejos de higiene hardware:


Cómo limpiar el teclado del ordenador sin dañarlo


En general


Lávate las manos con frecuencia, antes y después de utilizar el teclado. Antes para no contaminarlo y después para no llevarte las bacterias y suciedad contigo.


Si es posible, procura no compartir el teclado con otras personas, especialmente si no son de confianza. Cada uno que se ocupe de sus propias bacterias... ;)


Café encima del tecladoIntenta no comer, beber o fumar encima del teclado, porque dejan un tipo de suciedad difícil de eliminar. Y no sólo porque el teclado se pueda manchar, es que si tienes documentos importantes encima de la mesa, no querrás que se derrame el espresso o la mostaza de tu hot dog encima de ellos. Y sabes de lo que te hablo...


Evita los limpiadores que dejan restos o utilizar mucha cantidad, porque acabarán dejando una capa pegajosa en la que se irá adhiriendo la suciedad. Los típicos sprays para limpiar madera o el polvo, por ejemplo. Que levante la mano (si puede despegarla del teclado) quien no haya sufrido los efectos del paño empapado en Pronto de la señora de la limpieza en la ofi...


Procura limpiarlo con cierta frecuencia, para tu propia seguridad y para que no se acumule demasiada suciedad, que puede dañar y afear el equipo.


Cuando no lo utilices utiliza algún elemento para cubrirlo, así evitarás que se acumule suciedad mientras no está en uso. 


Limpieza en seco


Desenchufa el teclado con precaución. Si tu teclado tiene conexión USB, no tendrás ningún problema en hacerlo con el ordenador encendido. Si no la tiene, deberás desconectarlo una vez apagada tu computadora.


AspiradorUno de los mejores trucos (y más económicos) para el mantenimiento que conozco es pasarle el aspirador de vez en cuando. Eso sí, con una potencia media, para no terminar perdiendo las teclas al más puro estilo "Lo que el viento se llevó". Esta medida, si se hace de forma habitual, mantendrá el teclado libre de polvo y partículas de suciedad... y de otras cosas más consistentes, como clips, grapas, pedacitos de papel, etc.  Yo lo hago con el accesorio del cepillo pequeño que llevan los aspiradores, así, además de aspirar, me ayuda a cepillar las teclas suavemente. Y si tienes gato... ni te imaginas las toneladas de pelo que llega a retirar el aspirador del teclado.


Otro truco es tener a mano una brocha vieja y pasarla con mimo entre las teclas para eliminar el polvo y la suciedad de forma periódica.


También puedes utilizar sprays de aire a presión diseñados específicamente para la limpieza de equipos informáticos, móviles, consolas, faxes y otros equipos electrónicos. Los puedes encontrar en tiendas de informática, tanto on como off line.


O, cómo no, puedes emplear las peras de aire que suelen utilizar los fotógrafos para utilizar sus cámaras. Estas herramientas las puedes adquirir en establecimientos de fotografía.


Hablando de aire, también puedes utilizar un secador de pelo, siempre que sea en frío. Las altas temperaturas pueden deformar las teclas y dañar los circuitos interiores. 


Y, por supuesto, siempre puedes tomar la medida de darle la vuelta al teclado un par de veces por semana, agitándolo suavemente, para sacudir la suciedad más visible.


Limpia las teclas con un bastoncillo de algodón (de los que se usan para limpiar los oídos) mojado ligeramente con alcohol. Siempre teniendo cuidado de que no esté demasiado empapado, puesto que puede gotear en el interior del teclado y dañar el mecanismo. Yo utilizo los que venden en Mercadona que son específicos para maquillaje, porque tienen un extremo en forma de punta y el otro de pala, lo que los hace ideales también para este fin.


También puedes utilizar un abrecartas, un cuchillo sin demasiada punta o un objeto similar, forrándolo con un tisú suave y humedecido en alcohol. Mi consejo es que vayas sustituyendo el tisú según se vaya ensuciando, para que no acabe rompiéndose y dejando restos. Con esta herramienta improvisada podrás acceder perfectamente a los cantos de las teclas sin ninguna dificultad.


Un consejo, no utilices alcohol isopropílico (muy recomendado en Internet), aunque seca muy rápido y no deja restos, es muy tóxico. Para uso doméstico te recomiendo el alcohol de botiquín. Eso sí, debes tener en cuenta que el alcohol normal, deja algunos resíduos en las superficies, por lo que no te debes exceder con su uso y tener precaución.


Hablando de productos de limpieza, ten cuidado con ellos, porque algunos pueden terminar borrando las letras y números de las teclas.


