27 agosto, 2014

Espirales de Kamut a la Marinera

pasta de kamut a la marineraHoy te traigo una receta de pasta, esta vez a la marinera. Es una receta sencilla, nutritiva y muy sabrosa. Al estar hecha con pasta integral, verduras, pescado y llevar muy poca grasa, es un plato único muy saludable y completo.


Pues nada, vamos al lío...


Ingredientes (para 4 personas)


300-350 gr. de pasta integral de Kamut® (75-80 gr. de pasta por persona)
2 sepias pequeñas
200 gr. de mero
1 cebolla blanca
1 cebolla morada
1/4 de puerro
50 gr. de guisantes congelados
1 lata de tomate natural concentrado
Aceitunas negras
1 vasito de vino blanco
Caldo de pescado
Aceite de oliva virgen extra
Perejil
Pimentón picante
Sal


Notas sobre los ingredientes


pasta integral
Kamut, avena, espelta...
  • Como ya sabrás si me sigues en el blog, yo sólo utilizo pastas y harinas integrales de cereales como el Kamut®, la espelta o la avena. No utilizo el trigo tradicional, porque no me sienta bien y, además, porque me gusta más el sabor de estos otros cereales. Por supuesto, puedes hacer esta receta con cualquier tipo de pasta (macarrones, espaguetis, farfalle, lazos, etc.) y de cualquier cereal, integral o no.


    sepia
  • He utilizado sepia y mero, pero tú puedes emplear cualquier tipo de pescado o marisco que te guste y que tengas a mano.


  • Las cebollas blanca y morada las puedes sustituir por cualquier otra que te apetezca, personalmente me encanta esta combinación para algunos platos.


  • cebolla moradaEl tomate concentrado (uso Cidacos, por su sabor y porque no queda nada ácido) lo puedes sustituir por tomate natural triturado, sólo tendrás que ponerle más cantidad de éste y menos de caldo sobrante de la cocción de la pasta.


  • Si vas a utilizar guisantes enlatados, te recomiendo que los pongas al final de la preparación de la salsa, para que no se deshagan.


  • Puedes cambiar el vino blanco por coñac o un chorrito de vinagre de vino.


  • Verás que utilizo el caldo de pescado (casero o Aneto) para cocer la pasta, porque así le da más sabor marinero al plato. Lo que hago es ponerle poco líquido en la cocción, para que sólo sobre un poco y pueda utilizarlo para diluir un poco la salsa. Así evito tirar el caldo. Puedes hervir la pasta al modo tradicional con agua, si lo prefieres. 


  • Si no te va el picante, utiliza pimentón dulce en lugar de picante.


Preparación


Lava y corta la sepia y el mero en dados no muy grandes. Dóralos en la sartén con un chorrito de aceite y reserva.


Pela y corta la cebolla también en dados y el puerro en rodajas finas. Ponlos a dorar en la misma sartén en la que has salteado el pescado hasta que queden bien transparentes. No te olvides de añadirle un poco de perejil.


 

Incorpórale los guisantes congelados y deja que se cocinen ligeramente con la cebolla y el puerro.




Mientras tanto, pon a hervir caldo de pescado para luego cocer la pasta.




Una vez que el caldo haya comenzado a borbotear, incorpórale la pasta y no le añadas más sal, sobre todo si es caldo envasado o es casero y ya lo has salado. Sigue las indicaciones del fabricante en cuanto al tiempo de cocción. Incluso te recomendaría que recortases ligeramente el tiempo, porque luego le darás una vuelta con la salsa y se terminará de hacer; así evitarás que se te pase.


Una vez que ya estén listas las verduras, incorpora el pescado, el pimentón y luego el vino blanco y deja que se evapore el alcohol. Una vez hecho esto, añade la lata completa de tomate concentrado.


