29 abril, 2014

Muffins... ¡de Guisantes!

muffins de guisantes
Te preguntarás: ¿qué ventolera le ha dado a esta mujer para hacer muffins de... guisantes? Pues bien, como me gusta eso de la I+D+I a todos los niveles, decidí llevarlo a un escalón superior en la cocina y me animé a incluir una legumbre como el guisante en un plato dulce. Al fin y al cabo, el guisante tiene un punto dulzón lo mismo que la zanahoria o la calabaza, así que, por qué no probar.


Y he de decirte que mientras que lo preparaba aún tenía mis dudas, especialmente por el color que iba adquiriendo la cosa :)


Pero la cosa queda realmente deliciosa. Tiene un sabor original, pero muy agradable. Y su color verde, es muy divertido. Quizás sea una forma de que los más peques coman guisantes sin rechistar, ja, ja, ja. 


Bueno, aquí va la receta:


Ingredientes


200 gr. de harina integral de espelta.
50 gr. de harina integral de avena.
50 gr. de harina de arroz.
120 gr. de aceite de oliva virgen.
100 gr. de azúcar integral de caña.
1 cucharadita colmada de levadura química.
50 gr. de guisantes cocidos.
1 plátano maduro (de Canarias, of course)
50 gr. de anacardos crudos.
Leche de avena.


Notas sobre los ingredientes


  • Las harinas integrales puedes sustituirlas por harinas refinadas o por las que tengas a mano, aunque las integrales son más sabrosas y saludables. Igual sucede con el azúcar.

  • El aceite de oliva lo puedes sustituir por mantequilla, pero los muffins serán más calóricos y pesados.

  • Te aconsejo que los guisantes sean frescos o congelados, pero que los cuezas tú en casa, porque los de lata no tienen ni el sabor ni el color apropiado para este plato, que requiere que sean dulces y suaves. Y los de lata no lo son.

platanos maduros
  • Si quieres utilizar huevos, cambia el plátano por un par de huevos pequeños... hummm, eso del par de huevos ha sonado ciertamente raro.

  • Si no te gustan los anacardos, no puedes tomar frutos secos o no tienes en casa, ten en cuenta que no son imprescindibles, aunque quedan perfectos con el sabor de los guisantes.

  • La leche de avena la puedes cambiar por leche de vaca, yogur o queso fresco, al gusto.


Materiales


  • Moldes para magdalenas.
  • Batidora con varillas de amasar.
  • Batidora de vaso o normal.


Preparación


guisantesPon a cocer los guisantes en agua (unos 20-25 minutos si son frescos y entre 2 y 5 si son congelados) y no le pongas sal al agua de cocción. Cuando estén listos, escúrrelos y reserva.


En un vaso de batidora pon el plátano en trozos junto con  los guisantes y añádele leche de avena hasta que quede una especie de crema. No te asustes, porque el color será verde tirando a alienígena.


En un bol pon las harinas, el azúcar, el aceite, la levadura y mézclalo ligeramente. Luego vete incorporando la mezcla del plátano, los guisantes y la leche de avena. Amásalo bien con las varillas hasta que quede una mezcla cremosa y, si ves que queda muy espesa, añádele más leche de avena. El truco está en que quede con una textura cremosa, pero no líquida. 


Incorpora los anacardos cortados en trozos y mézclalo. Si vas a hacer la mezcla a mano, perfecto; si vas a utilizar las varillas, pon el programa más suave, para que no rompa el fruto seco.


muffins de guisantes
No me digas que el color no es primaveral ;)
Rellena los moldes hasta la mitad para que no rebosen cuando se horneen. Si son metálicos o de silicona, no te olvides de pintarlos con un poquito de aceite de oliva para que puedas desmoldarlos con facilidad.


Si vas a cocinar en horno tradicional, precaliéntalo y hornea a 180º durante unos 15-18 minutos. Si vas a utilizar microondas, ponlo a máxima potencia y cocina los muffins entre 3 y 4 minutos. El tiempo dependerá de tu horno y de la cantidad de muffins que vayas a cocinar en cada hornada. Vete vigilando la cocción para evitar sorpresas.