Y, cómo no, también puedes recurrir al típico borrador mágico, para quitar las manchas más rebeldes de las zonas fijas del teclado y de las propias teclas. Siempre humedeciendo ligeramente la esponja para que no gotee.


Limpieza profunda


Si las teclas están muy (pero muy) sucias, siempre puedes utilizar un destornillador o un objeto similar para hacer palanca suavemente y retirarlas todas. No las fuerces, porque luego no podrás introducirlas de nuevo en su sitio. 


Interior del teclado con suciedadSi quitas las teclas, no te olvides de eliminar todo el polvo y la suciedad de la parte fija del teclado (aspirador, brocha, pera de aire...).


Esta limpieza a fondo se puede hacer introduciendo las teclas en un recipiente con agua templada y un jabón neutro. Puedes ayudarte con una esponja o con un cepillo de dientes viejo.


Evita el agua muy caliente y los detergentes muy agresivos, porque puedes deteriorar de forma irreversible las teclas. El muy recomendado truco de introducirlas en el lavavajillas es una práctica de riesgo, porque el intenso calor de este electrodoméstico puede deformar las teclas... y a ver quién es luego el figura que las vuelve a colocar el su sitio. 


Deja que las teclas se sequen completamente antes de colocarlas de nuevo en el teclado, porque cualquier resto de humedad puede estropearlo. Hazlo mejor al aire y, si vas a emplear el secador, hazlo siempre con aire frío o templado.


TecladoSi se trata de un ordenador portátil, mejor no te arriesgues con el retirado de las teclas, porque es fácil romperlas. Y sustituir un teclado de un ordenador de sobremesa es barato, pero si se trata de un teclado de portátil... la cosa se encarece y se complica. 


Y un consejillo extra: si vas a remover las teclas, hazle una foto antes, para que luego puedas volver a colocarlas en su sitio.


Para terminar, te dejo una forma realmente original de limpiar el teclado, que aún no sé si funciona, pero que me ha llamado la atención: con un post-it.


Si no visualizas el vídeo, puedes verlo directamente en YouTube.



Post relacionado:

10 Consejos para Limpiar Tus dispositivos Móviles


08 julio, 2015

El Neceser Perfecto para el Verano

Llegan las vacaciones y con ellas la hora de preparar la maleta... y el neceser. Y este último es algo importante para cualquier mujer, porque es nuestro arsenal para estar radiantes en esos días de descanso... y para no perder ni un ápice de nuestra belleza natural con las consabidas agresiones del sol, el cloro y la sal.

 
Para que prepares tu neceser perfecto para estas vacaciones, aquí tienes una lista que puede incluso servirte para ir punteando si te llevas todo.

 
Vamos con los imprescindibles veraniegos...

 
El neceser perfecto para el verano


 Limpiadora


Es uno de los must have en tu neceser. La limpieza es uno de esos gestos de los que no te puedes olvidar ni en vacaciones. De hecho, es más necesaria aún: protectores solares, sudor, sal, cloro... todos ellos deben ser removidos mañana y noche de tu rostro, porque obstruyen tus poros.


Desmaquillante bifásico


Si te vas a maquillar los ojos con rímel waterproof, necesitarás este producto. Además, puedes utilizarlo también si en otros momentos utilizas máscara normal, así no tienes que llevarte dos frascos.


Tónico sin alcohol


Igual que en casa, el tónico es un básico. Te refrescará y preparará la piel para cualquier otro tratamiento posterior. Eso sí, sin alcohol para no sufrir reacciones al exponerte al sol.


Crema hidratante


Y que no falte. Precisamente necesitarás más hidratación que nunca, incluso aunque te pongas protector solar. Que notes que tu fotoprotector es untuoso, no significa que hidrate tu piel como es debido. Aplícatela por la mañana, antes de tu fotoprotector.


Crema de noche


Para recuperar tu piel de los estragos del sol, el color y el viento en tu cara. No renuncies a ella tampoco en estos días.


Contorno de ojos


Igual que en el caso de la crema de día, es un imprescindible. Utilízalo también durante el día, antes de tu protector solar.


Sombrillas en la playa


 Protector solar


Siempre, siempre, siempre. Con un factor adecuado para tu piel y siguiendo las pautas de aplicación del fabricante. Mejor aún si empleas uno para el rostro y otro para el cuerpo, con sus formulaciones específicas. El facial que sea oil free para que evites los desagradables granitos.


Aftersun o gel de áloe vera 


Para recuperar la piel del cuerpo si te has excedido con el sol. Yo prefiero el áloe vera, porque se absorbe más rápidamente y me da más sensación de frescor. Además, lo sigo utilizando el resto del año tras la depilación o en caso de irritación.


