24 junio, 2015

Cómo Aplicar el Autobronceador Sin Sorpresas

Tomar el sol ya no está de moda, al menos sin protección solar adecuada. Cada vez hay más conciencia de que tomar el sol a lo loco es una fuente de problemas: melanomas, envejecimiento prematuro, manchas... Pero nos gusta vernos con buen color.


Por eso el uso de autobronceadores es cada vez más frecuente. Y este aumento del uso de estos productos también es debido a que sus fórmulas ya no nos hacen parecer una zanahoria con piernas, algo de agradecer. Cada vez son más fáciles de aplicar y con resultados más naturales... pero siguen teniendo sus trucos.


Si quieres saber cómo aplicarte el autobronceador sin sorpresas, aquí tienes algunos consejos:


Cómo aplicar el autobronceador sin sorpresas


Por el principio
 


Mantén la piel saludable. Ningún tratamiento de belleza y ningún cosmético funcionan si la piel no está sana. Incluidos los autobronceadores. Imagínate un cuadro al óleo, si el lienzo no está liso y bien preparado, pintes lo que pintes encima, no quedará bien.


Y hablando de salud, antes de aplicarte el producto, comprueba que la piel no tiene heridas ni problemas. Si los tiene, espera a que la piel se recupere para utilizarlo. No sólo por el resultado del bronceado, sino por el posible daño o irritación que puedas causar en la piel lastimada.


Procura eliminar el vello de la zona que vayas a broncear un par de días antes, sobre todo si es muy grueso. El pelo hará que el autobronceador se distribuya de forma irregular y más intensa, justo lo que debes evitar para adquirir un tono uniforme.


Esponja exfoliante con forma de corazónExfoliación, exfoliación, exfoliación. Esa es la base de un buen bronceado artificial. Si la piel está cubierta de una capa de células muertas, el tono que conseguirás será apagado, te quedará a rodales y no te durará. El autobronceador reacciona con ciertos aminoácidos de las proteínas de la epidermis para conseguir el tono dorado (reacción de Maillard), algo difícil de conseguir si tienes células muertas como para pavimentar una calzada romana... 


La piel debe estar bien hidratada, tanto por fuera como por dentro. Por supuesto, debes aplicarte una hidratante antes del autobronceador, pero el resultado será mejor si habitualmente utilizas cremas corporales y bebes agua suficiente, porque la hidratación será más profunda. Con esa hidratación conseguirás que el producto autobronceador se fije por igual en toda la piel, evitando las antiestéticas manchas y rodales.


Cómo elegir el autobronceador


Elige el producto más adecuado para ti, por textura, forma de aplicación y tono. Piensa que en el mercado hay una gran variedad de productos autobronceadores (cremas, geles, sprays, toallitas, aplicados con aerógrafo en cabinas de estética...), así que tendrás que elegir cuál te gusta más. Y, ojo, no te fíes de los comentarios de otras personas, porque su experiencia puede no servirte a ti. Por ejemplo, he oído criticar agriamente un producto autobronceador en el vestuario del gym; cuando ese producto en concreto es el que utilizo habitualmente, porque me resulta fácil de aplicar y me encanta el color que deja en mi piel. Si hubiese hecho caso de esa apreciación antes de probarlo, me habría negado la posibilidad de utilizar un producto ideal para mi.


Bronceadores, autobronceadores y productos solares
Escoge la forma en la que actúa el producto: instantánea o acumulativa. Los autobronceadores instantáneos son los que te aplicas y en pocas horas suben de tono, siendo ese color el máximo que conseguirás con el producto. Los de efecto acumulativo son los que van incrementando el tono del bronceado de forma gradual, con cada aplicación diaria y hasta llegar a un tono máximo. Los primeros son rápidos, pero tienen la contrapartida de que debes reaplicar el producto en 4-7 días. Los segundos tardan más en lograr el tono final, pero se mantienen en el tiempo por la aplicación continua.


Utiliza un producto específico para el rostro. Los autobronceadores formulados especialmente para la cara son más respetuosos con la piel de esa zona tan delicada. Además, la mayoría de ellos son no comedogénicos, por los que te ahorrarás las espinillas y granitos varios. Te recomiendo que estos autobronceadores los elijas graduales, para lograr un tono más uniforme todo el año


Respeta siempre las fechas de caducidad, para evitarte sorpresas. Esto es vital en cualquier tipo de cosmético, mucho más aún si se trata de algo que tiñe nuestra piel...