Escurre la pasta (no la laves), reserva el caldo de la cocción e incorpóralo a las verduras y el tomate, para aligerar un poco la salsa. A mí me gusta tirando a espesa, pero tú le puedes dar el toque que prefieras, faltaría más.


Añádele a la salsa unas aceitunas negras cortadas en rodajitas.


Es el momento de que pruebes la salsa y, si es necesario, rectifiques la sal.

 
En la misma sartén añade la pasta y vete removiendo hasta que quede bien mezclada con la salsa.


Et voilà, ya tienes tu pasta integral de kamut a la marinera. Sírvela bien caliente y, si puede ser, con un vino blanco bien frío.




Post relacionados:

Pasta de Avena y Espelta: una Alternativa Sana y Digestiva
Pastas integrales: contienen todos los nutrientes de los granos sin refinar
Pasta Integral de Arroz con Pulpo Gratinada con San Simon
Macarrones Integrales con Atún y Aceitunas
Macarrones Integrales de Avena con Salsa de Queso y Boletus








20 agosto, 2014

14 Trucos para Evitar el Mal Olor en tu Ropa Deportiva

despues de hacer deporteSi haces deporte con frecuencia, te habrás encontrado con ropa que, de un día para otro, adquiere un olorcillo persistente a sudor y a humedad que no desaparece con los lavados y que se instala en tu camiseta o en tu sujetador deportivo con intención de quedarse... y hasta de pedirte la paga semanal si me apuras. 


Para que eso no te ocurra, te dejo estos 14 tips que pueden serte útiles:


1.- Empecemos por el principio: compra ropa deportiva, diseñada específicamente para ese fin. La ropa normal está confeccionada con tejidos que están preparados para un uso cotidiano, donde la transpiración suele ser menor. No hace falta que sea cara, pero sí adecuada para la actividad que vas a desarrollar.


2.- Mira y haz caso siempre de las etiquetas de la ropa que compres para mantenerla en buen estado el mayor tiempo posible. Fíjate en el tipo de lavado (mano o lavadora), la temperatura recomendada, si admite o no lejía, si se puede planchar, si se puede meter en la secadora, etc. Te dejo este enlace, donde puedes encontrar el significado de los símbolos de las etiquetas textiles. 


3.- Lávala lo antes posible y no la dejes en el cesto de la ropa sucia durante días. Esa es la mejor manera para que el olor se asiente a sus anchas en tus prendas. Y, por supuesto, sácala de la bolsa del gym según llegues a casa. Ya sé que poner la lavadora para cuatro cosas no es lo más aconsejable para ahorrar electricidad, así que te recomiendo que dejes las prendas en remojo con bicarbonato o con un poco de jabón neutro.


barreño4.- Hablando de bicarbonato, es la manera más eficaz y económica de eliminar el olor a sudor y humedad cuando ya se ha instalado en tu ropa. Pon en remojo la ropa con bicarbonato sódico y agua tibia y luego lava normalmente. También puedes añadir vinagre blanco al bicarbonato o utilizarlo en su lugar. La cantidad de ambos dependerá de las prendas que quieras lavar, pero cuenta con 1 ó 2 cucharadas soperas por cada una. Si el olor a sudor y humedad (sí ese como a moho) es muy fuerte, puedes hacer una pasta con el bicarbonato y agua (también puedes añadir vinagre o limón) y untar las manchas de sudor con ella, frotar un poco y luego lavar como de costumbre. Mi consejo es que pruebes en una zona que no se vea, porque puede atacar la ropa, sobre todo si es oscura. Por cierto, el olor a vinagre desaparece totalmente al lavar la prenda.


5.- También puedes quitar el olor persistente echando unos puñaditos de sal de cocina sobre la prenda humedecida y dejándola reposar para que neutralice el sudor. Con 2 ó 3 horas será suficiente. Luego puedes lavarla como siempre.