Agua termal


Para refrescar e hidratar la piel. En el bolso de la playa, un imprescindible.


Gel de baño


Ya sé que siempre está presente la tentación de utilizar el gel de baño de los hoteles y residencias de vacaciones, por ahorrar espacio y dinero, pero no te lo aconsejo. Suelen ser muy agresivos con la piel en general y especialmente con las zonas más sensibles.


Exfoliante suave



Si vas a pasar pocos días de vacaciones, no te hará falta, pero si vas a tener varios días de descanso, piensa que es necesario para adquirir y mantener un bonito bronceado (saludable, please). Si no quieres llevar otro bote más, siempre puedes llevarte unos sobrecitos de azúcar y mezclarlo con tu gel de baño (cuerpo) o tu limpiadora al agua (rostro).


Crema o aceite corporal


NeceserLa piel se reseca muchísimo con las actividades veraniegas, así que no renuncies a hidratar la piel de tu cuerpo. Un buen body milk o un aceite corporal seco serán tus mejores aliados para lucir una piel de infarto en tus noches veraniegas.


Antitranspirante


Pero te recomiendo que, si no tienes serios problemas con el sudor, sólo te lo apliques por la noche. Si vas a tomar el sol, los desodorantes pueden darte desagradables sorpresas con manchas indelebes en tus axilas.


Crema de manos


Al igual que el resto del cuerpo, las manos se secan mucho en esta época. Más aún si te bañas con frecuencia. No te olvides de mimarlas también en esta época.


Lima de uñas


Es fácil sufrir algún percance, así que ten a mano una lima para solucionarlo en un pispás.


Aceite para las cutículas


Aplicado por la noche te ayudará a mantener tus uñas perfectas, las lleves esmaltadas o naturales.


NeceserChampú 


Que sea adecuado para tu cabello. No te dejes llevar por la pereza y recurras al gel de baño, por favor.


Acondicionador


Ahora más que nunca. El pelo se suele encrespar y secar más durante el verano, así que utilízalo cada vez que te laves el pelo.


Mascarilla capilar


Si hay algún profesional de la peluquería me va a desdecir, pero te aconsejo que si tienes el cabello seco y con tendencia al frizz, te pongas mascarilla un par de veces por semana mientras tomas el sol. Los peluqueros dicen que no hace más efecto por llevarlo más tiempo del indicado, que el producto tiene un tiempo de exposición y que aumentarlo no incrementa su efecto... pero no lo veo así por experiencia propia. Eso sí, aplícalo sólo de medios a puntas y luego aclara muy muy bien.


Sérum capilar


Para aplicarlo en las puntas de tu cabello. Le darás un mejor aspecto, incluso aunque no te lo peines con secador o planchas.


Neceser y maquinillaProductos o artículos de depilación


Si vas a estar una buena temporada de vacaciones, no deberías olvidarte de tu crema depilatoria o tu depiladora eléctrica. Un consejo: depílate por la noche y evita el sol el día posterior. O al menos utiliza el protector solar con más generosidad aún y quédate bajo una sombrilla.


Tratamientos corporales


No dejes tus tratamientos reductores y anticelulíticos, pero déjalos para la noche. Durante el día pueden darte algún tipo de reacción en combinación con el sol y se irán con los baños.


Apósitos


Para evitar imprevistos varios.


Tiritas para rozaduras


Es fácil que aparezca alguna rozadura por el calor o por utilizar calzado nuevo. Así que no te olvides de estos pequeños salvavidas. Sobre todo en vacaciones. No querrás que te pare una simple rozadura...


Productos antimosquitos


Toallitas, sprays, sticks... todo vale para luchar contra las picaduras de estos pequeños diablos con alas. 


Pañuelos de papel
Maletas 

Porque los detergentes con los que lavan las toallas en hoteles y restaurantes son muy fuertes y no es precisamente lo que querrías en tu rostro. Así que cuando te seques la cara al lavártela, utiliza pañuelos de papel, además no ocupan apenas espacio. 

 
Y ahora, felices vacaciones, pero sin renunciar a cuidarte.



Post relacionados:

Una Buena Higiene Facial Casera (I)
Una Buena Higiene Facial Casera (II)
Una Buena Higiene Facial Casera (III)
Consejos para Elegir y Aplicar el Protector Solar (I)
Consejos para Elegir y Aplicar el Protector Solar (II) 
Cómo Aplicar el Autobronceador sin Sorpresas 
12 Consejos para que Tu Base de Maquillaje Aguante con el Calor
Cómo Aclarar las Manchas Oscuras de las Axilas 


01 julio, 2015

Cosméticos de Leche de Burra para una Piel Perfecta


Seguro que alguna vez has oído hablar de los famosos baños de leche de burra de Cleopatra, los cuales le ayudaban a mantener intacta su legendaria belleza. ¿Te imaginas tú misma probando ese secreto beauty de la reina más famosa de Egipto? Eso sí, de una forma mucho más sencilla y cómoda. 