La aplicación perfecta


Tómate tu tiempo. Ningún tratamientos cosmético o estético se puede aplicar de forma atolondrada, algo mucho más cierto si se trata de los autobronceadores. El bronceado artificial necesita tiempo y cuidado para que sea perfecto, así que reserva unos minutos en tu apretada agenda para ello.


Lee siempre las instrucciones que marca el fabricante en el envase. Quien lo ha formulado, lo ha testado y sabe cúal es la mejor manera de utilizarlo, así que hazle caso.


Siempre con la piel limpia y secaAplícalo siempre con la piel limpia y seca. Con estos dos requisitos te asegurarás que la reacción de la que hemos hablado antes, se produzca sin interferencias.


Los autobronceadores tienen la mala costumbre de tintar las palmas de las manos (por el tipo de piel que tienen) de tal forma que te durará más el bronceado en esa zona que en el resto del cuerpo, algo que probablemente no desees en absoluto. Por no hablar de las uñas... Para que no te ocurra puedes hacer dos cosas: lavarte las manos varias veces durante y después de la aplicación o utilizar guantes de látex.


Hablando de guantes, una ventaja añadida de utilizarlos es que, además de no teñirte las palmas de las manos, conseguirás un reparto más uniforme del autobronceador sobre la piel. 


En zonas problemáticas, utilízalo diluido con crema hidratante. Las rodillas y codos tienen tendencia a acumular más producto, por lo que acaban con un color mucho más oscuro que el resto de la piel. Al rebajarlo con crema o aceite corporal, conseguirás que se bronceen menos y que el tono sea más uniforme en toda la piel.


Aplícalo con movimientos circulares, amplios y de abajo hacia arriba; es decir, comienza por los tobillos y ve subiendo hasta llegar a la zona de hombros y cuello.


Para la zona de la espalda, lo mejor es contar con ayuda. Es una zona de difícil acceso y es frecuente dejarse manchas o zonas sin broncear. Si no tienes una mano amiga, puedes utilizar un cepillo de los que usan para lavarse la espalda (forrado con un trapo) o una toalla vieja (sostenida como si te estuvieses secando esa zona); así podrás extender mejor el producto.


No te vistas inmediatamente después, porque muchos de estos productos manchan hasta que completan su proceso; además, también es fácil que arrastres el autobronceador antes de que termine de reaccionar y acabes con zonas blancas. 


Mantén tu piel hidratada también después del bronceado artificial, no sólo se verá más bonito, también te durará más.


En el rostro


Protege la zona de las cejas con una capa de vaselina o de crema hidratante, para que no se tinten demasiado. Ya te he comentado que las zonas con vello tienden a absorber más color y esto te ayudará a evitarlo. Preserva también la zona del nacimiento del pelo o rebaja el autobronceador con crema facial. 

Rostro femenino 
Insiste más en las zonas que se broncean habitualmente con el sol: frente, mejillas, puente de la nariz y barbilla. Con este truco conseguirás un resultado más natural, como si hubieses pasado un día al aire libre.


Ten cuidado con el cuello y las orejas. Por una parte, no puedes olvidarte de ellos (sobre todo si llevas el pelo corto), pero por otra debes tener cuidado de aplicar poco producto, porque se colorean más que el resto de la piel. Puedes utilizar la técnica de rodillas y codos, mezclando el autobronceador con crema hidratante.


En manos y pies


Si quieres que la zona de las manos y los pies quede más natural, puedes rebajar el autobronceador con crema. Piensa que son zonas que se broncean con facilidad y tienen a oscurecerse más con el producto, así que hay que ser muy cauta con ellas. Mi truco es ir poniendo menos cantidad a partir de las muñecas y terminar dando unos pequeños toques en los dedos, ayudándome de un paño suave; con la idea de replicar la forma natural de broncearse del dorso de la mano o los empeines. Sobre todo, debes evitar la aplicación uniforme en manos y pies y no llegar nunca a las puntas de los dedos.


ManosEvita que el autobronceador llegue a tus uñas, porque es fácil que te las estropee. Por una parte las tintará, tanto si las luces naturales como si llevas laca de uñas; por la otra, el alcohol que suelen llevar muchas fórmulas dañará tu esmalte.  


Si quieres un aspecto natural en la parte interna de codos y rodillas, así como en la zona de las axilas, utiliza también el autobronceador rebajado. Así conseguirás el efecto que causa el bronceado natural, que nunca es tan intenso en esas zonas como en las que están más expuestas al sol.

