29 mayo, 2012

Macarrones de Avena con Salsa de Queso y Boletus

La pasta de trigo refinado no es la única disponible en el mercado. Tienes a tu disposición en el mercado una gran variedad de pasta seca mucho más sabrosa y digestiva que la tradicional: avena, espelta, kamut, etc. Todas estas pastas son más nutritivas, además de tener un índice de glucemia bajo ¿Por qué no probarlas?

Hoy comparto con vosotros una receta con base de pasta de avena (macarrones).

Ingredientes básicos (para 4 pax.):

300-350 grs. de macarrones de avena integral (75-80 grs. por persona)
1 cebolla grande
2 puñados de boletus frescos
1 yogur griego
100 grs. de Roquefort
50 grs. de jamón serrano
Parmesano al gusto para gratinar
Vino blanco
Perejil
Sal
Pimienta

Notas sobre los ingredientes:

  • Puedes emplear para esta la receta la pasta que más te guste: trigo, trigo integral, avena, espelta, Kamut®, etc. Aunque la avena y la espelta son tan sabrosas que están exquisitas sólo con aceite de oliva y unas verduras o gambas rehogadas.
  • Recuerda que al agua de cocción de la pasta sólo debes añadirle sal (ni siquiera aceite de oliva), que la pasta no se lava salvo que sea para ensalada y que debes respetar escrupulosamente los tiempos de cocción que indica el envase para que quede en su punto.
  • Si no te gusta el Roquefort o el Parmesano, puedes sustituirlos por los que más te agraden.
  • Si no tienes boletus fresco, puedes usarlo congelado o deshidratado. O cambiarlo por otro tipo de setas, si te apetece.
  • Te sugiero el yogur griego Fage 0%, tiene mucho sabor y es más ligero.
  • Si el jamón es ibérico le dará más sabor.

Preparación:

Corta en daditos la cebolla y ponla a pochar en una sartén junto con el perejil.

Cuando ya esté doradita, añade las setas. Déjalas rehogar hasta que estén listas.

Añade el jamón cortado en juliana finita y rehoga con la cebolla y las setas hasta que quede ligeramente crujiente.

Añade el vino blanco y deja que reduzca el alcohol.

Mientras tanto pon agua a calentar y, cuando esté hirviendo, añade la pasta. Sigue las instrucciones de cocción (entre 5 y 7 min., por lo general). Retira, deja escurrir y reserva.

Mezcla en un bol el yogur griego, el Roquefort , un poco más de vino blanco y pimienta al gusto.

Agrega la mezcla del yogur, el queso y el vino a la sartén donde has rehogado la cebolla, las setas y el jamón. Deja reducir ligeramente.

Añade la pasta a la sartén y mezcla con la salsa.

Pon la pasta en una fuente resistente al calor y espolvorea el Parmesano por encima. Añade un poco de pimienta al queso que vas a gratinar, le da un sabor peculiar.

Gratina según las características de tu horno.

Sirve caliente.

Maridaje:

Queda perfecto con un crianza Protos o Arzuaga y, si te apetece un vino italiano, un Valpolicella o un Lambrusco rosso.

Verás qué digestiva es la pasta de avena, además de tener un sabor sorprendente. Exquisita.




23 mayo, 2012

Uñas de Porcelana, la Realidad


Como ya os adelanté en el post Uñas de porcelana: mi experiencia personal, os ofrezco una entrevista con Conchi, que es manicura profesional desde hace más de 11 años y que os desvelará la verdad de las uñas de porcelana.

Conchi, ¿en qué consisten las uñas de porcelana?

Consiste en recubrir la uña con una pasta de porcelana dental que, al endurecer (sin lámparas ni spray) aporta a la uña una mayor resistencia y que se puede modelar, limándolas, para darle la forma deseada. Se pueden aplicar a tu medida de uña o alargarlas.

Uñas de porcelana reales
¿Por qué las uñas de porcelana en lugar de las de gel?

Porque son más sanas que las alternativas y quedan más naturales, puesto que el material deja respirar la uña al ser poroso. Las de porcelana también se retocan cuando crece la uña, pero no es necesario retirar la uña completa como en el caso del gel, sólo se retoca la parte que lo necesita o que hay que rellenar para completar la parte de la uña que ha crecido.