Y, sí, cuando los saques te parecerán un poco extraterrestres, pero están deliciosos. Y son muy saludables. Verde que te quiero verde...


bienvenidos al área 51
Algo alienígenas sí que parecen estos muffins...




25 abril, 2014

Leer las Etiquetas de los Alimentos Envasados: Imprescindible (I)



etiqueta nutricionalLeer la información que se recoge en las etiquetas de los alimentos nos da datos importantes sobre los productos que compramos y que luego vamos a consumir.


Esta información recogida en la etiqueta no sólo nos ayudará a utilizar el producto con seguridad (fecha de caducidad, consumo preferente u origen), también nos será útil a la hora de saber si ese alimento es realmente saludable o apto para nosotros.


Si os animáis a leer las etiquetas os daréis cuenta de que muchos alimentos supuestamente sanos y/o light (incluso los de herbolario) contienen una cantidad enorme de grasas saturadas, de sodio, de azúcares o de conservantes y colorantes poco afortunados. Por ejemplo la nata líquida. Todos sabemos que la nata tiene una considerable cantidad de grasa saturada y, por eso, ciertas marcas la producen light. Y algunas de esas marcas, a pesar de ofrecernos ese producto más ligero y supuestamente más saludable, nos están engañando. En esos casos, aunque el porcentaje de grasa final es menor, a esa nata light se le quita parte de la grasa animal para sustituirla por aceite de palma, que es también saturada pero de origen vegetal. ¡Vaya cambio, una grasa saturada por otra!
aceitunas

Y también os quedaréis pasmados con la cantidad de calorías que tienen alimentos que pensabais que eran ligeros, según la sabiduría popular. Y al contrario. Un ejemplo: las aceitunas. Siempre se ha dicho que engordaban una barbaridad, cuando sólo tienen unas 150 kcal. por 100 gr. de producto, además de tener unas propiedades nutricionales excelentes.


basculaPara que os hagáis una idea de la importancia de leer las etiquetas de los alimentos, podéis tomar como referencia el estudio de María Loureiro de la Universidad de Santiago de Compostela en colaboración con autores de varios países que dice que las personas que se fijan en las etiquetas nutricionales tienen de media 4 kg. menos que las que no lo hacen. Evidentemente, no quiere decir que leer las etiquetas adelgace, significa que las personas que se preocupan por llevar una vida más saludable y equilibrada sí son capaces de tener un peso más adecuado.


Cuando vayáis a comprar cualquier alimento, recordad que los consumidores tenemos un derecho fundamental que es el derecho a la información. Y para que este derecho sea respetado, esa información debe ser suficiente, cierta y eficaz sobre los productos y servicios y no inducir a error al consumidor. Y vinculado estrechamente  a ese derecho de información, los consumidores también tenemos derecho a una alimentación saludable, equilibrada, variada y de calidad. Por ese motivo, toda la  información relativa a los alimentos debe ser clara y precisa.


carro de la compraEn la segunda parte de este post, os ofreceré información sobre las normas generales de etiquetado y sus contenidos mínimos, así como las novedades que deberán cumplir los fabricantes a partir de finales de este año.


Y, please, si este fin de semana vais a hacer la compra, invertid unos instantes en leer las etiquetas antes de poner los productos en el carro. Vuestra salud os lo agradecerá.

21 abril, 2014

Mousse de Mojito

mousse de mojito
Hoy te traigo un postre sencillo, fresco y con mucha personalidad: Mousse de Mojito. Lleva los mismo ingredientes que un mojito, aunque acompañado por una crema a base de queso fresco y Philadelphia.


Es el tipo de postre ideal para terminar una cena en las noches de verano que se nos avecinan, porque sabe a eso, a olor de jazmín en una madrugada de junio, a temporada de piscina recién estrenada y a paseo marítimo en vacaciones... ¡Oh, qué poético me ha quedado!


Bueno, a la receta...


limonIngredientes (para 4 personas)

500 gr. de queso fresco 0%
50 gr. de queso Philadelphia Light
4 cucharadas soperas de azúcar moreno integral
1 limón mediano
Hierbabuena
Ron añejo


Notas sobre los ingredientes

  • En lugar del queso fresco puedes utilizar yogur griego o cualquier otro que tenga textura cremosa. También puedes emplear helado de limón, si te apetece algo más fresco.
 