 
Protección ante el sol


El autobronceador no es un protector solar, por lo que no te protege contra las quemaduras. Es fácil convencerse de que al tener la piel morenita, ya no nos vamos a quemar con el sol, pero es sólo una ilusión. 


Utiliza fotoprotección todo el año, más aún si te vas a exponer de forma directa al sol. 


Tomando el solMuchas de las fórmulas autobronceadoras para el rostro tienen protección solar, lo que es deseable. En cualquier caso, ten en cuenta que deberás ponerte protección de nuevo si te vas a exponer al sol, esta vez ya sin autobronceador.



Post relacionados:

Consejos para Elegir y Aplica el Protector Solar (I)
Consejos para Elegir y Aplicar el Protector Solar (II) 
Mi Experiencia con el Autobronceador de Azúcar de Caña


17 junio, 2015

Cómo Conseguir un Esmaltado de Larga Duración

Las manos son toda una carta de presentación. Y las uñas aún lo son más. No importa que sean cortas, largas, redondas, ovaladas, esmaltadas, con nail art o al natural, lo importante es que tengan un buen aspecto.


Pero si las llevas pintadas, es fundamental que la laca de uñas esté en buenas condiciones; aplicada de forma homogénea, sin manchar las cutículas o los bordes de la uña y, por supuesto, sin descascarillar. 


Y eso lleva un tiempo. Por eso es tan importante que el esmaltado esté impecable durante varios días. Para conseguirlo, te doy unos cuantos trucos infalibles:


Cómo conseguir un esmaltado de larga duración


Antes de nada...

  • Retira todo el esmalte anterior con cuidado. Este paso es muy importante, porque cualquier resto de pintura empeorará el resultado, dejando parches y evitando que el nuevo esmaltado se adhiera bien.

    Manicura
  • Hazte una buena manicura, cuidando de retirar las cutículas sin cortarlas ni dañarlas. Si cortas las cutículas, lo que conseguirás es que crezcan con más rapidez y que se resequen mucho más.

  • Pule las uñas con una lima pulidora o aplícate un tratamiento exfoliante de uñas y cutículas, como los de Yves Rocher (en tiendas Yves Rocher) o Mavala (en farmacias, perfumerías, grandes almacenes y tiendas on-line). Así la superficie de la uña estará lisa y sin imperfecciones.

  • Hidrata, hidrata e hidrata. No solamente las manos, también las uñas. Durante el día puedes utilizar crema de manos y, por la noche, puedes aplicarte un aceite nutritivo en las cutículas. Cuando éstas están muy resecas, el esmalte tiende a dañarse por esa zona, porque se apergamina y pierde adherencia. 


La laca de uñas

    Esmalte de uñas
  • Elige un esmalte de buena calidad. Y eso no significa que deba ser caro. De hecho, mi experiencia con las lacas de uñas de alta cosmética es pésima, porque se descascarillan con facilidad y pierden brillo rápidamente. Cierto que tratan las uñas con mimo, pero no tienen la duración que sería de desear. Y la cosa empeora si se trata de esmaltes de establecimientos de "Todo a 1 euro", no sólo por la calidad, también por sus ingredientes; algunas veces algo más que dudosos. Las marcas como Lola Make Up, Essie, OPI y Mavala, tienen una relación calidad-precio-duración muy interesante. 

  • Ten en cuenta que los esmaltes de secado rápido se descascarillan con mayor rapidez, así que evítalos si lo que quieres es tener una manicura duradera.  
 
  • Guarda tus lacas de uñas en un lugar fresco, seco y al resguardo de la luz, para aumentar su duración y facilidad de aplicación.
 
  • Si ves que el esmalte se ha quedado muy espeso, puedes aclararlo de dos formas: calentándolo ligeramente al baño maría o añadiéndole unas pocas gotas de alcohol de 90º. Aunque el truco tradicional es añadirle quitaesmaltes o acetona pura para diluirlo, la verdad es que daña de forma irreversible la laca de uñas, volviéndola más mate, más difícil de aplicar y de secar.


El esmaltado

    Base para el esmalte de uñas
  • Siempre que puedas, aplica una base. Este paso preparará la uña, alisándola y creando una superficie homogénea, en la que el esmalte se fijará mejor. Eso sí, ten en cuenta que aumentarás el tiempo de secado.
 
