28 enero, 2013

Cómo Aplicar Adecuadamente el Corrector de Ojeras (II)

Siguiendo con el post anterior, Cómo Aplicar Adecuadamente el Corrector de Ojeras (I), en éste veremos cómo aplicarse el corrector para camuflar las ojeras. También cuáles son los errores más habituales cuando se usa este producto y algunos consejos interesantes para que el corrector sea nuestro mejor aliado.


Comenzamos... 


A la hora de aplicarlo


Ponte una pequeña cantidad de corrector con la brocha, dibujando una especie de semicírculo en la zona de la ojera. Puedes hacer una línea o pequeños puntitos. Si utilizas mucho producto en esta zona, el efecto será devastador: remarcará las arruguitas, se cuarteará y te dará un aspecto sucio. Es un corrector, no Aguaplast.

El corrector debe funcionar como un borrador, no como el Aguaplast
El corrector debe "borrar" la ojera

Extiéndelo con los dedos con pequeños toquecitos de los dedos, de tal forma que llegue a la línea de las pestañas inferiores (si no, no queda natural), hasta la aleta de la nariz y hasta el extremo exterior del ojo. Ten en mente un triángulo imaginario que abarque esos puntos, así podrás difuminar perfectamente el corrector, que se fundirá con tu piel. Eso sí, cuida de no arrastrarlo por la ojera; además de no cumplir su función, dañarás el delicado tejido de esa zona.


Aplícate la base de maquillaje con cuidado para no arrastrar el corrector, puedes usar una esponjita humedecida cuando te maquilles esa zona dando pequeños toquecitos. 


Errores habituales


Usar un tono mucho más claro que el tono de la piel y no difuminarlo bien. Todas sabemos lo feo que queda el efecto mapache. Ahora, que me pregunto, ¿por qué hay tantas mujeres que se "mapachean" sin rubor si queda tan mal?



La cantidad de corrector debe ser la mínima, si necesitas más, es mejor añadir después
La cantidad, la justa.
Usar toneladas de corrector y/o elegir mal el tono.


Aplicar el corrector encima de la base de maquillaje. ¿Alguna vez has pintado la casa? Primero se tapan los agujeros e imperfecciones de la pared y luego se pinta. Pues con el corrector, igual.


Confundir el corrector con el iluminador. Sus misiones son totalmente distintas, el primero, camufla; el segundo, aporta luz. 


Consejos plus


Los correctores de larga duración, pueden ser una gran elección Aunque tengas la piel grasa, evita los productos oil-free. La zona de la ojera es muy delicada y no cuenta con mucha grasa, así que un corrector libre de aceites puede resecarla mucho. Hay algunos como el Day Wear Stay-in-Place Concealer SPF10 de Estee Lauder que, aunque es oil-free tiene muchos agentes emolientes que evitan la sequedad y duran hasta 15 horas en su sitio.


Aplica polvos translúcidos después del corrector, ayudarán a fijarlos.


Si los tonos de sombras de ojos que uses a la hora que maquillarte, son de la misma gama del corrector, abrirás la mirada y parecerás mucho más descansada y radiante.



Si usas el tono correcto, la cantidad adecuada y la difuminas bien, incluso puedes prescindir de la base de maquillaje. Por propia experiencia. 


Espero que este tema os haya resultado interesante y los consejos os sean de utilidad. ¿Cuáles son vuestros trucos para sacarle todo el partido al corrector? Me gustaría mucho que los compartiéseis con nosotras.

24 enero, 2013

Cómo Aplicar Adecuadamente el Corrector de Ojeras (I)

Las ojeras son uno de los principales problemas a la hora de maquillarse
¿Tienes ojeras? Si es así el corrector es uno de tus grandes aliados. Es la varita mágica que cambia un aspecto cansado y triste por un rostro radiante. Pero, y siempre hay un pero, no es un producto fácil.


Para ayudarte a elegir y utilizar el corrector de ojeras, aquí podrás encontrar unos cuantos consejos. Como el tema da para mucho (y como es habitual en mí), el post estará dividido en dos partes. Comienza la primera:


A la hora de comprarlo


Antes de nada debes tener en cuenta tu tipo de piel: textura (seca, grasa o mixta), edad, tono (rostro y ojeras) y necesidad de cobertura. Si tienes la piel seca, lo mejor es que huyas de correctores en polvo o en barra. Si tu piel es madura o tienes muchas arruguitas en el párpado inferior, no deberías utilizar correctores muy cubrientes, porque marcarán mucho más tus líneas de expresión. Si tu tono es más bien rosado, no deberías utilizar correctores muy amarillentos. 


