28 octubre, 2012

Planchas Para el Pelo: Consejos de Uso

La plancha del pelo puede ser una gran aliada¡Ah, las planchas del pelo! Nuestras mejores aliadas y... nuestras peores enemigas. Todo depende de cómo se empleen. Si quieres mantener una relación de productiva amistad, aquí tienes unos cuantos consejos:


1.- Antes de nada, elige una buena plancha. Es una buena inversión, así que es mejor comprar una con cierta calidad.

2.- Busca una plancha del tamaño adecuado para tu pelo. Si tienes una gran melena, no busques planchas mini para el bolso, salvo que quieras desesperarte cada vez que te quieras planchar el pelo.

3.- Olvídate de las planchas si tu pelo no está sano y cuidado

4.- Ten en cuenta que el uso continuado de las planchas, aunque se haga correctamente, favorece que las puntas se abran más, así que tendrás que cuidar tu corte con más frecuencia.

5.- Lávate bien el pelo para que no queden residuos y ponte acondicionador.

6.- Seca primero el pelo con una toalla para quitar el exceso de humedad, procurando engujar, no frotar; con esto evitarás que se abran las cutículas del cabello.

7.- Seca completamente el pelo con un secador. Nunca, nunca, te planches el pelo mientras está húmedo.

8.- Peina bien el cabello, desenredando éste todo lo posible, así no te encontrarás nudos a la hora de alisar.

9.- Aplícate un protector térmico siempre que te vayas a planchar el pelo, es imprescindible para que no se dañe. Antes y, si es necesario, en el proceso de alisado.
Separa pequeños mechones para un acabado perfecto 
10.- Deja pasar unos minutos entre el secador y la plancha para que el pelo pueda perder temperatura.

11.- Si tu plancha te lo permite, gradúa la temperatura: para pelo grueso emplea una temperatura más alta, para pelo fino o quebradizo una más baja.

12.- Al planchar el pelo saldrá humo y un cierto olor a chamusquina, es normal. Si este humo y olor son excesivos, probablemente estés usando demasiado calor o el pelo no está suficientemente seco.

13.- Separa el cabello en mechones pequeños para facilitar el planchado y no dejes la plancha más de 10 segundos en cada mechón. Recuerda que el movimiento debe ser fluido.

14.- Cuida de seguir un método a la hora de ir planchando, separando el pelo en secciones para que no te dejes ninguna sin planchar o repases mechones sin necesidad.

15.- Utiliza un peine de púas finas para ir planchando el cabello, con ello conseguirás proteger tu cara y tus dedos y, además, airearás el pelo mientras lo planchas para que pueda ir perdiendo temperatura.

Elige el estilo que más te guste, todos se pueden hacer con la plancha16.- Evita las pasadas repetidas por el mismo mechón, porque lo dañarás. Ten cuidado con las pasadas muy enérgicas o con tirones, porque romperás el cabello.

17.- Elige la técnica que desees: liso-tabla, liso con las puntas redondeadas hacia dentro, rizado, ondulado, etc. Si no sabes cómo, puedes pedir consejo a tu peluquero o seguir la infinidad de tutoriales que existen en la Red.

18.- Termina siempre con un poco de sérum en las puntas (lisos) o con un spray anti-frizz si tienes el pelo con tendencia al encrespamiento.

19.- Intenta alternar el uso de plancha con un secado menos agresivo, preferentemente al aire. Así no dañarás tu pelo excesivamente.

20.- Si usas habitualmente las planchas alisadoras, intenta usar mascarillas y aceites de forma regular para reparar y proteger tu cabello al máximo.

21.- Limpia de forma periódica tu plancha con un pañito suave para eliminar la suciedad y restos de productos.

22.- Si compras una plancha de marca, cerciórate de que es auténtica, existen muchas falsificaciones que se venden en peluquerías y otros establecimientos... a precio de auténticas. Hablo desde la experiencia.

Y ahora... ¡a planchar!


 

24 octubre, 2012

Cómo Tener Zumo de Limón Siempre Disponible

Seguro que os ha sucedido: ir a buscar un limón a la nevera y, voilá, os dais cuenta de que no queda ninguno. O, simplemente, no os apetece exprimirlo en ese momento. 


Y esto suele pasar cuando más falta nos hace contar con unas gotitas de este cítrico. 


Para evitar esta situación tan incómoda y tener siempre disponible zumo de limón, aquí tenéis un truco sencillo y que os facilitará mucho la vida cocinil: congelarlo en cubitos.