Y, ¿cuál es el proceso?

La primera vez el proceso es un poquito más largo, y dura unos 60 minutos. Una vez que se ha preparado la uña con una manicura previa, hay que desengrasarla. Este punto es muy importante, ya que no se trata de eliminar la primera capa córnea de la uña, sólo la grasa para asegurarse una buena adhesión del producto. A continuación se aplica el desinfectante y el líquido fijador. Por último se aplica cuidadosamente la pasta. Después se lima para modelar la forma de una que la clienta desee.  Como véis, sólo hay que respetar la cutícula y la naturaleza de la uña.

¿Qué mantenimiento requiere?

Varía según la persona, pero como media se suele aplicar un relleno cada 3 ó 4 semanas. El relleno consiste en eliminar el pequeño "escalón" que queda entre la porcelana y la uña al crecer ésta. Se aplica un poco de pasta y se lima para igualar su superficie. Entre rellenos, según el caso, se puede retocar la uña limando ligeramente la porcelana para hacer el escalón menos perceptible y luego esmaltar. El mantenimiento dura unos 30-45 minutos con el esmaltado incluído y el retoque unos 20-30 minutos.

¿Qué precio tiene, es muy caro?

La primera sesión tiene un precio de 50 € y los rellenos (mensuales) tienen un precio de 30 €. Teniendo en cuenta que la manicura normal se suele hacer semanalmente y a un precio medio de 8-10 €, al final las de porcelana salen igual de precio o incluso más económicas. Además, tienen un valor añadido, que es estar más bonitas durante más tiempo.

Si queréis consultar con Conchi, estará encantada de atenderos en Sensebene de Pº de la Esperanza, 3, en Madrid. Su teléfono es 91 473 17 54. 

Soy consciente de que este post es algo partidista ;) pero es mi experiencia personal...


21 mayo, 2012

Cómo Hacer Taladros Sin Manchar

Seguro que reconoces la situación: compras un cuadro nuevo y, después de pensártelo varios días porque no te gusta nada el bricolaje, te decides a colgarlo. Coges tu Black&Decker y te pones a taladrar la pared, pones tu taco, tu escarpia y, por fin, cuelgas el cuadro. Lo miras, te enorgulleces. Guardas la taladradora y, entonces, miras al suelo. ¡Aghhh! ¡Todo está lleno de polvillo! El suelo, el rodapié, la pared, la mesita del teléfono... ¿cómo has podido manchar tanto con tan poca tarea? Te pones a limpiarlo y, no hay manera, no lo terminas de recoger nunca. 

Pues bien, hay un pequeño truco, que quizás muchos ya conoceréis: el sobre americano.

Sólo tienes que coger un sobre, pegarlo con celo o cinta aislante en la pared por la solapa para que se haga una especie de bolsito, taladrar y, voilá, no se ha ensuciado nada. Sólo tienes que coger el sobre y vaciar el polvillo.


Consejo plus: si el sobre tiene autoadhesivo, mejor aún. No tienes que utilizar celo ni cinta aislante y, además, al pegarlo sobre una pared pintada no se lleva la pintura al retirarlo, porque es un adhesivo más suave. Y puedes reciclarlo para un nuevo uso, simplemente trasladándolo a la zona donde necesites hacer otro nuevo taladro.

17 mayo, 2012

Uñas de Porcelana: Mi Experiencia Personal

Llevo uñas de porcelana y he de reconocer que me encanta el resultado, tanto que llevo más de 7 años con ellas.

Ahora es muy habitual decantarse por las uñas de gel, por oferta y desconocimiento de la porcelana y, por ello, me gustaría facilitaros información de primera mano (nunca mejor dicho) acerca de las uñas de porcelana, por si os animáis a probarlas:

Yo también era una detractora de las uñas de porcelana: ¡Ah, esas uñas que quedan tan gruesas y dan aspecto de actriz de película porno o de opinadora en tertulias televisivas de media tarde...! Y lo fui, hasta que vi como quedaban bien hechas por parte de una manicura profesional y, desde entonces, soy una fan total. Creo mis manos ya no serían las mías si no las llevase.