Insiste en probarlo en la tienda. Y, por supuesto, téstalo en la ojera (y sin maquillar). Al igual que en el caso de la base de maquillaje, se suele probar en el dorso de la mano y es un error; el color de esa zona no tiene nada que ver con el de la ojera. Y si en el establecimiento no te lo ponen fácil a la hora de la prueba, cambia de tienda, hay muchas en las que estarán encantados de ayudarte.


A la hora de elegir el color


Mi consejo es que te decantes por un color (rosado, beige u ocre) parecido al color de tu piel o un tono (sólo uno) más clarito. Así no te equivocarás y te será más sencillo encontrarlo.


Si el maquillaje es una de tus pasiones, siempre podrás utilizar colores complementarios para neutralizar el color de tus ojeras. Es una técnica muy efectiva, pero que necesita de conocimientos, destreza y un buen proveedor, porque no son habituales en las perfumerías. El amarillo es adecuado para camuflar las ojeras violáceas o los hematomas. El naranja neutralizará el color azul o grisáceo. El rosa, te ayudara con las ojeras tirando a verdosas. El color verde, te será útil si tienes la ojera irritada o con granitos. El azul te servirá para tapar las manchas o cuando te has quedado anaranjada por el autobronceador. El púrpura y el violeta son ideales para tapar las ojeras amarillentas o anaranjadas. 
 

Para corregir una imperfección, sólo tienes que emplear su color complementario


A la hora de conservarlo


Guárdalo en un lugar fresco, seco y alejado de la luz. Si puedes guardarlo en la nevera, mejor.


Respeta la fecha de PAO, siempre. Esa fecha es la que te indica cuánto tiempo se mantiene el producto en perfectas condiciones después de abrirlo. Es ese numerito de uno o dos dígitos que llevan los cosméticos que va encerrado en una especie de tarrito con la tapa abierta y que va seguido de una M). Ojo, no es la fecha de caducidad. Mi consejo: lleva un cuadernito con las fechas en las que comienzas un producto o escribe el día de apertura en el mismo envase, así sabrás cuándo lo empezaste.


PAO es el tiempo en que un producto está en condiciones óptimas desde su apertura
El PAO nos informa de cuánto dura el cosmético después de su apertura


Si el corrector no lleva pincel, usa uno específico para tomar el producto del envase así, además de ahorrar, no lo contaminarás con los dedos.


Antes de usarlo



Al eliminar las ojeras, nuestra mirada aparece más limpia y descansadaHidrata, hidrata, hidrata. Si la zona de la ojera no está bien hidratada, el corrector no se fijará bien y se resquebrajará casi en el momento de ponerlo. Por no hablar de las líneas de expresión, que se notarán como si las hubieses perfilado con Rotring.


Cuidado con hidratarlo en exceso o con un producto muy graso, porque el correcto resbalará y no te servirá para nada. También te recomiendo que dejes pasar unos minutos entre la aplicación de tu crema de contorno de ojos y el corrector. 


En esta primer parte hemos visto cómo preparar los instrumentos y el lienzo, en la segunda nos centraremos en su aplicación, en los errores más frecuentes y algunos consejos para sacarle todo el partido posible a esta herramienta de maquillaje.


Continuará...

20 enero, 2013

Cómo Conseguir que tus Suelas Nuevas no Resbalen



¿Zapatitos nuevos, Cenicienta? Pues, para que tus suelas no resbalen al caminar o bailar en una pista muy encerada existen algunos trucos muy sencillos y económicos que te evitarán más de un disgusto.


Algunos a tener en cuenta son:


Laca para el pelo

 
Sólo tienes que vaporizar sobre la suela y dejar secar. Se creará una película pegajosa sobre la suela que te servirá de agarre. Eso sí, conviene llevar un botecito pequeño en el bolso, por si hiciesen falta retoques. Si los zapatos son de un material delicado, ten cuidado al vaporizar para no mancharlos. Éste es mi truco favorito.


Agua con azúcar


Mezcla agua (tibia, a ser posible) con bastante azúcar y agita hasta que se disuelva completamente. Luego sólo tienes que mojar un pañuelo de papel o un algodón y extenderlo por la suela. Déjalo secar y ya está. Si vas a andar o a bailar mucho, tendrás que repetir la aplicación tantas veces como sea necesario.