  • Puedes sustituir el limón por lima o mezclar ambos, si te apetece.
 
    ron añejo
  • Si también van a tomarlo niños o personas que no puedan o quieran tomar alcohol, elimina el ron de la receta o haz dos batidas, una con alcohol y otra sin.
 
  • Puedes utilizar ron blanco si no te tienes añejo a mano, pero el saborcito del ron añejo es ideal para esta receta.
 
  • Si lo dejas en el congelador y vuelves a batirlo una vez que esté bien helado, tendrás un estupendo granizado para las noches estivales.


Materiales

  • Batidora
  • Vaso de batidora
  • Rallador


Preparación


Lava bien las hojas de hierbabuena, sécalas y reserva.


hierbabuena
Ralla el limón, pero hazlo sólo con la parte amarilla (sin llegar a la zona blanca), que es la que conserva todos los aromas y aceites esenciales del limón, pero no amarga.


En un vaso de batidora por todos los ingredientes: el queso fresco, el Philadelphia, la ralladura de limón, el azúcar, las hojas de hierbabuena y añádele un chorrito de ron.


Bate bien todos los ingredientes hasta que aparezcan burbujitas y déjalo reposar en la nevera un par de horas.
mousse de mojito

Sírvelo en boles individuales o en copas altas para helado y adórnalo con unas hojitas de hierbabuena o unos barquillos. Si lo sirves en copa de helado, no te olvides de acompañarlo de unas pajitas de las de refresco.




17 abril, 2014

Un Gel Reafirmante de Cuerpo... ¡Que Funciona!

Hace un tiempo os comenté que me habían recomendado el gel anticelulítico de Singuladerm y que iba a probarlo, pues bien, antes de eso me he decidido a experimentar su gel reafirmante Xpert Entraîneur


xpert entraineur de singuladermAunque quería ver cómo funcionaba el anticelulítico, valoré cuál de mis problemillas debía atajar primero, me decidí por la flacidez antes que por la piel de naranja, ya sabéis, la gravedad... bueno, la gravedad y el haber ido perdiendo bastante peso y volumen a lo de estos dos últimos años. Aunque hago ejercicio físico con regularidad e intensidad, reconozco que me es más fácil tonificar los músculos que la piel.


Pues os cuento el resultado...


El producto: Xpert Entrenaîneur

 
Es un gel de rápida absorción compuesto por un complejo péptido que aporta firmeza, gracias a que estimula la síntesis de colágeno y elastina; también incluye carnitina (disuelve los nódulos de grasa y define el contorno), cafeína (drena líquidos, grasa y toxinas) y Antarcticine® (nutrición profunda).

 
Sus objetivos son: piernas, glúteos, brazos y abdomen; es decir, los sospechosos habituales cuando la flacidez, debida a cambios hormonales, pérdida de peso o al sedentarismo, se decide a hacernos la vida imposible.

 
Se recomienda aplicarlo dos veces al día con un masaje en forma de círculo en el sentido de las agujas del reloj en el caso del vientre, en círculos ascendentes en el caso de las piernas y con movimientos largos y ascendentes en glúteos y brazos.


Mi experiencia  


Hace 1 mes que he comenzado a utilizarlo y me he encontrado con una agradable sorpresa, porque hasta ahora estaba utilizando una crema reafirmante de una firma de alta cosmética y que lo único que ha reafirmado después de varios tarros ha sido mi bolsillo. He de decir que antes de eso estuve utilizando una de hipermercado y tuve el mismo resultado.

 
piernas femeninas
Todas queremos unas piernas firmes, incluso sin medias...
Realmente reafirma la piel y la deja nutrida e hidratada, eso sí, necesita constancia, como todas las cremas y potingues varios. Se nota en las zonas más conflictivas: rodillas, pliegue del brazo y de la axila, etc.