6.- Procura no ponerte la misma ropa dos días seguidos (lavándola antes, se entiende). Es mejor ir alternando prendas para darles un cierto respiro, que las mantendrá más frescas.


poniendo la lavadora7.- Utiliza productos apropiados para la ropa de deporte. Hay algunos específicos para ropa técnica, como Wsyn o Detergente para deporte de Nuncas, por ejemplo. Aunque tienes algunos más accesibles y que dan buen resultado también: Micolor Fresh Gel (mi preferido),  Norit ropa sintética, etc.


8.- No añadas suavizante a la ropa si se trata de tejidos de tipo técnico, porque estropearán las fibras.


9.- Utiliza programas de entre 30-40º de temperatura. Hay lavadoras que tienen programas específicos para ropa sintética o deportiva


10.- Saca la ropa de la lavadora según termine y tiéndela, para que no acabe con tufillo a humedad. 


11.- Deja secar bien las prendas antes de guardarlas, evitando el sol o la secadora. Muchos tejidos que se usan para deporte no resisten bien el calor directo y, si además ya han cogido olor, es la mejor forma de fijarlo para siempre.


12.- Comprueba si se pueden planchar. Si la respuesta es sí, hazlo a la temperatura recomendada; si es que no, ni se te ocurra. No sólo puedes estropearlas (que levante la mano quien no se haya quedado con media camiseta pegada en la plancha), además es fácil que el aroma a sudor no que vaya nunca más.


lavadora13.- A veces es la propia lavadora la que adquiere olor a moho y humedad, porque no se ventila lo suficiente o porque quedan restos de jabón u otros materiales. Para evitarlo, por un programa largo en agua muy caliente con lejía al menos una vez al mes, deja abierta la puerta de la lavadora tras cada uso, lava el cajetín del detergente de vez en cuando y limpia el moho que pueda haberse instalado en la goma con agua y amoníaco.


14.- Si la ropa es negra, utilizar un recuperador de color de vez en cuando (si se trata de algodón u otras fibras naturales, así como el rayón y la poliamida) no sólo la dejará como nueva, además eliminará el mal olor durante una buena temporada.


Espero que te haya sido útil. ¿Tienes algún truco para este oloroso asunto? Siéntete libre de compartirlo, este blog está abierto para ti.



Post relacionados:

Cómo Recuperar el Negro de tus Prendas Preferidas
Mantén Perfectos tus Bikinis y Bañadores








13 agosto, 2014

Deshazte Ya de ese Granito Inoportuno

chica disgustada
OMG! ¡Un granito inoportuno!
Mañana tienes un compromiso importante, te miras al espejo y zas, un granito inoportuno que amenaza con arruinarte la fiesta. Parece que ha estado agazapado en plan guerrillero hasta que ha encontrado el peor momento para manifestarse, ¿verdad?


Si bien es cierto que esta situación no es el fin del mundo y que vas a ir, sí o sí, a ese evento, también es verdad que se trata de una verdadera faena.


Ante este pequeño (pero inflamado) problema puedes hacer tres cosas:


1.- Estrujarte el dichoso granito, algo que no deberías hacer bajo ningún concepto, porque sólo conseguirás empeorarlo o, peor aún, te quedará una espantosa herida (y posterior cicatriz) que se verá aún más que el propio grano.


2.- Dejarlo estar. Una opción mejor que la anterior, porque con un buen corrector y un maquillaje aplicado sabiamente, la cosa podrá ser llevadera.


3.- Utilizar un pequeño truco que funciona a las mil maravillas...


Vale, vale, te cuento el truco, no te voy a dejar con la intriga:


  • Ponte una pequeña cantidad de alguna mascarilla purificante que suelas utilizar sobre el granito o la espinilla y déjalo actuar toda la noche. Sus principios activos lo mejorarán muchísimo en cuanto a tamaño e inflamación.

    chica contenta mirandose al espejo
  • Mi consejo es que te lo pongas un poco antes de acostarte para que la mascarilla pueda secarse bien y no termine sobre la almohada.