Refresco de cola

 
Sólo tienes que extender el refresco sobre la suela y dejar secar. Ojo, el refresco debe ser con azúcar, los light sólo sirven para cuidar tu línea, no tu tendencia al patinaje. Este es uno de los trucos favoritos de muchas bailarinas.


Patata


Corta una patata por la mitad y frota la suela. Deja secar y frótala con un paño suave. 


El almidón que contiene este tubérculo creará una película que evitará que tus suelas resbalen.


Esparadrapo

 
Corta unos trocitos de esparadrapo y colócalos estratégicamente en la suela. Evitarán que tus zapatos patinen. Para que no se noten cuando antes, coge un rotulador con el mismo color de la suela y píntalo. Deja secar la tinta antes de ponértelos.


Lija


Coge una lija de grano fino y frota toda la suela con ella. Gracias a este lijado ligero, eliminarás la primera capa más pulida de la suela, que es la que resbala. Ten cuidado de no ser excesivamente impetuosa o lijarás de más con el consiguiente desgaste prematuro de tus zapatos.


“De pago”


En las tiendas dedicadas a la danza y al baile de salón tienes productos específicos para aplicar en las suelas de tus zapatos.


Y en las tiendas de reparación de calzado puedes encontrar unas láminas adhesivas antideslizantes que se pegan a las suelas y evitan que éstas resbalen.


Porque estrenar zapatos debe ser un placer, no un deporte de riesgo.


16 enero, 2013

Cómo Hacer tu Propio Bálsamo Labial con Color

Ingredientes para el bálsamo labial con color
Los ingredientes del bálsamo...
El bálsamo labial es uno de nuestros must have de tocador. Nos ayuda a suavizar y proteger nuestros labios y, si tiene color, además alegra nuestra linda boquita.


Si eres fan del DiY, te puedes animar a prepararlo tú misma. Además, tendrá menos conservantes y colorantes que los que compras en la tienda.


Para hacerlo necesitas:


Manteca de karité (a ser posible que sea 100% orgánica)
Perlas de onagra
Barra de labios con tu color preferido
Una cajita o bote pequeño donde puedas preparar y guardar el producto, las de muestras de cremas son perfectas.
Un cazo
Agua

 
Notas sobre los ingredientes:


Manteca de karité
Uno de mis imprescindibles
  • La manteca de karité es un producto perfecto para tu cuerpo, cabello y, por supuesto, labios. Es muy nutritiva y regenerante, así que es perfecta como base para tu bálsamo labial. Además ayuda a protegerse de las radiaciones solares, eso sí, no realiza las funciones de un protector solar; si vas a exponerte al astro rey, utiliza siempre un producto específico con el SPF apropiado.

  • Las perlas de onagra incluyen vitamina E en su composición, por lo que son ideales para mantener tus labios jóvenes y tersos.

Perlas de onagra
Te cuida por dentro y por fuera
  • Puedes mezclar distintas tonalidades de barra de labios hasta conseguir el color que más te guste. Eso sí, ten en cuenta que es un bálsamo, no un labial, así que el color debería ser translúcido.

  • Si no te gusta el color en tu bálsamo, puedes añadir un poco de cacao o protector labial. También puedes añadir los restos de barras de cacao que tengas en casa o las que se te hayan roto. Es una excelente forma de reutilizar o reciclar estos productos.


Preparación:


Pon manteca de karité dentro de la cajita, cuidando de que no llenarla hasta el borde.


Incorpora el aceite de las perlas de onagra. Sólo tienes que pincharlas y apretarlas para que salga el contenido.



Caja con la preparación del bálsamo
Cuida de no llenar mucho el botecito o te será complicado removerlo durante la preparación


Añade un poco de barra de labios con tu color favorito. Este truco es ideal para aprovechar restos de barras de labios o cuando éstas se han roto. Con un trozo del tamaño de la uña de tu dedo meñique es más que suficiente para añadirle color al asunto


Llena un cazo con agua y ponlo a calentar. Introduce el botecito en el agua para que se haga al baño maría. Ten cuidado de que la cajita no se hunda en el agua, así que, llena el cazo sólo con la cantidad de agua necesaria para que se caliente. Procura también que el agua no borbotee o se introducirá agua (cosa que no queremos) en la cajita.


Bálsamo labial al baño maría
Mi consejo es que este producto concretamente lo hagáis en el fuego, no en el microondas


Los ingredientes se irán deshaciendo y mezclando. Para ayudar al proceso puedes ir removiendo el bálsamo poco a poco. Como la caja o bote será de pequeño tamaño, un palillo de cocina es ideal para esta labor.