Uñas de porcelana (las mías)
A mí, me gustan más las uñas de porcelana porque, cuando están bien hechas, quedan mucho más naturales que las de gel y protegen más la uña propia. Se utiliza porcelana dental, como la que lleváis en los puentes o las carillas.

Son más respetuosas con la uña, porque al ser un material ligerísimamente poroso, deja respirar la uña. Y eso os lo puedo asegurar desde la experiencia personal; cuando alguna vez he necesitado que levantasen una pequeña porción de uña para repararla (en las de porcelana no se levanta toda la uña, sólo el trocito que haga falta), he podido ver mi uña y está un poco más debilitada al haber sido limada, pero sólo un poco y se mantiene en perfecto estado.

La uña de porcelana "doma" la forma natural de la uña, mejorando su aspecto poco a poco. Deja el nacimiento de la uña y el resto de morfología mucho más elegante.

Con su uso aumenta espectacularmente la duración del esmaltado (tradicional). A mí me dura la manicura francesa en perfecto estado 10-15 días. Si veo que pierde algo de brillo por los frecuentes lavados de manos o cremas, me doy una capa ligera de top coat  y las mantengo perfectas aún más tiempo.

Como la manicurista de porcelana necesita más formación y experiencia para realizar su trabajo que en el caso del gel, es más sencillo dar con una buena profesional. Con esto no quiero decir que todas las manicuras que emplean el gel sean poco profesionales, sino que, como son más sencillas de colocar (hay quien se las ponen ellas mismas), hay más intrusismo y hay muchos "chiringuitos" que no cumplen unos mínimos requisitos de calidad.

En un próximo post, os ampliaré esta información en una entrevista a una manicura profesional que hace un excelente trabajo con uñas de porcelana.









13 mayo, 2012

Reutiliza tus Barras de Labios: Ahorra y Personaliza

A todas nos ha pasado que hemos comprado barras de labios que una vez puestas no nos gustaban, se nos han roto o, sencillamente, nos hemos cansado de ellas.


Una forma de reutilizarlas es la siguiente: pon las barras de labios cortadas en trocitos en un tarro pequeño, déjalo derretir al baño maría con cuidado de que no se caliente demasiado y no hierva, mezcla bien y deja enfriar. Ya tienes un nuevo color personalizado y a tu gusto. Puedes aplicarlo con pincel o con el dedo cómodamente para labios y mejillas.

Usa los tarritos de crema de muestra que te hayan regalado en la perfumería o con tus revistas femeninas. Tienen un tamaño ideal para llevarlo en el bolso.

Eso sí, no calientes demasiado la mezcla ni repitas el proceso de nuevo para no degradar más el producto y utilízalo pronto. Toma como referencia las caducidades de las barras de labios que reutilices.

09 mayo, 2012

Arroz con Pulpo

Me gustaría compartir con vosotros una receta de arroz con pulpo que hago con frecuencia y que sale bastante rica. Aunque no tanto como el arroz con pulpo de la Taberna Lavandeiro de O'Grove, que es el me inspiró para crear esta receta. No os podéis imaginar lo que es tomar este plato en su terraza... toda una experiencia gastronómica. Son encantadores en el trato y excelentes en la cocina. ¡Qué viva Galicia!

Aquí va la receta:


Ingredientes básicos (para 4 pax.):

3 1/2 ó 4 vasitos (de los de vino) de arroz arborio
2 patas de pulpo cocidas
1 cebolla grande o 2 pequeñas
1 1/2 l. de  caldo de pescado o marisco
Vino blanco
2 cucharadas de tomate concentrado
1 hoja de laurel
1 pizca de pimentón
1 guindilla (cayena)
Sal

Preparación:

Corta el pulpo en rodajitas y reserva.

Corta la cebolla en cuadraditos y sofríe hasta que quede bien pochada.

Pon a calentar el caldo y mantenlo caliente.

Cuando ya esté lista la cebolla añade el arroz y dóralo ligeramente en la sartén o cacerola con el pimentón. Agrega el tomate, el laurel y la guindilla en trocitos y mezcla bien. Añande vino blanco de forma generosa y deja que se evapore el alcohol.