Os servirá para hacer aliños, marinados, guisos, cócteles o, sencillamente, para prepararos un té con limón de forma limpia y fácil. Además, os ayudará a evitar que los limones se echen a perder, si no los usáis con frecuencia.


Sólo necesitáis:

  • Limones (o limas).
  • Un exprimidor
  • Un embudo.
  • Bolsas o bandejas para cubitos de hielo.


A mí me gustan más las bolsas para cubitos que las tradicionales bandejas, porque son más limpias y, al estar cerradas, evitan que el limón coja olor o sabor de otros alimentos del congelador.


Cómo hacerlo:


Primero exprime los limones o limas y reserva el jugo.


Limón y exprimidor
















Prepara las bolsas o bandejas para cubitos y déjalas a mano.


Bolsas para cubitos

  

Vierte cuidadosamente el zumo dentro de las bolsas o bandejas.


Bolsas para cubitos 3 














 
 



Ya está listo para congelar.


Bolsas para cubitos 3

  

Luego sólo tienes que ir sacando los cubitos según los vayas necesitando

 
 Bolsas para cubitos 4Bolsas para cubitos 5



Así siempre tendrás limón a mano...


20 octubre, 2012

Trucos Sencillos Para Limpiar la Plata

Las joyas de plata se mantienen mejor protegiéndolas del aireLa plata es un material precioso en joyas y objetos decorativos, pero pesado de mantener en perfectas condiciones. 


La plata, con el tiempo, acaba adquiriendo un tono negruzco que resulta poco atractivo. No se oxida por su contacto con el oxígeno que nos rodea, sino que reacciona con el azufre del aire y por eso toma ese feo color. 


Independientemente de estas consideraciones químicas, la plata puede ser muy fastidiosa de limpiar, así que aquí van algunos consejos para dejarla brillante sin esfuerzo:


Con papel de aluminio, sal común y agua caliente


Es un método sencillo y cómodo. Sólo tienes que forrar un recipiente con papel de aluminio, cuidando de que la parte brillante quede hacia fuera. Después añade sal y agua caliente (la temperatura es la que desencadena la reacción). Deja reposar unos minutos. Saca del agua y limpia con una gamuza suave o un papel de cocina. Elegante, rápido y eficaz.


Aquí tienes un vídeo que lo explica a la perfección:


Si no puedes ver el vídeo, pincha en el siguiente enlace.


Con pasta de dientes


Otra forma de limpiarlo totalmente casera y económica es con pasta y cepillo de dientes. Sólo tienes que poner la pasta en un cepillo viejo ligeramente humedecido y frotar suavemente la pieza. Luego sólo tienes que quitar el exceso de pasta con una bayeta (o aclarar en el grifo), secar y pasarle una gamuza suave para aportarle brillo.


Mira cómo hacerlo:


Si no visualizas el vídeo correctamente, pincha aquí.


Con bicarbonato



Y, por último, el truco tradicional: el bicarbonato con agua. El bicarbonato lo puedes usar en seco, con poca agua, haciendo una especie de pasta o diluyéndolo en agua. Si lo empleas en seco o en pasta, sólo tienes que frotar un poco, aclarar y pasarle una gamuza suave para sacarle brillo. Si lo empleas disuelto, puedes ver este vídeo:


Si no puedes visualizar el vídeo, por favor, utiliza este enlace.


En el caso de la limpieza con bicarbonato, debes tener cuidado si la pieza tiene strass u otras incrustaciones, porque los granitos del bicarbonato tienden a quedarse en las juntas y son muy difíciles de retirar.


Independientemente del método que uses para limpiar la plata, debes tener en cuenta:
  • Que si quieres limpiar con menos frecuencia tu plata, es mejor tener las piezas protegidas del aire. Se oscurecerán, pero menos, al no estar en contacto con el azufre del aire. Una bolsita de terciopelo u otra tela, es perfecta para guardar las joyas de plata.
  • Que antes de limpiar el objeto de plata es conveniente lavarlo con agua y un detergente suave. Y no olvides secarlo.
  • Que la parte final de la limpieza siempre debe ser un abrillantado con una gamuza suave. Si no tienes, puedes usar una media, una servilleta o papel de cocina.
  • Que cuando limpies la plata es más adecuado que lleves guantes de lana o nylon, porque el látex de algunos guantes de cocina puede ennegrecer aún más la pieza.
    La plata el preciosa pero difícil de mantener
  • Que si la pieza es grande y no es una joya que lleves en contacto con tu piel o con tu ropa, puedes abrillantar la pieza con vaselina neutra o protegerla con barniz para metales o laca zapón.
  • Que los limpia-platas comerciales son caros, muy agresivos y tienen un olor muy desagradable, así que es más económico y saludable usar productos caseros y menos peligrosos.