Cuando hayas obtenido un líquido poco espeso y homogéneo, saca la caja y déjala enfriar. Cuando esté templada, puedes ayudar a que frague introduciéndola en la nevera unos minutos.


Bálsamo labial con color
Et voilà...


Ahora ya sólo tienes que usar tu bálsamo con frecuencia para tener unos labios besables.



También te puede interesar:


El aceite de onagra para la piel
Exfoliación y nutrición para tus labios


12 enero, 2013

Consejos Muy Útiles para Parecer Más Delgada (III)

En el post anterior vimos cómo cuidar la base de nuestro aspecto: colores, tejidos, talla, tipos de confección y ropa interior, ahora nos centraremos en la propia ropa, los complementos el cabello y el maquillaje.


Aquí van los últimos consejos:



Los pantalones

Los pantalones que mejor te sentarán son los rectos, de corte masculino y los que tengan una ligera (ligera, por favor) campana. Cuanto más largos, más estilizan; un largo a 2-2,5 cms. desde el suelo es ideal. La idea es que sólo se vea la puntera del zapato y, si es fina, mejor.



Evita los pantalones a la cadera, es un tipo de corte que revela sin misericordia unas caderas amplias o una barriguita expansiva. El mejor tipo de tiro es el clásico, ni muy alto que marque la tripa ni muy bajo que deje al descubierto los michelines.



Los bolsillos de tus vaqueros deben ser grandes y planos para disimular tu traseroLos jeans, si tienes un trasero contundente, es mejor que tengan bolsillos amplios. Los bolsillos pequeñitos y abultados hacen un culo más protuberante.



Las faldas

Las faldas que mejor te sentarás son las rectas tipo tubo. El largo, rondando la rodilla. Según tu altura y la forma de tus piernas, deberá ser más o menos corta. Tan malo es que la falda sea tan estrecha que no te puedas sentar como que sea muy holgada, debe quedar como un guante para hacer más delgada. Si te pones la falda con medias, utiliza el mismo color para falda, medias y zapatos; estilizarás tu figura hasta el infinito. Si no vas a llevar panties, alarga tus piernas con unos zapatos en color nude o lo más parecido posible a tu tono de piel.



Tanto en las faldas como en los pantalones, evita las pinzas, los volantes y los lazos.



Los vestidos

Los vestidos que mejor te sientan son los de corte recto y oscuro. Como suelen ser muy formales, te aconsejo que les des un toque más alegre con los complementos: zapatos, bolso, etc.



Los vestidos de corte recto son los que más te favorecenLos colores oscuros en las piezas laterales del vestido o en las costuras de entalle, te harán parecer más espigada porque te esculpirán visualmente.



Si tienes tripita, tus vestidos aliados serán los de estilo baby-doll o con corte imperio.



No tienes por qué renunciar a los vestidos con drapeados, sólo tienes que procurar que el drapeado parta de un lateral, nunca de la zona central.



Mangas y escote

Un pecho abundante engorda la figura. La mejor forma de estilizar esa zona es utilizar escotes en V y utilizan elementos que centren la atención en vertical: fulares, collares largos, rayas finas verticales, etc. A evitar: cuellos altos, botonaduras excesivas, volantes, jaretas, bordados y cualquier otro elemento que añada volumen a la zona.



Si tu pecho es pequeñito y el problema son las caderas o la barriguita, centra la atención en tu parte superior. Apórtale más volumen para equilibrar tu aspecto, así parecerás más delgada.



El escote barco sienta bien a casi todas las figuras. Tenlo presente a la hora de renovar tu vestuario. El escote palabra de honor, por el contrario, no favorece salvo que tengas un pecho, hombros y brazos proporcionados y torneados.



Las mangas son tu mejor aliado si tienes unos brazos gorditos, sobre todo las mangas francesas. Evita los tirantes, las mangas muy cortas, las de farol con elásticos muy apretados y cualquier otra que centre la atención en tus brazos.



Los complementos

Aporta siempre un punto de luz a tu rostro con los complementos, unos pendientes o un collar son ideales para conseguirlo. Llevará la vista a esa zona, desviándola de las más conflictivas.



Utiliza sabiamente los complementos, no abuses, mejor busca dar un toque sexy y estudiado. Los collares largos, los pañuelos y los fulares son muy interesantes, igual que los pendientes largos, pero no los utilices al mismo tiempo o conseguirás el efecto contrario. Si te pones un brazalete potente, no te pongas anillos ni reloj; si usas un bolso grande, no te excedas con joyas y bisutería. La palabra clave es: equilibrio.