  • Procura que tus manos y uñas estén bien secas antes de esmaltar. Cualquier resto de humedad en tus uñas conseguirán disminuir la adherencia y duración de la laca de uñas.

  • Aplica capas finas, pero con el pincel lo suficientemente cargado de pintura para que puedas deslizarlo con fluidez sobre la uña. Si las capas son muy gruesas, no secarán bien y aparecerán las feas y temidas burbujitas en el esmalte. Si el pincel está demasiado seco, lo único que conseguirás es arrastrar la poca pintura que pongas entre pincelada y pincelada. 
 
    Lacas de uñas
  • Algunos esmaltes, como los de las marcas Essie y OPI, permiten que puedas aplicar sólo una capa; sobre todo si se trata de colores claros. Son muy cubrientes y tienen mucho brillo
 
  • Termina siempre con un top coat o brillo protector. Con este acabado conseguirás una mayor duración y un mayor brillo en tu manicura. 


El secado

  • Deja un tiempo de secado suficiente entre capa y capa. Mi truco es el siguiente: aplico dos capas finas de pintura, con un tiempo de secado de entre 5 y 10 minutos entre capa y capa y, al día siguiente, termino con una capa de top coat. Si utilizo Essie u OPI, lo que hago es poner una base y primera capa, finalizando la manicura al día siguiente con el top coat.
 
    Emaltado profesional
  • Hablando de tiempos de secado, ten cuidado con los sprays y productos secantes, porque algunos contienen formaldehído (formol) y tolueno, ambos perjudiciales para la salud. Si quieres utilizar este tipo de secantes, lee con cuidado la composición. 

  • Un truco estupendo para acelerar el secado es aplicar crema o aceite en las uñas y cutículas cuando ya está mordiente. Creará una capa que evitará que el esmalte se estropee.


El mantenimiento

    Guantes de cocina
  • Haz uso y abuso de los guantes en tus tareas domésticas. Ya sé que hay a quien le cuesta hacer cualquier cosa con guantes, pero ya sabes el dicho: quien algo quiere, algo le cuesta. Estos no sólo protegen las manos, también preservan tu esmaltado; evitando que los productos químicos y los roces lo deterioren. 
 
  • Por cierto, no sólo la lejía y los detergentes fuertes dañan la laca de uñas. Hay algunos cosméticos como algunos anticelulíticos, protectores solares con base de alcohol y perfumes, que estropearán tu esmaltado. Si es así, ya sabes, ponte guantes.
 
    Grifo con chorro de agua fría
  • Evita el agua inmediatamente después del esmaltado, porque disminuirás su duración. Esto quiere decir que el truco de poner las uñas debajo del chorro de agua fría (que funciona, doy fe), no es la mejor opción para que tu pintura dure y dure.

  • También debes evitar el calor, al menos durante las 10-12 horas posteriores al lacado (tiempo de secado total de la laca), porque lo vuelven más frágil y quebradizo. Esto quiere decir que los calefactores, secadores del pelo, planchas, saunas, solariums y otras fuentes de calor son tabú para tus uñas recién pintadas.
 
  • Y si quieres un esmalte de uñas más duradero aún, prueba el semipermanente. Eso sí, mejor realizado por una manicura profesional.

 
Y ahora, enseña la uñas... esmaltadas primorosamente, claro.



 
Post relacionados:

18 Consejos para Cuidar Tus Uñas (I)
18 Consejos para Cuidar Tus Uñas (I)
15 Consejos para unas Manos Perfectas (I)
15 Consejos para unas Manos Perfectas (II) 

10 junio, 2015

3 Estupendas Recetas a Base de Khorasan Kamut®

En otras ocasiones te he hablado del trigo Khorasan KAMUT®, tanto de sus propiedades como de algunas recetas que suelo elaborar en casa con este cereal.

 

Me encanta, porque es digestivo, nutritivo y delicioso, además de ser una de las harinas que puedo tomar sin problemas, puesto que soy intolerante al trigo tradicional (no celíaca). Y tiene un plus: es perfecto para hacer repostería, algo harto complicado cuando nos salimos de la harina de trigo corriente.