 
También promete reducción de volumen y drenaje de líquidos, aunque de eso no puedo daros información fiable, porque como hago mucho (mucho) ejercicio físico y cuido bastante mi alimentación, la reducción no la puedo atribuir directamente al producto. Me imagino que para dar fe de este efecto, habría que preguntarle a alguna usuaria más sedentaria y que pueda atribuir la el efecto únicamente a esta crema.


Por cierto, yo sólo me lo he estado aplicando una vez al día, aunque el laboratorio recomienda que sean dos. Y aun así he percibido resultados visibles.

 
Tamaño: 200 ml.


Precio en farmacia: 38,55 €

xpert entraineur de singuladerm 
Mi veredicto: realmente funciona, algo que no pueden decir la mayoría de productos que lo prometen. Es fácil de aplicar y deja la piel muy hidratada y suave, cosa que me encanta. Su precio está en la zona media de este tipo de productos, pero teniendo en cuenta el resultado y la duración del producto (con una pequeña cantidad se extiende muy bien), me parece barato. 

 
Inconvenientes: necesita, como cualquier producto de este tipo, un masaje concienzudo y un uso constante; es decir, no funciona a distancia desde el armarito del baño. No me termina de gustar su aroma, claro que esto es muy subjetivo. Le he preguntado a mi chico y él dice que tiene un olor herbal.


Y ahora que voy viendo que la piel está más tersa, tendré que probar el anticelulítico, a ver si funciona tan bien como éste.

13 abril, 2014

Ensalada Fresca y Económica Siempre a Mano

bolsa de ensaladaHoy os traigo mi truco para tener en la nevera ensalada fresca, a mano y por poco dinero


Antes compraba las bolsas de ensalada ya cortada y lavada, lista para comer, pero no sólo eran muy caras, además su conservación dejaba mucho que desear. La mayor parte de las veces debía tirar la ensalada (¡qué rabia!) antes de que venciese la caducidad, incluso sin haber llegado a abrir la bolsa. 


Este problema con la conservación no tenía nada que ver ni con la forma de almacenamiento y conservación en mi nevera ni con el envasado del fabricante: era debido a que los supermercados e hipermercados no tratan el producto de forma adecuada. En algunos casos no mantienen el producto a la temperatura adecuada o rompen la cadena de frío en algún momento, o a la hora de reponer quieren amontonar tantas bolsas en los lineales que acaban por reventar (aunque sea ligeramente) las bolsas con lo que comienza a entrar aire y bacterias que descomponen rápidamente la ensalada.


Como tampoco tengo tiempo para lavar y preparar la ensalada todos los días, pero no quiero renunciar a una alimentación saludable, me decidí a buscar un truco sencillo que me hiciese más fácil la tarea. 


Compré en la frutería las variedades de lechugas u otros vegetales de hoja verde que iba a utilizar. Luego lavé cuidadosamente las hojas, las sequé bien en un centrifugador de ensalada hasta que no quedó humedad y las guardé sin cortar en una bolsa con cierre zip para que no perdiesen más nutrientes. Vamos, como si hubiese pasado por el híper y hubiese comprado una bolsa, pero casera y barata en esta ocasión.
 

Aquí puedes ver mi centrifugador y su resultado...


centrifugador de ensaladalechuga escurrida


Y el resultado fue que pude utilizar la mezcla de lechugas durante varios días sin que sus hojas perdiesen un ápice de frescura.


Viendo que la cosa resultaba, me hice con unas bolsas perforadas de Albal, especiales para conservar vegetales. Los pequeños agujeritos que tienen permiten que la ligera humedad que tienen las hojas las mantenga frescas, al mismo tiempo que deja que respiren.


bolsa perforada para ensalada (detalle agujeritos)
Aquí podéis ver las micro-perforaciones de las bolsas


Los dos grandes puntos de este truco son el centrifugador y la bolsa de conservación. El centrifugador permite que las hojas se sequen perfectamente sin dañarlas, de forma mucho más eficiente que si se dejan secar en un escurridor o se emplea un papel o paño limpios. Y la bolsa mantiene en perfectas condiciones la ensalada.


bolsa para vegetales
El cierre zip o de cremallera es muy útil a la hora de conservar


Esta forma de preparar y conservar la ensalada te permitirá hacer las mezclas que más te gusten y no tendrás que limitarte a un sólo tipo de lechuga o de la combinacion que a algún fabricante se le haya antojado.