Aquí sólo he recogido alguna de las formas de limpiar la plata, aunque hay muchas más. Si tienes alguna, por favor, compártela con nosotros, estaremos encantados de probarla.


Ya no tienes excusa para no limpiar la plata...



16 octubre, 2012

Una Excelente Mascarilla Revitalizante y Con Efecto Peeling

Una mascarilla con efecto peeling + revitalizanteMe encantan las mascarillas y hoy os quiero hablar de la mascarilla Peel and Reveal de la nueva línea Visible Difference de Elizabeth Arden

Reconozco que la he descubierto por casualidad. Me invitaron a probar este producto, junto con otros más de la marca, en una acción promocional en Gilgo de Pº de las Acacias de Madrid. Y, sencillamente, me enamoró.

Se trata de una mascarilla revitalizante y con efecto peeling que aporta luminosidad, cierra los poros y minimiza las líneas de expresión, por no hablar de la suavidad de la piel tras su aplicación.

Cuenta en su composición con ingredientes tales como la uva Cabernet, la equinácea o el extracto de seda.


Aplicación


Es bien sencilla:


  • Limpiad bien el rostro.
  • El tónico deja una sensación de frescor aunque no lleva alcoholUtilizad un buen tónico (os recomiendo el de la línea, es fantástico).
  • Poned un disco de algodón encima de cada ojo con un producto que aporte relax y descongestión a los párpados (manzanilla, té negro, aciano, agua helada, etc.). Y, si no os gustan estas opciones, siempre podéis recurrir a la consabida rodajita de pepino o patata.

  • Aplicad una capa fina (lleva una cómoda espátula para ello), evitando el contorno de los ojos.

  • Dejad secar entre 15-20' (mientras estáis relajadas y sin mover los músculos faciales).
  • Cuando la mascarilla esté bien seca, sólo debéis comenzar a retirar la mascarilla (es tipo peel-off) desde el mentón hasta la frente. 
  • Si os ha quedado algún resto, se puede retirar con un poco de agua tibia.
  • Repetid  la aplicación 1 ó 2 veces por semana.

A favor

  • Deja la piel muy luminosa, con un aspecto radiante.
  • Los poros se vuelven casi inapreciables, lo que aporta una sensación de limpieza y perfección en el rostro.
  • Atenúa las pequeñas arruguitas.
Deja una piel luminosa y con poros imperceptibles
  • La piel se nota más revitalizada y tonificada, casi como el efecto flash de las ampollas de colágeno.
  • El efecto es acumulativo y mejora con cada aplicación.
  • El tipo peel-off, porque me encantan estas mascarillas que ensucian tan poco y se retiran tan cómodamente.
  • Se evita el peeling tradicional con el que, aunque se tenga mucho cuidado, se termina desplazando tejidos a la hora de su aplicación.
  • Si se mancha el cabello, sólo hay que quitar el resto de producto suavemente con los dedos, sin necesidad de mojarlo.

En contra:

  • Lleva una paletita para facilitar su aplicaciónPica ligeramente tras su aplicación, aunque no mucho más que cualquier sérum de vitamina C o con principios activos potentes.
  • El precio en relación con su tamaño: 50 ml.-31,45 €.
  • Según el tipo de piel, puede necesitar más tiempo de exposición.

Mi recomendación:


Es totalmente recomendable. Me gusta mucho y creo que, ahora que se van acercando las Navidades, debe ser un básico en vuestro arsenal cosmético si buscáis brillar con luz propia durante las fiestas (y no hablo de los brillos de la zona T, no). Y que no decir para las novias, un gran secreto de belleza para estar radiante el gran día.


Si queréis saber más sobre la correcta aplicación de las mascarillas, pinchad aquí.




12 octubre, 2012

Bizcocho de Plátano y Zanahoria

Como ya sabréis los seguidores del blog, me encanta hacer repostería y, en este post y como no podía ser de otra forma, os dejo otra receta de bizcocho.


Bizcocho de plátano y zanahoria


En este caso se trata de un bizcocho de plátano y zanahoria, con harina integral de espelta y sin huevo, algo interesante para intolerantes (ojo, no celíacos ni alérgicos) al trigo y al huevo.

Como de costumbre, es un receta sencilla y económica.