 

Y, como soy una fan declarada de este cereal, no puedo dejar de compartir estas recetas que nos ha cedido Khorasan KAMUT®

 

Tres platos, para que lo pruebes en un plato salado, en un postre y en un tentempié energético, ideales para comer de una forma saludable y rica este verano: Focaccia con Tomatitos Secos y Aceitunas, Crema con Lengua de Gato al Té Matcha

 

3 Estupendas Recetas a Base de Khorasan Kamut®


Vamos a las recetas:

 
Focaccia con Tomatitos Secos y Aceitunas


Ingredientes
 

Masa madre

300 gr. de harina de trigo Khorasan KAMUT®
150 gr. de agua
4 gr. de levadura fresca de cerveza



Masa final

300 gr. de masa madre (todo)
300 gr. de harina de trigo Khorasan KAMUT®
200 gr. de agua
2 gr. de levadura fresca de cerveza
6 gr. de sal



Otros ingredientes

Tomatitos secos
Aceitunas



(total de masa unos 800 gr. y un molde de 32x32 cm.)


Preparación


Focaccia con tomatitos secos y aceitunasLa noche antes preparar la masa madre. Mezclar en una cacerola el agua con la levadura de cerveza, añadir la harina y mezclar hasta que la masa quede lisa y homogénea, cubrir con una film transparente y dejar a temperatura ambiente toda la noche. 


Al día siguiente, en una cacerola, disolver en agua la levadura de cerveza, añadir la masa madre y la harina y mezclar, añadir la sal y mezclar otra vez. Después amasar en la cacerola, por la alta hidratación de la masa, hasta que resulte fina y homogénea. 


Poner la masa en un molde untado previamente de aceite, cubrir con una film transparente y dejar reposar por una hora. Después proceder con una serie de pliegues: plegar los dos lados uno sobre el otro, derecho e izquierdo por un tercio del rectángulo, girar 90º y repetir la operación. Cubrir y dejar reposar de nuevo 45 minutos.


Dividir la masa en dos partes de unos 400 gr. cada una, untar el molde de aceite y extender una parte de la masa estirándola con las manos cogiéndola desde abajo y sin aplastarla hasta llegar al borde del molde.


Extender con las manos el otro trozo de la masa y sentarlo sobre la focaccia, una vez puesto encima, estirar las extremidades de la focaccia hasta hacerlas coincidir con las inferiores, con un pincel aplicar aceite, distribuir los tomates y las aceitunas y meter al horno. Para una focaccia fina y croccante deberéis usar solo la mitad de la masa.


Recetas en el libro "KAMUT, 60 ricette per conoscerlo e utilizzarlo al meglio" (Bolona, Calderini, 2012), cedida por la autora Antonella Scialdone.


Crema con Lenguas de Gatos al Té Matcha 


Ingredientes (para 4 personas)


Crema

500 ml de bebida de trigo Khorasan KAMUT® 
150 g de azúcar
3 yemas de huevo
50 gr de harina de trigo Hhorasan KAMUT®
1 limón no tratado, cáscara
½ cucharita de vainilla en polvo o media vaina de vainilla



Lenguas de gato al té matcha

70 g de harina de trigo Khorasan KAMUT®
5 g de té matcha
75 g de mantequilla
75 g de azúcar
3 claras de huevo



Preparación


Crema con lenguas de gato al té matchaCrema

Llevar a ebullición la bebida con las semillas de la vaina de vainilla. 


En una tarrina batir las yemas con el azúcar y la harina, verter la bebida en ebullición y mezclar, añadir un trozo de corteza de limón.


Llevar a ebullición la crema a fuego medio batiendo con la varilla para evitar que se pegue y se hagan grumos. 


Apagar el fuego y traspasar a una tarrina, sacar la corteza de limón, cubrir en contacto con el film transparente y reservar.


Lenguas de gato

Trabajar el azúcar con la mantequilla ablandada a temperatura ambiente. Unir las claras de huevo a la mezcla, después añadir la harina y el té matcha tamizado y amalgamar bien todos los ingredientes con una varilla.


Revestir dos moldes con papel de horno y traspasar el compuesto a una manga pastelera con la boquilla lisa de 1 cm. de diámetro.


Formar líneas rectas de unos 5-7 cm. dejando espacio entre una galleta y otra, dejar reposar unos minutos, después meter al horno a 200º C durante unos 10 min. o hasta que el borde de las lenguas de gato empieza a dorarse. 


Sacar del horno y dejar enfriar sobre una rejilla.


Verter las natillas en los vasos, espolvorear con el té matcha y servir con las lenguas de gato.


Receta en el libro "KAMUT, 60 ricette per conoscerlo e utilizzarlo al meglio" (Bolona, Calderini, 2012), cedida por la autora Antonella Scialdone.