Si tienes el cuello corto y grueso, olvídate de las gargantillas, llevarás la atención a esa zona y marcarás la papada. 

Los tacones, siempre que sean de la altura justa y bien construidos, son tus aliados 

Utiliza los cinturones con cabeza. Los cinturones anchos, llevan la atención sobre esa zona, así que son ideales para resaltar cinturas de avispa y tripitas planas. Si necesitas esconder una cintura gruesa o unas caderas anchas, cinturones pequeños o, mejor, olvidarse de ellos.



Los zapatos que mejor te sentarán son los de tacón, puesto que te harán parecer más alta. Si el zapato tiene un tacón razonable (no, 13 cms. no es razonable) y está bien construido no tiene porque afectar a tu postura ni hacer que saques barriga, sólo tienes que buscar los más adecuados para ti. Si no aguantas bien los tacones, prueba con las cuñas. Los zapatos muy cerrados, con pulsera al tobillo, las sandalias con tiras muy apretadas o los mocasines harán que tus piernas y tobillos parezcan más gruesos. Las botas, mejor a la rodilla, las de caña baja o media te acortarán y engordarán visualmente.


El maquillaje también te ayudará a parecer más delgada 
Maquillaje, cabello y manicura

En cuanto al maquillaje, evita los brillos a toda costa y utiliza el fond de teint en dos tonos, el blush y los polvos de sol para dar volumen a tu rostro y adelgazarlo visualmente. Si no sabes cómo hacerlo, apúntate a algún curso de maquillaje específico o busca tutoriales en la red. Busca la parte de tu cara más atractiva y dale protagonismo, así centrarás la atención en esa zona.



Los colores oscuros te ayudan a afinar tu caraRespecto al cabello, piensa que los tonos más oscuros endurecen las facciones, así que te pueden servir para adelgazar tu rostro. Los flequillos desfilados o laterales, el pelo con cierto volumen que los separe de la cara, el pelo largo y liso,  las colas de caballo y los moños altos, te ayudarán a estilizar tu rostro. Evita los flequillos muy cortos y rectos, el pelo tipo tabla y con poco volumen, los rizos y las ondulaciones muy marcadas.



Y no te olvides de la manicura. Unas uñas muy largas y de colores estridentes engordarán irremisiblemente tus manos. Las uñas relativamente cortas, con una forma elegante entre cuadrada y redondeada y con un esmaltado discreto alargan dedos y manos. No tienes más que ver Jersey Shore para comprobar cómo no hay que llevar la manicura…



En los siguientes vídeos puedes ver algunos consejos para conseguir una figura esbelta con la ropa.

Si no puedes ver el vídeo correctamente, por favor, pincha aquí.


Si no puedes visualizar el vídeo, pincha en el siguiente enlace.


Yo sé eres guapa, con estos trucos, también lo sabrán los demás...

08 enero, 2013

Natillas con Anacardos

Hoy os dejo una receta sencilla no, sencillísima y muy rica: natillas con anacardos. Ese tipo de postre para una comida con invitados imprevistos o cuando quieres darle un capricho a alguien y no tienes mucho tiempo para cocinar.


Natillas con anacardos 1Ingredientes (4 personas)


2 sobres de flan Potax
1 litro de leche
6 cucharadas soperas de azúcar moreno
1 ramita de canela
100 grs. de anacardos crudos


Notas sobre los ingredientes


  • Si tienes tiempo, siempre puedes hacer las natillas de huevo. En este enlace puedes ver cómo hacerlas.

  • Si no te gustan los anacardos o tienes alergia, puedes usar cualquier otro fruto seco: pistachos crudos, almendras marcona, nueces, etc.

  • Si eres intolerante a la leche de vaca, te recomiendo que pruebes con leche de avena o de almendras. Estas dos bebidas vegetales le dan un sabor excelente a las natillas.

  • Si eres diabético o estás a dieta, este plato lo puedes endulzar con edulcorantes artificiales o con stevia


Anacardo
¿Has visto cómo es el anacardo cuando esá en el árbol?

Preparación


Pon a calentar la leche con una ramita de canela y, mientras esperas, disuelve los sobres de flan en un vasito ayudándote de un poco de leche que habrás reservado.


Muele los anacardos en un molinillo de café. Deja una pasta fina, aunque puedes dejar algunos trocitos más enteros a modo de tropezones.