Pues eso es lo que he descubierto: un trío de productos de leche de burra para conseguir una piel perfecta, digna de una reina.


Así que te cuento...


Cosméticos de leche de burra para una piel perfecta


Los antecedentes


La leche de burra contiene una gran cantidad de proteínas, ácidos grasos, vitaminas, minerales y aminoácidos que la convierten en un alimento excepcional, tanto para nuestro interior como para nuestra piel.


A nivel externo tiene propiedades hidratantes, regenerantes, tensoras, cicatrizantes, antioxidantes, purificantes y, además, ayuda a la formación de colágeno en la piel. Por todo ello es perfecta para luchar contra el envejecimiento y la falta de firmeza de la piel. También para cuidar las pieles sensibles, con acné, con eccemas o con una cicatrización pobre.


Y se trata de un producto muy exclusivo, porque la obtención de la leche de burra es un proceso laborioso. 


La producción de leche sólo se produce cuando nace el burrito y sólo se puede comenzar a recolectarla para uso humano cuando el pequeño ya tiene dos meses, mientras tanto él es el único dueño y señor de la leche de su mamá. A partir de esos dos meses, la leche que procude la burra se comparte entre el borriquito y el ordeño. 


Burrito
Es que son adorables...
Cuando se ordeña a la burra, el borriquito tiene que estar al lado de su mamá, porque si no, ésta no da leche. Y sólo se puede seguir obteniendo leche 4 ó 5 meses después del nacimiento del burrito. La producción está en unos 30 litros al año, pero teniendo en cuenta que hay que ordeñarlas 3 veces al día para obtener algo más de un litro. Y las burras pueden tener un parto cada dos años, así que imagina la dificultad en obtener esta preciada leche.

Así que con este producto escaso y tan lleno de propiedades es con lo que se elaboran estos tres productos que he probado: jabón exfoliante, crema y sérum.


Jabón exfoliante Delicius


Ya sabes que el paso previo para que cualquier cosmético sea eficiente es que la piel esté exfoliada, para que no haya una gruesa capa de células muertas y los principios activos de cremas y otros productos de tratamiento sea eficaz.


Este jabón está elaborado con leche de burra, aceite de palma y polvo de semillas de albaricoque. La leche y el aceite aportan hidratación y mantienen la piel suave y elástica. El polvo de semillas de albaricoque exfolia suavemente la piel.


Se puede emplear para rostro y cuerpo indistintamente.


Jabón exfoliante Delicious
Jabón exfoliante Delicius
Se utiliza masajeando con movimientos circulares la propia pastilla sobre la piel una vez humedecida con agua. Esto generará la fricción necesaria para conseguir la exfoliación de la piel, acompañada por una espuma cremosa, que es la que hidratará y nutrirá la piel.


Para uso facial, se puede masajear igual que en el caso del cuerpo con la propia pastilla o haciendo espuma con las manos y luego aplicándola en el rostro.


Y, por cierto, tiene un aroma a manzana roja de lo más goloso. 


Crema facial hidronutritiva Onix


Tiene ua concentración de un 20% de leche de burra, lo que permite aprovechar todas sus propiedades al máximo, especialmente las del retinol.  Esta concentración consigue que los efectos se vean a corto plazo.


Crema facial hidronutritiva Onix
Crema facial Onix
Aporta hidratación y nutrición, disminuye la profundidad de las arrugas, mejora los síntomas del envejecimiento (arrugas, falta de elasticidad...) y aporta luminosidad.


Tiene una textura fluida y de rápida absorción, que no deja sensación grasa; algo de agradecer, porque a ninguna nos gusta terminar con la piel brillante y pegajosa.


El envase tiene dosificador, algo que me encanta, porque así no se introducen los dedos en el tarro y el producto no está en contacto con el aire. Por cierto, como es un envase airless, la crema se aprovecha hasta el final.


Sérum facial Diamond


Tiene un 20% de leche de burra, al igual que la crema. Tiene una acción revitalizante, estimulante, reparadora y tensora. Verás que tiene efecto lifting y verás que tu piel se alisa y se ilumina de forma instántánea.


También tiene envase dosificador y con sistema airless.