Desde que me apliqué esta técnica ensaladil en casa comemos ensaladas más frescas, variadas y por mucho menos dinero que antes. ¿Os animáis a probarlo o tenéis algún otro truco infalible?








09 abril, 2014

Si Te Duele la Cabeza, Un Puñado de Almendras

almendras con cascaraPues sí, si te duele la cabeza, lo mejor que puedes hacer es tomar un puñado de almendras. Y el mismo remedio sirve para el dolor menstrual o muscular.

 
No soy nada amiga de los medicamentos y mucho menos aún si son analgésicos. Creo que las medicinas están para ayudar en determinados procesos, en los que son imprescindibles, aun a pesar de sus efectos secundarios. Pero en otros casos menores, pienso que sus supuestos beneficios no compensan los efectos secundarios que acarrean.

 
flor del almendro
De la almendra... hasta la flor
Por eso me encantan todos los remedios naturales como alternativa a los analgésicos, así que, cuando leí que las almendras eran estupendas para el dolor moderado, decidí hacer la prueba. Dicho y hecho, en el siguiente dolor de cabeza me tomé un puñadito de almendras... y me olvidé. Me olvidé porque el dolor había desaparecido sin dejar rastro. Pensando que podía haber sido un efecto placebo lo volví a probar y el resultado fue el mismo, incluso en el caso de los típicos calambres menstruales, de agujetas (son muy frecuentes en mí) o de sobrecargas musculares (también marca de la casa). Así que no puedo dejar de recomendarte este remedio.

 
Por suerte, no sufro de dolores muy fuertes, así que no os puedo dar referencias de su efecto cuando la cosa se ponga más difícil, pero para dolores y malestares de andar por casa es más que efectivo. Y según parece, también son perfectas para los peques, porque les alivia sin dañarles.

 
aspirinasLas almendras son un alimento excepcional, porque además de contar con unas propiedades nutricionales excelentes (ácido oleico, arginina, hierro, abundante fibra, magnesio, fósforo, manganeso, vitamina E...), es que además contienen salicilatos, que actúan como la aspirina, pero sin sus efectos no deseados. Estas sustancias funcionan como antipiréticos, analgésicos y antiinflamatorios. Y todo eso dentro de una humilde almendra...

 
almendrasPara que la concentración de estos salicilatos sea equivalente a un par de aspirinas, debes tomar un puñadito, o sea, entre 8 y 10 almendras marcona grandecitas. Preferentemente crudas, claro, así no aportarás ni grasas añadidas ni sal a tu organismo, que es lo que menos necesita. Por cierto, si estás a dieta, recuerda que las almendras tienen una cantidad importante de calorías (550-600 cal./100 gr., aunque sólo debes tomar un puñadito) y grasa (saludable, pero grasa al fin y al cabo), por lo que tendrás que equilibrar el resto de tu menú del día.

 
Evidentemente, debes consultar al médico cuando tengas dolor o algún problema y seguir sus consejos. Este truco sólo sirve cuando se trate de un dolor o malestar identificado y leve, si no es así, al facultativo directamente y sin rechistar ;) Y, por supuesto, es un remedio prohibido para los alérgicos o intolerantes a los frutos secos.


Y si ahora te duele la cabeza, ¿dónde irás? ¿al botiquín o a la despensa




05 abril, 2014

Lentejas con Oreja

Hace mucho que no os dejo una receta, así que la de hoy es contundente: lentejas con oreja. Normalmente suelo cocinar platos ligeros y con poca grasa, pero de vez en cuando también hay que darse un homenaje con un plato de cuchara de los de antes.


Y como se hace en la olla, es de lo más rápido y sencillo de hacer que hay. Eso sí, si tenéis tiempo y ganas, también podéis animaros con la versión tradicional de cocción lenta.


Vamos a ello...