Natillas con anacardos 2Cuando la leche haya roto a hervir, baja el fuego, saca la ramita de canela y vete añadiendo el polvo del flan disuelto en leche. Mientras lo añades, bate con unas varillas para evitar que haga grumos. Cuando la mezcla ya tenga la consistencia de natillas, añade la pasta de anacardos y bate un poco más.


Retira del fuego y coloca en un bol o en recipientes individuales, espolvorea canela por encima y adorna con algunos anacardos.


Deja enfriar y a disfrutar...



04 enero, 2013

Consejos Muy Útiles para Parecer Más Delgada (II)

En el post anterior hablamos de que para parecer delgada era importante seguir una serie de pautas: buena actitud, conocerse a una misma y cuidar nuestro aspecto. En esta segunda parte, veremos unos tips muy útiles y sencillos de seguir que nos ayudarán a conseguir vernos más esbeltas.



Los colores

Usa tonos oscuros de forma general, afinan visualmente la silueta. Aunque otros colores favorecedores, además del negro, éste siempre será una apuesta segura.



Debes conocer los colores más adecuados para tiUtilizar los colores para mostrar u ocultar lo que te interese. Los colores claros son ideales para centrar la vista en tus zonas más bonitas y, los oscuros, sirven para esconder esas zonas más problemáticas. Por ejemplo, si tienes un pecho bonito y unas caderas excesivamente anchas, utiliza un tono claro en la parte superior y uno más oscuro en la inferior; equilibrarás volúmenes y el resultado será perfecto.



el monocolor te permitirá vestir de blancoDecídete por el outfit monocolor. Eso no quiere decir que tengas que emplear el mismo color, puedes elegir dentro de la misma gama. También puedes animar el look utilizando el mismo color, aunque con diferentes tejidos. Aunque los tonos más recomendables son los oscuros, piensa que el monocolor te permitirá usar colores como el blanco. Eso sí, cuando utilices un solo color, deja ver un poco de piel (la suficiente) para que no parezcas un bloque compacto.



Averigua cuáles son los colores que mejor se adecuan a tu tono de piel y de pelo, esos serán con los que estarás más favorecida y con los que los demás te verán más guapa y delgada. No los pierdas nunca de vista.



Los tejidos

Elimina los tejidos con brillo de tu armario, hacen mucho más voluminosa.



Busca tejidos con caída y con un buen movimiento. Los tejidos muy gruesos y rígidos te agrandarán visualmente.



Ante la duda, elige tejidos lisos. Si te gustan los estampados, decántate por estampados asimétricos y de fondo oscuro. Los tipo Liberty y los de cuadros son tus peores enemigos.



La talla

Tu talla debe ser la justa, ni grande ni pequeñaElige tu talla ideal, ni muy justa ni muy suelta. Si la ropa te queda muy holgada parecerás informe y mucho más grande de lo que eres en realidad; si te queda muy apretada, marcarás todos tus defectos y llevarás la atención a zonas tan poco recomendables como lorzas y michelines. 

Con el desbarajuste de tallas que hay en el mercado es fácil tener ropa en el armario de hasta 4 tallas distintas, que eso no te haga equivocarte a la hora de comprar ropa. Nadie va a ver la etiqueta con la talla; si de un fabricante necesitas una 38 y de otro una 44, no te empeñes en calzarte ropa con la que, probablemente, debas de dejar de respirar. Ya sabes, ni estilo saco de patatas ni el estilo morcilla.



La confección

La modista te ayudará a ajustar tu ropa para que te quede como un guanteElige un buen fondo de armario con prendas bien construidas. Un excelente corte, un buen ajuste y un tejido de calidad son las mejores armas para que la ropa te siente bien. Cuando no se tiene un cuerpo de supermodelo, es mejor tener poca ropa, pero de buena calidad.



Cada una tenemos un cuerpo diferente así que, si cuando compras ropa no te asienta del todo bien, recurre a la modista para que te ajuste la prenda.



La ropa interior

No olvides que la base de tu vestuario es la ropa interior. Asegúrate de que compras la correcta en cuanto a talla, corte y colores. Un sujetador que revela michelines en la espalda o que deja desbordar el pecho, arruinará tu aspecto, por mucho que te preocupes de elegir la ropa adecuada. Las prendas reductoras también son interesantes, sobre todo cuando te vas a poner vestidos ligeros o más ajustados. Spanx y Janira, entre otras marcas, tienen piezas que te ayudarán a mejorar tu figura en un instante, además, son cómodas y transpirables.


Continuará...

Síguenos por correo electrónico