  • A la mañana siguiente podrás ver el (increíble) resultado, sólo tienes que lavarte la cara con agua tibia tal y como haces habitualmente y retirar el pegotito de mascarilla. Como estará un poco reseca, ten cuidado de no frotar en exceso para eliminarla, porque puede irritar lo que quede del granito y conseguir el efecto contrario. Si el grano o la espinilla acaba de salirte cuando utilices este truco, lo más probable es que al día siguiente no haya desaparecido al 100%, aunque habrá mejorado una barbaridad. Si lo has tratado cuando ya estaba en proceso, el resultado será óptimo.

  • Si repites esta operación durante 2 ó 3 días, el grano desaparecerá sin dejar rastro.

stabilizing cleansing mask natura bisse
Stabilizing Cleansing Mask Natura Bissé
  • Eso sí, procura utilizar la cantidad justa para tapar la espinilla o granito, porque si te excedes puedes resecar demasiado la piel de alrededor. Piensa que la mascarilla purificante está formulada para tenerla en el rostro 15-20 minutos, no más, porque puede dejarte la piel acartonada. La exposición prolongada que nos viene bien para secar la zona puntual del grano, puede ser perjudicial para el resto.


Mi mascarilla preferida para tratar los granitos de esta forma es la Stabilizing Cleansing Mask de Natura Bissé.

aceites esenciales
Con aceites esencial, aún mejor resultado

Otra opción que puedes utilizar son las mascarillas de arcilla. La blanca (o caolín), la verde o la rosa (mix de roja y blanca) son perfectas para este truco. Las puedes encontrar en herbolarios, tiendas de dietética y parafamacias. Tienen un precio muy asequible y son muy fáciles de preparar. Vienen en polvo y sólo tienes que mezclarlas con agua. Si quieres incrementar su poder antigranitos, puedes añadirles unas gotas de aceite esencial del árbol del té, de limón o de geranio.


Por supuesto, estas mascarillas las debes usar de forma semanal para mantener la piel en perfecto estado y que las visitas de los granitos cada vez sean más raras. Sin olvidarnos de la higiene facial diaria en casa y de forma periódica en un centro de estética de confianza, claro.


Y, ahora, bye-bye granito...





Post relacionados

Tipos de arcilla para la piel. VidaNaturalia.
Eliminar Granitos con Aspirina 
Aceite del Árbol del Té para Eliminar Granitos
Una Buena Higiene Facial Casera (I)
Una Buena Higiene Facial Casera (II)
Una Buena Higiene Facial Casera (III)
Espuma Limpiadora de Caudalie, Un Imprescindible
10 + 1 Consejos para Sacarle Partido a Tu Mascarilla Facial




Nota: todos los trucos y consejos recogidos en este blog, si bien están probados en primera persona y me han dado buenos resultados, no sustituyen al consejo de médicos, naturópatas, nutricionistas ni otros especialistas. Ante cualquier tipo de enfermedad, problema o duda, así como si tomas algún tipo de medicación, te aconsejo que visites a tu especialista. Si tienes o crees que puedes tener alergia a cualquier tipo de alimento, producto de herboristería o cosmético mencionado en el blog, te recomiendo que consultes antes con un profesional.




 

06 agosto, 2014

30 Consejos para que tu Casa Esté Segura en Vacaciones (II)

En la primera parte de este post, 30 Consejos para que tu Casa Esté Segura en Vacaciones (I), te di los primeros 15 consejos para mantener, dentro de lo posible, tu vivienda fuera del alcance de los cacos. En esta segunda puedes encontrar los 15 restantes, que completan estas recomendaciones.


Vamos a ello...


ventana con reja16.- Si tu casa es baja y es fácil acceder desde la calle, pon rejas en las ventanas. Ya sabemos que es una medida poco agradable, pero es por tu seguridad. Cuida de que la distancia entre rejas no sea mayor de 12 cm. para que sea más difícil que puedan acceder por ellas metiendo un gato (de herramienta, ja, ja, ja, no de los felinos) u otro tipo de elementos.