 
Ingredientes:


La zanahoria le da un toque sorprendente y saludable225 grs. de harina integral de espelta.
100 grs. de azúcar integral de caña.
100 grs. de aceite de oliva virgen extra.
1 cucharadita y media (de las de café) de levadura química.
2 zanahorias medianas.
1 plátano (de Canarias, of course)
1/2 vasito de zumo de naranja.
Nueces.
Pistachos.
Piñones.
Pasas sultanas.
Canela en polvo.
Semillas de amapola.
Preparado para sustituir 2 huevos: 4 cucharadas (soperas) de harina + 1 cucharada (sopera) de aceite de oliva u otra grasa vegetal.


Notas sobre los ingredientes:


    El plátano le aporta un toque dulce y tropical muy agradable
  • Podéis sustituir la harina de espelta por cualquier otra de vuestra elección (refinada de trigo, avena, Kamut®, etc.). En este caso, he elegido la espelta porque resulta agradable al paladar y muy digestiva.
  • Si no tenéis problemas de colesterol o intolerancia al huevo, podéis cambiar el preparado por 2 huevos (gorditos).
  •  Podéis sustituir el aceite por mantequilla, aunque es menos saludable.
  •  Si tenéis peques en casa, no le pongáis semillas de amapola, porque no son recomendables para ellos.
  •  Comprueba la mezcla final, que debe quedar con la textura de la Nocilla, si queda más líquida, no dudes en añadir un poquito más de harina.

Preparación:


Pela la zanahoria y el plátano y córtalos en trozos pequeñitos. Ponlos en un vaso de batidora junto con el zumo de naranja y el preparado sustitutivo del huevo. Bátelo bien hasta que quede con una textura parecida a la de la papilla.

Corta las nueces y los pistachos ligeramente, para que queden unos trocitos agradables de encontrar dentro del bizcocho. Reservalos, mezclados ya con los piñones.

En un bol añade todos los ingredientes: harina, levadura, aceite, azúcar, frutos secos, pasas, canela y la papilla con la zanahoria y el plátano. Mezcla bien con unas varillas. Si no tienes, ya sabes, te toca hacer brazo.

Bizcocho de plátano y zanahoriaUnta un molde con un poquito de aceite de oliva y vierte la mezcla en su interior.

Espolvorea la canela, las semillas de amapola y unos granos de azúcar moreno encima del preparado.

Hornea 7 - 7 1/2 minutos en el microondas a máxima potencia o de 20-25 minutos en el horno convencional. Aunque te recomiendo que vigiles el bizcocho las primeras veces, para ir cogiéndole el punto a la cocción que varía según el horno de cada uno.

Desmolda y a disfrutar...


Consejos plus:

Es un bizcocho que se conserva perfectamente varios días. Para ello, te aconsejo que lo metas en la nevera dentro de un recipiente tipo tupperware. Yo le pongo un papel de horno debajo para que no se pegue al fondo y se conserve mejor.


Está muy bueno ligeramente calentito, así que, dale un toque de horno antes de comerlo. Eso sí, no te pases con la temperatura porque, ya sabes que la repostería muy caliente sienta mal.



08 octubre, 2012

La Vitamina C y Sus Beneficios Para la Piel



Los productos como los sérum suelen contener más vitamina C que las cremasLa vitamina C o ácido L-ascórbico es importante para la salud y, también para la piel. En este post os voy a comentar las grandes beneficios que nos aporta a nivel cosmético y las precauciones que debemos tomar:

Beneficios:

  • Es una de las mayores armas antienvejecimiento que tenemos, gracias a su poder antioxidante que previene el deterioro cutáneo.
  • Aumenta la resistencia de la piel.
  • Favorece la formación de colágeno.
  • Combate los tan temidos (con razón) radicales libres
  • Mejora el aspecto de la piel, volviéndola más luminosa y con un mejor color, debido a que favorece la microcirculación sanguínea.
  • Ayuda a reparar los signos del fotoenvejecimiento (manchas, pigmentación irregular, arrugas…) y a mejorar la protección de nuestra piel ante las radiaciones solares, aunque no hace milagros; mejor no exponerse al sol sin protección desde que somos niños.

La vitamina C debe estar presente dentro y fuera de nuestro organismo

  • Ayuda a combatir la contaminación química.  
  • La vitamina C alcanza una concentración 30 veces mayor por vía tópica que por vía oral, perdurando en la piel hasta 48 horas; lo que permite alternar este tipo de tratamientos con otros diferentes.