Ingredientes (para 4 personas)


especias y coñac para lentejas500 gr. de lentejas pardinas
2 cebollas medianas
2 zanahorias medianas
1/2 ramita de apio
2 dientes de ajo
1 trozo de morcilla de arroz
1 trozo de chorizo
50 gr. de jamón serrano en taquitos
50 gr. de oreja fresca
2 huesos de vaca
Coñac
Agua
Tomillo
Romero
Cominos en grano
Pimienta negra
Sal


Notas sobre los ingredientes


    lentejas de la bañeza
  • Las lentejas de la receta son pardinas de La Bañeza por varias razones: me gustan por lo delicadas y suaves que son, no necesitan remojo (y eso suma muchos puntos) y se cuecen en un pispás. Si queréis cambiarlas, ya sabéis que hay una variedad grande de lentejas donde elegir.
  • Si no queréis incluir carne en la receta, podéis sustituirla por arroz y/o patatas, puerro, calabaza y cualquier otro tipo de verdura. Si van a ser un primer plato, con las verduras será suficiente; si va a ser un plato único, el arroz le aportará los nutrientes necesarios para que sea completo.
  • El jamón normalmente lo utilizo en forma de huesos de ibérico pero, como no tenía a mano, lo he cambiado por los taquitos y ha sido un acierto.
  • La oreja es fresca, pero puede ser cocida o adobada. Personalmente, me gusta su sabor pero no su textura, así que la cocino dentro de una red de legumbres; así puedo separarla para que sólo la coma quién quiera... pero el saborcito se queda en el guiso ;)
  • Hay quien le pone whisky en lugar de coñac, pero prefiero el sabor más redondo de este último para acompañar a las lentejas.
  • Los cominos en grano tienen una finalidad más, además de aportarle sabor: evitan los gases que suelen acompañar a las legumbres... y eso es importante. 
  • Si te van las emociones fuertes, cambia la pimienta negra por un par de cayenas.


Materiales


  • Olla súper-rápida
  • Tabla para cortar
  • Red para legumbres


Preparación


Corta las cebollas, la zanahoria y el apio en cuadrados pequeños y reserva. Si tus cebollas son tan puñeteras como las mías de hoy, también necesitarás un paquete de Kleenex... o dos.


 cebolla, zanahoria y apio picados


Pela los dientes de ajo y apártalos junto con las verduras. Déjalos enteros, porque se desharán con la cocción.


Lava bien la oreja, córtala en trocitos y métela en una red para legumbres (si te gusta encontrártela en el guiso, no hace falta que utilices la bolsa).


carnes para las lentejas


Pincha la morcilla y el chorizo para que suelten el jugo y no revienten dentro de la olla. Resérvalas junto con el jamón en dados.


Lava bien las lentejas, quita las que estén en mal estado y escúrrelas.


Pon dentro de la olla las lentejas, las verduras, el ajo, los huesos, la oreja, el tomillo, el romero, los cominos y la pimienta. Cubre con agua fría hasta que sobrepase unos 3 dedos el nivel de los ingredientes.


preparado de lentejas en la olla


Cuece durante unos 12 minutos en olla súper-rápida (dependerá de tu olla, porque cada una es un mundo). Una vez pasado ese tiempo, despresuriza y ábrela. Si necesitas desespumar, hazlo, aunque a mi no me hace falta nunca. Incorpora entonces el chorizo, la morcilla y el jamón y pon a cocer aproximadamente 7 minutos más. Al poner estos ingredientes al final, evitas que se deshagan y que pierdan sabor. Ojo con el tiempo de cocción si utilizas pardinas, porque es mucho menor que en el caso de otras variedades.


lentejas con oreja
En mi plato... sin oreja, claro
Una vez finalizado el proceso de cocción, abre la olla y sala sólo si es necesario. Como el chorizo, la morcilla y el jamón suelen tener bastante sal, es mejor esperar al final para no excederse con ella. Tu salud lo agradecerá.


Ya puedes servir y disfrutar de este plato consistente. Personalmente, lo acompañaría con un Rioja Vivanco Crianza del 2009, para que fuese perfecto. Y de postre... una infusioncita, porque no te cabrá nada más :D







Síguenos por correo electrónico