17.- Poda los árboles y arbustos que haya cerca de puertas, ventanas y terrazas, para que no haya ramas y elementos donde se pueda escalar o esconderse durante la noche para robar.


18.- Si tienes césped, procura dejarlo bien cortado antes de irte de vacacaciones. Si te vas a ir muchos días, pídele a alguien que lo recorte para que parezca que la casa está atendida.


19.- No dejes en las terrazas y jardines objetos que puedan tener cierto valor, porque es fácil que no te los encuentres cuando regreses. Procura dejarlos a buen recaudo dentro de la casa o el garaje.


20.- Tampoco dejes a la vista y accesibles artículos de valor y documentación importante: joyas, relojes, antiguedades, ordenadores, dispositivos móviles, tarjetas de crédito, documentos de identificación o de propiedad, llaves de vehículos o de otras viviendas, dinero en efectivo, etc. Si no tienes un lugar seguro en casa (caja fuerte, por ejemplo), contrata una caja de seguridad en un banco y déjalos allí durante las vacaciones.


21.- Protege los ordenadores y dispositivos móviles que dejes en tu domicilio con un sistema de seguridad fuerte (contraseñas, etc.). Los cacos no sólo estarán interesados en tus bienes, mucha información que pueda estar almacenada en tus ordenadores puede ser muy valiosa para ellos. Y muy perjudicial para ti si pueden acceder a ella.


joyas22.- Contrata un seguro de hogar que cubra el robo y, si tienes artículos de gran valor, comunícalo para que las incluyan en la póliza.


23.- Haz una lista con todos tus objetos de valor, incluyendo números de serie y fotografías, por si fuese necesario reclamar algún objeto o dar parte al seguro. Si tienes joyas o relojes realmente valiosos, identificalos grabando algún dato personal. 


24.- Ten cuidado a la hora de cargar el coche con el equipaje. Procura que no se vea demasiado el trasiego de maletas.


25.- La seguridad de los demás también nos debe importar, no sólo la nuestra, así que, si oyes ruidos extraños en una casa que sabes que está desocupada, llama a la polícía y coméntaselo.


26.- Si ves que hay camiones de mudanzas delante de algún domicilio que sabes que está vacío, porque sus ocupantes están fuera, también deberías dar parte a la policía o al servicio de seguridad privada, si lo hay.


27.- Si hay movimientos extraños en la puerta o el jardín de otras viviendas, también deberías avisarlo a las fuerzas de seguridad.


telefonillo28.- Si aparecen en verano técnicos del gas o electricidad, llama a la compañía y verfica si han mandado a su personal a la casa o a la zona. Si no es así, no les abras la puerta y vigila que no merodean cerca de casas vacías.


29.- No abras la puerta a nadie que no conozcas. Esa mala costumbre de abrir a cualquiera sin siquiera preguntar cuando llaman al telefonillo puede acarrearte un disgusto a ti o a alguno de tus vecinos.


30.- Y, por supuesto, si llegas a casa y te encuentras la puerta o una ventana abierta, no entres, por favor. Llama inmediatamente a la policía e informa del hecho. Los ladrones pueden estar todavía dentro y que el disgusto sea aún mayor. Y, si te decides a entrar, no toques nada hasta que no llegue la policía.


Espero que estos consejos te hayan sido de utilidad y, sobre todo, que los pongas en práctica, si es que aún no lo haces. ¿Tienes tú algún consejo al respecto? Nos encantaría conocerlo, así que tienes este blog abierto a tus comentarios.


¡Ah, y felices vacaciones!




Post relacionados:

30 Consejos para que tu Casa Esté Segura en Vacaciones (I)

Síguenos por correo electrónico