Precauciones:

  • Es importante aplicar la vitamina C con un masaje concienzudo, puesto que este principio activo debe penetrar en la piel para aportarnos todas sus virtudes. Y, por supuesto, se debe aplicar antes de cremas y protectores solares.
  • Es importante guardarlo en un lugar fresco, seco y apartado de la luz, porque se oxida con mucha facilidad, perdiendo una gran parte de su potencial. Por ese mismo motivo, es necesario utilizarlo lo antes posible. Si ves que adquiere un tono amarillo o marrón, deséchalo.
    La vitamina C es un excelente aliado en la cosmética
  • Para beneficiarte de todas sus propiedades, debes utilizar un producto con una alta concentración. Las cremas faciales no suelen incluir la cantidad necesaria para que su efecto sea apreciable, por lo que debes buscar sérum y otros productos con una buena concentración de vitamina C. 
  • Estos productos cuando cuentan la adecuada cantidad de principio activo tienen un pero: irritan las pieles sensibles, provocando rojeces y picor. Si es tu caso, espacia su aplicación en el tiempo y, si la irritación persiste, consulta con tu médico.

Mi experiencia con la vitamina C es muy positiva. Noto que la piel está más luminosa, con un mejor color, más tersa y con una disminución de las arruguitas. Según la temporada, me irrita un poco más, aunque con aplicármela con menos frecuencia, es suficiente. Suelo alternar el sérum con otros tratamientos faciales y, en algunos casos, pongo el producto antes de la mascarilla facial, para potenciar todos sus efectos.


Personalmente, me gusta el Sérum Eterna C Vital de Eberlin, por su calidad, concentración y precio. También os dejo algunas sugerencias de productos con una buena concentración de principio activo y de total confianza:




Y, por supuesto, no olvides que los efectos de la vitamina C, comienzan desde el interior. Lleva un estilo de vida saludable y una dieta equilibrada que incluya la vitamina C de forma natural. Pronto estarán aquí las naranjas y mandarinas de temporada, tan ricas...

04 octubre, 2012

Cazuelita de Provolone con Cebolla y Champiñones



Si te gusta el queso provolone, aquí tienes una receta sencilla, rápida de hacer y muy sabrosa: Cazuelita de provolone con cebolla y champiñones. Es una especie de receta italo-mex.


Ingredientes:


La cebolla debe estar bien doraditaProvolone (1/2 rodaja por persona).
1 Cebolla blanca grande.
1/2 kg. de champiñones.
Tortillas de trigo o de maíz.
Aceite de oliva.
Coñac.
Sal.
Perejil.
Pimienta.


Notas sobre los ingredientes:

  • Si no te gusta el queso provolone puedes sustituirlo por cualquier otro que funda bien. 
  • Puedes sustituir los champiñones por otro tipo de setas y, si quieres enriquecerlo, puedes añadirle jamón o chorizo en cuadraditos pequeños.
  • Si quieres, cambia las tortillas por nachos, pan de pita o rodajas de pan tostado al horno.

Preparación:


Las tortillas le dan un toque mex a la recetaLa preparación comienza de forma poco original y atrevida: corta la cebolla en cuadraditos pequeños y ponlos a dorar en una sartén con un chorrito de aceite de oliva. Cuida de que quede bien hecha, pero sin quemarse.


Mientras se dora la cebolla, sécate las lágrimas, lava y corta en láminas finas el champiñón.


Una vez hecha la cebolla, añádele los champiñones y el perejil. Salpimenta y deja que se haga bien el champiñón. 


Añade un chorrito de coñac a la mezcla y deja que se evapore el alcohol.


Si no te gustan los champiñones, puedes sustituirlos por setasCorta el provolone en trozos pequeños y ponlos en una cazuelita que puedas meter al horno o al microondas.


Pon el provolone en el horno o micro para que se funda bien. Vete comprobando el grado de untuosidad para que no se pase.


Saca el queso del horno y desgrásalo un poco, porque siempre suelta un poco de aceite. 


Coloca la mezcla de la cebolla y los champiñones encima del provolone.


Calienta las tortillas en el horno. Cuando las saques, envuélvelas en una servilleta y, si tienes un cestillo para tortillas mexicanas, mételas dentro para que se conserven calentitas.


Cazuelita de provolone con cebolla y champiñones


Sirve la cazuelita y las tortillas bien calientes, para que cada uno se pueda servir lo que desee. Se comen como si fuese un taco con un cierto toque italiano.


Consejo plus:


Acompáñala de una ensalada de tomate bien maduro con aceitunas negras y cebolla morada.







Síguenos por correo electrónico