Mi experiencia


He de decir que me ha gustado utilizarlos y, además, que me parece refrescante que haya firmas que ofrecen  productos a los que atribuyen una serie de efectos, ni más ni menos. No hace falta que te prometan quitarte 20 años de encima o eliminar todas tus manchas y arrugas como si se tratase de un borrador mágico. Lo que dicen, lo hacen: suavidad, hidratación, luminosidad, piel más tersa, arrugas menos marcadas, más tonicidad en la piel...


Con el jabón exfoliante


Cuando el jabón hace espuma, se nota que está nutriendo, además de exfoliar. Enseguida se nota que la piel queda lisa y muy suave, sin sensación de sequedad, como suele ser habitual tras un peeling. El polvo de semilla de albaricoque exfolia, pero sin resultar molesto en la piel. No rasca, pero sí exfolia.


Y no te cuento cómo deja las manos, si la utilizas como jabón de tocador: suaves como las de un bebé.


Con la crema facial hidronutritiva


Se absorbe rápidamente y no deja sensación grasienta ni brillos en el rostro. Tiene un aroma floral muy suave, que resulta agradable. El resultado es muy bueno, porque deja la piel suave, hidratada y confortable.


Con el sérum facial
Sérum facial Diamond
Sérum facial Diamond


También tiene una muy buena absorción y un aroma ligero. Tiene un efecto tensor inmediato y aporta luminosidad en el momento de la aplicación. Junto con la crema, se nota una disminución de las arrugas, una mejor tonificación de la piel y unos poros más finos


El efecto es mayor si se aplica por la noche, porque al día siguiente el aspecto de la piel es más jugoso y homogéneo.


Tamaños y precios


Jabón exfoliante: 105 gr. (7,90 € + IVA)
Crema: 50 ml. (37,50 € + IVA)
Sérum: 30 ml. (39,80 € + IVA)


Ventajas


Los tres productos utilizados como tratamiento dejan la piel más joven, radiante y suave. Son muy agradables de aplicar y de llevar en la piel. Prometen lo que cumplen, sin artificios: hidratación, nutrición, luminosidad, efecto tensor y antienvejecimiento.


En cuanto a los aromas, el del jabón exfoliante es muy apetecible a la hora de aplicarlo, pero luego no es muy agresivo en la piel, por lo que se pueden  utilizar perfumes y desodorantes sin miedo a parecer un muestrario de perfumería. Los de la crema facial hidronutritiva y el sérum son muy delicados, casi imperceptibles, algo de agradecer en un cosmético.


Productos de leche de burra de ASE CosmeticsLa pastilla de jabón tiene una forma ergonómica que permite utilizarla en rostro y cuerpo de una forma muy fácil.


Los envases son limpios y favorecen la conservación del producto, al llevar un dispensador incorporado. Realmente, habiendo este tipo de envases, no sé qué hacen fabricando todavía cremas en tarro. Con lo higiénicos y cómodos que son...


No hace falta aplicar mucho cantidad para obtener todos sus beneficios, lo que es interesante para el bolsillo.


Otra ventaja añadida es que no cobran gastos de envío a partir de pedidos de 50 €. 


Inconvenientes


La pastilla de jabón, como todas las que tienen este formato, implica que es más difícil llevársela de viaje o al gym. Quizás estuviese bien que comenzasen a diseñar estos productos con algún tipo de jabonera o de contenedor para poderlos transportar con facilidad.


En cuanto a la crema, creo que podría tener una textura más untuosa para pieles muy secas o para utilizar en invierno, porque siempre se agradece un producto algo más contundente en la época de frío, con las calefacciones, el frío y el viento. A muchas nos gusta cambiar de textura según la temporada para adaptarla a las necesidades de nuestra piel. 


El sérum es de pequeño tamaño y quizás se agradecería que el envase fuese algo mayor.


Echo de menos que no haya más productos en la marca: contorno de ojos, desmaquillante, bálsamo labial... Aunque mi servicio de espionaje de belleza me comenta que en un futuro no muy lejano tienen intención de presentar un bálsamo para los labios y también crema de manos y corporal (OMG! Estoy deseando probarlos).


Mi veredicto


Me gustan los tres productos, porque son eficaces y honestos; algo de agradecer. 


Un consejo plus


Si tienes alergia a la leche de vaca, estos productos pueden darte algún tipo de reacción debida a la alta concentración de leche en el sérum y la crema: piel enrojecida, irritación, etc. Yo tengo intolerancia a la lactosa (no alergia) y no he tenido ningún problema durante su uso. 



ASE Cosmetics
http://www.asecosmetics.com

Síguenos por correo electrónico