Barrita Energética con Harina de Trigo Khorasan KAMUT ®


Lamentablemente esta receta ha sido retirada por expreso deseo de su autora, a pesar de que nos fue cedida por la empresa de comunicación de Khorasan KAMUT 


Notas

  • Los ingredientes que aparecen en estas recetas se pueden conseguir en herbolarios, supermercados e hipermercados.

  • Silpat: tela revestida de siliconas que son aptas para el contacto con alimentos, incluso a altas temperaturas. También se puede congelar. Evita que los alimentos se peguen.

  • Kitchen Aid y Kenwood: son batidoras amasadoras  


Agradecimientos


Agradezco tanto a Khorasan KAMUT® como a las creadoras de los platos el habernos cedido estas estupendas recetas y sus fotos.





03 junio, 2015

Consejos para que Tu Base de Maquillaje Aguante el Calor

Ya ha llegado el calor. La promesa de piscinas, terrazas, vacaciones y helados ya se ha convertido en realidad. Y la del maquillaje que se derrite inevitablemente con cada grado de más en el termómetro, también.


No hace falta que te diga el efecto que tiene el calor sobre tu base de maquillaje. Seguro que ya la has sufrido antes... o la estás padeciendo ahora mismo, mientras lees este post.


Consejos para que tu base de maquillaje aguante el calor


Para que tu maquillaje dure en perfectas condiciones, incluso el más cálido verano, aquí tienes algunos trucos que espero que te sean útiles.


No te olvides de la preparación... 

  • Comienza el maquillaje a prueba de calores con un paso imprescindible: limpieza. Las bases de maquillaje se fijan y mantienen mejor si la piel está limpia y seca.
 
  • No te olvides de la crema hidratante (y el sérum, si te hace falta). Es fácil pensar que la mezcla de hidratante y color, puede aportar más grasa y brillos, pero no es así. Si ambos productos son los idóneos, no tiene que ocurrir. Y ten en cuenta que el maquillajeno se fija ni permanece sobre una piel seca y deshidratada.
 
  • Eso sí, deja pasar unos minutos entre la aplicación de la crema hidratante y el maquillaje. Siempre se debe hacer así para garantizar el aspecto y la integridad de este último, pero mucho más en verano. Si no lo haces, es fácil que se cree una especie de efecto sauna, y comenzarás a sudar copiosamente. Es fácil que la piel no sea capaz de absorber las dos capas al mismo tiempo y se forme una especie de barrera que funcionará como una especie de film plástico, que nada tiene que envidiar al de la cocina.
 
Tomando el sol en la playa
Siempre con protector solar...
  • Si te vas a maquillar por la mañana, no te olvides del protector solar. Debes aplicarlo después de la crema hidratante y antes de la base de maquillaje. Te cuidado a la hora de elegirlo, porque muchos fotoprotectores aportan grasa y no maridan muy bien con el maquillaje. Tenlo en cuenta también para buscar una base más ligera para el día.


Elegir la base de maquillaje

  • Mi consejo número uno es: si quieres que tu maquillaje resista bien el calor, no lo uses. Cuida tu piel todo el año, para que puedas lucirla desnuda durante el verano. Si evitas las manchas, la falta de uniformidad del tono de la piel, las arrugas y las imperfecciones, no te hará falta maquillaje cuando llegue el calor.
 
    Mujer aplicándose maquillaje
  • Si no te atreves a ir sin ningún tipo de maquillaje, puedes optar por las opciones más soft: cremas con color, BB o CC cream o, incluso, mezclar tu crema hidratante con una pizca de maquillaje o polvos de sol. Eso sí, elige bien el tipo de producto, porque hay cremas coloreadas y BB o CC cream que aportan mucha grasa pasadas unas horas, justo lo que no quieres cuando llega el verano.
 
  • En el caso de que no quieras (o no puedas) prescindir del maquillaje, elige el adecuado para tu tipo de piel durante el verano. Opta por fórmulas oil-free y de textura ligera. Y recuerda que, si ya has tomado el sol, deberás modificar también el tono de la base de maquillaje para que se funda con tu piel. 
 
  • Otro requisito que debes pedirle a tu base de maquillaje en verano es que sea no comedogénica. Durante el calor es mucho más fácil que la grasa de las cremas y maquillajes de reacción y facilite la aparición de comedones e imperfecciones asociada a ella.
 