Ve añadiendo el caldo poco a poco. Pon un poco de caldo, remueve, deja que lo vaya absorbiendo el arroz y vuelve a empezar; así hasta que esté hecho, como si fuese un risotto.

Cuando veas que el arroz casi está listo, añade el pulpo y la sal.

Deja reposar 5 min. y sirve caliente.

Notas sobre los ingredientes:

  • El pulpo puedes cocerlo tú o lo puedes comprar ya cocido o congelado. Mi consejo es que tanto si lo compras cocido como congelado, lo hiervas unos minutos (pocos) con una hoja de laurel para darle mejor sabor y consistencia. Si el pulpo lo vas a cocer tú, puedes entrar en PepeKitchen y ver sus interesantes consejos de cocción.
  • Si quieres que sea un risotto auténtico, puedes ponerle mantequilla a la hora de dorar la cebolla y al final de la cocción para aportarle una textura más untuosa. A mí me gusta más ligero y español, así que pongo aceite de oliva virgen extra.
  • Mi sugerencia es que esperes al final para salar porque, el caldo de pescado o marisco y las especias, dejan el plato sabroso de por sí.
  • Yo, personalmente, prefiero hacerlo en una sartén grande, en vez de en una paellera, aunque eso va en gustos.

Maridaje:

Con un Albariño Terras Gauda o Martín Codax, queda perfecto. También con algún rosado ligero como Pescador Rosé.

Consejo plus: esta receta gana mucho si la cocinas en buena compañía y disfrutando de una copa de buen vino. Carpe diem.









06 mayo, 2012

Exfoliación y Nutrición para tus Labios


A todas (y todos) nos gusta lucir unos labios bonitos, hidratados y lisos, aunque no siempre es posible; el aire acondicionado, el calor, el frío o el viento son algunos de los sospechosos habituales a la hora de impedírnoslo.

Lo habitual es emplear el cepillo de dientes para hacer una especie de peeling, aunque puede resultar algo agresivo en algunos casos.


Otra forma, además dulce, de conseguir un buen aspecto en nuestros labios y de librarnos de esos molestos y antiestéticos pellejitos es la siguiente: mezcla una pequeña cantidad de manteca de karité previamente templada en tu mano con unos granitos de azúcar, frota suavemente tus labios con la mezcla y aclara con agua tibia.


Tus labios quedarán hidratados, alisados y sin rastro de pellejitos durante mucho tiempo; dejándolos perfectos para el maquillaje, incluso con rojos intensos.

03 mayo, 2012

Cómo Tener Buena Cara al Instante

Si tienes mala cara, hay un truco infalible para convertir ese aspecto de Morticia Adams en la carita de Heidi después de corretear por el campo detrás de Niebla: polvos bronceadores y blush rosa.

Sólo tienes que utilizar tus polvos bronceadores para esculpir los pómulos y aportarles profundidad, un toque más en maxilares, cuello, frente, nariz y orejas (que no se te olviden, hace milagros) y, después, dar un toque con blush rosa en las manzanas de las mejillas. Sólo tienes que sonreír y aplicar el colorete desde la parte más sobresaliente de los mofletes y difuminar hacia las orejas y sienes.

Verás cómo con unos pequeños toques consigues tener un aspecto saludable, como si hubieses pasado un día al aire libre o después de hacer ejercicio.

Yo uso los polvos bronceadores 005 de cara y cuerpo de Lola Make Up, que tiene SPF 15,  y el blush 002. Que no te despiste que el rosa sea muy intenso, aplicado con una buena brocha y maña, quedará perfecto. Ahora, sólo tienes que buscar los tonos que mejor se adecuen a tu rostro.

Consejo plus: yo utilizo el colorete rosa 002 de Lola, también lo uso como sombra de ojos junto con el eyeliner o con la sombra negra aplicada con pincel, para darle una aire de geisha al maquillaje. Lo hago así: delineo los ojos con el eyeliner o la sombra negra para marcar bien la parte superior de las pestañas, terminando en un pequeño rabillo, luego sólo doy un brochazo con el rosa (cuidado con el exceso) abarcando el párpado móvil y el arco subciliar, aplico dos capas de rímel y remarco sutilmente las cejas con sombra y un pincel.



Síguenos por correo electrónico