  • Una recomendación habitual para que el maquillaje dure más durante el calor es que sea una fórmula de larga duración. Pero no estoy de acuerdo con ella. Según mi criterio y experiencia, este tipo de base long-lasting sólo se debería utilizar si se tiene un compromiso, si este tiene lugar durante la tarde o noche o si hay imperfecciones importantes que cubrir. Es cierto que son bases muy duraderas, que se mantienen bien incluso con el calor, pero son demasiado potentes para llevarlas en esta época. Durante el día es más recomendable acabados menos cubrientes y más naturales.
 
  • Si vas a maquillarte con esmero, utiliza una base o primer. Siempre son recomendables, pero mucho más en verano. Ojo, si vas a utilizar una crema con color, una BB cream o una mezcla de hidratante y maquillaje, es mejor prescindir de estas prebases. Si normalmente te aplicarías sérum-hidratante-fotoprotector-prebase-maquillaje, el paso prebase no tiene mucho sentido si el proceso se reduce a sérum-hidratante-maquillaje en sólo uno.
 
    Polvos de sol
  • Si no tienes la piel muy seca, puedes optar por las bases compactas o los polvos de sol, aplicados con una brocha grande.
 
  • Funciona durante todo el año, pero en verano más aún: pon base de maquillaje sólo en las zonas más problemáticas y difumina muy bien; con los dedos o con pincel.
 
  • Procura utilizar poca cantidad, porque es más fácil mantener en perfectas condiciones una capa fina de maquillaje que una gruesa. No sólo se moverá menos de su sitio, además facilitarás que la piel respire y evitarás sudar copiosamente. Ya sabes, lo de menos es más
 
  • Por cierto, no te olvides del corrector, si lo necesitas. Eso sí, adapta su tono y textura a la base de maquillaje que vayas a utilizar y al bronceado (o no) de tu piel.
 
    Polvos compactos
  • Finaliza siempre que puedas rociando el rostro con agua termal o del grifo, pero que esté fría. Este sencillo gesto te ayudará a sellar el maquillaje y a incrementar su duración
 
  • Otro buen truco para mantener en maquillaje en verano es darte una pasada (ligera) con polvos sueltos, sobre todo en la zona "T"


Mantener el maquillaje a pesar de las altas temperaturas

  • Evita los cambios bruscos de temperatura, siempre que te sea posible. La piel comienza a sudar cuando pasa del calor intenso al frío, así que es mejor no pasar por ese trance que pone a prueba hasta el maquillaje más profesional. 
 
Playa en verano
Evita los cambios bruscos de temperatura
  • Lleva agua termal en el bolso y vaporízate cuando notes mucho calor. Te refrescará y sellará el maquillaje.
 
  • Si puedes, pásate un cubito de hielo por la cara si necesitas refrescar tu maquillaje. Eso sí, hazlo de una forma muy breve, porque el frío te puede quemar e irritar la piel.
 
  • Usa y abusa de los papeles y toallitas antibrillos. Si no tienes ninguno a mano, prueba a espolvorear unos polvos sueltos (pocos) en un pañuelo de papel y presiónalo suavemente por la cara, insistiendo en las zonas problemáticas (zona "T"). 
 
    Mujer aplicándose polvos sueltos
  • También puedes volver a aplicarte una capa muy ligera de polvos sueltos en las zonas conflictivas. Eso sí, no te excedas, porque puedes acabar con el maquillaje como engrudo. 
 
  • Si el maquillaje no ha resistido con una dignidad mínima, desmaquíllate y maquíllate de nuevo. Cuando se llega a un determinado límite de degradación en tu make up, no hay trucos que valgan, lo único que puedes hacer es comenzar de nuevo. 


Y, ahora, maquíllate sin miedo a pesar del calor...




Post relacionados:

15 Consejos para Acertar con Tu Base de Maquillaje
12 Consejos para que Tu Base de Maquillaje Dure y Dure (I) 
12 Consejos para que Tu Base de Maquillaje Dure y Dure (II) 
Cómo Conseguir que Tu Sombra de Ojos Dure Más
Cómo Hacer que tu Barra de Labios Dure (Casi) Todo el Día  
Cómo Aplicar Adecuadamente el Corrector de Ojeras (I)
Cómo Aplicar Adecuadamente el Corrector de Ojeras (II)
Cómo Utilizar el Corrector de Ojeras sin Base


Síguenos por correo electrónico